Emprender, ¿actitud o necesidad?

Por: | 01 de mayo de 2013

Begoña Puente Madrid 1 media

Por Begoña Puente, profesora del departamento de Dirección y Organización de Personas

Recientemente se han publicado los datos de altas en el Régimen de Autónomos de la Seguridad Social, desde que entró en vigor la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016 del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.  Según éstos más de 20.000 jóvenes aparecen como nuevos autónomos. Las valoraciones realizadas desde el Ministerio son “… se ha ganado una batalla al desánimo … porque aporta confianza …”. Emprender es empezar algo que exige esfuerzo y trabajo. Para empezar algo existe un mínimo de requisitos previos:

  • Una idea de actividad o negocio. Un área en el que poder desarrollar unas acciones que producen unos resultados fruto de unos conocimientos y un trabajo.
  • Una necesidad interna de desarrollo profesional con sentido de autonomía en el ejercicio de la misma. Es decir, sentirse dueño de la actividad en todos sus ámbitos.
  • Un espíritu de riesgo, incertidumbre y creatividad. Con unas dosis de sentido de libertad.
  • Un estudio riguroso previo de la realidad, de un análisis profundo de escenario de futuro en el que desarrollar la actividad.
  • Una motivación de logro, de sacrificio y de autocontrol en el desarrollo de dicho ejercicio.
  • Una necesidad de trabajar, de hacer, desde las perspectivas anteriores.

No obstante, en la realidad que contemplamos se antepone este último requerimiento a todos los anteriores; es decir, se antepone la necesidad de supervivencia a la condición previa de la actitud para emprender.  Y este hecho merece de gran respeto, puesto que conlleva también un gran riesgo.

Aquí conviene que diferenciar dos ideas. Por un lado, la diferencia entre ser emprendedor y ser empresario —ya que si bien es cierto que lo uno puede llevar a lo otro, no tiene porque ser así  en todos los casos; es más, si así ocurriera, se necesitar´´ia tiempo para poder emprender una actividad que permita ofrecer trabajo a personas— y, por otro, está la diferencia entre ser autónomo y ser emprendedor. Aquí, la lógica racional es la misma que la anterior, es decir, no todos los autónomos son emprendedores. En muchos casos, es la fórmula de relación laboral establecida por parte de sus “empleadores”.

De las cifras inicialmente señaladas una cuestión más es bien cierta: los jóvenes, muchos jóvenes nos están mostrando una actitud proactiva frente a la situación de crisis actual. Pudiendo optar por una respuesta reactiva, es decir, quedarse a la espera de respuestas por parte de terceros en cuanto a su futuro y actualidad laboral, deciden empezar por su cuenta con esfuerzo y trabajo. Y con mucho riesgo. 
Realmente estamos viviendo un cambio de valores en nuestra sociedad. Sin entrar en discursos políticos, recordamos que la responsabilidad de un gobierno de un país es la de atender al bien estado de los ciudadanos, contemplando que se cumplan los derechos fundamentales de los mismos, y generar las oportunidades para conseguirlo. Da la sensación que esta responsabilidad se ha trasladado a los ciudadanos, por cuanto son éstos los que deben luchar para conseguir los derechos fundamentales con un sentimiento de desprotección.

Ahora mismo podríamos decir que la sociedad española, y la sociedad joven española es una sociedad muy responsable, ya que ejercita este compromiso de manera unilateral, sin quedarse a la espera de soluciones que difícilmente parece que lleguen. Y así, los jóvenes emprenden.

Desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se señala que nuestro país empieza a destacar en la Unión Europea … "en coraje a la hora de emprender negocios”. Coraje es lo que muestran todos los jóvenes que emprenden en la actualidad una actividad en nuestro país, y coraje es todo lo que llevan en la maleta los que emprenden una actividad fuera de nuestro país.

Hay 5 Comentarios

Completamente de acuerdo... fantástico post.

Completamente de acuerdo, emprender es una actitud, nunca una necesidad motivada por la supervivencia

En un mundo de crisis es una clara necesidad, pero de verdad que sin actitud es difícil llevarlo a cabo y sosternerlo en el tiempo...

Aunque el gobierno no te da mucha ayuda para emprender, pues todos son gastos,hay algunos que empezamos a dar nuestros primeros pasitos a ver lo que pasa, sin soltar el trabajo actual.Esta ha sido mi pequeña iniciativa de la que por ahora me siento orgullosa

http://ladimi.blogspot.com.es/

http://ladimi.blogspot.com.es/

Estoy completamente de acuerdo Begoña, coraje y optimismo es lo que se necesita para emprender cuanquier empresa, la parte positiva que tiene esta situacón en la que estamos viviendo (crisis) es que ante la adversidad puedes encontrar oportunidades para emprender aquí y fuera (extranjero).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Idearium

Sobre el blog

Es una ventana abierta para inspirar ideas y generar debate económico y social. Profesores y antiguos alumnos de ESADE reflexionan en este blog sobre los desafíos de la economía global, las incertidumbres socio-económicas de nuestro país y de Europa. Con estilo ágil y didáctico, los expertos ayudan a impulsar ideas en un mundo global

Sobre los autores

ESADE

ESADE es una de las más reputadas escuelas de negocios europea y mundial. Con campus en Barcelona, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo y Munich, en sus aulas se han formado 44.000 alumnos que ejercen cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Es, precisamente, su red de antiguos alumnos una de sus fortalezas tras 53 años formando directivos y profesionales. Dispone de Facultad de Derecho y del parque de negocios EsadeCreápolis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal