La cláusula “suelo”, un viejo juego que ahora da que hablar (Introducción)

Por: | 29 de julio de 2013


MASSONS
Por Joan Massons, profesor del Departamento de Control y Dirección Financiera de Esade

Un préstamo puede pactarse a interés fijo o variable. El prestatario que prefiere el tipo fijo busca tranquilidad y opta por enfrentarse a una carga crediticia mensual conocida y programable. En el acto de firma del contrato de préstamo, el tipo de interés fijo es algo más alto que el tipo del momento, pero el prestatario “compra” la tranquilidad de saber que por mucho que suban los tipos de interés en el futuro a él no le va a perjudicar. Por otra parte, si los tipos de interés bajan vertiginosamente (período 1994-2000) se morderá los puños de rabia. El prestatario que pacta tipo de interés variable, especula con la expectativa de que en el futuro los tipos de interés no suban excesivamente y que si, afortunadamente, bajan se va a beneficiar notablemente.

 

El pensamiento inverso lo efectúa el prestamista. Prestar a tipo fijo le garantiza una ganancia conocida constante, pero si los tipos de interés suben, su diferencial de ganancia se deteriora. Al revés le va a ocurrir al prestamista con tipos variables. Lo que acabamos de explicar representa dos posiciones extremas y de acentuado riesgo dependiendo de la volatilidad de los tipos de interés.

En el dinámico mercado financiero anglosajón (Londres en la prehistoria, Chicago en la actualidad…) inventaron el camino intermedio: las cláusulas floor y ceiling. Se trata de un invento muy antiguo. La clausula floor (límite mínimo) consiste en ponerle al interés variable un límite, por ejemplo el 3%. Aunque los intereses en el mercado bajasen más allá del 3%, el prestatario no se beneficiaría de esa bajada. Se está poniendo un límite a la especulación del prestatario y una salvaguarda al bajo rendimiento del prestamista.

Pero también existe la cláusula ceiling, que quiere decir que se va a pactar un límite por arriba, de manera que por mucho que subiesen los tipos de interés, el prestatario nunca pagaría caros intereses por encima del ceiling, ni el prestamista se beneficiaría de un elevado tipo de interés. De hecho este invento representa un híbrido entre el tipo variable y el fijo. Lo podríamos bautizar como “variable, pero no tanto”.

Todo contrato de préstamo a interés variable con cláusulas de interés mínimo y máximo, consta de cuatro factores-clave:

  1. El tipo de interés interbancario que ahora es el Euribor (European interbank offered rate). No es objeto de negociación entre prestamista y prestatario. Es el que es y se conoce abiertamente en cada momento.
  2. El diferencial que el banco aplica sobre el Euribor. Es negociable. El prestatario puede comparar el diferencial que ofrece un banco u otro y elegir el más conveniente.
  3. El tipo mínimo (floor), claramente negociable.
  4. El tipo máximo (ceiling), claramente negociable.

Los puntos 2, 3 y 4 se pueden negociar con el prestamista o con diversos prestamistas y elegir el que mejores condiciones ofrezca. Esto lo comentamos más extensamente en el próximo artículo.

 

Hay 11 Comentarios

Me han mandado un petición de firmas en Avaaz.org contra Triodos Bank. Me chocó mucho eso, no sabía esas prácticas de ese banco, me cuesta creerlo.
Pedí información a Triodos y me contestaron que no tienen hipotecas con clausulas s
He buscado en la red y no he encontrado información sobre dichas clausulas suelo, como si no las hubiese.
Leyendo más detenidamente la petición de firmas veo que ha sido organizada por "Ile O", sin más datos, y no veo que pongan ningún dato concreto sino simplemente una acusación genérica.
Avaaz.org debería de vigilar estas cosas y nosotros no deberíamos firmar todo lo que nos manden ni mucho menos compartirlo sin contrastarlo.
https://secure.avaaz.org/es/petition/Devolucion_etica_de_Triodos_Bank

Hola a todos
acabo de crear esta petición para que Triodos Bank, referente europeo en banca ética y sostenible,
devuelta el dinero que ha cobrado utilizando la abusiva cláusula suelo y demuestre con el ejemplo que
fiel a sus valores sigue siendo "un banco donde cuenta algo más que el

Ayudaría mucho si pudierais aiudarnos a compartir esta petición para lograr la primera devolución
ética espontánea por parte de un banco del dinero ganado utilizando la abusiva cláusula Suelo,
hecho que crearía un antecedente a favor de la devolución
por parte también de las demás entidades bancarias.

Aqui va la petición:

Devolución ética de Triodos Bank
Haz clic aquí para saber más sobre la petición y para firmarla:
http://www.avaaz.org/es/petition/Devolucion_etica_de_Triodos_Bank/?tMmBJab

Un abrazo a todos!

Ile O.
Devolución ética de Triodos Bank
por medio de Avaaz

Las cláusulas suelo son un abuso!
Yo eliminé la mía del BBVA hace un tiempo reclamando al Servicio de Atención al Cliente y animo a todo el mundo que tenga aún cláusula suelo que reclame sin dudar a su banco. Si no saben como hacerlo hay mucha información en internet. A mi me fue muy útil la página http://www.clausulasuelo.info ya que se explica como reclamar e incluso hay modelos de reclamación.

Sr. profesor; a mi entender el problema ya no solo está en las cláusulas suelo o las cláusulas altas, si no lo que con respecto al entorno afecta. Cuando una prestatario adquiere un préstamo y una prestamista se lo concede es porque ambos ven la posibilidad, uno de devolverlo y otro de cobrarlo. La cuestión es cuando los factores externos irrumpen en las expectativas del deudor y por ende perturba el acreedor, y además esto se extiende a una pluralidad de comprometidos. Entonces es cuando deberían de haber medidas paliativas, para que uno pueda pagar y el otro cobrar. Se plantean la ilegalidad de las clausulas cuando en una situación de impotencia de poder hacer frente a los compromisos se bajan los tipos de interés a los acreedores, los que adquieren los bancos y cajas, y a los deudores hipotecarios primeros no se les varía. El ejemplo lo tenemos los hipotecados con el IRPH. Los hipotecados con este índice en lugar de bajar los intereses, estos les suben. Tenemos pues que el banco se beneficia de un interés menor, el del BCE, y el hipotecado no. Una injusticia como otras muchas. Lo peor de todo es que las entidades reciben dinero público, además de los intereses de los prestatarios no protegidos por la buena fe.

Con el permiso de todos, hoy creo que es el mejor día para hacer una pequeña dedicatoria a nuestros políticos y banqueros: http://xurl.es/33tm7

Post Data: Y con este artículo... no me extraña la caida de valor de la marca ESADE. En el próximo comentario hablaremos en profundidad sobre el tema de regalo de las titulaciones.

Cuando llegas al notario... la suerte está echada. Firmas y tragas. Lo anormal es que el mercado inmobiliario caiga hasta no valer nada ¿pasa lo mismo con la fruta, la verdura, etc.? ¿por qué no sucede lo mismo en otras zonas dónde la especulación es clara Paris (centro), Berlín, Roma, Londres, etc? ¿No será preciso establecer el valor "momentum speculo" en beneficio de parte?

Una pena que un profesor escriba que se pueden negociar el diferencial, el tipo minimo, el tipo maximo. Señor profesor no son negociables, al menos antes de que empezara la crisis. compre vivienda hace 7 años sin que mi explicaran del "suelo y techo" Tengo la suerte que el banco es BBVA y ahora por la sentencia del supremo han quitado el suelo con la correspondiente reducción de hipoteca en 100€.

Cierto, ¿tenemos alguna solución?

X lo visto ud sabe mas que el pleno del supremo que x unanimidad sentenció que las clausulas no eran negociadas individualmente

¿Qué podemos hacer los afectados por la cláusula suelo para que nos la quiten? http://xurl.es/enpdw

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Idearium

Sobre el blog

Es una ventana abierta para inspirar ideas y generar debate económico y social. Profesores y antiguos alumnos de ESADE reflexionan en este blog sobre los desafíos de la economía global, las incertidumbres socio-económicas de nuestro país y de Europa. Con estilo ágil y didáctico, los expertos ayudan a impulsar ideas en un mundo global

Sobre los autores

ESADE

ESADE es una de las más reputadas escuelas de negocios europea y mundial. Con campus en Barcelona, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo y Munich, en sus aulas se han formado 44.000 alumnos que ejercen cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Es, precisamente, su red de antiguos alumnos una de sus fortalezas tras 53 años formando directivos y profesionales. Dispone de Facultad de Derecho y del parque de negocios EsadeCreápolis.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal