Manuel Montobbio

De las implicaciones y consecuencias de la emergencia de China y Asia en América Latina

Por: | 27 de enero de 2013

    Abordábamos en la entrada de este blog De la emergencia de China y Asia en América Latina el análisis de este fenómeno caracterizador de la evolución reciente de América Latina y su inserción internacional. Un fenómeno que, apuntábamos, importa tanto en términos cuantitativos como cualitativos; señalando que no importa sólo qué pasa, sino dónde pasa, cómo pasa, cómo se aprovecha, con qué consecuencias. Cuestiones respecto a las que cabe apuntar consideraciones geográficas y de desarrollo.

    Geográficas, pues esta emergencia y presencia tiene una dimensión e impacto diferente en América del Sur y en la Cuenca del Caribe. En América del Sur, pues en ella se concentra el grueso de las importaciones chinas de materias primas – sean minerales, combustibles o productos agrícolas -, de modo que es en esos países donde China está pasando a ser el primer o segundo destino de sus exportaciones; mientras México, Centroamérica y los Estados del Caribe tienen su comercio fundamentalmente dirigido hacia Estados Unidos, y la irrupción china supone un aumento de la competencia para sus exportaciones a dicho mercado y hacia América Latina, afectando a la viabilidad de las maquilas que se habían desarrollado al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

    De desarrollo y transformación de la estructura económica, en primer lugar, al promover por el flujo de las exportaciones un tirón hacia la primarización – o reprimarización – de la estructura económica. Uno de los lastres y efectos del modelo de inserción internacional de América Latina desde los tiempos de la Corona española, acentuado tras las independencias, ha sido lo que ha venido a denominarse el modelo agroexportador, la concentración de la Economía en el monocultivo mineral o agrícola – sea el añil, el azúcar, el algodón o el banano – que las políticas de industrialización y sustitución de importaciones de la segunda mitad del siglo XX intentaron superar desarrollando la industria, y más recientemente con el libre comercio las maquilas. La concentración de la demanda en el sector primario lleva al aumento de la producción en éste – en algunos casos, como los combustibles y minerales, de explotación limitada en el tiempo –, con el coste de oportunidad que supone para el desarrollo de otros sectores de mayor valor añadido y la diversificación de la estructura económica. Y al mismo tiempo las exportaciones chinas afectan a la viabilidad de las industrias nacionales y su competitividad.

    Y, en segundo lugar, por las oportunidades y retos que plantea, junto a los de comercio, a los flujos de inversión. Pues este boom de los precios mundiales de las materias primas, del valor de las exportaciones latinoamericanas, da lugar a una acumulación de capital cuya utilización puede resultar decisiva para dar un salto hacia el desarrollo, según se dedique al consumo – o a los beneficios privados de las élites – o a la inversión pública en infraestructuras y sectores que permitan la superación de los cuellos de botella para el desarrollo y a la inversión privada en sectores de mayor valor añadido y componente tecnológico, decisivos para la inserción internacional en la sociedad de la información. No es lo mismo tampoco que la inversión china se concentre en la extracción de materias primas y la producción agrícola o la construcción de infraestructuras para su comercialización; que que lo haga también en manufacturas e industrias con alto componente tecnológico, y en infraestructuras importantes para el desarrollo y la integración regional más allá de su utilidad para facilitar las exportaciones. Ni que se transfiera tecnología en las inversiones asiáticas realizadas. Sin olvidar la necesaria pregunta, de especial relevancia en el caso de España, sobre sus efectos en los sectores de actividad en que están presentes otras empresas internacionales, las oportunidades y competencia que para ellas conlleva. No es lo mismo para el desarrollo y la transformación de la estructura económica; ni lo es para la de la estructura social, para el desarrollo de las clases medias, que resulta fundamental para la superación de la desigualdad que lastra la viabilidad política y socioeconómica latinoamericana y para la consolidación de la democracia. Pues mientras la actividad económica en el sector primario incrementa el empleo, pero se basa fundamentalmente en mano de obra poco cualificada que compite vía salarios (cuando no con la propia mano de obra china trasladada sobre el terreno), otros sectores requieren de mayor cualificación y tiran del ascenso hacia la clase media a partir del recurso a la educación como ascensor social.

    Consideraciones cualitativas del qué que nos llevan a la importancia del cómo. Cómo se negocie – que se negocie – esa irrupción de Asia/China, qué contrapartidas, qué juegos de suma positiva, qué interés mutuo. Negociar, en cada caso, bilateralmente; pero también conjuntamente, mutilateralmente: de ahí la importancia de la construcción de la integración regional hacia dentro y de foros y organizaciones internacionales, mecanismos y arquitectura diplomática hacia fuera. Integración hacia dentro, para ofrecer hacia fuera un mercado con masa crítica para situarnos en una posición negociadora equilibrada y economías de escala a los actores económicos que queramos atraer; además, ante todo, del desarrollo de los propios hacia dimensiones competitivas en el mercado global. Y hacia fuera desarrollo de foros y organizaciones internacionales, o participación en las existentes: tal es el sentido último y dimensión estratégica de la creación de la Alianza del Pacífico, del Foro de cooperación América Latina Asia del Este (FOCALAE), de la participación de economías latinoamericanas en APEC, o de la celebración de la Cumbre China-América Latina. Y sin embargo, si observamos el estado de los procesos de integración a uno y otro lado del Pacífico, no podemos dejar de resaltar que mientras a través de ASEAN las economías del Sudeste asiático han construido un bloque con el que plantear de tú a tú sus relaciones con China, Japón, Corea y otras economías; los procesos y foros de integración en América Latina distan de haber alcanzado el grado de integración e interlocución exterior de ASEAN.

Hay 5 Comentarios

La punta del iceberg surge cuando estalla la crisis suprime en EEUU desencadenando un torbellino en espiral que deja al descubierto, en toda su crudeza, los falsos cimientos del sistema. Es a partir de entonces cuando no puede mantenerse magnitud del problema. Ante semejante situación, quienes detentan y poseen el circulante, ante el miedo a perderlo, filtran las tesis de austeridad y recortes que tan gravemente están afectando a todos los estamentos sociales. Puesta en marcha la maquinaria mediatica propagandística empieza a alterar cierto status quo existente en las denominadas clases medias, que por otra parte han sido imprescindibles hasta el momento para mantener el invento.
http://fraesma.blogspot.com

Ríete y eleva tu energía.
Entra en http://troopyland.com

I hope you will continue your same best work and we will get more informative post which can helpful to us. Thanks for this

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://bit.ly/UqObyi ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Manuel Montobbio, diplomático y doctor en Ciencias Políticas con formación pluridisciplinar, ha desempeñado diferentes responsabilidades en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y ha estado destinado en San Salvador, Yakarta, México, Guatemala y Tirana. Paralelamente, ha desarrollado una trayectoria académica y literaria, que le ha llevado a publicar diversos libros, ensayos y obras de pensamiento y creación como Salir del Callejón del Gato. La deconstrucción de Oriente y Occidente y la gobernanza global, Guía poética de Albania y Tiempo diplomático. Acaba de publicar Mundo. Una geografía poética.

Sigue al autor en Twitter.

Mis libros

MUNDO Una geografía poética

MUNDO

Una geografía poética

Toda poesía reunida refleja un mundo, como el recogido en esta geografía poética que, siguiendo la figura del héroe que lo sostiene, ofrece al lector un viaje por éste en cuyas estaciones o etapas encuentra los poemarios y poemas que lo habitan, sean éstos los que sostienen el mundo o los que relatan sus lugares perdidos, soñados o encontrados, sus fronteras, viajes o lugares-siempre.

Tiempo diplomático

Tiempo diplomático

Una invitación a vivir un destino diplomático en sus diferentes etapas y una aproximación a las funciones del diplomático que, entre el ensayo y el relato, intenta responder a las preguntas de qué es la diplomacia, qué es y qué hace un diplomático y su sentido, y al tiempo va más allá.

Guía poética de Albania

Guía poética de Albania

Una aproximación a la esencia y el alma de Albania, su drama, sus mitos y su universo simbólico en un viaje sinfonía en cinco movimientos —Guía de Albania, Tirana, Búnkeres, Mujeres-hombre y Cielos de Albania—, en que nos adentramos en su realidad y referentes colectivos y en las grandes cuestiones y anhelos que afrontamos en nuestro navegar con la vida en el mundo.

Salir del Callejón del Gato

Salir del Callejón del Gato

La deconstrucción de Oriente y Occidente y la gobernanza global

Un viaje por los espejos que condicionan nuestra visión de la realidad y del mundo y de búsqueda de nuevos paradigmas sobre la democracia, el desarrollo, la paz, la diversidad cultural y otros elementos para la construcción de la gobernanza global.

La metamorfosis del Pulgarcito

La metamorfosis del Pulgarcito

Transición política y proceso de paz en El Salvador

Un análisis del proceso salvadoreño y la problemática de la construcción de la paz y la democracia en El Salvador desde la doble perspectiva de la Sociedad Internacional y la sociedad nacional, como proceso de paz y a la luz de las teorías de la transición democrática, la revolución y el contrato social, y sus lecciones para otros procesos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal