La revolución de Nadal (Alberto)

Por: | 24 de marzo de 2013

Se sabía que la llegada de Alberto Nadal a la Secretaría de Estado de Energía era para hacer una revolución pendiente: arreglar los desperfectos y asegurar el futuro. Nadal tiene tres pilares: el eléctrico, el gasístico y el de hidrocarburos. Ninguno es cualquier cosa, pero el que parece apretarle más en este momento es el eléctrico, sobre todo para atajar el déficit de tarifa que acumula 28.000 millones de euros hasta 2012, y amenaza con seguir la tendencia (en enero ya ha subido 700), y crear un nuevo marco legal revisable.

En estos tres meses, Nadal, que ya conocía algo del mundo del kilovatio de su etapa en Economía del anterior Gobierno del PP, se ha empapado. El primer trimestre ha sido de preparación; el segundo, de ejecución. Tiene el mandato de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos de cerrar en junio una reforma profunda y está preparado para la acción, aunque tenga que poner patas arriba el sistema (generación, distribución y comercialización) y meter en cintura al sector, desde las renovables hasta las tradicionales, pasando por los fondos que apostaron por las nuevas tecnologías alentados por las subvenciones y que ahora se encuentran con un recorte contra el que han movilizado hasta al embajador de EE UU, Alan Salomon.

A ese intento responde el proyecto de ley, que ya está en las Cortes. El proyecto, de 12 páginas, no ha pasado ni por el Consejo de Estado ni por las comunidades autónomas afectadas, según fuentes del sector, que subrayan que es discutible que pueda hacerse. Tampoco se ha comunicado a las empresas, que lo han conocido a medida que se ha aprobado primero como anteproyecto y luego como proyecto.

Alberto Nadal -hermano gemelo del director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, y como este tecnico comerical y economista del Estado- no deja a nadie contento, pero sobre todo a Endesa, a cuyo corazón va dirigido directamente el proyecto y con la que, el jueves en el Senado, reconoció dificultades para negociar “por tener el consejo de administración en otro Estado de la UE”. Aunque se refería al carbón, vale para este asunto. La empresa, controlada por la italiana Enel, verá mermada su preponderancia en las islas. El peso del proyecto recae en el sistema extrapeninsular, que afecta a los dos archipiélagos y a Ceuta y Melilla. El objetivo es reducir el coste de los sistemas insulares, aumentar la competencia y la seguridad de suministro.

El sobrecoste de ese régimen supera los 1.700 millones (1.000 en Canarias y 700 en Baleares) y, según Industria, gran parte se debe al precio del combustible que compran Unelco y Gesa (filiales de Endesa) a una comercializadora de Endesa, que lo fija según los precios internacionales. Para atajarlo, Nadal contempla instaurar, y ahí va la primera andanada, un mecanismo que garantice la competencia mediante concurso.

Otra: hasta ahora Industria no tiene competencias de suministro e inspección en las islas. A partir de ahora las tendrá en todo lo que sea garantía de suministro y régimen económico, de manera que habrá que pasar por la ventanilla del departamento que dirige el canario José Manuel Soria, al parecer muy de acuerdo con los cambios. Y otra más: obligar a Endesa a vender el proyecto de regasificadora a Enagás y de los bombeos a Red Eléctrica (REE).

Para rematar, el ministerio tiene previsto también acabar con la insularidad integrando el sistema en el peninsular mediante la conexión por cable y, dentro de Canarias, entre las islas, acabando así con los minisistemas. De esta manera, no se necesitaría tanto almacenaje ni plantas generadoras. En Baleares, se trataría de reforzar la conexión existente. Según las previsiones, estaría en funcionamiento en seis o siete años, su coste ascendería a cerca de 2.000 millones y correría a cargo de REE, a la que se obligaría a hacer contratos por concurso.

La pelea no va a ser suave. Nadal, que dijo que “cuanto mayor sea el sistema, menor será el coste”, se puede encontrar con que lo que gana por un lado lo pierde por otro, según fuentes del sector, que aseguran que los tres objetivos son difíciles de realizar uno por uno, y los tres juntos, casi imposible. Sostienen que desde 1997 la entrada de competidores es libre y que nadie lo hace porque la retribución es negativa. Por otro lado, Endesa tiene un plan de inversión de 50 millones para instalar 750 megavatios hasta 2020 que paralizaría.

Hay 2 Comentarios

Lo único que se seguro es que al día siguiente de anunciar el RD ENDESA subió más de un 2 % en la bolsa cunado la mayoría de los valores, incluyendo otras eléctricas bajaron. Me suena todo esto a propaganda previa a un nuevo recorte a las renovables.

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Información Privilegiada

Sobre el blog

Este blog intenta meterse en las cocinas donde se elaboran y se fraguan las noticias, dar claves sobre las decisiones de política económica y empresarial, aportar  pistas sobre las relaciones de poder de las personas que manejan los destinos del país, valorar la dimensión de la economía como determinante en la vida política y de los ciudadanos y analizar el alcance de las informaciones en materia económica.

Sobre el autor

Miguel Ángel Noceda

Miguel Ángel Noceda Llano, cántabro de Comillas, siempre ha estado ligado a la información económica. Lleva desde 1989 en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y es corresponsal económico. También ha sido presidente de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y es Vicepresidente tercero de la Asociación de la Prensa de Madrid.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal