Carta de José Luis Gutierrez*

Por: | 23 de agosto de 2007

José Luis Gutiérrez, periodista que escribe en El Mundo con el seudónimo de Erasmo, envió a ELPAIS.com esta carta que ocupa ahora el espacio de mi blog. Se refiere a un texto que salió aquí recientemente con el título En defensa de Rosa. Me agrada mucho darle cabida, y me abstengo, como es natural, de hacer apostilla alguna al texto con el que ha tenido a bien replicarme.

Sr. director de ELPAIS.com

En el Blog de Juan Cruz, en uno de sus últimos textos- "En defensa de Rosa"- aparece un breve comentario en el que me menciona de forma derogatoria, malintencionada y casi insultante.

En su texto, Cruz, entre otras cosas, dice, tras asegurar que "hay periódicos que deforman y por tanto no forman": "Gutiérrez, a quien llaman Guti (…) , recientemente se sacó a toda página, en portada, en la revista que posee, Leer, por una riña que tiene con el rey de Marruecos".

Cruz perpetra una cuádruple ofensa. Contra la verdad, contra la libertad de Prensa, contra su propio periódico (El País) y, finalmente, contra quien esto escribe.

Lo que Cruz llama "una riña" es el caso más escandaloso que se ha dado en España en los últimos tiempos en cuanto a atentados contra la libertad de Prensa se refiere, que me ha tenido pendiente de los tribunales y sus sentencias- condenatorias- durante nada menos que los últimos 12 años y que resumo: en 1995, el periódico que dirigía (Diario 16), publicó una historia, la captura en Algeciras por la Guardia Civil de cinco toneladas de hachís en un camión de Dominios Reales, empresa familiar del rey de Marruecos. La historia era rigurosamente veraz, yo tan sólo el Director del periódico que la publicaba y tras la correspondiente demanda de protección del honor del ya fallecido sultán marroquí Hassan II, fui condenado por un juzgado de Madrid y confirmada la condena por la Audiencia provincial y más tarde por el Tribunal Supremo…al aplicárseme la Ley de Prensa de 1966 de la Dictadura de Franco, que aún sigue vigente.

Es decir, 12 años de persecución judicial en todas las instancias que me han obligado a escribir un libro ("En defensa propia", Editorial LEER, Madrid, 2004) y cientos de artículos y columnas sobre el asunto, a la espera de lo que decida el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, donde he cursado la correspondiente denuncia contra los tribunales españoles. El asunto, en cambio, es para Cruz- que en su columna protagoniza un emotivo ejercicio característico de los que siempre acuden en defensa de los poderosos- una simple "riña".

Todas las organizaciones del mundo de defensa de la libertad de Prensa me han apoyado firme e inequívocamente con sus comunicados, resoluciones y documentos, justo lo contrario de lo que hace Cruz, que escribe sobre mi con una evidente intención ridiculizadora y ninguneadora.

Y, además, ofende indirectamente a su propio periódico, El País, que, en esta historia, ha procedido hasta ahora con una gran elegancia democrática, recogiendo respetuosamente en varios ocasiones todos los pormenores del affaire, incluidos mis detallados textos sobre el largo y lamentable proceso judicial de 12 años de duración.

Gracias por su ciberhospitalidad y mi saludo.

JOSE LUIS GUTIERREZ*

Escritor, periodista, Director de LEER y ex Director de Diario 16

Hay 25 Comentarios

Adsuar acabo de leer tus palabras de anoche. Son muy sabias y apropiadas. Gracias.

Como has podido comprobar, al igual que ocurre en la vida real (excepto en tu caso y en el de Carlota) el personal va a lo suyo.

Y una vez mas, aunque el peatón que permanece tumbado en la acera sea ya un cadáver, los civilizados y finos ciudadanos pasamos por su lado, sin reparar en ello, ni importarnos un bledo.

Si acaso, cuando el mal olor se haga presente, entonces criticaremos al Ayuntamiento por su falta de eficacia en retirar de la vía pública los residuos orgánicos caducados.

En nuestro caso, el hombre que hacía tiempo que yacía en el suelo.

Mientras fue director de Diario 16 dejó bastante que desear, al menos es mi opinión. Aunque siempre es positivo que se limen asperezas profesionales por el bien de la información, yo lo veo muy difícil, sobre todo cuando se va dejando tras de sí una ristra de enemigos por una mala administración del poder que un día le concedieron a uno.
Es lo que me permite ver la borrachera, nada más.

Me quedo con lo dicho por Miss Beatriz sobre Juan Cruz, y me sumo a la idea de Javier para la conciliación y la piña colada, sería lo más saludable.

Para evitar que algún lector pueda sacar conclusiones erróneas a partir del dato que invoca a su favor el Sr. Gutiérrez cuando señala que fue condenado por una Ley "de la Dictadura de Franco", es preciso puntualizar que si bien la Ley de Prensa es de 18-3-66 (por tanto, franquista), la versión vigente de dicha Ley es, si no me equivoco, de 3-8-84, o sea, posterior a la Constitución Española, que, en todo caso, prevalece sobre cualquier norma legal ordinaria.

Verá usted, señor Gutierrez. Yo no tengo el disgusto de leer El Mundo. Me produciría sarpullido. Hay cosas que me dan alergia, me pongo malita, toso y como me quiero mucho prefiero leer a Juan Cruz, que no insulta a nadie.
Saludines, a usted y a sus fielísimos amigos de la COPE.
Ah, nos gustaría a todos muchísimo que desde las páginas esas tan libres que usted y otros defienden tanto, dejaran también de insultar a todos los que no le siguen el juego a sus corifeos.
P.D. ¿También me va a exigir a mí que rectifique?...Yo también pienso que ustedes deforman y por tanto no forman.
Juán, un abrazo.

Desconocía por completo el asunto del Sr. Gutiérrez, y parece ser que el Sr Allende hablan de lo mismo, el tiempo en la justicia es muy lento y cuando llega, si llega, es demasiado tarde. Pues bien el orgullo del victorioso es el germen de su declive (si otra vez el Tao), prefiero no perder la carrera que empujar para ganar, es de idiotas, pero me gustan las competiciones limpias.

Desconozco el caso y qué palabras puedan resultar útiles y no torpes, pero me aferro a la sabatiana idea de que en la resistencia habita la esperanza. Y que hay que resistir, no abandonar ni abandonarse. Que a veces nos obcecamos dándolo todo por perdido, cuando está en nosotros -y sólo en nosotros- la posibilidad de renacer y reconstruirnos.
Ernesto, hay que seguir luchando. Hay que tener fe. Si es creyente, en Dios. Si no lo es, en uno mismo, que no hay fe más poderosa. Saldrá adelante, estoy segura, pero debe empezar creyéndolo usted mismo. Toca recoger los pedazos y reconstruirse. Por cuantos le quieren y apoyan, y sobre todo por usted mismo. Ánimo y mucha fuerza.

Carlota y Adsuar, mañana me toca madrugar. Pero antes me gustaría adelantaros que mi caso se puede resumir diciendo que es la historia de un error. El mío.

Hace 10 años tomé la terrible decisión de considerar que el principal objeto de mi vida iba a ser evitar que se fraguase una mezquina injusticia.

Estimé que si ponía mi vida al servicio de este fin, aunque la pelea fuese larga y difícil, la verdad terminaría venciendo.

Y no lo hacía solo por mi. Pensaba que era algo necesario para todos. En especial para las personas de vuestra generación, los nacidos en la década de los 70 y posteriores. También para mi hijo.

Lamento deciros que todo ha sido inútil. Eso si, gracias a mi propio esfuerzo, he logrado mi destrucción profesional, personal y biológica.

Perdonad que no emita en un tono optimista. No puedo.

Buenas noches

No conozco los términos juridicos en los que se mueve el asunto, y seguramente tampoco los entenderia, lo que si recuerdo perfectamente, y eran faciles de entender,son las actuaciones de este ex director de Diario 16, cuando su amigo Jose Mari estaba en el poder y él aún no habia caido en desgracia.
¿Como es posible que un individuo con estos antecedentes se atreva a atacar a nadie con los argumentos que lo hace?
¿Como es posible tanta desfachatez? ¿Donde tienen el limite esta gente?
P.D.Por lo que veo JCruz no va a contestar. No lo entiendo. ¿Está obligado a éllo por alguna razón ú orden?

Leí el texto en el que Juan hace referencia a erasmo y de ninguna manera es despectivo creo que el señor Gutierrez debería echarle otro vistazo.
Un abrazo.
Álvaro

Perdón, lo anterior es mío. Es que son tan parecidos los nombres... que se me escabullen entre los dedos al escribir.

Pues aquí estaremos, en el banco de la paciencia esperando saber qué puede llevarte a 10 años de calvario.
Adsuar, una alegría verte por estos lares.

Salgo a pasear a mis queridos perrillos.

A la vuelta, espero que Juan se haya pronunciado.

Gracias.

Carlota y Adsuar, como ya imaginaís, una historia así suele ser algo extensa y puede tener algún alcance.

Antes de proceder a su narración, me gustaría contar con la autorización expresa del titular del blog.
¿Os parece bien?

Cuéntanos, Ernesto, y comparte con nosotros tu historia

Carlota, no sabes cuanto te agradezco tu interés.

Para los que estamos pasando por este calvario -desde hace mas de 10 años- el apoyo de las personas cercanas es lo que nos ayuda para seguir adelante.

Claro que se pueden conocer los motivos. Cuando quieras.

Ay, y disculpen, es que de tanto saltar por barricadas ajenas y campitos llenos de minas se me olvido invitarles a mi pequeño blog, donde podran tomar un piscolabis entre riña y riña. Por supuesto, juan, tambien el señor Gutierrez,estais invitados a una piña colada. A ver si os reconcilio.
http://carnabys.blogspot.com

¿Malintencionado e insultante Juan Cruz?eso es imposible.Me da la sensación de que hay un poquito de envidia en el escritor,periodista,director de Leer y exdirector de Diario 16.¿No les parece?Soy feliz cada día al leerles a todos.Recomiendo fervientemente "El mismo mar" de Amos Oz.Una narración poética que seguro les sorprenderá.

Habría que ver si José Luis Gutiérrez defiende con igual denuedo otros flagrantes casos contra la libertad de expresión. Es inadmisible, desde luego, lo que le ha ocurrido, pero su exagerada autopropaganda le quita razones. Por lo consultado en Internet le ha sacado mucho partido a su desgracia.

Escritor, periodista, director y editor de "Leer", ex director de "Diario 16". Es un crimen; qué tristeza. Si yo tuviera todos esos cargos sólo pondría periodista: la mejor forma de vivir.
Solidaridad obligada en cuanto al fondo, no quita para notar el exceso de la publicidad del caso. En cuanto a los casi insultos, creo que Erasmo debiera releer algunas piezas por él escritas: insultos habituales. Lo que no es óbice para no reconocer lo atractivo de esos textos.
Peligroso afear a los demás, pues lo que censuramos es habitual que lo poseamos; más humor, y ante la duda, periodismo.

Soy lector de la revista "Leer". Debo decir que el tratamiento y la extensión que se da a los temas protagonizados por él es absolutamente excesivo y desproporcionado. Tanto, que perjudica a la revista: reportajes, fotografías, anuncios, adhesiones... Eso es lo cierto, al margen de su situación y trato judicial.
Y, por otra parte, no he visto personas más "sensibles" que los que con tanta crudeza atacan desde las páginas de "El Mundo".
Por cierto, me gustaría decirle a José-Luis Gutiérrez que la revista "Saber leer" existía. Es una pena que no la conociera, máxime editando él una.
Saludos,
Diego

Esta claro que esta trifulca no solucionarán el problema judicial del Sr. Gutierrez.
Por el caracter epistolar, deduzco que las desavenencias vienen de antiguo.
Lo que no distingo es sí són gremiales, personales o de cierto servilismo que hoy están tan de moda.
Mi abuela Anamaria, que murio de vieja y por tanto sabia, en los mejores momentos de sabiduria decia: "Si uno no quiere, dos no se pelean".
Porque la riña siempre tiende a esparramarse y cuando pasan dos horas de "dimes y diretes", ninguno de los dos rivales, saben de que hablan.
Lo importante, ya que estamos en una Isla, que cada "Palo aguante su vela" y aqui paz.
No hay que olvidar, para todos los que escribimos: que somos esclavos de nuestras palabras. Salud, Juan.

Ernesto, ya que lo mencionas, sería interesante conocer los motivos que te han impulsado a tal situación. Se podría?

Yo también estoy pendiente de que mi caso se resuelva en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

No conozco el caso que refiere el Sr. Gutiérrez, mas que lo que él expone aquí.

Pero se lo que representa tener que buscar la justicia fuera de tu país y eso hace que empatice con él.

Que tenga mucha suerte Sr. Gutíérrez y se haga justicia.

¿Haciendo amigos? No hay nada como tener algun que otro "enemigo" para saber cual es el camino a seguir. La verdad es que me importan bien poco las trifulcas entre bandos periodisticos. Y soy de los que piensan que tales trifulcas, que, Oh cielos!!, suelen invocar la defensa de la libertad de expresión (palabra que sirve para todo y tantas veces manchada, incluos por tales trifulcas) nada tienen que ver con la cultura. Mas bien con la politica, o mas bien con la conquista de un espacio de poder, o mas bien con servilismos y coartadas. En fin, que no puedo evitar esbozar una sonrisa cuando los periodicos se ponen a cavar trincheras y acotar el campo de batalla. Si es que es muy divertido, de verdad.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ee362438834

Listed below are links to weblogs that reference Carta de José Luis Gutierrez*:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal