En defensa de Rosa

Por: | 11 de agosto de 2007

Creo que no es bueno que se vendan menos periódicos; los periódicos informan, forman, etcétera; son un instrumento básico para la sociedad, la política, la convivencia y la cultura. Pero, y esto es así, hay periódicos que deforman y por tanto no forman. Pasa como con los libros, para qué nos vamos a engañar. Hay libros buenos y libros malos. Ustedes saben perfectamente para qué son buenos los periódicos; hay un libro de Bill Kovach, Los elementos del periodismo, que les aconsejo leer para ver qué peligros encierra el periodismo en sí mismo a la hora de deformar las razones de su existencia. Pero ahora yo no iba a entrar en eso sino en lo que uno de ustedes sugirió el otro día: seguro que en este blog se le echa un capote a Rosa Regás por lo que dijo acerca de la lectura de la prensa. Parece que la directora de la Biblioteca Nacional dijo que se alegraba de que se vendieran menos periódicos, y añadió que eso le parecía bien porque los periódicos de la derecha extrema no reflejan bien lo que hace el Gobierno.

La verdad es que eso no lo ha dicho Rosa Regás sólo ahí y de esa manera, y a mi me parece que tiene derecho a decirlo y nosotros, los periodistas, que somos un gremio muy fino, a deplorarlo. Pero los periodistas nos tenemos que acostumbrar a que las personas, incluidos los directores de la Biblioteca Nacional, tienen tanto derecho como derechos a informar y a comentar y a criticar y a vituperar.

De modo que me parece bien que el gremio haya saltado cual pantera, pero también tengo derecho yo mismo a saltar cual pantera en defensa de Rosa por el ataque que recibió ayer en el diario El Mundo, que ya la había puesto de vuelta y media, de parte de Luis María Anson. En los últimos veinticuatro años (ustedes van a decirme: ¿Y tanta precisión? Pues sí, son 24 años años) siempre que ha dicho Anson algo, en el Abc, en Efe, en La Razón, ahora en El Mundo, he procurado razones para defender lo contrario. El ataque de ayer contra Rosa era abyecto, usaba informaciones que no son ciertas para construir argumentos falaces, y recurría a recursos facilones para contentar a su parroquia de extrema derecha, o la que él quiere que sea su parroquia de extrema derecha, como definir la victoria socialista del 14 de marzo de "victoria zapatética"...

De modo que leí ese artículo, me enfurecí y llamé a Rosa: "Rosa, hasta ahora he pensado que pudiste ahorrarte mucho de lo que dijiste, pero ahora que he leído este ataque abyecto y personal te quiero dar un beso". Eso hice.

En el mismo periódico había otro ataque, ya más sutil, de José Luis Gutiérrez, que se atrinchera bajo el seudónimo de Erasmo. Gutiérrez, a quien llaman Guti, es también periodista de piel fina; suele ser protagonista de sus propios artículos, se cita a sí mismo con su nombre verdadero para contar sus hazñas como si fueran de otro; recientemente se sacó a toda página, en portada, en la revista que posee, Leer, por una riña que tiene con el rey de Marruecos.

Bueno, periodistas, ¿o no?

Hay 30 Comentarios

Querida Rosa, querido Juan;
Leer periódicos está bien, pero hay que reconocer que deforman el tipo.
Yo cada vez los leo menos porque son lentos, porque los artículos de opinión son escasos, porque casi todos son sesgados y algo manipuladores (y hablo de los buenos) y porque son muy fáciles.
Hoy el periódico está sobrado de reportajes que ves mejor en la tele, y faltos de firmas amigas que necesitas leer para estar acompañado por el camino de la vida.
El periodismo tiene futuro con los buenos periodistas y los modernos directores, así que decir que hay que leer menos es tanto como decir que hay que mejorar lo que se hace, para leer al menos igual.
Yo a Rosa la quiero desde la serie aquella de TV, no se, es como si Sardá hubiera ocupado su cara en mi vida, y Regás ya no existiera con la suya. Pero se que sus opiniones y sus letras le pertenecen, y que sus opiniones también.
Todos somos a veces duros, a veces inoportunos, pero si no fuera así, esto sería una balsa de tontos.

A Pacorro, aunque ahora yo estoy escribiendo a lo samurai, sin copia, yo le aconsejo que escriba siempre previamente en un documento de Word y luego lo copie y lo pegue. (Deme un minuto. Voy a abrir un documento de Word)
A Raquel, estoy de acuerdo con usted. Uno se olvida a veces de que la prensa gratuita merece un sitio en el periodismo. Es prensa. Sí es cierto, que se lee con recelo por aquella idea de que lo que nos regalan no puede ser bueno o todo tiene trampa.
Pero también es verdad que mucha gente lee ahora la prensa y sabe lo que pasa en su ciudad o su comunidad o su país o esta nuestra pequeña “aldea global”gracias a la prensa gratuita y a la de pago.
¿Recuerdan todavía cuando Javier Marías contaba cómo era insultado por personas que le veían ELPAIS bajo el brazo? Intolerable, sea del color que sea. No se castiga a nadie por leer, por querer saber, por opinar.
En cierto modo, decir que leer menos prensa es bueno, es un insulto a la libertad y al conocimiento. Pero no me creo que Rosa Regás haya dicho eso o que no le hayan sacado de contexto esa frase. Ese tipo de “periodismo” del trapicheo y el tú dijiste y yo estaba grabándote no es periodismo. Este lector al menos no lo considera así.
Lo que no se puede hacer es no pensar, no debatir, no leer.

La manipulación tiene muchas caras, y muchos periodistas no se dan cuenta que sacar frases del tiesto no es nada profesional, así como expresar ideas basadas en insultos y barrabasadas varias, que lo único que llevan es a desprestigiar un sector que se ha ganado a pulso el prestigio de mantenerse entre las mejores prensas mundiales. No hace falta decir el nombre de los periódicos, porque ellos mismos se desprestigian solos.

En cuanto a la prensa gratuita, a mi me parece un auténtico fenómeno cultural. El "20 minutos" tiene unas tiradas espectaculares, para ser precisamente eso,: gratuitos, y la gente normal y trabajadora los leen en el autobús, en el parque, y saben lo que pasa en su ciudad, aunque no estén habituados a comprar prensa normalmente.

Rosa Regás seguramente estará acostumbrada a todo tipo de críticas y una más seguramente que no le asusta, es más, una persona que tiene la sensibilidad de añadir un fragmento del Romancero Gitano, en uno de sus libros, está por encima de las
opiniones de un periodista que no se sabe muy bien el código deontológico de su profesión.

No hay mal que por bien no venga. A ver si a partir del comentario de Rosa Regás se dan cuenta los manipuladores de la verdad de este país que los lectores están confundidos y cansados de la manipulación constante, que no son precisos con los datos, que se saltan la principal premisa del periodismo: no se puede hacer una noticia a partir de la opinión. Y los datos??Más rigurosidad con los datos, por favor!Luis María Ansón? y José Oneto?? SILENCIO. Lo siento por el tono pero me duele el maltrato al que someten algunos medios a la profesión periodística; nutriente escencial de una sociedad democrática.

(se borró todo)(snif) Mi crónica empezaba diciendo que ahora sí (después de pasarme ya 2 veces) lo decía: En la librería Soriano de València "Ojalá Octubre", está agotado (y explicaba como referencia dónde estaba esta tienda). Etc, Etc.

No sé si al final aparecerá de entre el ciber espacio todo lo escrito como esos comentarios que a veces aparecen repetidos y repetidos. No sé..La verdad es que coincidió q contaba cosas para mí graves de los periodistas y "El Pais"..Nada, suspense...Ya lo contaré otro dia.. Buen sábado (mira q da rabia tener que repetir algo que se borró y más aun si te gustó como quedó; quizás fuera capaz...Pero es ahora imposible. (por aquello del tecleteo rápido me salió rara palabra que mira qué 'casualidad' serviría para el tema de hoy y una vez corregida -antes- pongo ahora: Algunos no son periodistas sino peridiostias....) Control copy (por si acaso y envio).

Gracias, Santiago, por volver y por sus ánimos. Estoy de vacaciones, pero yo no sé hacer vacaciones, pero ese es un defecto antiguo, como el asma.
Hay algunos que me ha reprochado no explicar con argumentos válidos. Lo asumo. Lo de hoy era más bien un exabrupto, y quizá tienen razón los que dicen, y algunos lo han dicho, que utilizo a veces un lenguaje parecido al que critico. perdón si así lo parece, no querría serlo.
Una última precisión, Luis María y Rafael Anson, a quienes se aluden como hermanos, son efectivamente hermanos, pero no gemelos.

He estado unos dias de vacaciones totales;es decir sin ver la tele ni leer periodicos.Hoy he vuelto a Madrid y por tanto a leer prensa y sobretodo a leer,otra vez,a Juan Cruz.
Totalmente de acuerdo Sr. Cruz con su recuerdo de la era de Anson.Yo tambien recuerdo su pasado,en compañia de su otro hermano gemelo vendiendo "humo gastronomico" por toda España,o lo compraban,los restauradores o no salian en el Abc,en aquellas epocas.
Tambien recuerdo a Anson,cuando quiso crear un grupo de presion con otros periodistas.

Son tiempo pasados que unos mas que otros han ayudado a conformar el presente.

Durante mis cortas vacaciones he leido el libro de Hannah Arendt "Entre el pasado y el futuro" Lo recomiendo a los que quieran tener una base solida del presente actual.

En cuanto al Gutierrez tuvo su epoca feliz en Diario16,despues se diluyo en el magma de la nada.

Sr Cruz,es un fenomeno de laboriosidad ¿cuando se va de vacaciones? de vez en cuando y sobre todo en un pais como el nuestro es bueno desconectar de tantas realidades.De todas maneras yo me alegre de volver a reencontrar.

Ese ataque a la señora Rosa no es más que un síndrome presuntuoso, y la verdad que en ocasiones no se como definir a los periodistas, se que existen varias ramas pero al final se dedican a lo mismo, (informar). Por otro lado me cuesta integrarlos al medio artístico; supongo que un periodista es mas político que poeta... ¿no tienen por que ser todo a la ves no?, pero bueno, será por esto que me cuesta definirlos cuando están en su medio, sin embargo cuando se dedican mas a la literatura entonces si.

En mi humilde opinión, se esta defendiendo el ego, no en si el puesto de trabajo o la autenticidad periodística. Ya lo ha dicho usted, hay malos y buenos, como en todo, pero muchas veces ese papel se convierte en una especie de chisme de barrio, donde también se deforma la “verdad” dependiendo del interés particular, buscando el reconocimiento y el éxito individual o empresarial; eso sin entrar en los términos de la censuras a cambio de favores, o no. muy dado a que ocurra.

Se sabe que quien tiene la información controla aunque todo es muy relativo y discutible, me párese bien que se les zarandee de ves en cuando para despertar conciencia profesional. No se sienta aludido usted por este comentario, no se pueden medir a todos con la misma vara, pero es una de las tantas características humanas que algunos sectores intelectuales se aprovechen de la ignorancia social para construir un aparente elitismo. El asunto es que no se puede desvirtuar la labor de un periodista, que no es otra cosa que llevar la información más autentica y veras dentro de lo posible, obligada a ser independiente, libre, y educativa, sin caer en mercantilismos comerciales.

Señores periodistas perdonen mi ignorancia, solo soy uno mas de la calle que le gusta dar su opinión, respeto a quienes intentan hacer bien su trabajo en todas las dimensiones.

Ese ataque a la señora Rosa no es más que un síndrome presuntuoso, y la verdad que en ocasiones no se como definir a los periodistas, se que existen varias ramas pero al final se dedican a lo mismo, (informar). Por otro lado me cuesta integrarlos al medio artístico; supongo que un periodista es mas político que poeta... ¿no tienen por que ser todo a la ves no?, pero bueno, será por esto que me cuesta definirlos cuando están en su medio, sin embargo cuando se dedican mas a la literatura entonces si.

En mi humilde opinión, se esta defendiendo el ego, no en si el puesto de trabajo o la autenticidad periodística. Ya lo ha dicho usted, hay malos y buenos, como en todo, pero muchas veces ese papel se convierte en una especie de chisme de barrio, donde también se deforma la “verdad” dependiendo del interés particular, buscando el reconocimiento y el éxito individual o empresarial; eso sin entrar en los términos de la censuras a cambio de favores, o no. muy dado a que ocurra.

Se sabe que quien tiene la información controla aunque todo es muy relativo y discutible, me párese bien que se les zarandee de ves en cuando para despertar conciencia profesional. No se sienta aludido usted por este comentario, no se pueden medir a todos con la misma vara, pero es una de las tantas características humanas que algunos sectores intelectuales se aprovechen de la ignorancia social para construir un aparente elitismo. El asunto es que no se puede desvirtuar la labor de un periodista, que no es otra cosa que llevar la información más autentica y veras dentro de lo posible, obligada a ser independiente, libre, y educativa, sin caer en mercantilismos comerciales.

Señores periodistas perdonen mi ignorancia, solo soy uno mas de la calle que le gusta dar su opinión, respeto a quienes intentan hacer bien su trabajo en todas las dimensiones.

Esta sociedad es lo que es, gracias entre otras cosas (quizás más importantes), al periodismo.
¿Alguién se imagina una sociedad sin periódicos, sin información, sin opinión...? En manos de quién estaríamos?.
Una sociedad es más rica cuando existe mayor diversidad de opinión, información, etc.
Los periódicos tienen que existir, y todos los medios de información también. Aunque luego, uno pueda pensar, como suele decir un amigo mío: "que no lee ciertos periódicos porque no vaya a ser que le gusten y después tenga que leerlos todos los días."
Yo creo que nunca vamos sobraos de información.

Creo que si cada vez hay menos lectores de periódicos será por algo. Quizá es que el lector se ha cansado de tanto politiqueo, de tanta manipulación de la verdad, de tanto tirar por tierra a los demás. Quizá viene bien para que los periódicos se den cuenta que al lector no se le puede dar cualquier cosa, que es preciso seriedad y menos tontería. Vamos, que tienen que madurar.
Pasa lo mismo con la tele. Todo es lo mismo, poca calidad y mucho relleno. La gente quiere calidad.
Quizá que hayan menos lectores significa que la lectura que se les ofrece es pésima.
Si uno quiere reivindicar por algo se manifiesta con huelga. Si uno quiere mejor calidad de prensa lo mejor es no leerla.Ya es cosa del periódico darse cuenta de por qué no funciona y no vende.
Y de Rosa Regás,quién mejor que la directora de la Biblioteca para alegrarse de que la gente se da cuenta de la mala calidad de los periódicos. Eso significa que somos lectores exigentes. Y de ella como escritora: ¡Cómo me gustó "Pobre corazón"!

Señor Cruz, usted que parece tan amigo de sus amigos y los defiende con besos (y no sé si con argumentos convincentes, pero mi experiencia en este blog me hace dudar mucho de ello), le recomiendo un libro: "Los otros piratas del Caribe", de Tariq Ali, para que sepa, porque creo que incluso lo desconoce, en qué lobby de falsedades anda metido "su" periódico, que no es el "suyo" el único que se salva. A la sagrada orden de Adoratrices también se lo recomiendo, por supuesto.

Y es que, si se defiende la veracidad con las mismas armas que a Rosa Regás...

Personalmente yo nunca me creo nada de lo que dice la gente en la prensa, pero a la vez soy capaz de creerme cualquier cosa, es por eso que presto atención a lo que dicen los que son o han sido protagonistas como Angel Nieto, Johan Cruyff, Fernando Alonso, José María Aznar o Fidel Castro por poner un ejemplo.) Cuando crees conocer un poco al que cuenta la historia es más fácil comprender los motivos de su argumentación.

Por otra parte no creo que el periódico sirva para dar formación mas que para satisfacer una simple curiosidad a veces morbosa, como es el caso de las noticias digitales.

A Rosa Regás no creo que le hagan falta defensores, aunque si los necesita aquí estoy yo para romper unas cuantas lanzas.

Y me parece un abuso y un error que "un juez" prohiba a nadie manifestarse.

mi opinion, mientras mas pasa el tiempo mas el periodismo me da asco.

buenos dias. yo he de confesar que no leo ni un sólo periódico escrito. pero ni ahora ni nunca los leí. creo que habré comprado unos siete o asi a lo largo de mi vida. los digitales si los miro aunque no todos los leo. por lo general me aburren soberanamente. además creo que no tardando mucho los periódicos de papel pasarán a la historia. eso es exactamente lo que yo creo. me gustan muy pocos periodistas por eso no los leo. los que me gustan, los periodistas, los busco en internet y si la primera linea no me gusta paso olimpicamente de seguir leyendo. no me gusta torturarme con estupideces. y que decir de los analistas politicos de las tertulias, la mayoria no dicen más que tonteria tras tonteria. y si nos ponemos con la tv, mejor no hablar, no la veo desde hace al menos tres años. en general me gustan muy pocas cosas. este blog si me gusta pero hay otros aqui en el pais que dejan ,mucho que desear. pero claro tiene que haber de todo. elegir es lo más importante . blasy.

La prensa escrita pierde relevancia ante los diarios digitales. “Los tiempos están cambiando”, Bob Dylan.
Es contradictorio que una directora general de bibliotecas fomente la no lectura. Rosa Regás fue nombrada para hacer un guiño a la izquierda: nunca se ha mordido la lengua. Tú, Juan, si es tu amiga haces bien en defenderla. Mi padre decía “primero la familia y los amigos, y después los principios”. (los principios son una cárcel, Nietsche)
(Nuevo tema: Da algo de grima que en verano se inventen los periodistas temas, como este tan sucio de la Madeleine: huele tan mal…)
saludos.

Supongo que Rosa Regás no debió decir eso.
Ahora la ha criticado por eso pero a medios como El mundo no les hace falta nada para masacrar a sus contrarios, son así por naturaleza.
Un saludo.
Álvaro

Es cierto que todos tenemos derecho a decir lo que pensamos, pero hay puestos que deben saber controlarse, no ya para decir lo que piensan, si no para disfrazar la realidad. Qué pasaria si no con los médicos ó los abogados.
Con los politicos, y no olvidemos que Rosa Regás en ese puesto lo es, pasa lo mismo, tienen, por supuesto, los mismos derechos que los demas ciudadanos, pero han de asumir mas obligaciones que éstos, debido al puesto que ocupan. No deben olvidar que son espejos de mucha gente.
Dicho esto, todo mi cariño y respeto a Rosa Regas.

En cuanto a Regás, poco puedo decir sino que la única novela que he leído, Azul, precisamente en colección de El Mundo, me gustó, me lo pasé bien. Dicen que es mala escritora; no sé los demás pero ese libro está bien. En cuanto a Anson no diré nada más que no lo leo hace tiempo con regularidad porque machaca giros o situaciones nada más que para que calen entre sus lectores, ¡incluso repite o repetía artículos enteros! A mí las piezas de Gutierrez me gustan mucho, muchísimo, aunque adolece de eso que dices, pero se lo perdono. Y tú, eso es lo que me jode, que porque otros utilicen el trazo grueso para descalificar etcétera, tú vas y te rebajas a la altura de ellos, y como la atacan -algo de razón lleva, muchos logros, importantísios de Zapatero; increibles fracasos- le das un beso. Dicho lo cual yo creo que siempre hay que defender a los amigos, incluso a los que critican de forma un tanto grosera, como Rosa, a medios en los cuales no pocas veces he visto su firma impresa como colaboradora habitual

Se nos olvida que Rosa Regás colaboró con el periódico de extrema derecha El Mundo durante varios años. Así que Rosa Regás se alegra de que cada vez se compre menos este diario que en tiempos fue su diario y que mantiene el mismo ideario político (ultraderechecista, si quereis) desde su fundación. Y algunos por aquí se perdieron, por no leer un periódico tan derechista, los buenos artículos de Doña Rosa.

No, no es estrecho de mente. Y uno no tiene por qué contrastar todo lo que lee con otros periódicos. Uno tiene la libertad de leer lo que a uno le venga en gana.
Algún periódico que deja la objetividad a un lado para lanzarse a la tendencia, se olvida de la verdad y de la objetividad.

Cuando leí las declaraciones de Rosa Regás pensé que con el tono y la táctica utilizada perdía fuerza la argumentación, porque la esencia la compartía con ella.
El ataque de los Ansones no varía eso para mí. Añade despropósitos.
Por otro lado,uno elige lo que lee. Yo lo siento pero nunca contrastaré lo que leo en El País comprando El Mundo, La Razón o el ABC. Llamenme estrecho de mente. Probablemente lo sea.

Por cierto, no sé si habéis visto que en la web de Fernando Sánchez Dragó, en el apartado de "webs amigas", hay un enlace a Falange Auténtica.
¿Nos estamos volviendo locos?

"Rosa, hasta ahora he pensado que pudiste ahorrarte mucho de lo que dijiste, pero ahora que he leído este ataque abyecto y personal te quiero dar un beso".
Estoy de acuerdo contigo en ese párrafo. Creo que las declaraciones de Rosa Regàs fueron desafortunadas y, algunas reacciones, absolutamente exageradas.
Saludos,
Diego

Si Rosa Regás ha dicho eso, y lo primero sería confirmarlo o desmentirlo. Si no lo ha dicho, no hay nada. Si lo ha dicho, no es defendible que alguien en ese puesto se muestre partidario de que la gente lea menos. También es verdad, que tal vez deberíamos leer más literatura y menos prensa, no sé. Pero es que la literatura y el periodismo a veces se funden.
Leo a Javier que ataca y ofende a "20minutos" y creo que ya empezamos mal.Ese periódico que usted ha citado con desprecio ha logrado que mucha gente que no "compraba" el periódico, sí que no lo podía pagar o no le interesaba, ha hecho que mucha gente lea, lo que sea, pero lee. Leyendo prensa se llega a la literatura, se hacen encuestas de opinión, se actualizan noticias. No se le puede negar la eficacia y la calidad en muchos aspectos.
Los lectores han recibido un poder de participación que antes no tenían, y mucho, mucho se le debe a la prensa digital. Y precisamente, ese periódico ha hecho más que muchos por esto. Y este periódico facilita el acceso libre a todas sus páginas. Mire, yo leo "20minutos", y leo "LAVERDAD" y leo "ELPAIS"; pero no leo "ABC" ni leo "MARCA",ni "LA VANGUARDIA", entre otras cosas porque uno no tiene tiempo a leer todo, y porque uno escoge su periódico también. No insulto por ello ni a un periódico(a todos los periodistas, en una palabra) ni a los lectores de esos periódicos. A veces uno elige la verdad que quiere oír.
La gente se pasa fases en el proceso, y olvida rápido que el pluralismo es la consecuencia de la libertad, de esa libertad de expresión que no ofende a nadie y que permite escribir lo que se piensa. Rosa Regás, si llegó a decir que "se alegraba de que se vendieran menos periódicos" podría querer significar que le gustaría que fuésemos lectores de más libros, de más literatura, no lo sé. Pero si,insisto, si se refería a vender menos periódicos, en mi opinión se equivoca. La prensa claro que es publicidad, como apunta Javier. La prensa es el cuarto poder, crea opinión y hace que todos comentemos y hablemos de lo que pasa en la sociedad y en el mundo.
Hay que aceptar, que a pesar de no estar de acuerdo en todo, la prensa debe venderse y estar en los quioscos, como propone un periodista conocido.
De todo se puede aprender, y de los errores, de la mala prensa y del daño que pretenden hacer algunos nos podemos volver mejores.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e3982655cd8833

Listed below are links to weblogs that reference En defensa de Rosa:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal