Los 150 novelistas de la Moncloa

Por: | 04 de septiembre de 2007

Hubo variantes; unos los llamaban Los 150 novelistas de La Moncloa y otros decían Los 150 novelistas de Carmen Romero. No había 150 novelistas en España entonces, pero la cifra fue inventada por Camilo José Cela para zaherir a ciertos novelistas concretos, entre los que estaban Antonio Muñoz Molina y Julio Llamazares, que por otra parte nada tenían que ver con La Moncloa. Pero eran jóvenes, y no le reían las gracias al entonces reciente Nobel español. Los ataques de Cela, que fueron secundados por Francisco Umbral, tuvieron su origen en su visible enfado con todo aquel que no le riera las gracias pero sobre todo en lo que para él fue la negativa del Gobierno de darle el premio Cervantes de Literatura, cuando, además, ya le habían dado ese Nobel. Esos ataques de Cela a los que él llamaba así, Los 150 novelistas de La Moncloa o de Carmen Romero, tuvieron muchas ramificaciones; sus ataques a Muñoz Molina y a Llamazares fueron especialmente virulentos; a mi me pidió en público, en Estocolmo, cuando recibió su Nobel, que le entregáramos "el cadáver de Julio Llamazares" para "perdonarle" a EL PAIS que hubiera publicado un artículo de éste respondiéndole a sus ataques. Los ataques fueron coincidentes con la presencia en España de aquel ruido mediático que se orquestó en torno al diario El Independiente y a la organización periodística llamada AEPI (de periodistas supuestamente ' independientes'), que presidía honoríficamente el propio Cela. Fue en torno al año 1990, tras el Nobel, y siguió algunos años, mientras hizo falta, es decir, hasta 1996. Directores de la orquesta, a veces en las bambalinas y a veces abiertamente, eran Pablo Sebastián, director de El Independiente entonces, y Raúl del Pozo, que me parece que era director adjunto o algo así en el mismo diario. Ambos ayudaron a que se divulgara esa expresión de origen mentiroso --porque nunca hubo 150 novelistas, y mucho menos tuvo que ver ninguno de esos hipotéticos narradores con Carmen Romero-- que hizo tanta fortuna que aún hoy sigue llamando la atención. De hecho ayer se preguntó un bloguero por ella, y por eso he escrito ahora estas líneas, para satisfacer, en lo que pueda, su curiosidad. Seguro que otros tienen más datos, o distintos.

Hay 73 Comentarios

Por fín.

No señora,
no. No le sale la "estilográfica" que lleva dentro. Sólo le irrumpe
la coñazo y errática comeerratas que sueña en vano con ver en los demás el reflejo de su cetrina y estéril mala baba.
En todo caso no creo que vaya a alcanzar ningún relumbrón o prestigio haciéndome de recogeboñigas o sorbeerratas, o como Ud. quiera bautizar a ciertos cometidos con los rastros que pudieran dejar mis springs o despendoles rockeros.
Parece que al final se ha decidido Ud. por darme instrucciones, cómo no, y marcarme el ritmo de mis tecleos... ¡Menuda vigilanta de campo de concentración blogosférico se perdió el Fürer! Pues sí, señora vigilanta, mi prosa sólo es "arte degenerado" y que debe ser destruido, o meramente expropiado. Por eso cumple Ud. tan bien, y de forma tan "desinteresada", con su deber ciudadano, perseguiéndola y condenándola.
Por otra parte, me siento en el gozoso deber de comunicarle que no abrigo ninguna intención de ponerme delante del ordenador un cartelito de "No corras, papá", o "No corras, hijo, te lo pide tu madrastra coñazo y errática."
El caso es que sueña Ud. demasiado despierta, aunque la luz no la ayude tampoco demasiado en su trance, porque "ni busco en diccionarios" lo que pasa como asilvestrado y cálido viento por las yemas de mis dedos, ni su coñazo obsesivo, patológico y persecutorio me parece que tenga la menor "enjundia", de la Ud. habla y se adjudica a sí misma, y con demasiado despropósito, por cierto, señora.
Y "escaramuza ridícula" me temo que sólo es la suya, aunque también otras cosas aun peores, ya he dicho. Porque lo mío sólo es escapar y ponerme a salvo de Ud., tostonazo, y, por supuesto, también puro y duro derecho de autodefensa, que no ha hecho Ud. más que aburrirme, de forma homicida, desde el principio que me asomé por aquí, con su vicio asquerosillo de las erratas y las boñigas y dale y dale...
Y, por supuesto, que dada la carnaza tan tenebrosa que Ud. me echa de forma tan particular y obsesiva, no podré sustraerme de escribir una novela sobre psicópatas de serie B, que para no entender Ud. nada de lo que escribo, como Ud. dice, ha resultado ser su cháchara sojuzgadora y maccartysta, que me endosa de continuo, como respuesta de lo mío, un coñazo demasiado infumable, insito. Y además reitero.
Será que está acostumbrada a hablar y escribir sola.
En fin, yo seré el primer acojonado de mi próximo relato gótico, me temo. Esto no se lo podré negar ni a mi más impertérrita sombra.
Abur.
Y búsquese alguna ortopedia, le recomendaría, para el trágico muñón de su ausente mano izquierda, que cualquiera diría que los artículos de Juan Cruz no le cunden a Ud. nada de nada.
Y que conste, de una vez por todas, que lo suyo conmigo es acoso (y muy coñazo, ya digo.) Así de claro. Y sin diccionario se lo digo. Y desde el primer momento que asomé por aquí mi naricilla, que decía la otra, así ha sido. Que conste.
Pues eso, abur.

Estimado Lonely
Le respondo en esta entrada que fue la que nos unió, y también para no cansar al personal, que ya está en otros asuntos, con nuestras ridículas escaramuzas.
Me alegro mucho de despertar en usted no solo la mala baba sino también el talento novelístico. Veo que se lo pasa bomba detrás de su pseudónimo, no solo rebuscando en el diccionario sino también imaginando personajes para alimentar su leyenda de indomable.
Bueno, me está usted sobrevalorando. Todo lo que le dije ayer se lo dije sincera y literalmente. Por lo tanto, yo no le voy a servir ni de madrastra, ni de secretaria, ni de los demás usos habituales que le suela dar a usted a la gente que le provoque el cabreo crónico que padece. Pero si lo poco que sabe de mí le ha inspirado un personaje, me alegro por usted. Con ese y algún otro que vaya encontrando por el camino, a lo mejor escribe una interesante novela basada en usted mismo.Pero ¡A ver quién la entiende! (Disculpe, de nuevo estoy erre que erre con mis poco enjundiosos argumentos).
Bueno, que siga disfrutando de la vida.Pero no corra tanto, que se va dejando letras, palabras y signos de puntuación por el camino (¡Ay! De nuevo ha salido a la luz la estilográfica que llevo en el alma. Si al final va a llevar usted razón)

Inmaclada Reina,
nos entendemos a la perfección.
Su crítica retorcida y sin sentido supone un acicate y espaldarazo publicitarios que siempre serán por mí muy bienvenidos.
He corrido lo suficiente por las blogosferas (un año, exactamente) y lo bastante despierto, como para haber constatado de sobra, y hasta el abrrimiento, que entre mis máximos detractores se encuentran mis plagiadores más compulsivos. Sin gran éxito, claro, pero ésa es otra. Que hay venenos que sólo pueden destilar la frustración más convulsa.
Un saludo.
Por cierto, he empezado a recibir apoyos que me han prometido su voto para acceder a la Presidenca de la Asociación.
Yo soy grouchista-lennonista, y, como tal, sólo quiero pertenecer a un club en el que se declina o se desconsidera mi pertenencia. Y si es como Presidente, la cosa puede ser... , oiga, ya le digo.
Siga por ahí. Creo que la necesito. Aunque tampoco se haga demasiadas ilusiones, por si acaso.
Por cierto, "tengo voluntad de estilo", como Ud. dice, y también estilo, sólo que, y ya me tiene más que aburrido de tener que repetírselo, porque Ud. erre qeu erre, oiga, sólo que, decía, en el directo me enriquece y divierte más el despitorre, la improvisación y el desmadre. Y si alguien quiere una madrastra literaria o asesora literaria insomne y a salto de mata, que se la contrate, oiga, o que se la ligue o algo. Yo, desde luego, soy tan afortunado, que me salen gratis.
Saludos.

Perdón, era cubierto, no lleno. Me ha corregido mi compañero. Con lleno no tiene sentido.
Besos

Conocí a Cela en la entrega del Premio Cervantes.
Siempre recordaré a Carbonell, en funciones de reportero de Caiga quien caiga, preguntándole: señor Cela, sabemos que el Premio Cervantes está lleno de mierda, pero ¿ qué tiene dentro?
Lo que no recuerdo es la respuesta.
Me han recordado La rusa. Me gustó mucho.
También me gustaron mucho varios libros de Cela.
PD. sobre los Troll, escuche a Pisani ( una autoridad de la blogogalaxia) una frase al respecto que me encantó Play the ball, no the player ( algo como dale a la pelota, no al jugador). Enriquece los blogs.
PD2. Hay una asociación, incluso un décalogo... a ver si lo encuentro...

Lonely, gracias por su ofrecimiento, pero no estoy interesada en cargo alguno.
Le aseguro que normalmente soy muy tolerante con la forma de expresarse de los demás. Pero en su caso, me pareció (quizás erróneamente) que tenía usted voluntad de estilo. Y como éramos varios los que teníamos dificultades para entenderle, me permití alguna objección. Leí su relato del otro blog, porque no me gusta hablar sin conocimiento.Pero me costó de igual manera seguir el hilo. Pero, que si usted está satisfecho, no seré yo la que le diga nada más. Sólo tenemos conceptos distintos de lo que es comunicarse, y por lo tanto, nos costará entendernos.
Un saludo.

Paco Alonso,
no se olvide de apuntarme a mí también en la Asociación. Quizá la podamos organizar mejor si me nombrasen a mi su presidente, que tengo muchísima más experiencia en la materia.
Nombro a Inmaculada Reina mi subsecretaria primera de la sección de detección y reciclado de erratas.
Por ahora no hay otras convocatorias para nuevos cargos. No basta con suspirar, o hacer como que uno se acaba de acordar del asunto, para que le caiga al personal una pedazo de poltrona por toda la cara.
Pongan un poco más de interés, por favor, que sé que pueden conseguirlo.

María Moreno ¿a qué te refieres con eso de que Cela sobrepasó con creces el Principio de Peter? Gracias.

Ah! y Paco Alonso tómame en cuenta para la Asociación también. Gracias.

JUAN he leído en alguna entrevista que Antonio Muñoz Molina declaraba que a su profesor lo habían matado los nacionalistas. ¿Estoy en lo correcto? Pero tu dices que le conoces o le conociste... Puedes decirnos ¿a qué maestro te refieres tú? porque no creo que en esa época le conocieras ¿o si? Y si es así ¿tan bien te conservas? Danos al menos un post del secreto aparte del acontecer nacional e internacional. :-) Muchas gracias. Un saludo.

Pues que quieren que les diga. Que pesan mucho los libros de texto, pero mucho mucho, me gustan más los libros de bolsillo, sobre todo los de lectura. A mi hija le han recomendado unos preciosos. A mi lo que más me gustaba de mis profesores de literatura, es como nos comentaban los libros y siempre sacabas una doble lectura. Qué curioso, te acuerdas de los nombres de los profesores que por hache o por be, te han influido, pero siempre les recuerdas con cariño; Sin embargo no me acuerdo para nada, de aquel profesor de matemáticas, que tardaba tanto en ponerse guantes y mascarilla, (era alérgico al polvo de la tiza), que cuando empezaba a explicar el tema casi se había terminado la clase. ¿Habrá profesores alérgicos al polvo de los libros?, de texto. No piensen mal.

Inmaculada Reina,
créame, me produce mucho rubor, y alguna aprensión también, que se encargue Ud. con tanto ahínco y avidez de mis erratas. Apenas he leído nada de lo suyo porque estoy bastante cansado y soy visitante reciente en el lugar, pero, en principio, no tengo porque creer que no pueda Ud. ofrecer algo de mayor enjundia y singularidad para el respetable. Pero como decía mi abuela, lo importante no es lo que se es, sino hacerlo bien, y Ud. pilla las "ques" que se me quedan en el éter que da gusto, oiga, como una auténtica leona. Mis felicitaciones.
Ahora que está el "que" en su sitio qué hacendosa y qué limpita me ha quedado mi frase, gracias.
También sabía que mi último relato en mi blog tenía un buen puñado de erratas e, incluso, gazapos y ratones. Ud. a lo mejor prefiere llamarlas mejor errores, para que yo pueda parecer más humano, o, incluso, más tierno. A su voluntad lo dejo.
El caso es que hasta esta tarde no he tenido tiempo ni ganas de pasarme por http://unhogarenlosabismos.blogia.com (lo siento, pero me siento incitado) para solucionar el tema. Creo que ahora está más lustroso.
Pero, de verdad, insito, me pierde el fragor del directo y creo que sólo envío por el ordenador posts para una tertulia en un blog, no artículos para un periódico. Por lo demás, por supuesto que cuando me pongo a grabar en el estudio no admito el menor fallo, o "error de concordancia" o armonía en mis composiciones. Tampoco ningún ruido externo. Por supuesto.

Perdón, perdón, yo no soy el troll. Prometo estar callada unos días.

¡Qué disparate!
Tiene razón alena collar (y es la segunda vez que coincido con sus apreciaciones, lo cual me congratula [el coincidir con alguien]), no hay que echar de comer a la bestia, troll, kroll, o como se llame. Él/ella mismo/a se aburrirá y se irá.

Suele pasar. Tarde o tremprano era de esperar reacciones así en un sitio como este, en una calle como esta, y en una casa como esta.

Lo mejor es dejarlo pasar. Si entramos todos al trapo jugamos a su (vil) juego, y acabaremos todos llamándonos "comealgo".

Hola, me llamo Lola y soy blogadicta.
Hoy he estado en una reunión de blogadictos anónimos, en la Comunidad, en la bitácora de Patita de Goma, muy graciosa.
Imagínate, Juan, que fueras alcoholico y te escaparas siete veces diarias al bar para que tu familia no te viera beber, y según entraras, te encontraras unos ojazos inmensos que parece que te dicen: ¡pero otra vez aquí! Anda, vete a tender, que va a cojer olor la ropa. Estás guapo, y el diseño está bien, pero por favor, pide que te quiten la foto,o la cambien de vez en cuando ¿no?
Es sólo una sugerencia.

Solo he podio pasar por encima de los mensjaes, no peudo leer uno por uno porque me duemro encima, pero me han despejado las mayúsculas de francesillo. NEN, no sé por donde va la discusión, pero, no tienes algún argumento mejor¿? Bonne nuit

Pues yo me inclino más a pensar que más que el huracán difuminándose del caribe es el inolvidable 'genio' de Don Camilo que se hace presente para que le recordemos en su máximo 'esplendor'.
Habrá qué tener cuidado JUAN con los temas que eliges en el post porque ya se ve que emergen como de las lámparas de aladino las furias.
Un saludo desde Punta Umbría.

Siento desentonar, pero no me sé nada de los 150 novelistas de la Moncloa, aunque creo que Javier Marias no era uno de ellos.

Mi pregunta es un homenaje a los 50 años de la publicación de "On the road" que se cumplen mañana. ¿qué hubiese sido del mundo de no haber sido creada esta novela? Alguna teoria sobre qué le paso a Jack Kerouac?

En este enlace hay una bonita canción de una película que vi el otro día, Blue Velvet, se la recomiendo, http://www.youtube.com/watch?v=5aO-LbwTZLA

Que pena el camino que está tomando el bloq, no sé lo que aguantará JCruz. Espero que si que lo haga y estos elementos que solo saben insultar ó reirse de la gente, nos dejen en paz a los que buscamos aqui otras cosas.
Me adhiero tambien a esa asociación que propone paco alonso, ademas en lo sucesivo me pensaré muy mucho el leer aquellos comentarios que sobrepasen las diez lineas, cuando ocurre ésto casi nunca me entero al final de nada. ¿me ocurre solo a mi?
A estos dos señores, Cela y Umbral, yo no puedo leerles, es superior a mis fuerzas. Ya lo he dicho alguna otra vez, segun leo les estoy viendo y oyendo y no puedo soportarles.

Natalia no te alejes mucho que tus aportaciones son estupendas.
¿Ya has recordado quién fue el poeta portugués que dijo que solo el que no escribía cartas de amor era un ridículo?
Un saludo y vean que el huracán 'Félix' se está difuminando :-)) por acá pero en el blog parece haberse metido:-)

Bien hecho JUAN el ambiente te estaba reclamando. Y el que la gente ingrese con distintos nombres no me parece grave cuanto que se ingrese a insultar y ser majaderos entorpeciendo la buena armonía que existe en el blog desde el inicio.

Leí el blog esta mañana con prisas, alguien me interrumpió en el trabajo cuando me disponía a enviar mi participación de hoy. Este día ha sido insustancial, para pasar página. Tenía una reflexión sobre genios y las genialidades y la comparación con algo que golpea mi cabeza desde hace semanas lo de "la buena entraña". Pero lo cierto que a estas horas después de sumar una tras otra, horas insustanciales y burocráticas, no puedo aportar nada significativo a este blog que en ocasiones me resulta violento por las participaciones. Las buenas formas no deben perderse. La libertad tiene que tener algún límite. Vale que la practiquen en el pensamiento, porque ahí sólo se hace daño el propietario. Pero somos muchos los que leemos en silencio hasta que nos decidimos a participar y, si algo lo ha caracterizado es la elegancia y el criterio de sus participantes. No me gustaría que esa agresión, quizás propia de la entrada de septiembre fuese la tónica. Quizás no sé lo que digo, un llanto me llama sin descanso. Así que mi reverencia a los genios, a los que saben escribir y a los que saben criticar. Y me quito el sombrero ante el artículo de David Trueba hoy.

Saludos blogueros y para Juan, un poco de aire con salitre que no sé como meterlo por internet sin que se oxiden los cables.

Juan recuerdo muy bien esa anécdota que mencionas en los años 90’s en la Moncloa.
Y bien es cierto que muchos de algunos de esos novelistas que no conformaban los 150 jamás pusieron un pie en la Moncloa y que ni siquiera llegaban (creo) al centenar.
La que armó Cela fue de ‘cuidado’. CFb y sinponcho en relación al inmolado cuenta Javier Marías en el avance de sus primeras páginas de la novela que ha subido anteayer su blog (www.javiermarias.es) que no es lo normal que hagas algo y claro que son contados los casos, ya lo creo que no es lo normal, pero se da, como también explica Marías en el libro, claro que si en contados casos. Y por cierto a Paco Alonso yo también me uno al "Club de los Blogueros Incomprendidos’ o como le queráis llamar menos ese caótico nombre que propone maría.

Sé que es imposible pedirlo, pero en mi ingenuidad lo hago: la persona que ha insultado a otro en este blog debería pedir disculpas de inmediato. O abstenerse de entrar si es incapaz de pedir disculpas.

Un Troll ( no un Kroll) es un Nik. Se caracteriza por entrar en los chats de la Red o los blog para evitar que se charle. Su táctica es el insulto, el meterse con los demás participantes, con quien lleva el blog, hacer alusiones personales, insinuar cosas; todo le sirve para "reventar" foros, conversaciones o chat.
Hay un dicho en Internet que conocemos todos los habituales:
"No alimenten al Troll".
Es decir, no le contesten y eliminen sus comentarios.
Habitualmente entra con disitntos nombres y distintos correos. Incluso puede intentar entrar con el seudónimo de alguien que entró con anterioridad.
Generalmente son individuos de bajísima autoestima, que no consiguen llamar la atención salvo de esa forma.
Por eso me fuí ayer: porque entraron varios con distintos seudónimos.
Un saludo a la buena gente de este blog.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ed6e4d38833

Listed below are links to weblogs that reference Los 150 novelistas de la Moncloa:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal