Carlos

Por: | 04 de octubre de 2007

Carlos Llamas ha muerto; lo acaba de decir Carles Francino en la radio, llorando, y ese llanto ha llegado a las gargantas de todos los que le quisimos, los que esperábamos su voz para ordenar el mundo. Estaba muy enfermo, regresó después de nueve meses terribles, se puso de nuevo ante el micrófono, pero la enfermedad volvió como una mano maldita. Entonces hablé con él, publiqué en el periódico una entrevista que le hice por teléfono cuando se iba a reincorporar; me dio mucha emoción saber de él de nuevo, y compartí con cientos de miles de oyentes la alegría de escucharle otra vez. Fue un gran profesional, le recuerdo en Radio El País, cuando los dos éramos jóvenes; era un hombre ensimismado y tranquilo, tenía ese aire de gitano moreno que mira las cosas de frente pero con una ironía cabal. Tenía una voz impresionante, que subrayaba con energía y con calma las noticias importantes para darles una fuerza interior que era la fuerza interior del alma que ponía en ello. Hora 25 fue, en su voz y en su manera de afrontar la información, un programa de radio y mucho más: era una guía para comprender lo que sucedía. Escucharle era saber mejor, entender mucho mejor lo que se sabía sólo en la superficie. Ahora, cuando he comunicado la noticia a un amigo, éste me respondió: "Se van los mejores, sigue mucha basura". Se van los mejores, se va Carlos Llamas, queda su ejemplo, su emoción y su alegría, su coña marinera y sus interrogantes, su modo mayéutico de abordar las preguntas. Era un Fernando Fernán Gómez de la radio, capaz de convertir una pregunta simple en un comentario complejísimo. Hace unos meses, en la isla de Lobos, mientras hacía un reportaje, una señora me preguntçó por Llamas. Cómo está. Le mentí. Le dije que volvería y otra vez le ayudaría, a ella y a todos, a ordenar el mundo. El domingo último una amiga le fue a ver, y me explicó en qué dolor se había convertido esta última parte de su vida. La ilusión con la que adornó su vuelta se había difuminado detrás de la maldita enfermedad que ahora al fin ha obtenido su tremenda, fatal victoria. Francino ha llorado ante el micrófono; algunos amigos a los que he llamado para confortar su dolor con mi propio dolor han llorado también. La vida sigue, pero ya será menos ordenada, Carlos le ponía sensatez a la rabia, y su voz nos calmó a muchos porque él buscó siempre el tono adecuado para contar los dramas y las alegrías. Su temple se va con él; me gustaría tenerlo para poder afrontar tantos dolores y este dolor.

Hay 98 Comentarios

Me entere de la muerte de Carlos LLamas, en Italia, donde estaba pasando unos dias de vacaciones. Esa noche también yo llore, por algo tan nuestro como era Carlos LLamas y su Hora25. En fin es verdad que se van los mejores y queda mucha basura.
Salud

me siento huerfana, cada noche cuando me metia en la cama le decia a mi marido..pon la radio, para que Carlos le ponga luz a todo lo que ha pasado hoy

Con Francino descubrí ese día que se puede llorar por alguien que no conoces. Por alguien que hubieras querido conocer. Hora 25 quedaba muy lejos de mi vida "consciente", pero me habría gustado compartir esos ratos. Lástima que a menudo nos damos cuenta de lo que perdemos antes de haberlo tenido.

Adiós Carlos, tu luz no se apagará.

mi padre escuchaba siempre que podia radio paris, hasta que oyó a Carlos llamas, entonces me dijo este hombre me hace entender el dia dia, diciendo con sus palabras lo que yo pienso con mi cabaza. ahora que te has ido te encontraras con mi padre y juntos los dos pensareis y hablareis del dia a dia, adios amigo.

Esto es lo que siento
Mucha tristeza, un egoismo profundo por quererte tener de nuevo y una rabia incontenible porque nunca te volveré a escuchar ...
Besos y mi más profundo pésame a falimiares y amigos

Juan
Siento un profundo pesar por la pérdida de nuestro buen amigo Charly y aunque ya se sabía de su enfermedad no te haces a la idea de lo que parecía inevitable y menos tan pronto.
Mis condolencias para todos y mucha fortaleza.

Juan he leído que Carlos Llamas ha estado tan entero y evitando lo más posible de quejarse que muchos no estaban tan seguros de su gravedad.
Mi más sentido pésame por esta pérdida tan valiosa en el mundo de la comunicación para todos sus familiares y amigos.

Llevo llorando todo el dia. Desde la mañana con Carles hasta la noche con su programa, Carlos alumbraba mis noches cuando estaba sola, ¡cómo le voy a echar de menos!

5-0. Carlos, nuestro Atleti te he hecho un penúltimo regalo.

Caray, Montes, has metido la pata hoy. Juan tiene muchos amigos y muchos amigos de amigos, porque es un tipo abierto y simpático. Se lo digo de buena tinta. Te saluda cariñoso en cuanto te conoce de vista.
Sé que Juan Cruz no me necesita como defensora, pero me da la gana, porque soy su fan.
..Qué voz más profunda tenía...
y qué jóven...Charly

Por otra parte, creo que ya soy adicta a los blogs, y que necesito desintoxicarme. Te veo en las páginas de El País (edición impresa), si soy capaz. Besos.

Lamento profundamente la pérdida de un gran profesional y el de una excelente persona.

No sé por qué he llorado, pero este día ha estado marcado por ese sentimiento. Es la magia de la radio, de la comunicación. Con Carlos ha muerto un poco de todos nosotros. La radio somos todos, una gran familia, una forma de unión. Gracias por tu trabajo Carlos. Hasta siempre

Quiero decir Juan que a ver si unos cuantos aprenden a ser personas de una pieza y 'enérgicas en su palabra' como nos cuentas porque lo que si es muy importante es que las 'guerras' no existirían tenlo por seguro, a mi no me cabe la menor duda.

Y es más hoy he pensaba hacerle un comentario a Corbalán sobre los postres que mencionó pero por delicadeza con el tema y a Juan esperaré a mañana. El dolor impone respeto y se antepone a las nimiedades.
Un abrazo Juan y yo que no he conocido a ese señor le recordaré toda mi vida, porque para mi y se ha inmortalizado en mi mente.

Juan mi pesar a ti a la cadena SER y a los familiares. Y al señor Montes no me sobra el tiempo que como he explicado muy bien el día de ayer me es muy escaso, porque trabajo arduamente, para poder escribir la mayoría de veces, pero soy asidua lectora de este post desde el inicio al que además leo los comentarios y ya me siento amiga de Juan y de muchos del blog y a usted le leía y admiraba en muchas de sus aportaciones en otras no, pero no tenía el tiempo para intervenir, no siempre se puede, pero esto merece mi esfuerzo porque no es digno de ejemplo para ningún ser humano. Usted da un ejemplo de persona ruín y sin escrúpulos cuanto más de cobarde a todas luces porque pareciera estar más interesado en publicitar un film que en solidarizarse por el dolor.
Mi más sentido pésame Juan.

Disculpa Juan y aunque imagino que lo has entendido en la despedida de mi comentario anterior me ha faltado: “la pérdida de una ‘persona’ que siempre es triste” y aumento ahora que además es para 'transportaciones "chundas" y "cobardes"' que en nada se justifican solo su "tibieza" como expresa muy bien natalia.
Marisa tienes razón a ver si unos cuantos aprenden a ser personas de una pieza y 'enérgicas en su palabra' como nos cuenta Juan que era este señor digno de ejemplo.

Un gran periodista se ha ido. Tu voz resonará para siempre en las mentes de los que te admirábamos.

No, Juan, dile a tu amigo que no se van solo los mejores, se van por igual los buenos y los malos. Lo único que pasa es que son los buenos los que echamos en falta, por eso nos sentimos asi.

No, Juan, dile a tu amigo que no se van solo los mejores, se van por igual los buenos y los malos. Lo único que pasa es que son los buenos los que echamos en falta, por eso nos sentimos asi.

Mi afectuoso cariño Juan. Se ha ido parte de nuestras vidas. Gracias Carlos, espero que recojamos lo que tú tan bien has sembrado.

Mi afectuoso cariño Juan. Se ha ido parte de nuestras vidas. Gracias Carlos, espero que recojamos lo que tú tan bien has sembrado.

Estoy escuchando Hora25. Hacía tiempo que no oía tanta sincerad por la radio, de compañeros y de oyentes.
Carlos, descansa que te lo has ganado.

Carlos, amigo, decía el Logde que si piensas en una bola de acero tan grande como el mundo, y una mosca posándose en ella una vez cada millón de años. Cuando la bola de acero desaparezca a causa de la fricción, la eternidad apenas habrá empezado.O sea, que si gana el atlético algo serio, no como hoy, llevaré una foto tuya a Neptuno; a la fuente eh?.Un abrazo.
PD la gente no para de hablar de ti, tranqui, que te van a cuidar a los tuyos.

Montes me resulta incomprensible tu argumento, te sales de contexto y muestras tu frivolidad e indolencia ante situaciones serias para regodearte en el dolor ajeno y tu “ transportación de una provincia a otra” no encaja y demuestras aún más tu falta de sensibilidad triste proceder el tuyo. Y si no relee el comentario que hasta el más tonto entiende: “le recuerdo en Radio El País, cuando los dos éramos jóvenes”
Juan mis condolencias por la pérdida de una que siempre es triste.

Sabia que algo estaba pasando despues de volver a oir su voz hace unos meses, y dejar de escucharle a los pocos dias... y paso.
Ya no sera lo mismo. Quienes estamos con la espada de Damocles sobre nuestra cabeza y que cual quier dia puede caer, bien lo sabemos... Ya no sera lo mismo.
Ha sido la voz que me contaba lo que habia pasado todo el dia, la voz de un desconocido, conocido, durante tanto tiempo!
Ya no sera lo mismo.
Estoy de viaje en Estados Unidos y me encontrado con la desagrable noticia al entrar en El Pais.com.
...Yo tambien he llorado.
Julia

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54eefde528833

Listed below are links to weblogs that reference Carlos:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal