Pájaro de Esperanza. Tenerife

Por: | 30 de diciembre de 2007

Este es un párrafo de La carretera, la muy celebrada obra de Cormac McCarthy, editada en España por Mondadori:

"El acero estaba gris y erosionado por la sal pero pudo distinguir la inscripción en letras doradas. Pájaro de Esperanza. Tenerife. Dos pescantes vacíos de botes salvavidas".

Es una novela sin nombres propios, una excursión al vacío desde el vacío de una devastación. Y, de pronto, ahí, inscrito en el nombre de un barco que ya no viaja, el nombre de la isla. Produce impresión.

En 1492, de Vangelis, en algún libro de Gabriel García Márquez, aquí y allá me encuentro con frecuencia el nombre de la isla, como un referente geográfico o como un lugar poético; ahí, en ese libro tan oscuro, tan gris, tan perturbador, la presencia de Tenerife me produjo el escalofrío de la inquietud, por lo insólito; es, me parece, el único lugar que se nombra en esta novela de lugares devastados.

Último día en la isla; esta tarde vuelvo a Madrid. Se produce, en el contacto con este mar, una especie de melancolía feliz, feliz y preguntona; ahora iré al norte, hacia el Puerto de la Cruz, por la tarde pasaré por Bajamar, y finalmente me meteré en un avión y la vida luego éstará diez o veinte grados por debajo de donde la dejaré esta tarde.

Ah, ayer algún bloguero se preguntó qué hacía yo contestando durante el día los comentarios de los colegas que entraban a hacer comentarios. Me pareció una pregunta interesante e incluso pertinente, por eso la contesto. Me pareció que debía hacerlo, responder; por la mañana me dije: hoy a responder aquellas cuestiones que tengan que ver con la materia que estoy tratando, debo hacerlo. Luego esa pregunta del amigo bloguero, qué hace usted ahí, hombre, en lugar de estar haciendo algo de provecho, me hizo pensar: ¿no pensarán que soy un intruso? ¿Qué piensan ustedes que debí haber hecho?

Hay 39 Comentarios

El hombre que yo quiero no necesita
bañarse cada noche en agua bendita.
Tiene muchos defectos, dice mi madre,
y demasiados huesos, dice mi padre.

Pero él es mas verdad que el pan y la tierra,
mi amor es un amor de antes de la guerra,
Para saberlo...
El hombre que yo quiero no necesita
deshojar cada noche una margarita.

Yo tropecé con las espinas de un paisano junto al mexicano Rodolfo Usigli. Era una obra titulada "Corona de luz", y el jardinero que formaba parte del complot para "aparecer" a la Virgen de Guadalupe era de mi tierra.
Pero de las tres "coronas" de Usigli, mi favorita es "Corona de sombra": Carlota, Maximiliano, Juárez...

Apreciado Juan.
Me parece muy oportuno que contestes las cuestiones relativas a comentarios que consideres oportunos.Un ruego no insulten ni menosprecien difieran sus diferentes formas de entender la vida con ingenio y no barriobajeramente,no insulten no ofendan alos que entramos en este blog con la sana intencion de leer y escribir con alegria y buenas intenciones,existen buenos profesionales en el campo de las enfermedades mentales y actualmente no esta socialmente penalizado el tratarse de ellas .
Feliz año a todos las personas de buena voluntad y que no insultan vilmente

paco

Queriditos míos

Os dejo una dirección que puede contener información adecuada para mitigar las penas de esta vida peregrina, ó mejor expresado, de esta peregrina vida:

http://www.elmistico.com.ar/paracelso.htm

De nada.

Es evidente Alena, que eres victima de una conspiración de Lonely Flipidor, y consecuentemente, yo lo mismo. Le ruego a tu jefe que recapacite y no os haga esas jugarretas a ninguno de los dos. Y por descontado que a mí, me mantenga fuera de sus tretas. Para divertirse y gastar bromitas ya existen otros foros en Internet más ad hoc. Seriedad, por favor. Que ya sois setentones todos.

Con email y firma de Isabel, en mi blog:
Primer comentario:
"Alena eres una reaccionaria imposible y alucinada, además eres más fea que picio, y un troll como una catedral, que chiflado está tu jefe, seguro que no encontró chapero hoy en el Pozo del tío Raimundo"
------
Con email y firma de Isabel, después de leer aquí mi aviso a Lonely.
Segundo comentario:
"dame el segundo, monstruo"
------------
Omito tus IP.
Pero las conservo.
No sé si merece la pena tenerte compasión

¿ Os mandais sms desde aquí entre vosotros ?

Lonely:
No me insultes en mi blog.
Primer aviso.

Juan Carlos

Eres un poco teniente verdad ?, te recuerdo que los trolls no teneis MI permiso para dirigiros a MI, ni para mencionarme, ni siquiera por alusiones a la contra, me parece magnífico que le pases la mano por el lomo lo que quieras a Elvira Lindo, esa es una tarea que los trolls lameculetes sabeis hacer cuando os programan mentes lameculetas, pero eso no me incumbe ni me afecta, resalao, yo no estoy aquí para demostrar ingenio, no lo necesito, tengo el ego en su sitio, y no me hace falta que tu jefe te haga decir necedades laudatorias, que por cierto, lo hace demasiado cortesanamente, para ser tan sociata como aquí presume, jejeje, si algunos supieran lo que os hace decir en otros foros de derechas. Donde por cierto maneja la batuta y me tiene vetada, verdad que si Monino ?. Ay, si las paredes hablaran ....

Me encanta esa canción de Jorge Cafrune...
Saludos a los contertulios tan habituales que hacen agradable este lugar.

Por cierto y a propósito de 'esperanza' me ha recordado la letra de una canción que quizá os guste y traiga buenos recuerdos como a Estrella y a Juan Cruz a quienes agradezco que la hayáis ompartido con nosotros hace un tiempo:


"Zamba de mi esperanza, amanecida como un querer, sueño, sueño del alma que a veces muere sin florecer.
Zamba, a ti te canto, porque tu canto derrama amor, caricia de tu pañuelo que va envolviendo mi corazón.
Estrella tú que miraste, tú que escuchaste mi padecer, Estrella deja que cante, deja que quiera como yo sé.
El tiempo, que va pasando, como la vida no vuelve más, el tiempo me va matando y tu cariño será, será.
Hundido en horizontes, soy polvareda que al viento va, zamba, ya no me dejes yo sin tu canto no vivo más".


Buenas noches.

Alena, toda mi admiración y mi respeto. No sé si hace una o dos semanas Elvira Lindo escribía sobre ciertos resabios machistas, casposos y cuarteleros. Anda que no vienen a cuento. Cuánta razón en su caso y qué poco ingenio en el otro. Salud y pesetas por partida doble para usted, Alena, y también para Maririu, Ernesto, Ana y todos los demás.

Anita

Te recuerdo que los trolls a estas horas ya duermen, dale recuerdos a papá piernas largas, de mi parte y a la cajita a dormir, y chitón.

Intruso...¿en tu casa Juan? Vaya lo que hay que oir...

A mi me dá mucho gusto que intervengas :-)

Pues la verdad es que si, es mejor ignorarte. No hagan caso a este personaje histérico que nada más que busca llamar la atención. Que papel más vergonzoso desempeña aquí… No hay necesidad de dar alas a algo que no merece ni un segundo de atención. Como me crispan los nervios las persona así…

Por cierto, Alena, yo también preferiría ser fea (que en ningún caso digo que usted lo sea, ni muchísimo menos) a ser como alguns…

Recuerdo a la tropa que solo me voy a dirigir a Juan Cruz, al resto los ignoraré, ellos conmigo tienen que hacer igual: ignorarme, no interactuar tanto, que se va a notar que trolleais, y eso es como compartir secretos en reunión, de mala educación, muñecos.

Para maririu:
"Se vende hielo";)...
Ya...
Hace días que lo sabemos.

No sé si seré tanto como colega, con tal de no ser un troll colega me doy por satisfecha. Eso me salva del ventrílocuo gesticulante, no me gusta ser un muñeco en manos de otro. Si contesta o deja de hacerlo no es de mi incumbencia, aunque prefiero que lo haga, por lo menos se interesa por su blog, algo es algo.

Dice que La carretera de Cormac, es una obra muy celebrada, depende de por quien, yo no la he leido y por tanto no puedo opinar esta vez. En cuanto a Tenerife que le voy a decir, no conozco la isla, iré algún día a Icod de los vinos creo, si, iré tengo que conocer a alguien ahí cerca. Mientras no me da impresión ver su nombre escrito, como referente no lo tengo, ni como lugar poético, si como una muy celebrada canción pachanguera de los setenta, que decía que Tenerife, tenía seguro de Sol. Ahí es nada, que lujazo, una excursión que garantiza el Sol, el calor, que gusto. Nadie es intruso, porque no haya nada ni nadie nuevo bajo el Sol, todos nos conocemos de antiguo.

alena ¿no te has dado cuenta de que el que ha vuelto disfrazado es Flipi?

Jajajajaja.
Graciass Isabel.
Prefiero ser fea, feísima, y tan inteligente como soy, a ser guapa, guapísima como sin dudarlo ni un momento será Isabel pero tan tonta como ella.
Tenemos una gran ventaja los feos: no necesitamos nuestro cuerpo para demostrar nada.

Andrés, me alegra leerte.

Lo de Rouco y sus mariachis me parece de aurora boreal.

Tengamos paciencia, aunque la memoria nos lo pone dificil.

Cuesta olvidar a estos chicos majetes paseando bajo palio al señor bajito desagradable.

Saludos, amigo Andrés.

Andresito Please

No se dirija a mí, no le he dado placet, no lo conozco, menos confianzas. ¿ Vale ?.

Yo de la frase título me quedo con "pájaro de esperanza" la he saboreado todo el día, que mala pata que un barco con nombre tan bonito yaciera gris y erosionado, tengo que leer ese libro de Cormac.
Tengo muy buenos recuerdos de Tenerife, quisimos ver salir el sol desde El Teide, madrugamos mucho para subir a tiempo pero creo que lo vimos despuntar en la cima desde La Cañada porque veo siempre esa imagen, es tan perfecto.

Gracias Don Juan por la entrevista mi paisana Maria Casas.Es Vd. una gran persona,siempre,siempre o bien directa o indirectamente hace que el personaje recuerde a sus padres.Esta vez,ademas y como le pasa a Vd recuerda su niñez en Monforte.

Le propongo,por aquello del paisanaje que ahora le toca el turno a mi tambien paisano,RoucoVarela,mas cerrado pero tambien un romantico de su aldea de Lugo.Quizas nos convence a todos los lectores de EP semanal.

Ah.....que detallazo de Javier Marias,recordando su entrevista a Delibes y este a su mujer.

Cafrune,como siempre da gusto leerte,te prodigas poco.

En cuanto al utilitarismo,estoy en parte de acuerdo contigo,pero no del todo pues en este caso tendria que haber ido a la reunion de Rouco que toda evolucion,le sienta a cojon pisado.

¿Has visto la aportacion en los tiempos de la dictadura de dos nuevas ramas del catolicismo tradicional,el Opus y los Kikos?.Mientras mi querido Arrupe y sus jesuitas,le han mandado al olvido.¡Claro que vender religion en sudamerica,entre pobreza y miseria,no es lo mismo que venderla en Europa o Estados Unidos,como el opus y los kikos.

Isabel,pongase,de vez en cuando la pegatina de los hoteles de "don´t disturbed" pues estamos pensando.¿vale?

Juan Cruz,es un currante nato,se va de vacaciones,pero ha dejado El Pais,sembrado de buenas cosas.¡Muy buena su entrevista con la Presidenta del Constitucional¡

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54fcbfd788834

Listed below are links to weblogs that reference Pájaro de Esperanza. Tenerife:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal