La construcción de la ausencia

Por: | 30 de julio de 2008

Anoche vi Una palabra tuya, la película de Ángeles González Sinde a partir de la novela homónima de Elvira Lindo, con la que ésta ganó el premio Biblioteca Breve. La editorial que publica este premio, Seix Barral, tuvo la gentileza de invitarme anoche, y allí fui, al Roxy de Fuencarral, y me encontré con la directora, con la autora y con Antonio Muñoz Molina, su marido, recién llegados los dos de Nueva York. Elvira Lindo ha dotado su literatura de una honda, implacable ternura, con la que profundiza, a veces desde la comicidad, pero siempre desde una hondura que ha hecho de esta mirada una desolada mirada sobre el origen de la soledad contemporánea, en la desolación de los seres humanos. Y esta, Una palabra tuya, es la crónica de la construcción de tres soledades que se encuentran y desencuentran en medio de la ausencia y de la imperiosa necesidad del otro, hacia el que esas soledades corren como perseguidas por la mano inquieta y aviesa y en todo caso arbitraria del destino. González Sinde ha tomado esa atmósfera y la ha trasladado a imágenes, y ha puesto el corazón del espectador en un puño; trae hasta nosotros, con los materiales que ya están en la novela, la atmósfera creada con los mimbres sentimentales y dramáticos (teatrales, novelescos) de Elvira Lindo y se sirve, principalmente, de dos actrices que en este trabajo parece que no actúan; son Esperanza Pedreño, en un papel que parecía hecho para ella, para su manera de hablar y para su mirada, y Malena Alterio, cuyo rostro va acentuando las metáforas que la directora construye a partir de esos rasgos, contrariados, perplejos o felices; ellas le dan a Una palabra tuya la dimensión que ya está en la literatura y que hasta ahora sólo había podido construir la imaginación del lector. A partir de esta película, como pasa a veces con algunos libros, ya sólo se podrá leer Una palabra tuya teniendo en la memoria visual de lo que se lee el recuerdo de estos dos rostros que de manera tan eficfaz le han ayudado a Ángeles González Sinde a comunicar esa construcción de la ausencia, de la soledad, que es la literatura de Elvira Lindo. Al final de la proyección, aplausos y parabienes, y luego el calor de Madrid; atajamos para que no nos interrumpiera el paso el camión de la basura, que es, por cierto, un elemento fundamental de la novela y del filme, que, por cierto, se estrenará el 21 de agosto. Pero antes de tomar el taxi de vuelta a la casa, Eva, que hace su primer viaje transoceánico, nos mandó un sms: "¡Aterricé!", como si fuera Rodrigo de Triana advirtiéndole a Colón de que ya había llegado a América. Allí está, como Colón y como De Triana, muchísimo más tarde pero sólo once horas después de haber partido.

Ah, en las entradas de ayer de este blog, este colaborador imprescindible que es Alter Ego ha incluido una especie de Enciclopedia Elvira Lindo que ustedes pueden consultar dándole marcha atrás al día de hoy. Yo no sé dónde este hombre encuentra tantas cosas, pero hay que entender que es del Puerto de la Cruz, tierra de descubridores.

Hay 37 Comentarios

Por menos que esta exhibición de poder, en otros países suele solicitarse la dimisión del Ministro de Cultura.

Juan, leyendo hoy tu articulo sobre cine, me hace pensar lo buen crítico que hubieras sido, si te lo hubieras propuesto.
Cuando era niño, como no tenía dinero para ir al cine, me pasaba buena parte de las tardes viendo los fotogramas de cartón que habia en la entrada de las Salas, despues marchaba a casa y presumia delante de los compañeros del barrio de haber visto la pelicula, se las contaba como viviendola, les decia quién era el malo, el bueno y la chica con quién acababa abrazada.
Me ha gustado esta nueva, para mí, parcela de la literatura de hoy.
Gracías.
Salud.

Gracias Estrella. El tema de hoy se presta a ello y el haberlo sabido un día antes me dio tiempo para estudiar y preparar creo que adecuadamente la selección gráfica de la información que entiendo es importante que acompañe al texto que a su vez crea Juan Cruz, al igual que ocurre en cualquier otro medio de comunicación. Ahora es cuestión de que intervengan y opinen. Me gusta y si en algo te puedo ayudar cuenta conmigo.

Un saludo,

Alter Ego

He quedado impresionada ante la actividad cibernáutica que despliega Alter Ego. ¿Cuánto tiempo está sentado frente a esta máquina? Le agradezco la cantidad ingente de información pero le digo: ¡no sé si el día me alcanzará!

Quise sentarme un ratico ayer para añadir un par de cosas a la lista que Juan solicitaba, no de mi propia cosecha sino de algo que leí y que ¡cómo no! escribía mi admirado Kapuscinski. No se dio la posibilidad. Hasta la tarde-noche no se recompuso mi día y entonces dediqué mi tiempo a lo que hacía falta. No me acerqué a la computadora. Era tiempo de realidad más que de virtualidad.

Pero hubo algo que me dolió no poder hacer: quería contarles, y a Juan especialmente, que, en la mañana, en mi cocina, dejando que el calor de la plancha y el sudor que me provocaba parecieran los responsables de otras emanaciones acuosas (ya les dije que el día había estado malito) escuchaba la radio, o mejor, la radio contaba historias mientras yo andaba en otras sintiéndome un poco menos sola, acompañada por el rumor de las voces, pero de repente, algo me hizo prestar atención, subir un poco el volúmen y atender lo que estaban contando.
Dakar, la ciudad en la que pasé un tiempo que ya nunca olvidaré, era la protagonista, o mejor, los ciudadanos senegaleses que allá se interesan por nuestra lengua y los ciudadanos españoles que se dedican a que ese interés se haga realidad. Les aseguro que eso sucede. Lo viví, lo experimenté. Una de las personas que habló fue -creo- Amadou Ndoye. Profesor de Español en la Universidad. Desde Madrid le preguntan cuál es el último libro en español que ha leído o está leyendo y saben qué respondió: "Muchas veces me pediste que te contara..." de Juan Cruz. Y saben qué, me dio una alegría enorme esa respuesta. Ya ven... tan alejados pero tan cercanos a la vez. Me hubiera gustado poder hablar con él de lo que estaba sintiendo con esa lectura...
Como no pude hacerlo he pensado que, al menos, tenía que contarle a usted, a los que compartimos comentarios, cómo fue ese momento.

Y algo a lo que se refería Kapuscinski:
Saber 'compartir'; sin 'los otros' no podemos hacer nada.
El 'entendimiento' con 'el otro'; hacemos y somos lo que otros nos permiten.
Respeto a la integridad y la imagen 'del otro'. A veces, las palabras pueden matar. Y saben qué más? Saber hacer amigos. Como ven, siempre 'los otros'. Buena recomendación para el periodismo y para andar por la vida en general.

Otra vez creo que me alargué...

Buen día para usted, para todos.

Lo cierto es que el título sugiere bastante "Una palabra tuya", ... bastará para sanarme. Expresión que ha calado en muchas memorias, y que algunos recuerdan cuando cuentan "aquellos años". Quizás el trabajo de las chicas sea el más digno dentro de todos los que forman parte de ese nuevo sector dedicado a la basura y que aglutina tantas actividades profesionales.
Me quedaré sin ordenador un par de días, va al médico con urgencia.

Saludos blogueros.

Para mí que se han equivocado... el título de la entrada de hoy debía ser "La ausencia de la construcción"

CONSULTAR EL

"PARA PERIODISTAS"

DE AYER

Es interesante para poder comprender el tema de hoy para algunos. Disculpen el atrevimiento.

En el día de ayer en donde dice "Para ser periodista" de la parte de arriba , si pulsan ahí tienen muchos enlaces con trailers inclusive y Making off dividido en tres partes, BIografías, etc. Lo puse junto con un especial sobre cine sobre PERIODISTAS. Bandas sonoras, V.O.. Lo que pude. A lo mejor esta noche continuo con otro especial cine. Noche tematica sobre la novela llevada al cine.


ALTER EGO

Hola! También yo vi la peli en los Roxy B, soy super fan de Ángeles y la peli me gustó. Suscribo lo que dices de las actrices y de la soledad y subrayo lo bien que hace el papel de gañán de extraradio Antonio de la Torre. Eso sí, no sabía que la peli iba a ser tan triste porque no había leído entera la novela de la Lindo. La señora que estaba a mi lado se pasó el último cuarto de hora llorando! ¿Y la frase final? Lo del futuro fue lo más! Un abrazo a todos. C.

Pues ya tengo ganas de ver la peli. Buena falta le hace algo interesante a la cartelera veraniega que parece una rosquilla (por lo hueca, se entiende).
Mis respetos y saludos desde el No Mundo,
El Guardián

Muchas gracias, Zoilo. Sin ti y tus ánimos dificilmente podría yo estar aquí.

ALTER EGO - SIR STANLEY

No me atrevo a decir que me alegro sobre la referencia que hace Juan sobre el arduo trabajo de mi amigo Alter Ego (Sir Stanley)pero sí afirmo que se merece el elogio.
Y no me atrevo a decir que me alegro por no parecer corporativista; solo por eso y no por otra cosa.
zoilo lópez

Buenos días y muchas gracias por la referencia.

Un cordial saludo

ALTER EGO

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553df64d28834

Listed below are links to weblogs that reference La construcción de la ausencia:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal