Puerto de la Cruz

Por: | 15 de julio de 2008

Volví de Valencia, y de Denia, a bordo de un avión que se llama Puerto de la Cruz, como mi pueblo. Es una anécdota, pero resulta agradable sentarte en un sitio que te lleva de un lugar a otro y que tiene el nombre del primer sitio desde el que partiste. La vida es un viaje, siempre estás viajando, viajas también cuando estás quieto, pensando, imaginando, creando en el espacio de la nada la vida que aún no has vivido, o la que has vivido, o esa que jamás podrás vivir. Vas volando, siempre. Ayer por la tarde fuimos al Hotel Los Ángeles de Denia, con Manuel Vicent, a tomar un café; en el balcón de una de las habitaciones de este hotel viejo y lleno de nostalgias (para Vicent, para mucha gente) había una mujer joven, fumando, y pensando. Le dije a Vicent: "Qué pensará la gente cuando está sola, frente al mar". Me miró con el aire que le pone Vicent a las preguntas que no tienen porvenir, retóricas. Qué estaría pensando. Lewis Carroll tenía una frase maravillosa: me gustaría saber de qué color es la luz de una vela cuando está apagada. Pues eso, pensar a solas es buscar la luz de una vela cuando está apagada.

Un apunte: me aburren muchísimo, y no sé si a ustedes, los intercambios que empiezan con cierto sentido del humor y terminan en insultos, aquí, en el blog, en el que uno (o una) que usa seudónimo le reprocha a otro (o a otra) que también lo tenga. Sugeriría una altura suficiente para la discusión o el debate o la conversación. ¿Por qué no conversar, simplemente? ¿O callar? Callar también es una respuesta, me dijo una vez un editor norteamericano, y me resultó un consejo sabio que a veces aplico, cuando lo sé aplicar.

Ah, en el avión Puerto de la Cruz comencé el próximo libro de John Boyne, el autor de El niño con el pijama de rayas. Está a la altura. Saldrá en octubre en español. A mi me lo ha enviado la editorial, en un ejemplar en pruebas.

Hay 141 Comentarios

Gracias Soto y Alena.

Sir Livingston,

Repase, repase que verá que metió mucho más la pata con este heterónimo o con otro. (Y que conste que no hablo por Alena y ni se me ocurriría, que lo hace muy bien por ella misma). Ya que estamos tampoco compito con Ana, la leo eso sí, a veces coincido y a veces no, pero la leo, (tiene un estilazo).

Alter Ego, lamento lo de tu familiar. Cordial saludo.

Ni que decir tiene que en mi última intervención a quién realmente me refiero es a la "candorosa" Alena y no a ninguna otra persona.

Estoy acostumbrada a aceptar (y a aprender de ), mis propios errores, por eso lo tengo cada vez más fácil cuando sé que hice lo correcto, y por supuesto a defenderlo con armas pacíficas, (es lo único que tengo).

"Me gustaría saber de qué color es la luz de una vela cuando está apagada".
Jo, con el LC... ¡Hay que preguntarse más Lewis!
¿Y adonde irán los besos que no dimos?
¿Y a donde irán los silencios que callamos?
¿y a dónde irán los pasos perdidos?
¿Y adónde irá el senderó?...
Es lo que tiene el mar si lo miras mucho rato... no te deja concretar... no piensas. O sí, no sé. Volando vooyyy... Ana, tu miras mucho el mar? pareciera que te haga la competencia...(es broma, bueno quería ser, pero aquí nunca se sabe como sabe al otro la cosa.

Es muy feo quejarse cuando el mal se le ha infringido a otros, con todos mis respetos a Sir Livingston

Apreciable Juan Cruz y amigos bloqueros:
Alter Ego,siento la muerte de tu familiar.Es muy dificil,pero estoy de acuerdo con (?) en que la muerte es un accidente de la vida,y, así deberiamos tomarlo,pero los lazos sentimentales,amorosos,familiares solidos, pueden mucho y cuando la muerte toca a un ser querido ,la emocionalidad puede con cualquier razonamiento filosofico.
Un fuerte abrazo

Ese silencio suena a otra amenaza.

El Cesar me concede el beneplácito de la duda. ¡Por favor!.
Si sigues presuponiendo que es una amenaza mi última intervención te diré lo mismo que la última vez:
Me importa un "carajo" si vale o no. Lo que realmente sería tolerante es que aceptaras tu error y punto; y para que no te quepa la menor duda ya no tendrás que preocuparte más por mis intervenciones.
Algunas de las vuestras me parecen de "geriátrico" y espero haber fracasado con la BANDA DE DELINCUENCIA SENIL.
Hasta siempre Stanley; ya sabes donde encontrarme a partir de ahora.
Lo siento, Juan (no aguanto más)

tersat te he puesto las terrazas de París en mi blog y en los dos posts anteriores puse algo en castellano esta vez busco la manera de hacer dos columnas.
Y Paco para tí puse el Ebro cerca de Mora y Tivissa y en español

Gracias Teresa y Gloria.

Iago, creo que tengo que irme al mar para ver si yo también me vuelvo así de buena, de momento, en tierra firme, no puedo.
Asi que, siguiendo las sabias recomendaciones de J.Cruz: silencio.
Saluditos para las gentes de buena fe.

Volando voy, volando vengo...
mirando al mar yo me entretengo...
ensoñaciones es lo que se tiene mirando al mar...
y así unos vuelan demasiado lejos, otros flipamos, otros se tiran por la barandilla, otros caen... algunos no vuelven y otros volvemos tan torpes como siempre...
pero dando abrazos a tos vosotros, coñe. Y a Ana, también.

Sir Livingston,

Si no es una amenaza, podría valer.

El silencio es oportuno y suficiente. En ocasiones lo dice todo.

¿Anónimos? Los que tenemos nombre y apellido (y no es necesario aclamarlo), nos solidarizamos con la vida, porquee la muerte sabemos que es un accidente más de la vida.
Espero que entre los contertulios no jueguen malas pasadas empujando para donde no se debe.

Alter Ego, siento mucho la muerte de ese familiar tuyo. Ánimo.
Gloria

Yo también lo siento, Antonio Pedro.

Oh Maririu, maririu (and company), qué mal llevan sus propias metidas de pata.

Gracias Maririu.

Alter Ego

Uy, cuídame de los literatos aliados de la muerte.

Alter mi pésame, se necesita mucho valor para enfrentar su propia muerte.

Alt e amor, d'on gran desig s'engendra,
sper, vinent per tots aquests graons,
me són delits, mas dóna'm passions
la por del mal, qui·m fa magrir carn tendra;
e port al cor sens fum continuu foch,
e la calor no·m surt a part de fora.
Socoreu-me dins los térmens d'un·hora,
car mos senyals demostren viure poch.

Potente es el amor, por un gran deseo engendrado,
esperanza, al venir por todas sus gradas,
es deleite, pero dame pasiones,
el temor al mal, quien me debilita carne tierna es,
y eterno fuego, me lleva, sin humo, al corazón
y el calor no me sale afuera.
Socorredme, en el término de una hora,
porque las señas son de vivir poco.

Muchas gracias a todos, habéis atendido a mi deseo. Por Denia y por Juan

Sir Stanley, se trata de un filósofo no superado en su gran odisea, al menos en estas latitudes calurosas tan expuestas al cotilleo y a la confusión.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553b9fd7b8834

Listed below are links to weblogs that reference Puerto de la Cruz:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal