Puerto de la Cruz

Por: | 15 de julio de 2008

Volví de Valencia, y de Denia, a bordo de un avión que se llama Puerto de la Cruz, como mi pueblo. Es una anécdota, pero resulta agradable sentarte en un sitio que te lleva de un lugar a otro y que tiene el nombre del primer sitio desde el que partiste. La vida es un viaje, siempre estás viajando, viajas también cuando estás quieto, pensando, imaginando, creando en el espacio de la nada la vida que aún no has vivido, o la que has vivido, o esa que jamás podrás vivir. Vas volando, siempre. Ayer por la tarde fuimos al Hotel Los Ángeles de Denia, con Manuel Vicent, a tomar un café; en el balcón de una de las habitaciones de este hotel viejo y lleno de nostalgias (para Vicent, para mucha gente) había una mujer joven, fumando, y pensando. Le dije a Vicent: "Qué pensará la gente cuando está sola, frente al mar". Me miró con el aire que le pone Vicent a las preguntas que no tienen porvenir, retóricas. Qué estaría pensando. Lewis Carroll tenía una frase maravillosa: me gustaría saber de qué color es la luz de una vela cuando está apagada. Pues eso, pensar a solas es buscar la luz de una vela cuando está apagada.

Un apunte: me aburren muchísimo, y no sé si a ustedes, los intercambios que empiezan con cierto sentido del humor y terminan en insultos, aquí, en el blog, en el que uno (o una) que usa seudónimo le reprocha a otro (o a otra) que también lo tenga. Sugeriría una altura suficiente para la discusión o el debate o la conversación. ¿Por qué no conversar, simplemente? ¿O callar? Callar también es una respuesta, me dijo una vez un editor norteamericano, y me resultó un consejo sabio que a veces aplico, cuando lo sé aplicar.

Ah, en el avión Puerto de la Cruz comencé el próximo libro de John Boyne, el autor de El niño con el pijama de rayas. Está a la altura. Saldrá en octubre en español. A mi me lo ha enviado la editorial, en un ejemplar en pruebas.

Hay 141 Comentarios

Juan, soy de los que practican el viajar sin moverse del sillón, de la silla de la playa por la noche.
Debe ser lo leído que me fluye, cuando la trísteza me atenaza.
En cuanto a los visitantes que están de vacacione han encontrado aposento en tu casa y quieren hacer de tu hostal literario y social de tresmil amigos, por la tarde noche un parador de luces de colores de carretera.
Empiezan con discos dedicados y acaban con la pacientes amigas de toda la vida.
Yo sigo el consejo de, Callar o salir sin hacer ruído.
Salud.

mairiu, qué frase tan extraña... la gente piensa sola y acompañada, espcialmente acompañada, o no se conversaría, ni los hemitaños piensan siemrpe solos. Es rara esa evidencia, no?. Lo bello es ver a alguien y detenerse y afirmar que piensa, m, es una observación bella la de buscar el interior de un gesto? ( lo de fumar, no es bueno pero...y en la playa se está prohibiendo, especialmente en la arena, que se llena de colillas. Poco a poco.
El niño con el pijama de rayas no leí, pero me comentaron que bien, sí

La vida también es un viaje para los que nos movemos poco, sobre todo gracias a los buenos escritores.
El niño con el pijama de rayas, que compré por tu indicación en el programa de La Ventana, me encantó. Así pues, habrá que comprar el siguiente. Gracias por seguir ahí, pensando en los demás.

Por todas las hadas, las meigas y los elfos! no empecemos por favorcito.
Aquí no hay exterior ni interior, bueno si me apuran, más me inclino que todo es exterior. Lo que si debemos es proponernos que haya respeto y no agresión. Ya sabemos que unos son más afines entre ellos, otros menos, bueno ¡no problem!. Como estamos en vacaciones, vamos a dárselas también a la susceptibilidad. Somos mayores, demostrémoslo. O es que vamos a pedir a los demás lo que nosotros no somos capaces de hacer? Si es sencillo, esto es un blog, no el congreso, no tenemos que estar todos de acuerdo. Seamos considerados y atendamos a lo que J.Cruz nos pide, hoy y tantas otras veces -demasiadas-. Venga, podemos hacerlo, seguro (no me dio ni un duro Cuatro, eh!).
Buenísimo lo que cuenta Teresa.
Yo, cuando la suerte me pone cerca del mar, no puedo más que pensar en que estoy frente al mar. El mar me hace.
Un saludo.

La vida es un avión. O el avión es la vida. Depende del caso.

Esta mañana estaba en un establecimiento de fotocopias, llevaba prisa, pero escuché su voz, y ví que estaba en televisión, pregunté qué programa era y me dijeron que era TEle 5. Me alegró la mañana. Luego, me acerqué a la Biblioteca a hojear libros, y ví el último suyo "Muchas veces me pediste..." y pensé que hoy le había visto dos veces. Lo cogí, y ahora lo tengo en préstamo. Me gusta la portada del libro con la máquina de escribir. Voy a leerlo y a conocerle un poco más. Un abrazo,
Armstrongfl

Well!

Estoy totalmente de acuerdo con mi amigo Zoilo. Ha expresado con la más absoltuta corrección lo que seguro que yo hubiera sido incapaz de hacer con los mismo términoss.

"Vd. debería perder el tiempo debatiendo con los que agreden desde el exterior y no con los que contribuyen con su imaginación a mantenerlo vivo, divertido, atractivo, interesante, crítico, etc."

ALter Ego. - Antonio Pedro - Sirius 300

Yo, cuando estoy solo frente al mar, lejos de no pensar en nada, pienso en todo a la vez, y claro, el "nublao" que se me produce en las entendederas es algo similar a no pensar en nada.
Decía un profesor mío de psicología que si tenemos dos orejas (valen dos ojos) y una sola boca, será por algo.
Besitos/azos.

Cuando estoy sola frente al mar descanso de pensar. No pienso.

Respetable Sra. Satalia:
¿Tiene Vd. fijación por mi persona en particular?. Porque pone Vd. en mi boca argumentos que ni van dirigidos a Vd y que además yo no he empleado.

Hoy no voy a firmar con seudónimo y, francamente, me aburre muchísimo la excesiva prudencia con que se toma Vd. las intervenciones de sus compañeros de Blog.

Es probable que me obligue Vd. a perderle el respeto que ya le había tomado.

Poco a poco me voy desencantando de la fascinación que había despertado en mi este Blog.
Vd. debería perder el tiempo debatiendo con los que agreden desde el exterior y no con los que contribuyen con su imaginación a mantenerlo vivo, divertido, atractivo, interesante, crítico, etc.
Francamente, no se que historia divertida inventarme para conseguir arrancarle a Vd, como mínimo, una sonrisa de aceptación.

Zoilo Lopez

La escena que refieres me recuerda aquel cuadro llamado Maternidad que Juan Pablo Castel expusiera en el Salón de Primavera de 1946: "Nadie se fijó en esta escena; pasaban la mirada por encima, como por algo secundario, probablemente decorativo. Con excepción de una sola persona, nadie pareció comprender que esa escena constituía algo esencial", afirmará Castel. Algo esencial, tanto como tratar de descubrir el color que desprende la luz de una vela apagada. Su color, y también su calor.
Junto a Denia está El Verger. Su nombre lo dice todo. El tiempo allí no existe, avanza de puntillas cuando lo hace. Es, verdaderamente, el paraíso.

Volar es vivir, en ocasiones volar sólo es fundamental, te refuerzas ,te haces autosuficiente.No obstante,Maririu yo también me inclino por la segunda, gracias por tu apoyo.
Gloria es gratificante ,en la vida, pasar ratos solas con nosotras mismas ,nos hace más fuertes, más personas.
Juan,a veces los silencios son mucho más importantes que los dimes y diretes. Defendamos la educación y las formas correctas, en cuanto perdemos esas pobibilidades perdemos la racionalidad
http://carmencoello.blogspot.com/

Buenos días a todos.

Recuerdo una clase de inglés en el colegio. Aprendíamos un tipo de futuro, el inmediato, disponerse a hacer algo en el momento. Para ello nos enseñaban imágenes y teníamos que construir oraciones suponiendo lo que iba a ocurrir en ellas.

Uno de los dibujos era una mujer mirando el mar. Tuvimos verdaderos problemas porque a nadie se le ocurría nada. Aquella mujer no iba a hacer nada.

Después de un rato largo, alguien dijo que iba a tirarse por la barandilla.

Pobrecita mía.

Penar a solas es imaginar, es soñar, es vivir.
Imaginar es crear.
Maririu, efectivamente, estar solo no es tan terrible. La soledad bien entendida nos enriquece, nos hace crecer como personas.
La soledad nos puede hacer entender nuestros amores. Si de verdad buscamos dentro de nosotros, allí lo encontraremos todo y entonces sabremos respetar la soledad del amigo, del hermano, del hijo....
Feliz día a todos los blogueros.
Gloria

La gente que no piensa sola ¿pensará? o simplemente ¿seguirá lo que le sugieren y su mente estará llena de convencionalismos?
Me inclino por la segunda, que me parece una evidencia.
Estar solo no es tan terrible ni desolador, a veces te ayuda a re-centrarte.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553b9fd7b8834

Listed below are links to weblogs that reference Puerto de la Cruz:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal