Un día en el Puerto de la Cruz y una noche en Pinolere

Por: | 30 de agosto de 2008

Un día en el Puerto de la Cruz, mediodía en La Orotava, noche en Pinolere y otra vez el Puerto, a medianoche. En Pinolere estuve escuchando a Los Gofiones, el conjunto folklórico de Gran Canaria que el próximo 3 de septiembre cumple cuarenta años. Nacieron casi al tiempo que Los Sabandeños de Tenerife; los dos grupos le dieron una dimensión nueva al folklore canario, y al cabo del tiempo introdujeron en su repertorio, ambas formaciones, algunas esencias del folklore argentino y cubano, además de boleros y otras formas de la música que nos viene del otro lado de nuestro mundo. Ayer Los Gofiones participaban en Pinolere en el acto de presentación de una revista singular, El Pajar, que nace al amparo de las actividades con que la Asociación Pinolete ha puesto en valor la artesanía, con una feria que conocerá la próxima semana su nueva edición y cuya celebración ha cambiado por completo la fisonomía de este pequeño pueblo de La Orotava. La Asociación Pinolere presentó dos números de El Pajar, uno dedicado a la mujer y otro dedicado a la relación de la mujer con el barro. Son trabajos extensos, bien trabados, editados con el propósito de ahondar, en estos casos, en la personalidad de la mujer en Canarias y en el mundo. El contrapunto folklórico, en aquel ambiente que reproduce un museo muy exigente de la artesanía canaria de la mejor calidad, le dio a la reflexión que suponen los retos que plantea la revista la alegría con la que esta gente de Pinolere celebra el éxito de una iniciativa que ya tiene cerca de quince años. Estábamos, en ese lugar del valle, justo dentro de la bruma que se ve desde el Teide en días en que hay panza de burro sobre la zona, y la sensación era fascinante, en pleno verano aún, y escuchando música en medio de una atmósfera invernal u otoñal, trasladados a una forma rara de paraíso. Luego volvi al Puerto y fui a una casa donde se hacía una fiesta tradicional ya, la fiesta del final del verano, que este año llega a su décima edición; es en la casa de Jordi Violán, que la abre con mucha generosidad para que todo el que tenga interés se junte en torno a un artista que él quiera homenajear; en esta ocasión trajo a un gran pianista de jazz, Polo Ortí, hijo de otro músico, Leopoldo Ortí, a quien yo escuchaba en mi pueblo cuando era joven aun (él, yo). Polo es un extraordinario músico; la atmósfera que creó Violán y que creó esa música, me devolvió al Puerto cosmopolita y vital que tiene que volver a ser. Una ciudad extraordinaria, con su porvenir intacto, que se basará, seguro, en mucha de la gente que anoche escuchaba, en medio de una enorme alegría, la alegría de la amistad, la música apasionada de Polo y su gente. El Puerto otra vez, como fue, como será. Una alegría volver a descubrirlo.

Hay 32 Comentarios

Debe ser por la costumbre que todas las mañanas os digo:
Buenos días.
Paco , el poema de Machado va que ni pintado.
El saludo no quiere decir que vayamos a ir de picos pardos juntos, simplemente que estamos vivos y somos humanos, animales sociales.

Paco, confirmado. Como dijo Marina no hay color, el que mejor sabe en Carballiño... uuunmm, rico, rico...
Marina, esa patuca traviesa... ahora oblígala a que esté un tiempito quieta... sin paseos. Espero que no sea nada y te recuperes muy pronto. Un beso.

Acabo de leeros a todos por segunda vez de un tirón. Me gustáis, qué passssa? Os felicito.
Yo saludo por la calle no solo a los que me cruzo, también a los que me adelantan… No tengo remedio…

Angeles

Según me informan, hoy Telecinco ha anunciado que a Vicente Vallés lo sustituye una señora, madre de su hija y ésta a su vez, hija de su madre.

Estimada Angeles, es lo que tiene la renovación: aire fresco y gente joven.

Debe ser que Vicente es un hombre caduco.

En fin, vivan las cadenas.

Maestro Cruz
De Don Antonio Machado” Soledades”
HE ANDADO MUCHOS CAMINOS…

He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas;
he navegado en cien mares,
y atracado en cien riberas.
En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancólicos
borrachos de sombra negra,
y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.
Mala gente que camina
y va apestando la tierra….
Y en todas partes he visto
Gentes que danzan o juegan,
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.
Nunca si llegan a un sitio,
Preguntan adónde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja,
y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino;
donde no hay vino, agua fresca.
Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
Y en un día como tantos.
Descansan bajo la tierra

PD Para ti Tersat, yo también te quiero.
Saludos Paco

Pedalear, pedalear, sí, lo malo es cuando la cuesta se empina demasiado y, peor cuando se hace larga, larga y falta el resuello.

Bueno hay que no saludan ni en casa, y caras de bulldog tienen, pero que ellos sean infrahumanos no es razón para que nosotros lo seamos.
Resistir sin esperar, seguir pedalando.

Ay! maririu, escandaloso dices , pero ¿y qué podemos hacer?, llevo 5 años viviendo en la misma casa y no conozco a casi nadie y, a los que conozco más bien habría que decir que los reconozco y ya me cansé, sé que puede ser torpe por mi parte pero me aburre, de verdad; por todo, para todo una pequeña batalla. Y sí, me gustaría que las cosas fuesen de otra manera pero, son lo que son.
Me gusta leer a María Francisca, me reconcilia con la cosa ésta de vivir.
Un saludo.

¿te sirvió de verdad la traducción, Jaume?
En Tortosa y en Mallorca yo siempre he visto saludar, en Tortosa "Bon Día" y en Mallorca "Tengui" que es el final de la frase "Buenos Días tenga" y entre montañeros, excursionistas, alpinistas, hasta hoy, siempre he visto saludar a la gente que uno se cruza en el camino, siempre me han dicho, aún en Mayo pasado en los Alpes que en la montaña se es solidario a causa del peligro y la prueba es el saludo.
Claro que en una gran ciudad entre la muchedumbre si te pones a saludar te quedas afónico, pero eso de que no se conocen viviendo en la misma escalera me parece escandaloso y yo saludo en los ascensores y en las tiendas y la gente, en lugar de mirarte mal, te lo agradece.

Probad.

Respecto al comentario de maririu, añadir lo siguiente:

Tengo una casa en el Pirineo francés donde paso los fines de semana y las vacaciones.

Todo el mundo, incluso los más jóvenes, me dicen "bonjour" o "bonsoir" aunque no me conozcan de nada. Hace muchos años que estoy allí y no deja de sorprenderme.

Ayer viernes, a primera hora de la mañana, salí a correr con mi perra, en mi misma calle había un chico joven y alto en el portal de una casa esperando no sé qué, cuando pasé me miró fijamente e inclinado la cabeza me dijo "bonjour". Yo no le había visto en mi vida. Me quedé atónito.
Confieso que no me acostumbro a saludar a quien no conozco.

Maririu: Muchas gracias por tu ayuda en la traduccón del fragmento de canción.

El Puerto está de "capa caída". Yo paso allí todos los veranos y éste, más que nunca, se notó la falta de gente, de alegría, de luz... A pesar de todo, sigue conservando ese gran encanto que tanto nos atrapa. Ojalá vuelva a resurgir pronto.
David (tinerfeño afincado en Gran Canaria)

Marina un carnet pequeñito de bolsillo y un boli y cuando haces la cola del pan o de cualquier cosa o cuando se te ocurre algo sacas el carnet y apuntas una palabra o más para recordar, y dices que es la lista de la compra si temes el que dirán, yo tendría que hacerlo muchas veces pero muchos lo tienen en la mesilla de noche y apuntan los sueños. Ahora cúrate la patuca y descansa.
María Francisca a mí me gusta mucho abrir la casa a los amigos y cocinar para ellos.
Yo, camino de la ciudad, soto, saludo de un "Bon día" catalán a todo quisque que me cruzo eso se hacía aunque no lo conocieras y yo lo sigo haciendo algunos les sorprende y a otros no y los jóvenes jóvenes que vuelven del repaso hasta te lo agradecen.

Gracias, Soto, por tu apreciación sobre mi carta a Juan Cruz


Lorenzo López Carrillo

LA OROTAVA, sábado 30 agosto 2008

**********************
**********************
**********************

Apreciable Juan Cruz y amigos bloqueros:
Si,Maria Francisca,la sociedad cambio¿Humanamente para bien?.No ,humanamente,segun mi criterio ,no.Escribes,Maria Francisca"Ya no se abre la casa a los demas"¿Sabes porque,entre otras cosas?Por desconfianza,he ahi,lo que hemos progesado.Tenemos costumbres ,destellos,reflejos,que nos van vislumbrando esa negativa realidad.Me atrevo a indicaros mi experiencia:A menudo me doy caminatas entre dos hora y media a tres,en dos de ellas me propuse lo siguiente:Al cruzarme con las sucesivas personas,miraria para ellas y observaria la disposicion de saludo.Por lo tanto unas veinte persona ,me encontre en eses recorridos ¿Cuantas miraron para saludarme?:Una,por cierto unos metros antes ya se veia su disposicion a ello.Y estoy comentando de senderos en donde practicamente ,hay que hacerse a un lado ,para poder pasar.A mi parecer,estos comportamientos,(suavizando llamesmoles"ticks",) van en consonacia con lo que dice Maria Francisca,con la realidad que describes,por cierto con un estilo sencillo y creible..
...........................................
"La vida es como montar en bicicleta,si quieres mantener el equilibrio,no puedes parar"
!No tiene contenido,repleta de muchisimas interpretaciones motivadoras esta frase del sabio Einstein!Lorenzo Lopez Catrillo,hermosa carta ,buena redaccion y muy humana ,suena a "Auntentico ,no, a fotocopia"
Gracias Paco,asi lo estoy haciendo,con mis hijos y !la joyita pequeñita! que se desarrolla fisica y psiquicamente que da gusto.
Apreciado,Luis Vea,como decimos por aqui"machiño esto esta bo,funciona",voy en la pagina 71:((Banda sonora para una pelicula))de tu libro,COTIDIANOS. Muy bien Luis,me gusta,me sostiene la atencion en todo momento,describes muy bien el rutinario vivir,lo hastia uno de lo bien que lo fotografias y ."un pesimismo- realismo" barojiano,Galdosiano,de Dostoyeski, se asoman en tus paginas,reales,vivas ,como la vida misma van asomando,con un lenguaje escrito creible ,porque se palpa,se siente, nos vas llevando a"esa piel" que ya conocemos,pues es el vivir de todos los dias con muchas decepciones y fracasos algunas satifaciones,no muchas...asi la voy entendiendo,percibiendo yo....seguie dandote mis impresiones.
Gracias a Juan Cruz ,a traves de sus post,a Carmen Coello, a Luis Vea y a otros bloqueros por darme a conocer Canarias a traves de sus comentarios.A raiz de estos ,he cogido mi automovil virtual:Google Eart,y voy completando "reamente" las versiones escritas,os invito a viajar en este medio,poner en Google ,en el buscador:Google Eart,y os merecera la pena.
Bueno,perdonen vuecencias las molestias del rollo expuesto.
Besiños agaramisos desde a beiriña do mar.

No puedo conectarme diariamente al ordenador; repito mi pregunta de hace unos dias por si puedes responderme. Vas a estar en La mirada crítica?. Me niego a verla sin saber con qué me voy a encontrar.

Francisco: Gracias por tu interés. REspondiendo a tus preguntas diré que no antes del año que viene pues estoy puliendo un poemario que espero tener listo antes de finalizar el año. Otro gran problema será la editorial.Quisiera encontrar una con mayor distribuición. Y esa es toda una lucha porque además se lee poca poesía.

Un abrazo.

Luis

Hola Juan Cruz: Gracias por esta maravilla de texto, por tus palabras que siempre llevan enganchadas un toque de poema, de música, de ternura, de sentimientos hacia tu tierra canaria. Me pongo en ese lugar, en ese valle, justo dentro de la bruma, de ese paraíso fascinante tal y como lo cuentas creo que mi alma anda por ahí, Por la Orotava y por el Pinolere...!
Los Sabandeños son la alegría de la vida, escuchándolos se olvidan las penas, yo tuve
la suerte de verlos actuar en televisión hace ya bastante tiempo y era una gozada oírlos. Maririu gracias por tus palabras por leer lo que escribo eres genial, las mías son bien sencillas, como yo lo soy,
y los poemas no me salen tan facil, aveces estoy una tarde entera o días, aquí sentada y nada me sale, luego cuando estoy haciendo la comida quizas con prisa o de camino para el mercado o aciendo cualquier trabajo, me vienen a la memoria un sinfín de cosas para escribir algo bonito, pero más tarde cuando ya tengo tiempo libre ya no me acuerdo de nada. Venecia, gracias por interesarte por mi, por cierto hoy me he llevado un buen golpe, por la mañanana salí a la huerta me resbalé me caí me hice daño en una patuca, no tengo nada roto pero si me duele y mucho. Y por hoy me retiro a descansar por recomendación médica. Un cariñoso saludo a todos vosotros Blogueros/as. A kiss.

Abrir la casa.No hay nada mejor que un tenderete en casa con amigos , sin prisas , hablando, contándonos cosas unos a otros escuchando música , si es en vivo mejor , terminar cantando aunque sea mal , y como anoche enseñándole a algunos amigos incrédulos, los murciélagos que viven cerca de casa en unas cuevas del risco y veo volar al atardecer . La tertulia y el visiteo a las casas , creo que es una tradición que se ha perdido y que a mi me parece estupenda , me crie en ella y espero continuarla, me gusta recibir en casa mucho , aunque me doy cuenta que hay quien nunca abre su casa ,cada vez menos personas . Todo se hace en restaurantes y discotecas , hasta los duelos se hacen en tanatorios ,pagando claro. No hemos hecho mas egoistas en eso , o no tenemos tiempo no sé ,pero ya pocas personas son generosas y abren su casa a los demas para pasar el rato e invitarles a comer , ya ni tan si quiera te invitan a café.

Estimado JUAN CRUZ RUIZ

Esta mañana desayuné con leche de cabra, algo que lamentablemente no consigo hacer todos los días; me la trajo hoy mismo hasta el centro de La Orotava (donde vivo desde 1977) la mujer de mi primo desde Barroso, que vive cerca de la casa que aún conservamos (que mi padre construyó al lado de la que fuera en 1893 la primera Planta Eléctrica de Canarias) y donde nací en 1964, porque ahí me tuvo mi madre cuando todavía muchas mujeres parían en sus casas. Desde allí, donde me dejó la guagua, anduve ayer por la tarde los caminos de mi infancia hasta Pinoleris, como decía entonces mi padre cuando lo acompañaba hasta el barranco donde estaba la Galería “El Salto del Lino”, en la que había trabajado agujereando la montaña cientos de metros hasta alumbrar el agua.

En Pinolere, como se nombra oficialmente ahora, tenía yo anoche una cita con el tiempo pasado, con el reencuentro con mis paisanos; y contigo, Juan, con tu palabra y tu persona, y con Víctor Batista, el director de “Los Gofiones” a quien no veía desde hacía casi 20 años, cuando en 1989 cantamos con la Coral Universitaria los coros de la ópera “L´elisir d´amore” en el Teatro Leal de La Laguna y más tarde compartimos una gira por Galicia con Benito Cabrera, yo como flautista y Víctor como virtuoso guitarrista y magnífico cantante que sigue siendo, además de excelente director, ahora, del todavía emocionante grupo grancanario con 40 años de buen hacer y que anoche actuaba en La Orotava por primera vez.

Tú, Juan, (y lo cuento para los que leen el blog porque sé que tú no lo vas a hacer aquí) te habías desplazado expresamente desde Madrid para presentar la revista “El Pajar” (antesala de la Feria de la próxima semana dentro del “Proyecto Cultural Pinolere”) y celebrar la publicación número 25 de este “Cuaderno de Etnografía Canaria” que, en edición junto al número 26, tratan los temas monográficos “Papel de la mujer en la construcción de la identidad canaria” y “El barro, presencia material en nuestro patrimonio cultural”. Y hablaste de tu madre y de tu casa de barro cerca de La Montaña de Las Arenas, como lo eran entonces casi todas las casas antiguas (como la de mi abuela en la Villa de Arriba de La Orotava) y leíste, lo que escribías para contárnoslo anoche, que el trabajo cotidiano para la subsistencia de entonces es la artesanía de hoy en día y cómo era normal que en tu casa hubiera una cabra, una vaca o la “Perrucha” (que no sé si es la que sale en “La foto de los suecos”), como era normal en la casa donde nací (en el campo) que también tuviéramos una cabra, conejos, gallinas, palomas y un perro. Y hablaste de los trabajos y los días, estampas de aquel tiempo que, por suerte, yo también alcancé a vivir y del que tengo la impresión de que pertenezco a la última generación que las pudo presenciar tal como había sido desde siempre…

Después de tus palabras y la música, después de que tanta gente requiriera tu atención, pude compartir un rato de charla contigo, y con tu mujer Pilar, en torno a una copa de un estupendo vino canario y queso de cabra; fue una lástima el que no me comentaras que más tarde ibas a escuchar en casa de Violán a Polo Ortí, ya que también yo hubiera ido, porque es amigo mío, desde cuando nos conocimos en el penúltimo curso de solfeo en La Orotava, en 1980; no hablo con él desde que lo telefoneé por la muerte de su padre, Leopoldo Ortí, a quien siempre recuerdo tocando el piano en el “Café de París”, frente al mar en el Puerto de la Cruz. Polo es, como su padre y su abuelo, un magnífico músico, el mejor “jazzista” de Canarias (ya cuando lo conocí lo era) y uno de los mejores de España, aunque apenas se le reconozca. Por él tengo yo muchos amigos en el Puerto (además de por haber cantado yo en la Coral “Reyes Bartlet”) y no tanto porque mi abuelo materno sea de allí, de la extensa familia Carrillo.

Aunque estuvimos más rato que cuando te conocí, el 17 de noviembre de 2007, en la presentación de tu libro “Ojalá Octubre” en el Castillo de San Felipe del Puerto de la Cruz, no pudimos anoche en Pinolere, por tanta gente quiso saludarte y hablar contigo, terminar los varios frentes de la conversación que manteníamos: la memoria como el barro, los conocidos que tenemos en común, la envidia (que creemos sentir) por una vida tan apasionante como la tuya, el silencio y la soledad que buscas y que a veces encuentras en la vorágine de tu existencia, siempre de aquí para allá…

Por eso, y hasta continuar en una próxima conversación cercana y tranquila, quisiera terminar con una frase que anoche te comenté que había leído ayer mismo, y no como te dije en la revista comarcal “Tangentes” que tituló una entrevista contigo “Trueno en la Punta del Viento”, sino en otra publicación; es una frase de Albert Einstein, en una carta a su hijo:

“La vida es como montar en bicicleta: si quieres mantener el equilibrio, no puedes parar”

Así pues, querido Juan, a seguir pedaleando…


Lorenzo López Carrillo

LA OROTAVA, sábado 30 agosto 2008

**********************
**********************
**********************

"...la bruma que se ve desde el Teide en días en que hay panza de burro...". Siempre alguna sorpresa, que escapa de la acumulación de palabras rutinariamente alineadas; huyendo de la prosa burocrática, obligación primigenia del escritor: sintagmas que nos saltan encima, que nos hacen abrir mucho los ojos maravillados ante el hallazgo inopinado. Creo que no he visto nunca este fenómeno atmosférico, o no me he fijado, que tiene delito.

Admirado Don Juan Cruz¨:
es la primera vez que escribo en un blog pero he sentido la necesidad imperiosa de hacerlo , solo para que ud sepael bien que han hecho en mi sus palabras;seguro que ud ya lo sabe ,através del exito de su obra, que es desconocida por mi pero a la cual me sambulliré cuando pueda.
sus palabras me transmitieron tanto bienhestar el reconocer en ud valores para mi tan importantes y casi dejados en desuso como la gratitud, (no estoy de acuerdo con lo que le dijo la esposa de saramago),creo que es de almas muy grandes olvidar las ofensas y recordar eternamente las cosas buenas que hicieron por nosotros
y todo esto en la epoca en que decir gracias es pasado de moda.
Gracias por hacerme pasar tan lindo momento escuchandolo en "cara a cara" y por recordar a nuestro genio Borges
disculpe la "lata" y muchas gracias otra vez
PD El titulo de su nuevo libro es muy bonito

¡Qué delicia encontrarte por aquí, admirado Juan Cruz! Quiso el desvelo que encendiera la televisión de madrugada y te viera en una entrevista en la que aludías a este punto de encuentro con tus reflexiones. Saludos, y más que bien hallado.

Paco, te quiero ¿cuánto me gustaría ser, a mi, la niña que fui?, pero no es posible y entonces ¿qué pasaría con lo que más quiero , mis hijos?.
Prefiero estar en este momento y en este lugar. Un beso

Maestro Cruz
Leyendo tus comentarios sobre tu ciudad y su entorno que por suerte conozco, inexorablemente me traen recuerdos de mi Lugo y me imagino que a todos los bloqueros nos sucede lo mismo,cuando hablas de tu Puerto de La Cruz se ilumina y tiene un brillo especial lo que nos dejas escrito,es que incluso cerrando los ojos te oigo contarlo con la pasión é interés que muestras siempre en todas tus actividades,no quiero parecer un nacionalista trasnochado pero quien no quiere ó reniega de los los paisajes de su infancia y juventud no es para mi criterio una persona de fiar.Disfruta de tu tierra y sigue contándonos sobre sus pueblos y seres humanos.
PD.Soto mi madre me hace pulpo y empanada, pero cuando pasa Piedrafita el yantar
da nosa terra y el agua diferente no es lo mismo.Iago puede decir por sus idas i venidas si es lo mismo en Galicia ó en Barcelona. Soto que disfrutes de tus hijos mucho, es lo que nos toca ahora disfrutar de sus éxitos y de sus hijos. Carmen Coello tú sigues siendo la niña de nuestros corazones.Maririu no me nombres Besseit que me estoy haciendo a la idea que los garbanzos me esperan a mí solito ¿se me reblandece el cerebelo? un saludo maca. Luís Vea me puedes decir por favor, para cuando tienes previsto la presentación de tú próximo libro.El famoso Cotidianos que sepas que me gusto muchísimo y según mi costumbre lo he leído como tres veces y siempre encuentro algo interesante que se me había pasado.
Saludos Paco

¿Todavía son hombres los que hablan por la inteligencia y sensibilidad de la mujer canaria?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e554dcaf3f8834

Listed below are links to weblogs that reference Un día en el Puerto de la Cruz y una noche en Pinolere:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal