"Yo escribo por ataques"

Por: | 28 de agosto de 2008

"Yo escribo por ataques: a veces me paso meses y meses y no se me ocurre nada. Pero siempre sé que va a volver, que siempre volverá. Y vuelve: en el momento más inesperado el tema llega y lo domina a uno. Cuando uno se pone a buscar el tema, como hacen algunos que no quisiera nombrar, pensando que está bien escribir esto y mal lo otro, entonces uno no es un artista. Podrá ser un correcto escritor, pero no un artista". Anoche, repasando libros de Onetti, cuyo centenario será en julio de 2009, me encontré esa perla de su rabia literaria; estaba en un libro de María Angelica Petit y Omar Prego, Onetti o la salvación por la escritura, editado por la Sociedad Española de Librería en 1981; estaba en los libros que me traje ahora de Madrid, y ahí floreció esa frase, que tanto tiene que ver con aquella postura indomable, y rabiosamente literaria, recluida, radical, del maestro uruguayo. Onetti vivía literalmente de espaldas al mundo, de sus incitaciones vanidosas, cultivando una escritura salvaje, propia; se negaba al brillo y a la superficialidad, y su risa era pura, como la risa de una máscara trágica y solitaria. Se reía de lo solemne y de lo abstruso, y estaba ahí, echado, esperando que el tiempo hiciera su trabajo, y mientras escribía sobre agendas usadas libros conmovedores y extraños. Un escritor. Es decir, un artista.

Hay 63 Comentarios

¿Un...uruguayo, también?
Perdón por esta especie de pregunta con segunda intención de orgullo nacionalista.
Es que somos un país chiquito, con forma de corazón, ubicado entre dos grandes, acostumbrados sus ciudadanos a viajar y encontrarse con ser confundidos con argentinos o cualquier otro país de Latinoamérica hasta que decimos "Uruguay" y nos miran como si dijéramos "Asteroide B-612".
Sin embargo de este paisito la literatura ha dado buenos frutos. Como Onetti, o Eduardo Galeano, Mario Benedetti, por decir algunos. Sr Juan Cruz usted conoce más. Hace poquito por ejemplo conoció a Marcelo Estefanell y como a todos nos ha pasado, se lo conoce y en un rato se lo quiere. También a mi querida profesora de taller literario CLAUDIA AMENGUAL.
Sí, somos un país muy pequeño, más empobrecido que pobre pero tenemos lo nuestro.
Con humildad afectuosa y respeto hacia mi país, orgullosa de este artículo suyo sobre uno de nuestros grandes escritores,
Renée, la MONTEVIDEANA

Humildemente, recomiendo los pasajes de Días y noches de amor y de guerra de Eduardo Galeano, en los que visitaba al Viejo.

Como todo el mundo Juan, como todo el mundo.

... Pero siempre sé que va a volver, que siempre volverá...

¡Qué gran alivio para el alma leer lo que el corazón ya intuía!

Ah, Maririu, ya n o se si llego antes de que te acuestes… Me encantó la mer de trenet en you tube. Ojalá coincida con esa posible cena bloguera, que bien poder dar el abrazo en persona. Y sí, Compostela ya es mi otra casa, casi se todos los rincones. Por cierto ha sido un verano genial con sesiones gozosas de música, teatro, circo, cante… por las plazas, calles, jardines… una pasada de bien. Buenas noches.

de los dedos quería decir
¿sabes miré Bones en la tele?

oíste la mer de trenet en you tube?

he vist la tele iago
desde luego te debes saber Compostela y los tejados con la puntita de los huesos.
A ver cuando estarás en Barna si es septiembre 2ª quincena...
cena bloguera posible

Maririu, por aquí tan de nit??
Está sin ordenador? leñe, ya me parecía rara su ausencia...
Un abrazo, Maririu,
PC. Sigo por Compostela, en breve tendré que volver tres o cuatro semanas a Barna, y así como entre dos mares como en el blog de ayer...

Alena revisa su ordenador iago

Alena, a ver, quien es genio y figura y vendedor de crecepelos literrios... sólo traspiración o sólo inspiración... o hay porcentajes de inspiración estadísticamente significativos... estas son las preguntas que de hallar respuesta y mezclar en coctail nos permitirá establecer protocolos y manuales del talento y del perfecto genio de la escritura. Alena, Alena... ande andará...

Si te cuesta entenderlo a tí, no sabes lo que me ha costado a mí. El patio de escuela puede llegar a ser muy peligroso.

En los blogs sí que es verdad, se escribe a veces por ataques. Lo de cínico lo acepto, como mínimo me hace recapacitar. Pero eso de troll no sé qué, es de patio de colegio, señorita.

No, no no que Lucía Angélica Folino es la que es, ¿no estará intentando ir al arrastre de otra persona verdad?

Bueno, bueno... Es curioso cómo lo que uno dice aquí toma formas insospechadas, es digerido -mal- y descompuesto por glosadores de estómago irritable.
Sí señora lo que usted lee es muy superior, no seré yo quien le diga lo contrario.
Que sí, que las posibilidades son numerosísimas, pero no hay por qué no dejar cuatro cosas claras. No lo he logrado, por lo que se ve.

Maestro Cruz
Me ha quedado muy claro las muy buenas respuestas sobre lo que yo me preguntaba
Aparicio Durán,Luís Vea,Maririu Angélica,Iago etc,etc me quedo con muchas de las cosas que habéis expresado y se entiende perfectamente lo que queríais transmitir y me satisface que en este blog haya mucho nivel humano y lo más importante que cada uno piensa diferente pero al final la sensibilidad y las buenas maneras al intercambiar las ideas sobresalen y florecen a pesar de los pesares,enhorabuena a todas y todos.
Saludos Paco

Soy Lucía Angélica pero es lo mismo.

Pueden bautizarme como quieran.

Es lo que hay.
Muchos escritorzuelos creen que con la metáfora del cambio de nombre se obtiene una obra de arte.

Ya sabemos, doña Jimena, es un buen ejemplo de lo que no deberían hacer las mujeres del Cid Campeador.

Lu

¿Qué más da que estén vivos o no? ¿Y qué clasificación he hecho yo?


No le voy a contestar.
Ya estoy advirtiendo que es usted un cínico, un hipócrita o un choricero troll.

Aparicio:
En parte tiene usted razón.
El mercado manda.

Hagamos una cosa.
¿Por qué el mercado no le da una oportunidad a mis poemas, que tienen ya en la red más de ciento veinte mil entradas en blogspot y algunas decenas de miles de visitas en otros sitios de alojamiento?

Digo, al menos, para estar en igualdad de condiciones.

Igual cantidad de tirada, igual promoción editorial, igual barullo en las ferias de libros y conferencias.

Y después cotejemos si estoy equivocada o no.
Porque para comparar hay que establecer categorías ídénticas o similares.

Lu

Le recomiendo un libro:

INTRODUCCIÓN A LOS ESTUDIOS LITERARIOS, de Rafael Lapesa. Le escribo aquí unas líneas en respuesta a su petición; son muy aclaradoras:

No entendió nada, señor.

Ese autor no será superior a Lessing, a Octavio Paz, a Barthes ni a Alfonso Reyes, a tantos de los académicos de Literatura que leo y he leído a lo largo de los años. No creo que pueda decirme nada que ya no sepa. Modestamente se lo digo.


Por otra parte:


Lo tengo bien claro.
Soy un genio.


¿Creer usted que no está bien que yo lo diga, verdad?
¿Que solo se es un artista con la mirada de otro, la consideración ajena?
Tiene razón. Tiene toda la razón.
Pero, a veces, no hay otro remedio que darse a luz sin partera. Porque de lo contrario, te mueres en el vientre materno.


Si quiere leerme no tiene más que picar en este link.

http://lacomunidad.elpais.com/luciafolino

Ahora, si va a esperar a que me recomiende la crítica especializada de los grandes grupos, está frito, porque no serán capaces de decir algo que esté fuera del cannon.
Se enterará en el hipotético caso de que me sobreviviera y una vez muerta y réquetemuerta fuera liberada de la etiqueta negra a la que me han sometido varios miserables, amigotes de Juan Cruz, por otra parte, si es que se dignaran retractarse, algún día.

Lo mejor será que juzgue por usted mismo y si no está de acuerdo con mi valoración fundaméntelo.

Me hará un gran favor y evitará que siga mostrando lo que escribo con innegable orgullo mi obra, algo que mis detractores llaman locura o actitud de soberbia.

Lu

Pablo Aparicio Durán, se denota en sus escritos su preocupación por la precisión y el buen uso de la lengua, pero si me permite, quisiera decirle que, a mi entender, las definiciones de genio y talento, que nos transcribe de R. Lapesa, están bien, pero no agotan las posibilidades de ambas. Y creo también que la intervención de Angélica es muy rica por abierta y, aunque de otra manera, también muy precisa. Y que tiene claro qué es ser buen escritor se deduce de su escrito… no hay recetas…
Saludos cordiales

Huuuy… yo sé mucho de este tema. Se distingue enseguida por la forma en que se mueven los labios contra los dientes al leerlos… y el remolino inmediato que va a la pituitaria. Yo huelo a los escritores por sus libros, el estilo, el cómo se han escrito… hay de todos los colores… formato de escritores o formas de escribir, borrachos, encendidos, maltratadores, transpuestos, atacaos, poseídos, aturdidos, lánguidos, geniales, talentosos, malísimos de premio, con rampels, iluminaos, de estroncios de cirrobercio y ostiaos… escritor-artista y escritor-rana, escritor-centauro y escritor-sirena… el problema es que pocas veces coincido con los demás al distribuir estos motes…
Así, Paco, no te podré ayudar mucho, pero genios, genios… son los que tú ya sabes… porque como dice Angélica, qué sabe nadie… Creo que el día del juicio final, el de cada uno, nos quedaremos con muy pocas cosas (libros o autores), buenas, buenas, cuatro o cinco… poco más…

Estimado Pablo: Yo no he dicho que Vd haya dicho, así pues no diga Vd lo que yo no he dicho.
Un saludo cordial.

¿quién conoce à Paul Bourget? ¿quién lee a Benavente? ¿y Gironella?

Herida o botiquín , así es ella ( a la escritura me refiero).
No te entiendo - me decías - , y en mi interior sonaba un disparo y caían muertas las letras deshilvanadas.
No lo sé decir de otro modo.
- Dibuja un árbol - y salían 32 maneras cuajaditas de formas .
- Menos todavía.
No lo pretendo, no lo puedo evitar , las palabras salen solas y plasman en frases concretas lo que quiero expresar.
En mi vida he escrito un verso , y aún sin pretensiones literarias concretas, escribir no es sino conectar conmigo misma , sin prisas, doucement , saboreando , y captando todas las emociones y sentimientos que navegan en mi "yo" más profundo , aprehendiendo las que considero más apropiadas para dibujar lo que bulle en mi pensamiento.
No entiendo pues, que la forma de escribir sea algo buscado. Uno puede sonar rebuscado, solemne ,grandilocuente o retorcido sin pretenderlo de antemano.
Escribir es fluir . Adelante .
Ocurre sin embargo , que como en la vida , a veces es preciso cambiar , agilizar , corregir , o borrar cosas que o no dicen nada o aportan poco a las ideas que bailan en el coco.
Me siento muy apenada porque ésta es la segunda vez que escribo el comentario, ya que el primero se me lo comió la mano negra de un sólo bocado, y claro, imposible vivir el mismo beso dos veces lo mismo. .Pero bueno, sólo quería decir que los poetas sienten y dicen de diferente manera y que por ello me siento muy identificada y me gusta muchisimo lo que Juan Gelmán expresaba a cerca de los escritos.
" La poesía trabaja y nombra lo que no tiene nombre todavía. Esto exige que el poeta despeje caminos en sí que no recorrió antes , que desbroce las malezas de su subjetividad , que no escuche el estrépito de la palabra impuesta, que explore los mil rostros que la vivencia abre en la imaginación, que encuentre la expresión que le dé rostro en la escritura".

De Onetti unicamente leí las desdichas del comisario Medina y su angustia por la condición humana.

PD. Siento mucho que mrina no haya respondido al gesto de sincero arrepentimiento que le ofrecí en el piso de abajo.

Muy buenas tardes tengan todos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e55488305b8833

Listed below are links to weblogs that reference "Yo escribo por ataques":

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal