Hacer entrevistas

Por: | 25 de septiembre de 2008

Una entrevista es una convención; te sientas delante del personaje, sacas papel y lápiz, pones la máquina a grabar, y ya se cierra el mundo alrededor; el entrevistado espera tus preguntas, y tú tratas de escucharle para seguir preguntando al hilo de lo que dice; si te centras sólo en el cuestionario que llevas preparando, la entrevista se convierte en un secarral, así que has de simular que haces una conversación. Pero es una entrevista. Una conversación es otra cosa, tiene otras convenciones, responde a otra manera de elaborar la charla: es abierta, tiene que ver con todos los elementos que hay en la sala, y en la vida, no es una entrevista. Una entrevista es una curiosidad que se plantea a otro, y tiene los límites que tiene: un tiempo, un espacio, un principio y un fin; no es un compadreo, es un intercambio en el que lleva la voz no es sólo el periodista, ni mucho menos, sino el que está delante; éste es dueño del tiempo y de las respuestas; forzarle sería romper la convención; me pasó con George Steiner: hay un límite para las repreguntas; existe la alternativa de seguir infinitamente con el mismo tema, pero entonces estarías rompiendo la convención, y hurtándole al lector una parte del personaje, si es que el asunto sobre el que reiteras las preguntas es singular y de un ámbito muy estrecho. Puedes hacer una entrevista sobre la guerra, y entonces todas las preguntas serían sobre la guerra; pero si le haces una entrevista a un filósofo de París y no hablas sino del Teide no estarás haciendo una entrevista sino dándole la lata. Eso es lo que pienso de las entrevistas. Y ahora hablaré de una entrevistadora de la que se ha hablado aquí bastante estos tres últimos días. A mi me gusta mucho la manera de hacer las entrevistas de Elvira Lindo, de cuya entrevista con Penélope Cruz se ha dicho aquí de todo. Tiene dos grandes virtudes Elvira como entrevistadora (y como escritora); una, que se fija hasta el alma en la mirada de la persona con la que conversa para una entrevista, y en segundo lugar, que tiene una memoria excepcional, y una preparación cada vez más honda y más depurada no sólo sobre la carrera de las personas que va a ver, sino sobre el mundo que la rodea, literaria, cultural, socíológicamente. Por eso cualquier entrevista suya es una manera de ahondar en el alma de las personas, y su retrato suele ser suculento, real, distinto. Siempre esperaré una entrevista suya como un acontecimiento. Pregunta con curiosidad, se quiere ir con una mirada, lo logra mirando.

Hay 43 Comentarios

el tema es hacer entrevistas.
m?
pero depende de donde me llamen digo sí o no, ten cuidado corazón, que como el entrevistado hable y no le entrevistes, estás perdido como entrevistador.
por lo demás, saludar es bueno: hola

"¿Dónde estás corazón?"
Ana

Penelope Cruz o Scarlata o Bardem, se merecía en esos medios serios, que la entrevistara alguien como Gabilondo, o u otro, pero no un entrevistador, que además es mujer, y en fin... parece que le interesa más la cama, que el trabajo
esa fue la sensación que me dejó la entrevista de Lindo, y peor al pensar que era una mujer la que preguntaba insistentemente de forma representatiamente y la maleta eso...
en fin... y encima mujer... uf!
a mí me interesan como mujer en ess entrevistas temas como los que trataba Gabilondo con Barem

.- me imagino que trabajr con los hermanos Cohen , me imagino que se hace mucho dinero, me imagino que después debes promocionar la película...
bel´sima entrevista

Penelope Cruz, en esos medios, no se merece eso, ha trabajado y mucho ha llegado alto y ha hecho una gran película no por Woody, por que es una gran actriz

cuando Gabilondo ( eso es un entrevista de información periosísta de tipo no necesito audiencia, entrevistarte)

le dice a Javier
te habrá dolido eso qeu dijeron de ti ( no se estaba poniendo a su lado, pero es una buena estrategia para saber si el se va a desbordar personalmente)
Bardem, contestó ( con esa mirada)
no me duele, sabemos lo que son los medios de comunicación, y como todos necesitamos promocionar una película o una Biblia.... se vende
pero con respeto ( eso no lo dijo, lo dió a entender)
ok! por los dos...

de vez en cuando me distraigo pero entonces busco Dónde estás corazón

m, las entrevista dependen de los medios donde vayan a publicarse. Dónde estás corazón, la revista Hola y demás, los informativos o los papeles ABC, EL MUNDO EL PAIS y LA RAZÓN...
La entrevista de E.Lindo pertenece a HoLa, pero... o Dónde estás Corazón.... donde quieren quiereas o no, que digas eso!
Gracias Penélope por tus respuestas, la pr´xoima vez que te digan que te entrevistan para el Hola.
( nada contra Elvira la persona, Lindo, no la conozco, esa entrevista es de Hola)
Gracias Penélope, por no dejar que insistan en tu vida privada, ibas a comentar una película,. m?
Gabilondo, cuando entrevistó a Bardem.

por cierto, las entrevistas están preparadas, y cuando son personajes interesantes para el público y los medios son en principio serios, informativos, no revistas del corazón, le dicen el tema, lo que van a tratar y si quiere que le pregunte algo específico...m? también comentan lo que no se va a tratar, ... luego sale lo que sale cuando el entrevistado o el entrevistador se salta lo que verbalmente acordaron, en otros casos es a ver qué sale... hay muchas entrevistas, no?

Gabilondo, le preguntó a Bardem por la frase de los españoles son estúpidos, Bardem le dijo que la periodista había rectificado y que eso no lo dijo él, ahí está el comunicado, por qué no ponen eso le preguntó Bardem

Inaki, siguió con su objetivo, omitió )como es lógico, entrar en eso) ay! Gabriel Márquez... y siguió preguntando
m
la entrvista de Elvira, nome gusta nada, simplemente porque no iba a leer el HOla, igual ahí me hubiese fascdinado

Sr. Cruz "Pregunta con curiosidad, se quiere ir con una mirada, lo logra mirando" ¿esto es la entrevista o una entrevista?

Estoy totalmente de acuerdo en que Juan Cruz hace unas entrevistas muy especiales, porque no son nada monótonas ni previsibles, son ingeniosas, distintas...lo que me gustaría saber es si Juan Cruz le haría esa pregunta a Penélope Cruz si tuviera que entrevistarla ¿?

A mi no me gustó la entrevista (sobre todo porque a mi no me interesa si la actriz sale con Javier Barden y porque si no pudo ver la película debería haber empezado por ahí) pero eso no significa que no me guste Elvira Lindo, para nada!

Por cierto ayer vi la película, me encanta Woody Allen aunque a esta película como que le falta algo, y sinceramente Penélope Cruz está sobervia, me horrorizó en Volver, pero aquí esta bárbara.

Mrina, hija, ¿qué está pasando? es la patuca perjudicada que sigue en sus trece y no quiere dejar de tocar el moño? Venga, patuca, estírate y sostente con fuerza que necesitamos a Mrina recuperada y que nos siga alegrando con sus versos. Si persiste en dar guerra y execeso de atención, a esa patuca dale tú algún castigo, de vez en cuando, que sepa quien es su dueña...
Un beso grande

Buen día Juan y amigos lectores,
¡Qué lindo es leerlos cada día!
Me hacen olvidar, por un rato, de esa realidad cruel que está allí fuera.

Juan, me gustaría comunicarme contigo. ¿Me podrías facilitar una dirección postal o de email?

Saludos y buen día,

Rommy

Venecia, tus pabras no ofenden, todo lo contrario hija, lo que me dan es un poco de seguridad y ánimo en tiempos de otoño en el que la imaginación no quiere más que dormir. Trato de echarle fuerza para no sucumbir. Un saludo cariñoso a todos blogueros/as, desde Pontevedra que e boa Vila. Ser felices.

Estimado Juan, perdona que sacará el tema de la entrevista de Elvira Lindo a Penelope Cruz, pero soy un asiduo lector del articulo de Elvira de los dominicales de El País.
Antes de conocerla, literariamente, la conoci por la Radio y a su marido, Antonio Muñoz Molina, mucho antes.
Dicho lo anterior, mi modesta opinión es que: cuando uno viaja para hacer una entrevista, es un embajador de sus lectores y debe sacar al entrevistado el maximo posible, pero sin tirantez, sin groserias, de forma que sus lectores no se sienta molestos con el texto de su conversación.
Nadie, espera que una actriz le reciba en una cabaña, generalmente recibe en un gran hotel, que pertenezca a un Lobyg es indiferente, tambien Elvira escribe para un Lobyg de los medios y nos sentimos muy contentos de que sea así.
Que utilice su maletita, arrastrandola y su preocupación por tener que comentar despues con su Santo Varón, me parece una utilización propia de alguién que no se creé suficientemente motivada.
Y por último, nadie visita a un personaje, para hablar de un libro, sin leerlo, y menos le interesa si se acuesta o se casa con fulanito, porque ese enfoque presupone que les interesa a sus a sus lectores, y le aseguro amigo Juan, que a mí núnca me a preocupado la vida intima de Elvira y Antonio, ni de Javier y Penelope.
Ese creo ha sido el error de la entrevista, que Elvira llevaba un plan erróneo y le salió la entrevista como un fraude, ya que hasta "la simple" Penelope, cuando la ve marchar con cara de lechuga, sale y le dice, "Cuando veas la pelicula, vienes y volvemos hablar".
Una prueba de bondad hacia quién se equivocó y estuvo pisando el jardín sin permiso de la dueña y señora de su intimidad. "creyó que el trigo era agua", como la Paloma de Albertí.
Salud.
PD. Perdón a todos los amigos bloguistas de Juan Cruz, si mis palabras les entristecen, pero mi admiración por Elvira me hacen ser mas exigente, porqué ella lo sabe hacer mejor.

Cuando sea mayor quiero ser entrevistadora, pero de esas fantásticas como Elvira aunque haya quien no le guste.
Mi periodista de cabecera ( mi hijo) me dice siempre: mamá el verdadero periodista deja hablar al entrevistado, no hace la pregunta y se la contesta él mismo,por estas tierras hay muchos de ésos. Menos mal que tú eres una de las excepciones,
el vivir fuera y dentro no ha conseguido que te damnifiques.
Como mi hijo y el otro que tengo adoptado por ahí, que va y viene, el oxígeno los fortalece como profesionales.

¿alguien tiene un poema de Padorno? porque todo lo que se encuentra en internet es biografía, crítica y portadas de libros.
Parece muy interesante lo más la distribución de papeles, entre los 3 canarios y la especie de rebeldía que representa, para Padorno, pintar.
me gustaría ver ese mar bravío y pintado.

Publicado por: maririu | 03/08/2008 14:08:18


Estimada maririu: acabo de ver este tag tuyo en el blog. Aunque con retraso y apesar que en su día Antonio Pedro y más gente hizo un montón de aportaciones a lo largo de ese día, quería comentarte que en la Página Web Oficial:

http://www.manuelpadorno.es

no sólo tienes portadas, biografías y críticas...

Además de en otras secciones de la Web, si vas a la pestaña de Poesía, obra publicada, y relación de portadas, picando sobre cada una de ellas podrás encontrar una selección de poemas de cada libro.

Y también además de en otras secciones, puedes ver muchos de sus cuadros en la pestaña de Pintura, obra, cuadros y carpetas...

Tienes también sobre ambos temas en la relación de obras de la pestaña de Caminos paralelos por ejemplo...

Espero serte de alguna ayuda. Más vale tarde que nunca...

Un saludo, Ana padorno

El domingo no pude leer el dominical, pero lo tengo reservado porque ya me ha entrado cierta curiosidad. Así que no opino sobre la entrevista en concreto. Y sobre la entrevista periodística tampoco, porque uno es psicólogo y tiene muy clara la entrevista con un cliente (no siempre terapéutica), pero a nivel periodístico sólo me queda, ver, leer y aprender.
Besitos/azos.

Señor Cruz, usted como buen periodista español, como ayer Muñoz Molina (con objetivos y motivaciones distintas al propio debate) hablan y se justifican a destiempo después del lamentable exabrupto de Steiner. Y más quisiera usted haber llegado al "compadreo" con Steiner porqué ese clima de diálogo abierto y sincero, de escucha activa, le hubiera permitido desmentir el prejuicio que dá pie al desvarío posterior. La entrevista és un instrumento de legitimación discursiva de la cual Sócrates( más tarde Gadamer) dejó apuntada la necesidad de procurar aquella unidad que mediatiza opinones, o aquella verdad que se sustrae bajo las apariencias.Pues la entrevista és también acción educativa y ética emocional. Ironia y mayéutica, o como desbordar la pretensión intelectualista y erudita del conocimiento reconociendo que la verdad se desvela pero no se conquista.Cierto és que tampoco podemos negar la posibilidad que el diálogo lleve a la mentira recíproca, a la mezquindad o a la hipocresia que dificilmente oculta, -digámolo así- los efecto històricos, sea uno consciente de ello o no.

Creo que el entrevistador además de periodista debe esgrimir las artes de un psicólogo para ir derribando las corazas y llegar al corazón del entrevistado. Para mi, una de las mejores entrevistadoras es Rosa Montero, consigue un grado de intimidad y penetración psicológica impresionantes.

Armstrongfl no ha leído esa entrevista de Elvira Lindo, aún.
Cree que Juan Cruz hace unas entrevistas muy especiales. Le gusta mucho el perfil que hace de los entrevistados.
No se olvida de un perfil que hizo usted de Ronaldinho hace años que fue muy hermosos. Siempre recordaré ese perfil.

La entrevista de Elvira me pareció un buen ejercicio literario. Sigan enviandola a realizar entrevistas porque lo más interesante no es lo que dice el entrevistado y en este caso concreto no tenía interés alguno( Qué puede contestar Penelope , sólo obviedades) sino lo que Elvira ve alrededor, que nos hace conocer mejor a esa persona.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010534cbff0c970b

Listed below are links to weblogs that reference Hacer entrevistas:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal