Washington

Por: | 24 de noviembre de 2008

Washington. La ciudad desde la que se mueve el mundo es tan quieta, en domingo de la semana de Acción de Gracias, como los pueblos del interior de mi tierra, Tenerife. Llegué a primera hora de la tarde; el cielo estaba limpísimo, y caía un sol perfectamente inútil, incapaz de mitigar el grado de temperatura que dominaba el clima. Y las calles estaban vacías. El taxista era un hindú muy amistoso que luego se enfadó porque el pasajero, este ser, no tenía dólares sino pesos y euros, y en el hotel fueron amabilísimos, me cambiaron los pesos, que miraron con cierta curiosidad piadosa. El hombre que me trajo esperaba enojado la lenta operación, y luego calificó su espera como "la ruina del día"; en fin. El botones es de El Salvador, y el encargado del room service se llama Francisco Cruz, como mi padre; es también de El Salvador, pero su padre fue allí desde Las Palmas. El mundo es un pañuelo que se lava en Washington. Antonio Caño, el delegado de El País en Washington, nos vino a buscar a Jon Uriarte, el fotógrafo, un artista español de San Sebastián que ha venido a hacer las fotos de unos trabajos que tengo que hacer aquí, y a mi, para llevarnos a cenar a Georgetown. Cruzas el Potomac y estás en Georgetown, y un poco más allá tienes Virginia. Yo tenía mucha mala conciencia porque una vez le pedí a mi amigo José Manuel Calvo, que hizo aquí lo que ahora hace Caño, que fuera a Virginia a saludar a Pamuk cuando al escritor turco le dieron el Nobel, y siempre pensé que Virginia estaba tan lejos como otro país. Calvo nunca me reprochó nada, al contrario, es muy amable, pero lo cierto es que siempre tuve esa mala conciencia. Hasta anoche, cuando Caño empezó su paseo nocturno precisamente por Virginia, donde Calvo encontró a Pamuk. Y después de Virginia vimos todos estos monumentos tan blancos de Washington. Al final de la noche vi a un hombre conducir sin manos (tenía manos, no las usaba) una bicicleta a espaldas de la Casa Blanca. Ahora se oye ruido de tráfico. Habrá despertado Washington.

Hay 30 Comentarios

...Y no creo que tarde mucho en terminarse la sopa ¿Cual será el postre? Ya lo veremos.

Claro, ya se cansó de pasear al muerto.

En Jaén no se confía en su capacidad lectora, estoy hoy descontento, nunca llegaron los primeros número de la colección de poesía, nadie sabe nada de ellos.

Es una indignación, haga algo usted, maestro Juan Cruz, Jaén no se lo merece.

Un abrazo

Yo me atrevo a daros mi opinión de buena mañana, si os ponéis a leer sabéis a la primeras líneas quien escribe a eso se le llama reconocer el estilo, y estítica al estudio de esas características.
Si lo hacéis os daréis cuenta que en este blog no hay varios nicks si no el mismo con distintos disfraces pero "aunque la mona se vista de seda, moda se queda"
Buenos días

Entre este chiste...

poesía o poema
http://www.drivehq.com/file/df.aspx/publish/disco2/La%20poesia.mp3/La%20poesia.mp3

...y este estudio...

Abstract

Our patience with forming interpretations and reinterpretations of others’ behaviour
is not unlimited. The time comes when we lose interest in trying to understand, and
conclude that another person is behaving in a way that is simply unacceptable. This
paper explores the narratives that go with immoderate indignation, even for those best
versed in the idea that they should attempt to understand the perspective of the other.
The paper offers a reflexive comment on the difficulty of analysing such a topic, on
the grounds that the phenomenon under discussion can debilitate analytic writing.
Three narratives are discussed in which one person was seen as behaving in a
despicable way by others. The description and analysis of the narratives are used to
offer a narrative understanding of the process by which some people become indignant
with others. It suggests a narrative construction of how sense is made of indignation,
particularly in cases where two narratives come up against each other. It concludes
by considering how the process of being indignant can produce conflicting emotions
of joy and guilt for those involved.

...pongo el chiste. Vuélvelo a escuchar.

No creo que le interese hacerse amigo de los que por aquí andamos; debe pensar que con sus conmilitones tiene bastante.

Buenas noches
Señor Sopa de Garzones
Seré sincera no me gusta la intención y tono que rezuma su escrito .
Se puede estar en desacuerdo, y no pretender herir a las personas ¿por qué interviene usted de esa manera ?
Fíjese a pesar de , esta humilde ignorante no deja de reconocer que usted tiene inteligencia y formación pues lo sabe hacer muy bien , porque no aplica esa capacidad a exponer sus ideas con más respeto.
Aunque se que le parecerá una cursilada y estoy preparada para su burla .
Gane amigos en vez de enemigos y problemas,es simplemente más practico , auqnue sea en un blog ,nunca se sabe.
Por cierto busqué hindú en el Diccionario de la RAE y uno de sus significados es natural de la India
Besos

Apreciable Juan Cruz y amigos bloqueros:
Ferran Gallego,si me permites ,no entres "al trapo" con este tipo de gente,pues nosotros ya hemos peleado con ellos y fué una equivocación,este será otro ovni de esos que quieren enturbiar la atmosfera y "manchar" el blog ;estoy en linea con mis otros compañeros de blog ,no nos gusta que tu "te quemes" con esta ¿?..¿cual es la solución?:saltarlos
Apertas agarimosas

cómo supo que el taxista era hindúm eso es religión, que fuerte, puede ser de la India pero no Indú.... pero que bello, decir que la religión siemrpe espera pero se queja como Rouco. sí estoy de acuerdo, no con el ejmplo del hindú, m? pero sí las religiones siempre quieren ser uno y solo ellos, eso es lo que le sucede al PP y a Rouco con el crucifijo. Si hubiesen dicho queremos , el cricifijo, el hindú, el buda todos los´símbolos de la religión,,,, bueno entonces estaría mejor, pero ser así de Capitalista con la conciencia,,, no Rouco no, existen otras religiones en la Tierra..
m,mmm muy bello, menos el ejemplo del hindú
porque si hubiese dicho el taxista era del aIndia, pues vale... pero qué bello es Chicago.
A mí me encanta la Tierra y los animales en ella.

Sr. Cruz:

Con los debidos respetos me permito darle una zanahoria para revitalizar un poco el pobre conejo del señor Desert.

Z.

Una fiel lectora de Babelia, agradablemente sorprendida por el lanzamiento de esta buenísima Antología Poética del Siglo XX que recién nos brinda el País , agradece y aplaude tan acertada iniciativa.
Muchisimas gracias a quién con su empeño e implicación da su apoyo a esta manera de escribir y de ver la Vida .
Sabida es mi postura con respecto a ciertos temas pero eso no quita para reconocer que los escritos de Ferrán Gallego son hermosas cascadas y que trás sus letras se adivina una gran duna.
Escritores hay muchos, dunas , con los dedos de una mano.


Por favor, Ferran, no malgastes palabras con quién no las merece.
Creo que no debe prestarse atención a los insultos.
Saludos.
Maite

Sobre el tema de la amistad iniciado por Juan Cruz quiero recomendaros la lectura de un cuento de Willa Cather titulado "Dos amigos". Es la historia de la ruptura de una hermosa amistad entre dos hombres muy distintos entre sí, narrada por una tercera persona. La voz que narra la historia (no sabemos si hombre o mujer) es testimonio durante su niñez de esa amistad y su ruptura. Lo que nos explica es el recuerdo imborrable de este hecho.

A veces la ausencia involuntaria o provocada de alguien en nuestras vidas nos deja un vacío muy doloroso. Es probable que sea entonces cuando nos demos cuenta de la auténtica amistad que manteníamos sin saberlo apenas. Como en el amor, la amistad nace sin habérnoslo propuesto. Puede establecerse, fuera de toda lógica, entre personas muy dispares o en tiempos imposibles. El afecto ha ido creciendo sin que repararámos en él, sin reconocerlo. En ocasiones sólo nos damos cuenta del verdadero cariño que sentíamos por alguien cuando esa persona ya no está y entonces sentimos que debimos hacer o decir algo. A veces no nos hemos atrevido a hacerlo, un poco por vergüenza, por inseguridad o por orgullo, ignorantes como somos del sentir ajeno.

Probablemente no hay espacio en una vida para demasiadas verdaderas amistades y por ello, una ruptura puede ser tremenda y nos deja un vacío inmenso.

Creo que el cuento de Willa Cather “Dos amigos” es imprescindible y si no fuera porque no sería correcto, lo “engancharía” aquí en el blog para que todos pudierais leerlo.
De todos modos no os será difícil encontrarlo: está incluido en un libro llamado “Los libros de cuentos” de Willa Cather publicado por Alba Editorial (2006) y no os llevará mucho tiempo leerlo porque es cuento muy breve.
Para animaros a leerlo os digo como empieza:

“Incluso en la primera juventud, cuando la mente está ávida de lo nuevo y no experimentado, cuando aún es ajena a la vacilación y al miedo, incluso entonces nos gusta creer que, en algún lugar profundo, hay ciertas verdades inalterables. A veces estas amarras son ideas, pero más a menudo son simples imágenes, recuerdos intensos que, de alguna forma inexplicable y muy personal, nos dan valor.”

Y también como termina (me atrevo a anticiparos el párrafo “final” porque no es tal y tendréis que leer la historia para saber qué es lo verdaderamente sucede, es sólo para que os entren más ganas:

“La ruptura de aquella amistad entre dos hombres que apenas sabían de mi existencia fue para mí una auténtica pérdida y desde entonces siempre la he lamentado. Más de una vez, en países del sur en los que el aire huele a polvo y sequedad, y las noches son intensas, me he encontrado en un tramo de carretera blanca y polvorienta que absorbía la luz de la luna junto a un muro ciego, y he sentido una repentina tristeza. (…) Cuando de vez en cuando se toca por casualidad esa vieja herida, regresa el antiguo desasosiego, la sensación de algo roto que podía haberse arreglado fácilmente, de algo delicioso echado absurdamente a perder, de una verdad accidentalmente tergiversada, una de esas verdades que deseamos conservar.”

Espero que os guste, ya me diréis.


Maite

"Así como al llenar un vaso gota a gota hay una última que hace que el vaso se derrame, de la misma manera en una sucesión de actos bondadosos hay uno que hace al fin que el corazón se desborde, así se forma la amistad, no sabemos el momento preciso".

Más o menos era así la cita, lamento no recordar el autor (americano o inglés)
cuya frase he recorado siempre.

A ver Estrellita anímate:-)

Querido Juan: Si puedes visita la estupenda Biblioteca de la Casa Blanca, allí encuentras lo que desees, Vargas Llosa escribió allí casi toda su obra de "La Guerra del Fín del Mundo".
Lamento no poder ingresar más seguido,

UN ABRAZO FUERTE.

Ferran:
Estoy leyendo su libro.
Me parece un modelo de objetividad histórica.
Claro que es un libro para lectores inteligentes; si cae en manos de cretinos intelectuales no entenderán nada, ellos solo pueden leer los anuncios publicitarios. No llega a más su serrín cabezón.
Un saludo.

Quería escribir algo sobre Internet y poco sobre amistad, porque, a mi entender, no es fácil hacerlo acá pero si les digo, he entrado, leído y pienso que es mejor no decir nada. No presta, que es como decir no apetece. Mejor otro día.

Amigo Ferrán, en esta casa, al estar la puerta siempre abierta, como usted habrá comprobado entrán todo tipo de seres humanos.
Lo que aconsejo, que por el bien de su salud mental y el buen acompañamiento que nos hace, tenga una selección de comentarios, y lea solamente aquellos que le resulten mas bellos que la musica o le entretengan.
Salud.

Maestro Cruz
Ferran usted tiene aquí un grupo de seres humanos que le leemos con interés
y gran alegría y quiero manifestarle que en mi caso me sabe mal que se dirija a elementos extraños que no aportan nada interesante nunca y pierda su valioso tiempo y haga trabajar su cerebro en cosas que no sirven para nada , por favor piense en nosotros y no en comentarios de bgluaca.Un cordial saludo Ferran
Saludos Paco

Maestro Cruz

Donde pueda demostrar un gusto delicado, sin duda hallará aprobación; y el mejor modo de demostrar buen gusto es apelar a esos modos y principios que se han establecido por el consentimiento uniforme y la experiencia de las naciones y de las edades.
David Hume
PD.Mambo que rico mambo, ehhhhhhh

Saludos Paco

Bueno, sopadegarzones, la verdad es que a un servidor sí que le importan una higa lo que digas. Ya sé qué comentario saltarme, aunque uno no acaba de entender si no tienes cosas más interesantes en la vida para hacer, y dejar en paz a la gente que quiere compartir un espacio de conversación. Naturalmente, no has leído ni piensas leer el trullo de las 850 páginas...Porque no digo nada de lo que tú dices. Perdona el signo de autoridad, pero quizás, quizás, lo sé mejor yo que tú.
Pero, lo dicho...ya sabemos todos sobre qué nick pasar a buena velocidad, porque esto es un blog, no una bgluaca.

Gracias por compartir.
Literalmente eres como un link.
http://noticieromexicano.blogspot.com/

Maestro Cruz
Envio una felicitación a Juan Goytisolo por su merecido premio y por su solidaria y ética forma de comportarse en el mundo literario y en sus manifestaciones encontra de todo tipo de racismo.Que cerca estas maestro y que diferente por suerte que eres del amigo de la casa que pronto abandonará. Rouco mi paisano lucense es lo más de lo más,me puede,no tengo palabras.Esperanza y Jose II son unos fenomenos que claridad de ideas que visión,que paladines del liberalismo,unos fenomenos paranormales,unos proceres de la patria,este país no se los merece de momento,no estamos preparados para tanta inteligencia y vision extrasensorial de quienes en la dictadura eran disidentes mentalmente y trabajaban por la vuelta de la democracia en un silencio interior indetectable.
Saludos Paco

Pues a uno, aunque no tenga vela en este entierro y pase mucho de los muertos, en general, respiren o no, le importan una higa los chismes y tonterías sobre escritores. Sí me parecería muy revitalizante para el blog que su titular abundase más en sus crónicas y relatos de cómo va puteando por el mundo mundial al gremio de los taxistas y otras gentes trabajadoras y menestrales por el estilo, y me permito sugerirle que nos envíe una pequeña crónica de los hechos cuando al siguiente taxista le abone el importe de la carrera con monedas de un céntimo de euro, de peso, rublo... o lo que crea más incentivador para el interés de su público por los reallitys shows de su blog.
Bueno, como ya saben, por otra parte, lo de la Memoria Histórica va viento en popa por estas orillas del esperpento de la Hispanidad y el otro día unos indios mapuches o guaraníes casi tunden a hostias a Pérez-Reverte y Marías porque iban por la calle con corbata, limpios y bien lavados y, claro, dieron por hecho los bien informados inmigrantes que esos tipos tan cabrones sólo podían ser unos fascistas del PP. "¡Abajo el PP, abajo el PP!", les empezaron a gritar, y la cosa cada vez se fue poniendo más espesa y peligrosa de palabros y ademanes y de suerte que aun podemos contar que no han quedado en la Real de la Lengua dos nuevos sillones vacantes a reocupar. O sea, que menos mal que ha llegado Ferran Gallego a poner su granito de arena con su trullo de 850 págs. para traernos aun mayor y progresista paz democrática y social y explicarnos que lo de la Transición fue un tocomocho elaborado por tahures fascistas, ya que no dejaron sus privilegiadas posiciones sociales y políticas para emprender el camino de la cárcel, de la horca o del exilio con sus hijos, quienes ahora copan casi todo el Gobierno de España y buena parte de los puestos institucionales y políticos más altos de este país desde su militancia política en el PSOE o partido asimilable o multinacionalista similar. Y además las negociaciones no fueron un dulce y apasionado amor a primera vista entre las dos facciones políticas, como habíamos creído tanto descerebrado amante de la telenovela y de Disneyworld en este país. No, no, no... Hasta discutían y se presionaban unos a otros haciendo valer sus fuerzas institucionales unos y para la convocatoria y rebelión social otros. Resulta increíble que dos facciones políticas discutan y negocien a cara de perro, y más en este país de gentes tan pacíficas y amarteladas entre sí, pero, en fin, si Ferran Gallego lo dice, él que está tan documentado, sabrá por qué. Ya sólo le falta decir, en el colmo de su audacia y originalidad, que existen indicios que demostrarían que entre esas dos facciones políticas hubo casi cuarenta años antes de la Transición una guerra civil devastadora y cruel. Ja ja ja... Una guerra civil de tres años. Alguna gente no sabe ya qué inventar, ja ja ja...
Bueno, pues eso, o el blogger del lugar empieza a pagar a los taxistas con monedas de a un céntimo/centavo o paso totalmente de este blog. Ya me estoy aburriendo de tanta anécdota light. De los chóferes mejor no hablar. A ésos, por nauseabundos plagios matones de buen perro, mejor un buen pedazo de capón y sin derecho a rechistar. Amén.

Mejor una foto de JC junto a un autobús urbanos en Washington, sería más marboso que otras sugerencia

En primer lugar pedir disculpas, tengo problemas informáticos que me impiden escribir a mis horas. Bueno estar en esa ciudad, poder conocer Virginia, tú lo que haces es darnos envidia. Cuando sea mayor y no exista crisis quiero ir por ahí, por el norte y en la costa de la Gran Falla, es mi mayor ilusión

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010536149f10970b

Listed below are links to weblogs that reference Washington:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

Recomendamos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal