Hipocresía

Por: | 25 de enero de 2009

Lo que ha hecho Juan José Güemes contra EL PAIS y nuestro compañero Francisco Mercado es de una consistente, desvergonzada hipocresía. Sin manejar datos con los que refutar la información publicada sobre el espionaje denunciado en la serie que ha publicado el periodista, el consejero de Esperanza Aguirre exigió ayer que el periódico rectificara y pidiera perdón. Es como tirar arena a los ojos del adversario. Como si la cuestión de fondo, el espionaje, no fuera reprobable, el consejero pretende que otros laven manos que no están sucias. La respuesta contundente del Comité de Redacción, publicada por el periódico, pone en su sitio al consejero y subraya la función del periodismo y la función de la política. Haría bien Güemes a esperar a que concluyan las investigaciones, como las propias de su partido y las judiciales, antes de lanzar alevosamente esas opiniones suyas que sólo intentan cegar a los periodistas mientras ejercen su oficio.

Sigue habiendo problemas técnicos para ver comentarios. Lo lamento mucho. A mí también me afecta.

Hay 48 Comentarios

Es que a mi, las gentes "independientes de ideologías" me dan mucho, pero que mucho miedo.

No quiero saber nada de intereses partidistas. No he militado en partido alguno ni voy a trabajar para ellos. Me debo a mis convicciones personales, mejores o peores; acertadas o equivocadas. El tiempo lo dirá.

Lo que me ha llevado hasta aquí es la absoluta certeza del desastre que se nos viene encima y la necesidad urgente de hacer algo para impedirlo. Lo que me empuja es el convencimiento de que en España hay mucha gente que merece la pena, gente que ya se está movilizando a través de todo tipo de plataformas civiles ajenas a partidos políticos y sindicatos.

Esas mismas personas que acudirán como un solo hombre o mujer este 14 de febrero a la Plaza de Colón de Madrid. Muchos de ellos tras haber realizado un largo viaje pagado de su bolsillo y a los que no podrán ofrecer ni un bocadillo por su esfuerzo, porque la Plataforma que organiza la concentración es una de las asociaciones civiles sin apenas medios que existe por la voluntad de ciudadanos responsables y no por obra y gracia de ningún grupo mediático, partido o lobby. Así que para todos aquellos que apoyamos el movimiento ciudadano, que estén tranquilos, que no hay ni trampa ni cartón. Pero tenemos poco tiempo para imponer un cambio de rumbo. Hasta donde lleguemos, habremos llegado y punto.

Es verdad que por culpa de la pereza intelectual y la desidia que se ha instalado en nuestro corazones, tendamos a no hacer nada o a pensar casi siempre mal del prójimo, pero esta crisis ha obrado pequeños milagros en determinadas personas, algunas de ellas relevantes, que han hecho examen de conciencia y prestan un gran apoyo a la causa de la libertad. Pero que nadie piense que va a haber grandes milagros sin haber puesto antes de nuestra parte un gran un esfuerzo.

En definitiva, todos aquellos que apoyan el movimiento ciudadano deben saber que no puedo prometerles que estén en las mejores manos (mi convicción es que sí), pero al menos puedo asegurarles que son manos limpias e independientes. Como la inmensa mayoría de ciudadanos que colaboran con toda acción civil, libre e independiente.

Por todo ello, espero veros a muchos de vosotros el 14 de febrero en la Plaza de Colón. Ese día los hombres y mujeres independientes de ideologías, tenemos una cita ineludible con la maltrecha causa de la libertad.

Un cordial saludo a todos.

www.lasclasesmedias.blogspot.com

www.lodicecincinato.blogspot.com

Yo no tengo la fe que tienes tu en el pueblo raso. Por lo general, en cuanto asciende unos peldaños, ponen todo su empeño en que siempre haya alguien por abajo.

Mcj no desconfíes del pueblo raso, un día se despierta a veces no se sabe como.
Desconfiar de las alianzas es también dar mayorías absolutas

Y si ese elenco de sicofantas se vuelven a presentar a las elecciones, vuelven a ganar, porque la podredumbre no está sólo en la cúpula de los partidos sino en buena parta de la sociedad que no da importancia a las corruptelas.

Me temo, Maririu, que aquí con taparse la nariz tendrán suficiente.
No tengo ninguna confianza en la investigación interna del PP, y menos en la fiscalía, que ya se adelantó diciendo que ella no veía delito.

-esa conducta es puro estiércol, huele hasta París.
Paco tienes toda la razón cuidado las alianzas pero antes cuidado con vdarles nuestros votos o ausencias de votos..

Yo les daría un enjuague a estos mequetrefillos de novela negra de serie B. ¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño de espadas que los tártaros soñaron, dónde los fuertes muros que allanaron, dónde el Árbol de Adán y el otro Leño? El presente está solo. La memoria erige el tiempo. Sucesión y engaño es la rutina del reloj. El año no es menos vano que la vana historia. Entre el alba y la noche hay un abismo de agonías, de luces, de cuidados; el rostro que se mira en los gastados espejos de la noche no es el mismo. El hoy fugaz es tenue y es eterno; otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.
Bueno, sí, otro infiernos sí se merecen: el de vivir alejados por siempre del poder.

No deberíamos meternos con el peluquero de la esp-ía. Hace lo que puede.
Lo que me fastidia de todo este asunto es que se utilice el dinero público para cotillearse unos a otros, y que encima, no haya chicha en las pesquisas.
Salud.

apreciable Juan Cruz y amigos bloqueros:
Entro solamente ,para decirle a Paco ,"que le salió bordado su comentario".Sin desmerecer los demás compañeros bloqueros.
Apertas agarimosas.

La cuestión es echar basura y no aceptar su realidad. No te ofendas, Juan, que no se merecen tanto.

El primer comentario dice que lo sucedido se debe al resultado de "40 años de dictadura mal digerida". Esta conclusión induce a pensar que la transición supuso un cambio en sus ideología, pero no fue así, pues es suponer que durante largos años, antes de la misma, estuvieron preparando estrategías para afrontar todos los males que habían causado y, esta preparación, se corresponde con el poder que controlan en distintos estamentos en la actualidad. No se entiende de otra manera un cambio radical; pasar de adoctrinamiento a una transición que aún no acaba por terminar.

El primer comentario dice que lo sucedido se debe al resultado de "40 años de dictadura mal digerida". Esta conclusión induce a pensar que la transición supuso un cambio en sus ideología, pero no fue así, pues es suponer que durante largos años, antes de la misma, estuvieron preparando estrategías para afrontar todos los males que habían causado y esta preparación se corresponde con el poder que controlan en distintos estamentos. No se entiende de otra manera un cambio radical; pasar de adoctrinamiento a una transición que aún no acaba por terminar

Mi querido Juan,


sí... Es increíble la hipocresía... O creíble viniendo de quien viene...

Un abrazo

Maestro Cruz
Se levanta uno después de la terrible tempestad de aire que en mi caso deja como secuelas el triste fallecimiento de unos niños cerca de donde vivo. Leo El PAÍS y
la entrevista del Maestro(genial)al mitico H.Evans y después empieza uno a leer
las noticias nacionales y sale el consejero (superchuli,super,super en Baqueira) y empieza a desbarrar como su jefa-marquesa creyendo que se dirige a descerebrados que por haber estudiado en colegios públicos y no ser de familias bien y no estar emparentados con personas adineradas son fácilmente manipulables, lo triste es que como dice acertadamente mi paisano Miguel Mora estos pollos si los echan mañana tienen un pedazo de teta para seguir chupando del bote,si se fueran al paro y a la indiferencia que es lo que merecen, quienes intentan encender el ventilador y escampar la m…. y no dar las explicaciones a los que te eligen, confían y pagan.Será todo diferente,si el PSOE y RAJOY tragan,después del Tamayazo,luego que nadie se extrañe de la desafección hacia los políticos de personas que no llegan a fin de mes y comprueban horrorizados que se gastan el dinero publico en vendettas particulares para ejercer el poder puro y duro sin ética, maneras y formas.Atencion señor Blanco secretario del PSOE y Tomas Gómez secretario del PSM a negociar nada en ninguna institución con esta clase de políticos, no hay ningún interés mayor, ni más loable que no apoyar a los que no respetan en su totalidad ó creen que están por encima de las reglas de la democracia, libertad de expresión y el sentido común
Saludos Paco

Apreciable Juan Cruz y amigos bloqueros:
No es de extrañar el comportamiento de esta derecha defendiendose atacando con su estilo vergonzante y sin escrupulos.Basta mirarle la cara para "descubrir el alma" de estos sujetos.La gente, los votantes sin darse cuenta de nada ,es de pena,desolador,contemplar la preparación cultural,intelectual y politica de una gran parte de nuestra sociedad en todo el Estado español.
Confio(y asi está siendo por las entregas diarias del periodicos) que el El Pais termine en muy buen puerto todo este trabajo periodistico de investigación.Confiemos que en un tiempo no muy lejano " se de una vuelta por la Comunidad Valenciana".Da pavor contemplar el comportamiento etico de estas personas.¿?
Apertas agarimosas

Estoy de acuerdo con tu defensa de reportajes de periodistas que ejercen su profesión con dignidad y honestidad. Por desgracias esas virtudes no siempre acompañan a los responsables del PP. Que tengas un buen día y gracias por tus comentarios diarios

A ver si me aclaro: “ese diario” publica fotos-espías al vicepresidente en la otra punta del mundo y da cuenta de que a la mano derecha de otro consejero le asaltan el despacho justo después de ser destituido su superior. Extremo que hasta la mismísima Comunidad confirma, cosa diferente a la de no negar –quedan lejos los días de “me he enterado por la prensa”–, y que lleva al partido a lanzar una investigación “mediante llamadas telefónicas a los interesados”. Uno se imagina a Esperanza: “Oye, majo, ¿me espiaste a medio gabinete?” Y el otro va y le dice: “Pues sí”… Eso a Aguirre le lleva hasta a la incredulidad, y a uno de sus lacayos a la mentira, pero a la suya, no a la de “ese diario”. En cambio, la COPE dice que la portavoz en el Parlamento, nada más y nada menos, nada menos y nada más, según Ana Palacio, posa como una puta (con perdón, pero decir prostituta, o seguidora de “la profesión más antigua del mundo”, que es como lo pusieron en la cadena de los obispos, es un ejercicio de la corrección política que tan mal sienta a la derecha “sin complejos”). Sin embargo, ni a Esperanza ni al tal Güemes semejante injuria les produce la más mínima molestia. O al menos eso parece, porque no han dicho nada contra “esa radio”. Tal vez, porque si el temporal le quitara el traje a Soraya, a quien se le verían las vergüenzas serían a su protector, Rajoy. Así que recapitulemos: revelar delitos neofelipistas contra políticos, mal; llamar puta a una política, bien, o no tan mal como la primero, porque en caso contrario habrían abierto la boca para decir algo al respecto de lo segundo, ¿no?

P.S.: Miguel, los que trabajan con dinero no son insensibles. Todos los somos; a veces se pretende, ante uno mismo y ante la galería, lo contrario. Al fenómeno se le conoce con el nombre de “hipocresía”. También. Lo digo con la seguridad de que no te darás por aludido.

No sé muy bien la razón de tu extraneza, comportamientos de derechas
MATAR AL MENSAJERO

Cuando he leído—"La caradura y desfachatez con la que EL PAÍS edita esas noticias ha podido llevar a alguien a la conclusión de que tienen algo de verdad"—he recordado la reflexión de Karl Kraus: “El secreto de la demagogia es parecer tan tonto como su audiencia para que esta gente se piense a sí mismos tan inteligentes como el demagogo”
¿Para quién hablan los que hablan?


Güemes. En su caso la cara es el espejo del alma. Ejecutivo de película (cantaba Serrat) que vale para todos los rotos y descosidos del P.P. ¿No era el consejero de Sanidad que sustituyó a Lamela después de que éste hubiese orquestado todo lo concerniente al caso del Dr. Montes? Hace unos meses los trabajadores del Gregorio Marañón lo recibieron con gritos de “estamos hasta los güemes”, él avanzaba sonriente con la chulería y prepotencia del que se siente seguro por los apoyos de los jefes de su partido (hombre de Rato – como Lamela – yerno de Fabra, el de Castellón). Un día será espiado u ordenará espionajes pero pertenece al grupo de los que siempre trabajarán en un sillón cómodo, en un amplio despacho de un ministerio, una empresa, un banco… y probablemente constará en más de una nómina (otra vez Serrat).
En la ciudad en donde vivo (aquí el poder local es del PSOE, bien es verdad) se han muerto en la calle tres indigentes en los últimos diez días. Seguramente por delante de sus camas callejeras de cartón han pasado muchos güemes estos días. Y algunos, ya contagiados en el fondo de la insensibilidad que a todos acaba afectando, que sin ser güemes colaboramos, a veces votándolos a ellos u otros no tan distintos. ¡Peligro!

La fórmula de los partidos políticos está desgastada, quemada, terminada. Que las instituciones más corruptas del Estado sigan dirigiéndolo y pretendan en hacerse los adalides de algo resulta ya bochornoso. Otras formas de hacer política han de pasar por la gente, por distintos grupos de organizar las sociedades de una manera más limpia y con un servicio más cercano al progreso que el de los partidos políticos.

Lo que desanima sobremanera es que políticos jóvenes reaccionen ante determinadas situaciones dejando al descubierto su falta de cultura democrática, su escaso apego al sistema democrático por el que se rige Occidente y, de forma compulsiva, muestren comportamientos que en este país siempre quisimos creer que eran producto de 40 años de dictadura mal digerida. Pero el tiempo pasa. Y ellos siguen perpetuando esa cultura, de unas generaciones a otras, para desgracia de todos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010536f4ea45970c

Listed below are links to weblogs that reference Hipocresía:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal