Periodistas

Por: | 10 de enero de 2009

No suelo hablar aquí de algunas cosas; por ejemplo, no hablo de lo que se habla mucho, o quizá tanto como para no necesitar (a mi juicio) más subrayados; de lo que hago por esos mundos (hablo de donde voy, pero no digo qué hago, y no lo digo porque generalmente es algo que luego saldrá en el periódico...) De algunas cosas no hablo tampoco, o porque no sé o porque no lo he visto, o porque ya lo hacen otros, y sin duda mucho mejor. De algo de lo que no les hablé fue de mis conversaciones para la serie que comienza a publicarse mañana en EL PAÍS, con periodistas reputados de Europa y de América. Estuve en Washington con Ben Bradlee, el mítico director del Washington Post cuando ocurrió el caso Watergate, que cambió el modo de relacionar a la prensa con el poder, y que puso a Nixon contra las cuerdas. Este domingo, en Domingo, el periódico publica esa conversación. Espero que ustedes la lean y me la comenten; este es un momento crucial para el periodismo, desde el punto de vista industrial y desde el punto de vista de los contenidos; generaciones nuevas de periodistas están abordando un oficio que hasta hace nada se hacía con los mismos instrumentos que había en el siglo XIX, y ahora estamos en una situación nueva, inédita, asombrosamente distinta. ¿Cómo se juntan, en nuestro oficio, el pasado y el presente, que ya se llama futuro? Esos son algunos de los asuntos que hay que abordar para entender qué nos pasa a los periodistas de ayer y de hoy, y de mañana, y nada mejor que acudir a la experiencia para saber de qué se trata. En fin, ustedes verán. MIentras tanto, y ya que hablamos de periodismo, no olviden leer a Ibargüengoitia, si no lo han leído ya, y háganse con Diario de Berlín, de William Shirer, escrito entre 1934 (empieza en Lloret de Mar), en medio de una situación difícil, caótica, a la que él se enfrentó como un periodista clarividente. Les dejo una frase: "Pero dejad el poder en manos de hombrecillos y pueden convertirse en peligrosos". Vale también para los periodistas, sin duda.

Por cierto. María Luisa Capella, la esposa del poeta Tomás Segovia, me ha enviado la foto de las nietas del escritor en el Retiro. Nunca habían visto nevar; nacieron en México, viven acá; y ayer se encontraron ese espectáculo maravilloso que veían por primera vez. Mientras la clase política (y periodística) buscaba culpas, ellas se solazaban ante el mejor espectáculo que hemos visto en Madrid desde los tres goles de Messi al menos.

Bancnieve

Hay 29 Comentarios

Se han dado cuenta del pedazo de Luna que nos alumbra la noche? Anda y asomate al deslunado, Auuuuhhh!

Una se va haciendo mayor y cada vez llora más, a veces calldito, por vergüenza, y otras a gritos; cuando uno ve imágenes como las del enlace que Iago nos deja, es la vergüenza la que hace llorar bajito y la rabia, el dolor y la impotencia las que me hacen llorar a gritos.
¿Nos quedaremos mirando?
Hoy es el Sabat para los judios, no pueden trabajar pero matar cuesta tan poco que su dios, eso, si se lo permite...
Un saludo.

Alena, una se va haciendo mayor... y ya no llora. Pero con las lágrimas que por aquel entonces nos produjo ese librico, se debió llenar algún pantano...

Hoy lloramos, pero con el periodismo anónimo desde Gaza. La mascre sigue, hoy
http://www.aporrea.org/internacionales/n126820.html

Un abrazo amigo. Y triste.

Iago, yo también leí "la vida sale al encuentro", y no veas lo que pude llorar cuando se muere Cheché...
Una se va haciendo mayor...

A mi el periodismo me ha dado momentos de goce extraordinarios, me ha llevado a universos que me parecían inalcanzables, me ha hecho pensar, conocer, indagar, rechazar, apoyar…
Pero también me dio muchas palizas y muchos baldazos de agua fría.
Ahora estoy en uno de esos momentos…
Seguiré tus consejos de lectura, Juan. Igual me dan ánimo y ganas de creer otra vez.

No estoy seguro, como siempre, pero lo que me llega del perioísmo de hoy, es que más que en contratos de trabajo entre la empresa y el periodista está, más que nada, empeñado en contratos de compra venta. De ahí que los lectores estemos abligados nos solo a leer entre lineas sino a un ejercicio de filtraje excesivo que lastra la confianza con la que se debería acceder a la información. Me parece, no sé bien...
Las diez reglas que transcribe Mercé son de uso cotidiano. Corrobora que cada periodísta tiñe la realidad al gusto del sector que paga. Cambiar será titánico, implica cambiar las estructuras mentales que llevamos injertadas tantos años.

Aaay, Ferran y Juan, me temo que tambien formaron parte de vuestra educación sentimental, "La vida sale al encuentro", "Te vas haciendo un hombre"... aquellos años de adolescentes estrenando juventud, fueron difíciles, quizás lo sean siempre, pero aquellos verdaderamente fueron terribles...
Antonio Corbalán, para los habituales eres nuestro hermano por la común y transversal buena fe (qué acierto de Ferrán), que en su mejor sentido, compartimos. Un abrazo.
Los muñequitos de nieve de las niñas de la foto son una obra de arte. A mi siempre me salen gorodos como el muñeco michelín...
Buen fin de semana a todos.


La foto es genial. El marco incomparable y la imaginación de las niñas para los muñecos de nieve, espectacular.
Los impostores al final sólo se engañan así mismos creyendo que engañan a alguien. Que corra el aire...
El anonimato lo entiendo. La impostura, ni como broma barata.
Besitos/azos.

ahora tendría que entrar el auténtico Antonio Muñoz Molina y habría justicia.
Armstrongfl

La usurpación de nombre en Red es delito.
Y se puede denunciar.

Paco, ayer anduve por aquí...la gripe por poco me "evapora" pero de nuevo estoy en pie para lo que menester sea.
Esa foto de hoy es preciosa, esas niñas patilargas sentadas en el banco, se agradece que a una le hagan sonreír, cada vez más se agradece.
Un saludo.

Sí, a veces entran impostores, valiéndose de la buena fe. De fe a fue no hay apenas nada, así que dejemos que el pasado convierta en mala fue lo que fue buena fe para creer que esa entrada era genuina.

Maestro Cruz
Ayer,justo ayer releía tu libro “Muchas veces me pediste que te contara esos años”.
Y en un párrafo en el que explicas que estas oyendo a Ernesto y Frasquita y se dan cuenta de tu presencia silenciosa y te interpela Ernesto-Niño,¿no sabes que no se escuchan las conversaciones de las personas mayores?.Tú contestas-Estaba escuchando lo de las misses. Y prosigues con lo siguiente-Lo que les dije a los chicos que me escuchaban decirles cómo me había hecho periodista es que esa respuesta supone para mí el momento exacto en que ya le doy nombre a lo que quiero hacer ,”saber de que hablan los otros, saber de los otros sin que te venga a cuento” tenías 10 años más ó menos .Mientras existan periodistas que quieran saber y quieran transmitirlo, el formato y la forma de intercomunicarse es importante ,pero no imprescindible, espero que coexistan el papel y las nuevas tecnologías pacíficamente y sin fagotizar una a otra.Tengo una teoría que seguro es equivocada.El Washington Post consiguió un éxito fuera de serie y sus dos redactores la gloria,pero ese éxito en ese país con ese sistema político en concreto para otros países y para otros periodistas no es fácil que se vuelva a repetir é incluso dudo que se repita por las circunstancias y por el personaje Nixon tan maquiavélico y sucio que protagonizo el episodio.En España hay un caso de uno que es famoso por sus dos vías” estás de acuerdo conmigo ,o me das la razón directamente”que frecuentemente nombra este éxito del Washington Post y que le ha hecho buscar y acercarse peligrosamente al borde de lo legal y de lo ilegal é incluso acercarse peligrosamente a los limites de la libertad de expresión,creyendose cercano a una gloria como la conseguida por el Washington Post,espero leer lo que nos diga Ben Bradlee, al que Jason Robars le puso su cara en la película sobre el caso, que por cierto le valió un oscar.
PD.Teeeeeeersat por favor,adonde estas y mcjaramillo que se acabaron las vacaciones, El País os necesita,besazo para las dos.
Saludos Paco

Juan Cruz y Ferran Gallego, gracias por vuestras recomendaciones.

Recomiendo la lectura, en el BABELIA de hoy, de la reseña que hace Antonio Muñoz Molina de la película 'Gomorra' y que lleva por título 'Haciendo su oficio'.

La suerte de los que somos contemporáneos de Antonio Muñoz Molina, es que podemos leer sus colaboraciones en prensa sobre temas de actualidad, a diferencia de los lectores que leerán sus libros el próximo siglo.

Porque con reseñas como la de hoy y las que en otras ocasiones ha hecho de una exposición de pintura o de una obra literaria, se aprende a mirar y a captar.

Que no es poco.

Juan Cruz, amigos blogueros tengan buenas tardes, hoy no expondré nada habida cuenta que desconozco el tema en profundidad y lo que pudiera opinar no reviste relevancia ni suma, aquí hay una miríada de expertos, enton lo mejor es el silencio. Pero he entrado para agradecerle la respuesta a Ferran: cuando te animes a pegar el salto descuenta que te recibirán afectuosos anfitriones. Aquí, de hecho, tienes uno alistado, además, para demostrar que no sólo es el espanto lo que nos une.También habemos los empeñados en alternarlo con el amor. Será un placer.

Hay una especie o mejor una subespecie, inmunda, infame, sin criterio que vive de la privacidad, del infundio, de la mentira de la parcialidad. No creo que en el pasado ocurriera tanto aunque no soy de la idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor.
Lo que si digo es que esa profesión que envidio, a la que llegué tarde y no cogí el tren me repugna en múltiples ocasiones y más aún que existan determinados personajes que se autodenominen periodistas y son simplemente carroñeros de caos, normalmente favorecido

Gracias por todos los comentarios; y especialmente por esta incoporación que tanto me alegra, la de Antonio Muñoz Molina. Le he leído en el blog, escribiendo de cine; ahora voy a leerle en EL PAIS.

faltó escribir una palabra:

lo que los malos COMETEN.

Y si la hijita no comprende bien...
que cometen o deciden cometer.

Citaré un ejemplo notable:
ayer en El país, en medio de una nube de guerras por el gas y bombardeos terroristas sobre Palestina, Alberto Oliart Saussol, viejo conocido nuestro y de la banda ultramarina que lidera la trini Jiménez, salió a apoyar a EEUU y a adular a Obama.


Explícale que tiene de reputado eso, Juan.
Te lo ruego.
O pregúntale al otro reputado Antonio Muñoz Molina que es bastante más Lindo que el jinete viajero polaco.

Amén.

Lo malo de algunos periodistas es que son reputados.


Juan te pido un favor, porque no pude contestarle a Carlota en la entrada anterior donde sostuve que Dios existe y "no nos gusta actuar como extranjeros".

¿Podrías explicarle la diferencia entre libertad humana (albedrío, inteligencia)y el determinismo zoológico del ser social como microcosmos a imagen y semejanza del Creador?

Parece que los ateos tan convencidos están de la no existencia de Dios que consideran que sentir lástima por lo que las personas malas (que abundan por todas partes y se autodenominan satánicas) es ser bueno y piadoso de corazón.

Es envidiable la certeza científica con la que se expresan dado la verdad absoluta no fue aplicable ni siquiera el principio gravitorio de Newton.

Quien no pueda comprender, por lo menos que sea un agnóstico digno y se plantee la duda.
De lo contrario no me impondrá sus estúpidos argumentos declinatorios de la religiosidad en la que nos movemos en nuestro Universo.

Explícale también que muchos de los cuestionamientos sobre la pobreza son proyecciones del propio miedo de que les suceda algo similar en un entorno cercano.

Y si ha hijita admirada por el hambre o las guerras pasadas y presentes, que repite palabras de su maestra/madre no comprende bien, que se compre un perro o un gato, que le ponga Rita, Quevedo o Elvis como nombre de pila para humanizarlo y se dedique a escribir literatura apta para el consumo humano.

Lu.

Y que no te pases (no que no te pasen) liebre por gato.


Perdón, el retrato postmortem de Jean Daniel es el que hizo de Mitterrand para Le Nouvel Observateur, que nos proporcionó a todos Gaspard...Ay, Jean Daniel, perdona...

Adriandorado: lamentablemente, no conozco Buenos Aires. Hice la tesis doctoral sobre la generación del Chaco en Bolivia, y pasé algún tiempo allí, en la época dura de Siles Zuazo´, cuando el proyecto del MNR de Izquierdas se venía abajo y ya no estaba Marcelo Quiroga Santa Cruz para crear un movimiento socialista que lo remediara todo...Tengo algún buen amigo en la universidad de Tucumán. Siempre me pide que vaya a dar algún curso, pero esta maldita pereza...Ahora, cuando hay otras condiciones en casa, posiblemente me atreveré a dar el salto como lo di en 1985, y volveré a ver como nos une el espanto...

Querido Juan Cruz y amigos del blog. Estamos a la espera de esa entrevista para poder comentarte. Hablaba ayer con unos amigos "en una de esas noches memorables" que se acabó volviendo a casa a las cinco de la mañana, del periodismo de hace cincuenta años y del de ahora: el periodismo hecho por Camus, por Sartre o por Aron, la crónica de Elio Vittorini (sus libros están saliendo, por favor, atendedlos, en su centenario...), la elegancia de un retrato postmortem de Jean Daniel, y lo que se hace ahora. En algún caso podemos considerar si se han repartido los papeles de otra forma, si ya no se ajusta aquel texto denso y largo, escrito en tardes extensas, a una velocidad distinta de escritura y de comunicación...¿Qué pensáis? Porque nos entró la maldita nostalgia por la pérdida de una actitud y, al mismo tiempo, el reconocimiento por la aparición de otra, que corresponde a una sociedad que contempla el flujo de la información de un modo distinto: a mayor número de gente, a otra velocidad, a otro nivel.

Llevo años trabajando el proyecto y realización de la utopía nazi. El libro de Shirer es una maravilla, una sorpresa permanente de agudeza visual: yo tengo dos viejos tomos que me resultaron imprescindibles para mi primer trabajo publicado sobre el tema. Por tanto, apoyo con entusiasmo la recomendación. ¿Se me permite hacer otra? Navona, en su colección Reencuentros, está publicando cosas como Tortilla Flat de Steinbeck y recupera (¡por fin!) al olvidado Erskine Caldwell, con "Camino del tabaco". Es conmovedora la existencia de este tipo de colecciones donde habita el recuerdo.

Por cierto, JC....El diario de Daniel...Dios mío, qué tiempos aquellos, cuando también estaba van der Meersch y su cristianismo social en "Porque no saben lo que hacen" y "María, hija de Flandes". Vaya educación sentimental, la nuestra. Incluso representando "El comprador de horas" en los escolapios, con las primeras adolescentes con las que compartimos algo, muchachas de 15 años de un colegio de seres uniformados. ^¿Por qué nunca he olvidado a una de ellas, que me observaba con una curiosidad penetrante mientras yo hacía de sacerdote y ella de prostituta, yo comprándole el tiempo y ella amenazándome con "usar mis armas"...? ¿Qué nos decíamos a través de aquella conversación escrita por otro, cuando nuestra mutua timidez (o la seguridad de su belleza y la conciencia de mi insignificancia) nos dejaron sin palabras durante aquellas semanas...? Quién habría de decirle al escolapio entusiasta, que estaba haciendo de Celestina en aquella situación de torpeza adolescente, de juegos prohibidos, de silencios que recordé luego, insatisfecho, casi infeliz, al terminarse todo sin haber hablado?

Maestro Cruz
Una precision,amigo Antonio Corbalán los que te conocemos de este blog y yo en particular , aprecio muchas cosas de tu talante y eruditas entradas en este blog ,que me sirven de aprendizaje y de profunda reflexión por estar cargadas de humanismo y sobre todo de amor y comprensión hacia las personas y su constante mejora dentro de la sociedad.

PD. Mensaje para los integristas ”Respetar para ser respetados”
Saludos Paco

Juan, perdona que siendo sabado, día de fiesta para mí, aproveche tu casa para contestar a un nuevo bloguista que nos visita.
D. Angel Sánchez me dice."Sr. Corbalán, ya que no cree Vd. en los hombres, deberá ponerse en mano de Dios.
Seguro que Vd. celebra la Navidad y persigue dentro de sus posibilidades a "los creyentes enemigos de la sociedad".
Salud y que Dios(a su pesar) le bendiga.
Amigo nuestro, ignora usted que ese Salud con el que me despido no puede ir núnca seguido por la palabra Dios, ya que me lo enseño un republicano "mi tio juan josé" que jamás me hablo de religión.
Precisamente porque confio en el hombre, es por lo que me dedico a trabajar y le prometo que disfruto con lo que hago.
No me dedico a perseguir a nadie, lo que suelo hacer es escribir lo poco que me han enseñado, porque soy deudor de lo que se, no me pertenece y tengo la obligación etíca de que nada me es indiferente. Por ello me molesta que existan gentes que se aprovechen de personas inocentes, de bondad infinita y que están necesitadas de amor y las gentes sin escrupulos les asusten para que ante el temor de morir y estar condenadas al fuego eterno, les donen todos su patrimonio, para el disfrute y beneficio de una iglesia que dice amar al projimo, mientras permite que sean condenadas personas por su sexualidad y la muerte de miles de niños de sida por no permitir el preservativo.
Comprendo que por su preparación religiosa y su proseletismo, aunque entienda el texto no consiga discernir el sentimiento de lo escrito y siga usted con su idea de lo que ha dicho al principio de esta contestación.
Salud.

yo lo que pido al futuro que nazca un periodismo más de a pie ,lejos del glamour , de los ricos y del poder ,y el gran capital ,copiando la frase de ayer que no se siente a almorzar solo con el poder y el lujo .Que informe de los problemas y circunstancias y quehaceres de las gentes , Quizá sea una visión romantica e idealista , como todos los humanos , los periodistas prefieren entrevistar en hoteles de lujo y,codearse en fiestas VIP , tener pase VIP ,comer en restaurantes de moda o hacerse amigo del poder o de la oposición .Medrar y ganarse los garbanzos como critico independiente es muy dificil salvo que se gane uno la primitiva o se monte la empresa propia ( aunque esto tambien lleva cierta amistad o contacto con el poder)

Tampoco me gusta el periodismo morboso y inmoral de urgar en la miseria y problemas de los pobres simplemente como circo y en plan caritativo y miranda yuppi -hippy y centrado mas en el sensacionalismo y en quedar de bueno que en ir al fondo de las cosas.

A mi me gusta el periodismo mas cercano que divulgue los problemas locales y los investigue y llegue al fondo , para mejorar la vida de todos y no solo como espejo de la vida de los políticos y sus devaneos
Sin caer en lo publerino y demagogico (como algunas teles locales ).
Besos


Sr. Corbalán, ya que no cree Vd. en los hombres, deberá ponerse en mano de Dios.
Seguro que Vd. celebra la Navidad y persigue dentro de sus posibilidades a "los creyentes enemigos de la sociedad".
Salud y que Dios(a su pesar) le bendiga.

Mi sobrina de 9 años disfrutó ayer como una enana. Incluso consiguió que sus abuelos se liaran a bolazos con ella.
Mi hermana es maestra de infantil. En el recreo decidieron todos los maestros sacar a los niños y niñas para que disfrutaran de la nieve, ya que a saber cuándo pueden volver a hacerlo en los madriles.
La nieve trae muchos problemas, pero también trae mucha ilusión. Yo ayer perdí clientela, sin duda, pero disfruté como un enano viendo nevar a través de los cristales de la Clandestina.
Un abrazo zurdo para todos y todas y feliz fin de semana.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010536b98214970b

Listed below are links to weblogs that reference Periodistas:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal