"Teníamos un amigo maravilloso"

Por: | 24 de marzo de 2009

Desde que murió Rafael Azcona nuestra vida, la de los que le conocimos y le quisimos y le admiramos, vale mucho menos. No es dramático, es así, es tangible. Es una persona inolvidable; y no por lo que nos enseñara, de su arte, de su experiencia, en los almuerzos y en las conversaciones, no por lo que escribiera o dijera, no por su disponibilidad absoluta y por su generosidad ilimitada, muchas veces anónima, sino por el aire secreto de todas esas actitudes; era el hombre que no alardeaba, el personaje sencillo que podía estar en silencio en el borde mismo de todas las conversaciones, para apuntar, acaso con la mirada, el más sabio de los subrayados de la charla. La mirada de Rafael Azcona era la mirada sencilla de un amigo que te espera. La frase con la que José Luis García Sánchez nos despertó a la evidencia de la muerte de Rafael Azcona aquel día 24 de marzo del año pasado es la mejor despedida que él se merecía, la más exacta, la más sensata, la más directa, la que él hubiera dicho si hubiera dejado un mensaje escrito en la arena o en el aire sobre alguien a quien él hubiera querido: "Teníamos un amigo maravilloso". Pasaron unos segundos después de lo que decía José Luis cuando adivinamos la esencia del mensaje: se había muerto Rafael. Había muerto unos días antes, pero le había dicho a Susan, su mujer, que no fuera comunicado el hecho hasta terminaran todos los trámites funerarios. Se fue un amigo y la vida en efecto adquirió un hueco grande. En marzo del año pasado tuvimos otras pérdidas grandes, José Comas, Isabel Polanco; fue un mes terrible, y ahora es terrible percibir alrededor este vacío que ellos dejaron y que de manera tan esencial refleja aquella frase sobrecogedora, tan azconiana, de José Luis. Tenías un amigo. Teníamos unos amigos. César Vallejo, José Hierro, José Luis Hidalgo..., hay muchos poetas narrando la muerte de los amigos, y esa frase, Teníamos un amigo, es la metáfora de la más honda de las despedidas.

Hay 45 Comentarios

SOBERBIA, eso es lo que sobra y abunda. Pero porque no dejamos, alguna vez en la vida de estar juzgando a los otros, que si Neruda ...mirad meterse con la relación del poeta con la hija discapacitada...¡vaya bajeza! ... y desde qué lugar opina? Ese gilipollas se ha ubicado mas allá del bien y del mal, y estacionado en el Olimpo dice que los poemas “malos” ensucian... y quien cataloga que son malos, él? Vaya SOBERBIA... Pues yo creo que cuando se tiene tanta pretensión en la cabeza se demuestra que aún se está de ida y que tiene que mucho para aprender antes de opinar, juzgar y joderle la vida a mas de un joven poeta.
Dejad a los coñazos negativos que crean que son los dueños de la excelencia. Seguir escribiendo lo que se os salga del medio de los cojones y concluir con los pequeños de espíritu. A mi la obra de ése no me gusta y por eso no lo mando al cadalzo. Que ensucie con sus letras todo lo que quiera, en la viña del señor hay lugar para todo, pero que no joda al resto...

TRINIDAD Y TOBAGO

Por Atilio A. Boron

La próxima Cumbre de las Américas pondrá a prueba la seriedad de las palabras pronunciadas por Joseph Biden en la “Cumbre del progresismo”, a finales de marzo. Allí el vicepresidente de Estados Unidos dijo que “se acabó la época en que dábamos órdenes”. Lo curioso es que pese a tan promisorias palabras, Biden fue muy enfático al afirmar que continuaría el bloqueo contra Cuba, ya próximo a cumplir medio siglo de vida. ¿Cómo conciliar ambas expresiones? La Casa Blanca dice por medio de su calificado vocero que desea instalar en la región un clima de diálogo, respeto y comprensión; pero, simultáneamente, revela que no está dispuesta a poner fin a un bloqueo criminal e ilegal que ha concitado el repudio universal desde hace décadas. ¿Cuál de estas dos afirmaciones representa la política de Barack Obama hacia nuestra región?

Bajo estas condiciones, las declaraciones del nuevo gobierno estadounidense en el sentido de flexibilizar algunas restricciones en materia de viajes y visitas de familiares a Cuba merecen un aplauso, pero el mantenimiento del bloqueo económico a Cuba es absolutamente inaceptable y debe ser condenado sin atenuantes. Un bloqueo que, conviene recordarlo, es económico, comercial, financiero, migratorio (por la canallesca “Ley de Ajuste Cubano”) e informático, impidiendo a la isla acceder a bandas de Internet de alta velocidad.

El terco mantenimiento de esta situación revela sorprendentes patologías políticas. Mencionemos apenas dos: en primer lugar, Estados Unidos se presenta como un curioso país que no tiene una sino dos políticas exteriores: una para Cuba y otra para el resto del mundo. En materia migratoria, la “Ley de Ajuste Cubano” otorga la green card a cualquier ciudadano cubano que pise suelo norteamericano; para el resto del mundo, en cambio, existen complicadísimos trámites de inmigración. El migrante haitiano, o dominicano, que arriesga su vida atravesando el Caribe en frágiles embarcaciones, será hecho prisionero y luego devuelto a su país de origen en caso de ser atrapado; el cubano, en cambio, una vez que pisa suelo estadounidense automáticamente pasa a disfrutar de todas las franquicias que se conceden a los inmigrantes legales.

En el caso de la frontera sur de Estados Unidos la persecución a los indocumentados mexicanos o centroamericanos es implacable: no sólo se ha erigido un infame muro en la frontera mexicano-estadounidense; también están la cacería de “la migra” y las masacres de los vigilantes de la frontera, todo lo cual contrasta odiosamente con el trato privilegiado que se otorga a los inmigrantes cubanos. Otro ejemplo de patología política: el Departamento de Estado condena incansablemente al régimen de partido único de Cuba, denuncia los supuestos déficit de su “calidad institucional” y proclama abiertamente la necesidad de producir un “cambio de régimen”, eufemismo para referirse a la concreción de la contrarrevolución. Pero esta política, con su definición de principios, contrasta llamativamente con las fraternales relaciones que Washington cultiva con Arabia Saudita, país en el cual los partidos políticos están prohibidos, el despotismo monárquico es absoluto y la democracia una quimera; contrasta también con las intensas relaciones económicas forjadas con países como China y Vietnam, cuyos sistemas de partidos son muy similares al que existe en Cuba. ¿Cuál es la razón de tamaña discriminación, de esta colosal inconsistencia de la política exterior norteamericana? No hay razón alguna; sólo el chantaje de un lobby mafioso ante el cual Washington se postra deshonrosamente.

Segunda patología: el bloqueo revela que Cuba ocupa un lugar especialísimo en el imaginario de la clase dominante estadounidense. Pese al tiempo transcurrido, sus integrantes y sus representantes políticos no se resignan a haber perdido a Cuba e insisten en recuperarla, en apropiarse de ella apelando a cualquier recurso. Cuba es su enfermiza obsesión, la sienten como un trofeo de guerra –de una guerra donde los patriotas cubanos habían derrotado al poder colonial español y que luego Estados Unidos con sucias artimañas les arrebató la victoria– y en pos de ella son capaces de cualquier cosa. Casi medio siglo de bloqueo es un fenómeno que no tiene parangón en la historia del imperialismo. Imperios anteriores, desde Esparta y Roma hasta hoy, sitiaron por un tiempo algunas ciudades. Pero sostener un bloqueo integral como el que padece Cuba es algo que no tiene precedente alguno en la historia de la humanidad. Constituye una monstruosidad, una verdadera aberración y una imperdonable inmoralidad.

El mantenimiento de una política que ha fracasado ostensiblemente, que ha terminado por aislar a Estados Unidos, sólo puede comprenderse como una señal de la decadencia de la clase política norteamericana. Con la inminente reapertura de las relaciones diplomáticas con Costa Rica y El Salvador, Estados Unidos será el único país del sistema interamericano que no tiene relaciones con Cuba. ¿Cómo sostener una política que no sólo ha fracasado en promover el tan anhelado “cambio de régimen”, sino que, a su vez, ha convertido a Estados Unidos en una suerte de paria del sistema internacional cuando en la última votación de la Asamblea General de la ONU el bloqueo fue condenado por 185 de los 192 países miembros de la organización?

Por consiguiente, si Obama quiere dar un nuevo comienzo a la relación con América latina y el Caribe, hay un primer paso que es inevitable: debe levantar total e incondicionalmente el bloqueo e iniciar de inmediato conversaciones para normalizar la relación con La Habana. Con el transcurrir de los años, el prestigio de Cuba se ha ido agigantando, porque siendo un país pequeño ha demostrado una notable coherencia y fortaleza en su política exterior. Cuba ayuda más que Estados Unidos a los pueblos de nuestra América y, en general, del Tercer Mundo; lo hace con sus médicos, sus alfabetizadores, sus técnicos, sus entrenadores deportivos y su amplísimo programa de cooperación científica y técnica con unos cien países. Cuba da, mientras Estados Unidos quita. Los gobernantes que acudirán a la cita de Trinidad y Tobago no podrán profundizar las relaciones de cooperación con la Casa Blanca en materias como la migración, el narcotráfico, el terrorismo y tantas otras a menos que se remueva de raíz el obstáculo que representa el mantenimiento del bloqueo a Cuba.

Demorar el levantamiento del bloqueo sólo servirá para perjudicar al interés nacional de Estados Unidos y los de numerosos individuos y empresas de ese país, sacrificados en aras de un lobby como el que aglutina la Fundación Nacional Cubano-Americana, que es una verdadera vergüenza para la política norteamericana. La misiva que el senador Richard Lugar le enviara al presidente Barack Obama el 30 de marzo de este año es sumamente elocuente. En ella dice que la política de Estados Unidos hacia Cuba ha fracasado y que “nuestros intereses políticos y de seguridad más globales” están siendo socavados. Esto requiere una “transición en las relaciones cubano-estadounidenses” y el momento para la misma es ahora: durante la Cumbre de las Américas.

Las recientes declaraciones anunciando planes para restablecer las relaciones diplomáticas con Costa Rica y El Salvador, la serie de visitas a La Habana por los presidentes de Ecuador, Bolivia, Venezuela, Chile, Argentina, Brasil, Haití, República Dominicana, Guatemala, Nicaragua y Honduras y varios más del área del Caribe y la incorporación de Cuba al Grupo de Río demuestran, a su juicio, la soledad en que ha caído Estados Unidos. “El embargo dispuesto sobre Cuba es asimismo fuente de controversias entre Estados Unidos y la Unión Europea, así como en las Naciones Unidas, que ha aprobado una resolución muy ampliamente refrendada por los demás países condenando el embargo de Estados Unidos durante los últimos diecisiete años. Para el resto del mundo –continúa Lugar–, nuestro actual enfoque desafía toda lógica: aun durante los momentos más álgidos de la Guerra Fría, los canales diplomáticos directos con la ex Unión Soviética jamás fueron cortados.” Agregaríamos: ¿cómo es posible que Estados Unidos mantenga conversaciones con países como Irán y Corea del Norte y se niegue terminantemente a hacerlo con Cuba? ¿Cómo justificar tan enfermizo empecinamiento?

El mensaje de Lugar es clarísimo: en una época de crisis como ésta, la Casa Blanca no puede darse el lujo de seguir siendo vista con enorme recelo por pueblos y gobiernos de la región. Para disipar esta actitud, Obama debería producir una radical rectificación de su política hacia Cuba, cuyo primer paso es poner fin al bloqueo (que en Estados Unidos prefieren denominar mañosamente “embargo”, conscientes del repudio universal que concita esta política). Por otra parte, no debería escapar a la atención de los estrategas norteamericanos que el imprescindible mejoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y los países de América latina se vería negativamente influido por la continuidad del bloqueo. Todos los países de la región, aun aquellos gobernados por partidos o coaliciones de derecha, se han manifestado en contra del mismo, y para Washington sería imposible conferirle credibilidad a su promesa de fundar un nuevo patrón de relaciones interamericanas si al mismo tiempo se preserva una retórica y una política inspiradas en el apogeo de la Guerra Fría. No sólo se perjudican los intereses económicos estadounidenses, sino también se atenta contra la credibilidad global de la política exterior norteamericana.

Los gobiernos de América latina y el Caribe que asistirán a la Cumbre de Trinidad y Tobago saben que sin acabar con el bloqueo el nuevo orden que Washington pretende construir será inviable, estará muerto antes de nacer. Pese a su ausencia, Cuba tendrá un papel estelar en esa reunión y nuestros gobiernos deberán actuar con gran firmeza y coordinadamente para exigir el levantamiento del bloqueo; de lo contrario serán copartícipes del fracaso, pagando un alto costo en sus respectivos países. En Puerto España, Obama se enfrentará a la hora de la verdad. Su conducta en ese cónclave será el test ácido que pondrá de manifiesto si está o no a la altura de los desafíos que le impone la historia. Y esto no sólo en relación con la cuestión cubana, sino también ante los gravísimos retos que brotan de la crisis general del capitalismo.

Belén, te acabas de saltar todas las normas cromáticas en aras de una lírica, cuando menos, dudosa.

De manos a la obra a una manualidad hay varios palmos, de narices- Y en el transcurso de tu nombre, se pùede armar la gorda, liar la misma y reivindicar la grasa.

Así que, ¡dále brillo!

Las manos son negras y son blancas. Las manos no tienen color. Las manos sienten mariposas debajo de la mesa, y a veces se asustan y a veces se tocan. Pero no se ven.
Las manos, cuando se enciende el foco, se alejan. Se mueven. Huyen. Unas veces las manos negras. Unas veces las manos blancas. Las manos negras matan. Las blancas, expiden. Pero nunca aplauden.
Nos se sabe ni se pregunta quien mueve las manos. Y en la escena, suben, bajan, resposan...
Manos que no nos ven. Manos que no alimentan. Manos que todo lo tocan. Es pulgar, es índice, es corazón... manos que no llegan. Manos que no tienen color. Manos que proyectan sombras.
Manos en nuestro teatro. Manos a la obra.

Teníamos un amigo maravilloso, como un hermano.

"Casi lloré al leeros. Pero no son làgrimas muy tristes"

¿Qué escritor fue aquel que dijo; "hijo, hay momentos en los que se llora de alegbría y se ríe de pena, ya los conocerás"?
Me gusta tu comentario Catherine

Gracias Maririu. Un beso para tí y que esos estudios hayan pasado bien dejándonos en calma.

NO MERECE LA PENA MIRAR ATRÁS, APRENDE DEL MUCHAVILA

http://comielotrodia.wordpress.com

No es de Poeta en Nueva York, Adrián, pero es de Lorca, Catherine, y me lo evocó Venecia y va del tema, Juan:

SORPRESA

Muerto se quedó en la calle
con un puñal en el pecho.
No lo conocía nadie.
¡Cómo temblaba el farol!
Madre.
¡Cómo temblaba el farolito
de la calle!
Era madrugada. Nadie
pudo asomarse a sus ojos
abiertos al duro aire.
Que muerto se quedó en la calle
que con un puñal en el pecho
y que no lo conocía nadie.

Federico García Lorca

Lo más espantoso es "que no lo conocía nadie"

Muchísimas gracias catherine, acepto tu regalo y hagámoslo juntos yo elijo el libro... Poeta en Nueva York (para mí lo más interesante de Federico)ahora elige tú el poema que mas te guste.
Reitero mis gracias y un saludo muy cordial

recuerdos dulces y recuerdos amargos.
Qué flor mandaré a los Argentinos ? o qué poema ? Uno de Garcia Lorca me da vueltas en la mente. Lo eligiràs tù, Adriandorado, porque ya sabes que no sé mucho de espanol.
Un abrazo especial en este dia especial para vos.

Pero además de todo lo explicitado, mi querida Chavela, y por el mismo precio le regalaré otro poema de Oliverio Girondo que, a la sazón, nos viene al pelo.

HAY QUE BUSCARLO

En la eropsiquis plena de huéspedes entonces meandros de
espera ausencia
enlunadados muslos de estival epicentro
tumultos extradérmicos
excoriaciones fiebre de noche que burmua
y aola aola aola
al abrirse la venas
con un pezlampo inmerso en la nuca del sueño hay que
buscarlo
al poema


Hay que buscarlo dentro de los plesorbos de ocio
desnudo
desquejido
sin raíces de amnesia
en los lunihemisferios de reflujos de coágulos de espuma de medusas de arena de los senos o tal vez en andenes con aliento a zorrino
y a rumiante distancia de santas madres vacas
hincadas
sin aueola
ante charcos de lágrimas que cantan
con un pezvelo en trance debajo de la lengua hay que buscarlo
al poema


Hay que buscarlo ignífero superimpuro leso
lúcido beodo
inobvio
entre epitelios de alba o resacas insomnes de soledad en creciente
antes que se dilate la pupila del cero
mientras lo endoinefable encandece los labios de subvoces que brotan del intrafondo eufónico
con un pezgrifo arco iris en la mínima plaza de la frente
hay que buscarlo
al poema

A ver Chavela a mi me parece grosero que ud. descalifique mi trabajo con la rapidez con que lo ha hecho y simlemente se mosquee porque yo no escriba con el estilo que a ud. le apetece. Pero dejemos la pelea allí que no estoy para eso.
Digo, mi amiga, no leyó cuando escribí antes de ayer sobre Derrida y la deconstrucción , sobre el significado y el significante y transcribimos junto con Amando uno de los mails que intercambiamos y que versan precisamente sobre investigar con el lenguaje, jugando, buscando nuevas y diferentes posibilidades expresivas, saliéndonos de lo sabido y estereotipado y cómo enriquecer lo que se transmite más allá de lo conceptual, que importe algo mas amplio, mas vivencial.?
Por otro lado le diré que si ud. hubiera aplicado el método de lectura automático, como dice haberlo hecho, no hubiera entendido nada conceptualmente pero al menos podría haberse zambullido en lo sonoro, es decir lo musical, hubiera podido descubrir las texturas de cada vocablo o frase, podría haber sentido los ritmos y como, con los efectos del recitado de un mantra o una rezadita del rosairo unas diez veces, la mente se hubiera adormilado y hubiera conseguido un corrimiento del umbral de la conciencia (efecto buscado adrede, por mí, en el poema) aflorándole el inconsciente, algo así como en esos brevísimos momentos en que al despertarse o al dormirse se presentizan en simultáneo tanto la “realidad” de la vigilia como la imágenes de lo onírico entremezcladas. Efectos, por otro lado muy usuales por los meditadores de todo tipo, hasta en los giros de lo derviches sufíes o en los estados alterados de conciencia poducidos por drogas de las llamadas alucinógenas como el peyote o el San Pedro del altiplano boliviano. Cuya base, la silocibina o su símil, la mescalina fuera sintetizada en el famoso LSD por el dr. Hoffmann recienntemente fallecido. (En las puertas de la percepción y Mas allá del cielo y el Infierno de Aldous Huxley son transcripciones de experiencias que él realizara con estas drogas) también se logra el efecto similar con la hiperventilación del Dr. Stanislav Grov en sus conocidas regresiones a vidas pasadas. Esa experiencia de apertura hubiera experimentado de haber practicado el método del automatismo que ud. cita y que además utilizaran hasta el hatazgo los surrealistas. Pero si en actitud opuesta, hubiera hecho el esfuerzo de la atención focalizada no hubiera accedido a estas percepciones extrasensoriales pero sí penetrado en la comprensión de los contenidos que cada verso o frase tienen, están todos ellos creados con un sentido legible a la inteligencia humana, no hay tanto exceso de metáforas ni situaciones paradojales como no sean, en tal caso, el estado que produce su lectura. De manera tal de que, no sólo se perdió Ud. el contenido racional, inteligente de los vocablos y frases, sino que se impidió penetrar en el mundo de las sensaciones. Creo que le ha dado muchísimo miedo. En cuanto se lo olió disparó por medio de las resistencias y la descalificación del material. Siempre tranquiliza más que el otro sea un animal escribiendo que reconocer incapacidades propias para abordar la propuesta.
Pero lo curioso es lo que le ocurrió a Amando y otras personas que han comentado en mi blog, es que han experimentado los dos tipos de lectura simultáneamente, en el caso de Amando creo que acompañado de los cantos gregorianos que facilitan (por similitud a la estructura del poema, la repetición) el ascesis a esos estados.
Se ha detenido ud. en los dos vocablos de “las negadas resistencias” del texto y no el “negadas las resistencias” como ud. transcribiera en fiel descripción de lo que ha hecho frente al poema, ha tenido resitencias a entregarse a lo que el poema convocaba (supongo que lo ha sentido peligroso) y luego las ha negado, solicitándome a mi, que ratifique o no si el mismo es un bodrio, cosa que la dejaría mucho más tranquila, obviamente.
Le cuento que, además de haber escrito un texto de 22 versos ininterrumpidos permitiendo que saliera de mi incosciente todo lo que allí había y buscándole un sentido legible luego a esa parrafada la deconstruí entretejiendo frases a veces azarosamente y otras con verdadera intencionalidad en procura de que el sentido del collage fuera cargándose cada vez de mayor intensidad.Que aumentara su densidad. Mi intención era reproducir, lo más desde adento posible lo que ocurre en una cámara de tortura donde los interrogatorios tienen esa calidad de repetición de las mismas preguntas formuladas sin solución de continuidad mientras la electricidad es aplicada en los genitales, las encías.. en fin en todo el cuerpo. Quise también transcribir, desde adentro y no narrando desde un preservante afuera, la sensación de interminabilidad de la sesiones cuya reiteración es constante. Hay, entre otras cosas insoportables, una monotonía exagerada, hipermagmática, donde el inconsciente traba y mezcla los vocablos con los que a duras penas se expresa, todo es una suma de imágenes que se suceden con esa incoherencia. Color, sonidos, olores, conceptos, violencia, sangre, coágulos,preguntas, gritos, miedos, broncas...
Y sí señora seguramente le habrá parecido que esa descripción no tenía nada que ver con mi personalidad. Pues no, eso transmitido tiene que ver con una experiencia que abomino y que logro resignificar con todo lo que ella tiene cada vez que siento estos hitos como las fecha de hoy 24 de marzo cuando para muchos de nosotros comenzó un terrible calvario.
Lamento que a ud. le moleste mi expresión, pero como de muerte luto y genocidio cayó la taba el día de hoy me he permitido esa licencia.

Casi lloré al leeros. Pero no son làgrimas muy tristes, y llorar tambien es bueno.
Hoy os mando un narciso de las nieves, la primera flor que "perfora la nieve"(se llama "perce-neige" en francés) para daros animo y una raspilla, que se llama "forget me not" en inglés. La ùltima crece màs tarde,casi cuando ya es el verano; pero no la necesitais para acordaros de vuestros amigos.
Un abrazo.

Te imaginé alguien que no eres. Todo fue porque olvidé, saturado, que Marta del Castillo no es una escritora.

Lo curioso es que, en mi cabeza existe la persona, con distinto nombre e idéntica imagen. Existe. ¿Y qué interés tengo yo?

Millás y Azcona. ¿Qué os parece?

Goncé, pensé que eras una chica.

En esta parcela, que yo sepa, no entran quienes se ganan su pan por su cara bonita, o sus podridos bolsillos o su vida más o menos indecente. En este rincón entramos quienes apreciamos otras cosas, como los sueños, la ilusión, algo de melancolía, los versos.
No sé Carandell o Amón, pero lo mismo Azcona pensaba que Juan escribía mejor de lo que él mismo se cree; además, no para de abrir puertas y ventanas a quien se quiere asomar con limpia mirada.
Y esto lo digo, aunque probablemente no debiera, pero es que hay días en que uno está más sensible a ciertas cosas, y hay días en que ciertas palabras más que ofensivas son mezquinas, muy mezquinas.

"Más allá de las palabras escritas están los amigos"

Genial Venecia.

Supongo que había algo anterior a Gran Hermano por la que gente como Juan Cruz se hacía famosa. Son muchos años tropezándomelo en El País, en la SER, en todos y cada uno de los medios de PRISA y nunca he encontrado un motivo que me explicara a mi mismidad porqué es famoso, si es que eso es una cualidad. Quiero decir ¿Hay algo más que no acabo de percibir que no sea tan solo lo bien relacionado que está? No es Luis Carandell, o Santiago Amón o desde luego Azcona, no es ni mi frutero.

Venecia: a tus pies.

Dedicado a la Conferencia E.E:

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!

Antonio Machado

Las linces de Doñana están nerviosa de nuevo.

El Arzobispo coadjutor (una especie de arzobispo auxiliar) de Sevilla va a Córdoba en apoyo de los "lazos blancos". A ver quien gana el pulso si la buena alcaldesa Rosa Aguilar o el tal coadjutor.

Ahora me entero que en Alcalá de Henares también tienen idea de sacar los pasos con el "dichoso lazito blanco" durante la Semana Santa.

Desde luego estamos arreglao.

Mi apoyo incondicional a la reforma de la Ley del Aborto.

Salud ante todo.

Ostras, Venecia...
Aplaudo de pie.

Más allá de las palabras escritas están los amigos .

De verdad que ya no se recuerda si es sueño o libro, porque en Primavera con tanta luz exagerada y tanto pétalo de rosa, la memoria pierde su voluntad razonada y se torna trabajadera costalera .
Era la medianoche y el aire se filtraba por el resquicio de una ventana de aluminio ,causando un silbido tenue pero continuo .
En la carretera dos coches y un autobús vacio . Más allá , hacia la derecha , el río bajaba crecido . Sus aguas corrían contra sí mismas, rápidas y negras . Serpientes zigzagueando hacia el mar llevando en su líquido, cielo nuboso y nocturno , ramas, hojas y multitud de ofrendas arrojadas por la mente humana .
Media lluvia bajo la luz fría y húmeda del único farol en la calle. Una fina brisa sacudía el agua de dos naranjos y durante un rato sólo llovió debajo de ellos .
Si había luna no la recordaron ,pero su luz acuosa y débil asomó por entre las nubes en un momento determinado y de sus manos surgió la figura de un hombre sentado en los tres primeros escalones del abismo .
Tenía 58 años .
Estaba muy quieto y empapado . En un momento se puso de pie , se quitó la camisa , bajó los tres peldaños , se metió en el río y fue avanzando hasta que el agua le llegó al pecho . Luego empezó a nadar a brazadas y la luna cerró sus ojos .
A la mañana siguiente , todos se preguntaban:
-¿ Porqué te fuiste ?
Más allá de las palabras escritas están los amigos .
Nos hablan a cada instante , se comunican con nosotros de continuo .. a través de la gente que conocemos , en los sitios que frecuentaron , en las cosas que vivimos .. nos hablan de mil modos distintos .
A la semana siguiente todos dijeron:
" Tu no te has muerto porque no te hemos olvidado".

Estimado Juan y blogueros: El recuerdo de los grandes amigos siempre nos acompañará. Precisamente hoy hace también un año que se nos marchó un amigo. El altavoz del pueblo (un coche con megafonía) lo ha anunciado para los que se hubiesen olvidado). De este amigo siempre tendremos presente las buenas tertulias, las buenas parrandas, las magníficas partidas de envite (juego de cartas parecido al mus), la Romería de San Marcos, ... ¡La vida! La vida continúa y no se acaba.
Gracias Ferran por el regalo del maravilloso poema de José Luis Hidalgo. Hay un verso bellísimo:
"Vivir es una herida por donde Dios se escapa"
Gracias a tí también, Juan, por tu gran sentido de la amistad. Te honra el recordar así a un amigo.
Un saludo desde la isla del Teide.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01156f43466d970b

Listed below are links to weblogs that reference "Teníamos un amigo maravilloso":

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal