Euforia o melancolía

Por: | 27 de mayo de 2009

Rita está por aquí; ya es mayor, nació en torno al año 2000. Estuve pensando hace unos días en sus dolores de cabeza, en su posible melancolía, en su euforia. Los perros tienen, como ella, estados evidentes de melancolía, que alternan con una euforia que es también como un exabrupto de alegría. Se alegra, mueve el rabo, te acompaña por la casa hasta que considera que ya su ansia de mimo está colmada, y entonces reposa en un lugar donde la luz no sea demasiado estridente. Ahora descansa a los pies de la cama de Eva, y yo me he puesto a escribir en realidad para reflexionar sobre la euforia y sobre la melancolía, a propósito de lo que ha de ocurrir hoy al término del partido de Roma, y he visto ahí a Rita y me he detenido a pensar en la propia melancolía, o en la euforia, de animales tan solidarios, tan alegres, cuya alegría viene de la nada, de un encuentro reiterado, o de un descubrimiento que es como un relámpago en su memoria. Nada será relativo hoy, ni la euforia ni la melancolía, serán cantidades rotundas, espectaculares, unos se alegrarán y otros se sumirán en la bruma de la desesperación de la derrota. Y al día siguiente cada uno irá a sus asuntos --yo, en concreto, a Oviedo, a encontrarme con estudiantes de bachillerato-- con su alma futbolística dispuesta a superar lo peor o lo mejor que haya sucedido. Y dentro de unos años quizá uno no recuerde que hoy iba a disputarse en Roma el partido del siglo. Rita, desde luego, ya no se acuerda en absoluto de lo que ayer tarde la hizo tan feliz.

Hay 26 Comentarios

Nunca había estado tan contenta, nunca había sonreído tantas veces por el buen hacer de mi equipo (del alma), nunca había sentido con tanta satisfacción y reiteración la felicidad que los chicos, con un balón en los pies, pueden regalar. Siete jugadores del primer equipo que se han hecho grandes en casa, un entrenador que es como si fuera un hijo, al que hemos visto crecer y del que nos sentimos satisfechos por su manera de ser, de hacer y hasta de pensar. Así que, suceda lo que suceda esta noche, y no quiero escribir la palabra porque en el fondo de mi corazón no la pienso y no la voy a decir en toda la noche, estoy tan satisfecha, tan feliz por lo que hemos vivido este año, que no me sumiré, por nada del mundo, 'en la bruma de la desesperación de la derrota'. Estos chicos y su entrenador han pasado a mi historia particular de fiel seguidora 'culé'.
Esta noche vamos a ganar. Y si no, hemos ganado igual.
¡¡Força Barça!!

Buen día para todos (que lo va a ser).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01156fb3b482970c

Listed below are links to weblogs that reference Euforia o melancolía:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal