Rafael Conte

Por: | 23 de mayo de 2009

Tiene toda la razón José María Guelbenzu en su concienzuda y hermosa despedida de Rafael Conte. Rafael era un empedernido lector que puso su entusiasmo por escrito. Era el lector entusiasta, o rabioso, si su entusiasmo resultaba defraudado por la lectura. Le recuerdo leyendo y tarareando, escribiendo y tarareando; las tareas más administrativas de su oficio las hacía tarareando. Su trabajo como periodista era la excusa para seguir leyendo, para hacer leer a los otros. Sus memorias las hizo, quizá, para ordenarse; le dio mucha importancia a los libros de los otros. De los suyos, que fueron pocos, se ocupó poquísimo. Tenía el ego dedicado a otra cosa: a leer, a fumar puros, a hablar con los amigos. Se sentaba con nosotros en la Redacción,. o a comer, y veías que sus ojos se iban de donde estaba, incluso de las discusiones larguísimas que él propiciaba, para adentrarse en penumbras cuya luz era el recuerdo de los libros. Su muerte es, como dice Guelbenzu, una gran pena para la literatura española, cuyo entusiasmo alumbró muchos libros y muchos autores que si hoy se pusieran en fila para despedirle probablemente rodearían varias veces el Parque del Retiro. Entre esos que le despidírían podrían estar también los lectores cotidianos que iban a buscar su comentario para tener una idea de lo que debían leer esos días.

Hay 13 Comentarios

Y que yo no dejo de leer la mala leche, natural por otra parte de un escritor frente a un crítico literario. Se preocupaba más de los libros de los otros que de los suyos“...su juicio siempre tuvo que ver con su afán pedagógico por contar lo que había leído para que los demás supieran lo mismo que él...” en su obiturario, qué es como decir ¡qué dogmático!. Bueno, bueno, por lo menos parece que hemos avanzado algo de aquel quevedesco: murió pobre y pelado mirad si satanás es desdichado.

Juan querido, estuve distraída o no sé, me entero por tu blog de la muerte de Rafael Conte. No lo conocí, pero era para mí uno de "los sabios de la tribu". Te mando el comentario por aquí, espero que te llegue junto con un beso enorme de tu amiga.Natu Poblet

Ayer escribí largo y tendido y de repente se lo tragó y no hubo manera de recuperarlo ¿quién se lo tragó? el hado malo de internet, el de mi ordenata, el del diario o el de mi inconsciente que no pensaba igual que el consciente, o todos.
resumen decía poco más o menos:
los españoles de pro están desapareciendo como moscas (con perdón) y lo que me duele es que no han visto cumplirse aquello para lo que tanto han trabajado, al contrario.
Porque de verdad estamos ante la España esperpéntica.

Pasando a otro tema no creo que los llamamientos y moralejas puedan hacer pasar los enfados, mejor trabajar para que les entren las ganas de volver.
Reflexionemos sobre eso como un ejemplo de la división que siempre ocurre en la izquierda y nunca en la derecha, mirad a las futuras europeas, casi todos los votantes del PP están dispuestos a ir a votar porque ellos saben que votar es negocio es como participar en un consejo de administración. Nosotros creemos que votar es ser fiel a un ideal, y que no hay que respaldar a los que han pecado, no hay absolución, ni perdón posibles, Y cuando nos vamos no volvemos.
Buenos días

Estoy pegada a este blog solo desde alrededor de tres meses pero me doy cuenta de todo lo que le falta con la perdida de tantos comentaristas. Unos vienen de vez en cuando, cada uno tiene sus ocupaciones. Otros se pueden encontrar en otros blogs y es asi que fui a dar un vistazo rapido al blog que nos senala Miguel Mora, blog de politica internacional que me parece hablar mucho de politica francesa. Dije una vez que no queria discutir de politica con Gaspard porque para mi su posicion es la que no suporto en tantos commensales de las cenas que ahora rehuyo, pero argumenta con toques literarios que no encuentro en la charla tan previsible que me cansa. Si, echo de menos a Gaspard y a tantos otros.
Me gustan mucho las criticas literarias, tengo mis criticos predilectos. Puedo leer criticas de libros, peliculas o espacios televisivos que nunca leeré o veré todos. Pero aqui a veces se habla de libros o peliculas de manera diferente, como se hace entre amigos.
Buenas noches amigos (y amigas como dicen los politicos franceses, aunque creo que en los dos lenguajes el masculino sea colectivo). Buen domingo a los que se manifiestan todos los dias y a los que nos leen sin querer escribir.

Me ha emocionado su necrológica de Rafael Conte.No era mi crítico preferido pero creo y pude comprobar lo que usted dice,cuando habla de su pasión por los libros, los que querríamos que nos los metieran en el ataud, si cupieran y fuéramos faraones egipcios...Ha sido un homenaje sentido y precioso.

un abrazo fuerte, jacqueline de parte de la Rubia

Cada vez que sale en la conversación con mis amigos la afición a la lectura, recuerdo este pasaje de Proust: "Mientras que yo estaba leyendo en el jardín, cosa que mi tía no comprendía que se hiciera más que los domingos, porque ese día está prohibido hacer nada serio, y ella no cosía (un día de trabajo me decía que cómo me "entretenía" en leer, sin ser domingo, dando a la palabra entretenimiento el sentido de niñería y pierdetiempo), mi tía Leoncia..."
Tengo asociado leer con no trabajar, como la tía Leoncia, y así la lectura de ficción me supone un placer perezoso, por el que casi siempre dejo de atender a obligaciones. Envidio sólo hasta cierto punto a las personas que consiguen que la lectura de literatura de ficción sea parte de su trabajo, pues pienso que tal vez puedan perderse parte de la sensación del ocio despreocupado. Para Rafael Conte y para todos los críticos y periodistas de cultura, mi más sincero sentimiento agradecido.
También agradezco mucho a todos los blogueros que se han ido, y a los que se han quedado, sus comentarios aquí, que leo siempre y hacen que me den ganas de intervenir, mejor o peor.

El blog de política internacional de Gaspard - al que antes me refería - se puede localizar ahora en http://lqdo.wordpress.com

He ido esta mañana a unos grandes almacenes ( sí, ese, el más conocido) y en el lugar más destacado de su librería se exhibían montones de libros de J.M. Aznar. Los vendedores también condicionan las ventas y lo hacen no en función de la demanda ( no he visto a nadie pedir el libro del expresidente) sino mostrando su simpatía empresarial. ¿ Quien será el empleado que decide lo que hemos de ver en el mejor escaparate?, ¿ Tendrían hoy más importancia este tipo de señores que los críticos literarios (lo digo pensando en Conte)?. Recovecos del mercado.
El otro día Millás aseguraba que el libro de Aznar se lo había escrito un “negro”. El negro de Aznar tiene que ser de raza blanca, Aznar no soportaría otra cosa. Oficio complicado escribir libros en nombre de Aznar:¿ cómo meterse en la cabeza de un hombre al que el pelo por muy caro que sea su estilista ( ahora se llama así a los peluqueros) le crece para dentro y le produce caspa entre las circunvoluciones cerebrales?
Esto pasa – ya lo sé –por ir a comprar libros a unos Grandes Almacenes. Tienen razón pero no tenía mucho tiempo y también quería comprar cerveza. No mezclan mal las cervezas y los libros. Conte, según nos dice Cruz, fumaba y ya saben lo que le decía Buñuel a Paco Rabal: “el que no fuma ni bebe, es un cabrón…”. La lectura como adicción. De Rafael Conte y de muchos de nosotros. ¡ Qué bueno deber ser que tu trabajo no interfiera con tus adicciones!.En Conte coincidía el ocio con su trabajo, en él no cabría reivindicar el derecho a la pereza que exaltaba Paul Lafargue ( curiosamente yerno de Marx, si no me equivoco).
Compré Un libro de regalo (“El Mito de la Transición”) a un colega que va a cumplir 50 años, esa difícil edad en la que – sobre todo los hombres – se pasa por una segunda adolescencia.
Hoy, en el blog, muchos animan a volver a los que se fueron o han disminuido sus intervenciones. A Ferran se le puede encontrar en sus libros, a Gaspard en un nuevo blog de política internacional (parece que momentáneamente suspendido), supongo que a Alena en su blog, a Adrián, Amando, Maririu en los suyos. ¿ Por dónde andará Chapuza?.

Hacía tiempo que buscaba y no encontraba una crítica de Rafael Conte en El País.Ahora debo imaginarme las razones y el porqué.Algunos escritores descubrí gracias a este crítico tan bueno, y recuerdo de una lectura especial suya a raíz de un libro de su amado Sartre, que fue el principio de mi espera de sus siempre sugerentes críticas.Descanse en paz.

Un saludo,Juan.

Pues por un momento me he quedado muda percibiendo como con ese mensaje se incrementa de nuevo mi frecuencia cardiaca .
La sencillez de corazón es el primer paso para aprender y puesto que estoy recibiendo un ejemplo claro de humildad ,quiero concentrarme en él y unirme al llamamiento .
Ignoro lo que los compañeros pensarán ,pero aquí se adivina un ambiente ansioso por acogerlos con los brazos abiertos .He dicho que ignoro lo que pensarán.. pero lo que sí sé es que ninguno imaginó nunca que esta reunión se convertiría un día en una de las clases más inolvidables de nuestras vidas .
Durante esta semana hemos sufrido porque pensabamos que habíamos perdido a una persona y que en su lugar sólo nos quedaba el idolo.. Fue un negro nubarrón que nos alejó de su corazón y nos puso inmediatamente a la defensiva , pero ya dejamos caer la coraza y entendemos que por encima de malentendidos y enojos siempre está el sentimiento verdadero .
¿ Vamos a sacar algo bueno de todo lo pasado?
Vuelvan, les echamos mucho de menos y les queremos con una necesidad de ser humano .

Lamento muchísimo la muerte de este lector empedernido, como lectora de sus comentarios me pongo a la fila de las despedidas y pediría que le entierren con un libro .

Maestro Cruz

Es triste la perdida de un enamorado de los libros que animaba con su contagioso entusiasmo a la lectura en un mundo tan rabiosamente y en ocasiones incomprensiblemente falto de tiempo para el cultivo del espíritu y el alma y lo hace más triste por ser un ser humano como decís los que lo conocisteis personalmente con un ego dedicado a cosas interesantes de verdad.

PD. Recuerdo que gracias a este blog hay un grupo de personas que se han conocido y siguen una maravillosa relación y en algún caso ha propiciado la creación de blogs, es apelando a ello seguramente sin ningún derecho por mi parte ha hacerlo y hablando de egos positivos que me gustaría que volvieran los que se fueron del blog por temas de difícil comprensión por no tener como se dice coloquialmente ni pies ni cabezas, me gustaría que se manifestaran todas las partes si quieren y se pidieran y se aceptaran las explicaciones pertinentes.Conclusión que vuelvan y de esa manara volvamos a transitar la senda juntos y volver a pasar momentos tan maravillosos como los vividos, se debe y nos debemos dar una segunda oportunidad y se debe perdonar si hay que hacerlo y con más motivo lo deberían hacer personas que valoran la razón y la fuerza del entendimiento por medio de la palabra escrita sobre otras formas.Y sobre todas las cosas deberíamos no ser mal pensados y tener comprensión a según que actos y formas de actuar no estoy diciendo que comulguemos con ruedas de molino pero si ser comprensivos y saber ser agradecidos a quienes te dan una oportunidad de tener una ventana abierta.
Saludos Paco

Muchos escritores (y otros artístas) tendrían que aprender a que su ego no es lo más importante, ni si quiera su obra, sino ser personas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef011570a06d20970b

Listed below are links to weblogs that reference Rafael Conte:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal