El futuro del periodismo es el buen periodismo

Por: | 22 de agosto de 2009

Quiero personalizar hoy en Ramón Lobo, enviado especial de EL PAÍS en Kabul, esta reflexión sobre el porvenir del periodismo. Creo que el porvenir del periodismo está en la capacidad de los periódicos de mantener en lugares como ese, donde se cuece la historia en medio de un drama político de enorme violencia, a profesionales de la categoría de Ramón. Su trabajo responde a lo que Juan Cueto suele pedir para el ejercicio del oficio, la mirada distraída; Lobo ha ido a Kabul y se ha mezclado con la política, con la milicia, con la cultura, ha descrito la miseria y la nobleza, ha contemplado la mirada triste y la mirada ilusionada, ha contado cómo son los perdedores y los ganadores, y ha contribuido a dar al lector español o en español una dimensión muy próxima de la tragedia afgana que ahora ha aparecido en primer plano pero que muchas veces, durante mucho tiempo, sólo tiene lugar en las noticias por las consecuencias directas de la violencia. El trabajo de Ramón nos debe enorgullecer a todos los que creemos que el buen periodismo, el periodismo que salvará al periodismo, no es aquel que se basa en los lugares comunes que se envuelven en los papeles de celofán (muy bien pagados) de las opiniones más o menos rimbombantes, lanzadas con suficiencia en tertulias en las que nadie va con los pantalones manchados de hierba o de tierra o de sangre, sino que se basa en la contemplación directa de aquello sobre lo que se cuenta porque se ha vivido directamente. El periodismo de los enviados especiales que van a lugares como Afganistán es caro y es un riesgo, o viceversa; hacerlo dignifica el origen del oficio, y lanza un mensaje para los que ahora creen que periodista es gente que le dice a la gente lo que se le acaba de ocurrir. Un respeto para el periodismo: periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente; cuando ustedes vean a un periodista en primer plano pregúntense qué noticia ha protagonizado. Si no ha protagonizado ninguna noticia (no ha sufrido un ataque, no ha ganado un premio, no ha recibido un castigo) y está en primer plano, pregúntense si es verdaderamente un periodista. Y si ven que sólo opina, que no va al terreno, que no habla con la gente, que vive en el palomar de su ego, lanzando a diestro y siniestro su baba particular, pregúntense si merece la pena que se le considere del oficio. Ramón Lobo es un periodista, punto. Por eso sus crónicas de Kabul son fascinantes, porque te llevan al sitio con la emoción del que allí se encuentra concernido, primero que nada como ser humano, por el sufrimiento que luego cuenta con las armas del periodismo.

Quiero decir que Ángeles Mastretta canta muy bien, yo la he escuchado. Un día, cuando yo sepa manejar estas cosas, la invitaré a cantar para ustedes Probablemente, en la versión de Maná.

Hay 30 Comentarios

Hay tanto periodista bueno que ha acabado quemado y no ejerce que la verdad, estoy cansado de encontrármelos...

no sé, el periodista prueba otras cosas para encontrar el valor de ellas y no su precio.

El cinismo es uno de los mayores problemas del periodismo. Y eso lo apuntó usted en una magnífica entrevista.

http://www.youtube.com/watch?v=l6eGyxEd4J4
Carlos Cano - María la portuguesa

http://www.youtube.com/watch?v=AJ-kMTCFibE
Dramatizacion Angeles Mastretta

http://www.youtube.com/watch?v=5bozqAgtkZQ

045 - Mujeres de Ojos Grandes - Angeles Mastreta

http://www.youtube.com/watch?v=4X51xovjjRg
mana - clavado en un bar ( video original )

Sólo una pregunta que lanzo al ciperespacio: ¿Por qué hay tanta necesidad de conocer al donante y al transplantado en el caso del transplante de cara? ¿Es sólo morbo, o me he vuelto un pejiguero?

Amén.

Me has dado ganas de ir a verla, Dumi. Para subsistir hay que saltarse las normas, no queda otro remedio. Los bandoleros son el producto individualista de la rebeldía profunda del pueblo, harto de que le engañen. Entre el pueblo hay gentes que admiran secretamente a los rebeldes, mientras que hay otras que los odian, porque representan eso que nunca serán capaces de ser. Pero la sociedad no se cambia con individualismos, sino con cooperación. Las normas hay que saltárselas todos juntos.

http://www.youtube.com/watch?v=MSffsYU1VG8
BSO de Enemigos Públicos de Elliot Goldenthal. Love in the Dunes

Enemigos Públicos.
Esta es la historia del legendario bandido de la época de la Gran Depresión, John Dillinger (Johnny Depp), el carismático atracador de bancos que se convirtió en el objetivo número uno del incipiente FBI de J. Edgar Hoover y de su mejor agente, Melvin Purvis (Christian Bale), y en un héroe popular para el sufrido pueblo.

Nadie era capaz de detener a Dillinger y a su banda. No había cárcel que se le resistiera. Gracias a su encanto personal y a sus osadas fugas era aplaudido por casi todo el mundo, desde su novia Billie (Marion Cotillard) hasta el hombre de a pie que no sentía simpatía alguna por los bancos que habían hundido el país en la Depresión.

Las aventuras de la banda de Dillinger, que posteriormente incluiría al psicópata Baby Face Nelson (Stephen Graham) y a Alvin Karpis (Giovanni Ribisi), entretenían a la mayoría, pero J. Edgar Hoover (Billy Crudup) tuvo la idea de servirse de la captura del bandido para empezar a transformar su "Bureau of Investigation" (Oficina de investigación) en lo que sería el FBI. Convirtió a Dillinger en el "enemigo público número 1 de América" y lanzó a Purvis, el apuesto "Clark Gable del FBI", tras él.

Pero Dillinger y su banda siempre pudieron con los hombres de Purvis en alocadas persecuciones y tiroteos. Para apresar a Dillinger y a sus hombres, Purvis acabó contratando a un equipo de ex policías de la costa oeste (a los que llamaron agentes) y recurriendo a traiciones épicas, una de ellas protagonizada por la notoria "Dama de rojo" y otra por Frank Nitti, el jefe mafioso de Chicago.
Acabo de ver esta película , hacía tiempo no veia, de Gansters y "polis" y siempre es más atractivo el personaje de los Gansters, inteligentes, desconfíados que se saltaban todas las normas y curiosamente caían bien a la gente. Polis corruptos que jugaban cn el odio y la inquina personal de que "los malos" eran mas litos que ellos.
Curtidos en mil batallas, en la Gran Depresión ellos eran casi heróes para los ciudadanos que veían que los bancos se tragaron su dinero, no robaban ni atracaban para dárselo a los pobres sino para vivir bien.
Genial Johnny Depp,un actor como le dicen polifacético, está que se sale de la pantalla, en realidad una historia "coral" con dos cabezas, johnny Depp por los gansters, y Christian Bale,por los polis que no juegan limpio.
No sé si hacer una "peli" en Chicago de los años 30 tiene algo que ver con la crisis económica mundial o sencillamente fue un capricho del diector Michael Mann, pero me fascinó esa película que cuenta historia de perdedores y no ganadores, ahí no gana nadie y pierden todos.
Siempre encontré los Bancos de esa época fascinantes, enormes, con la categoría de quien guarda y administra todo el Dinero, Bancos donde entran los Gansters y dicen "Arriba las manos, Esto es un Atraco" pues esas frases ya perdidas porque ahora con otras palabras son los propios bancos los que te dicen, Siga usted, esto es un atraco, mueváse lo que quiera pero le vamos a desplumar, es un decir, que seguramente el Sr, botín debe pensar constantenmente....y claro dirán ustedes que tiene que ver lo que escribo, sobre el tema de ser un buen periodista, pues aparantemente nada, pero como siempre que escribo nadie da una señal sobre lo escrito por mi, pues sabiendo ya de memoria lo que debe hacer un buen periodista y un corresponsal de Guerra y no existiendo prensa que pueda ser objetiva, porque no la hay, El Pais es de los pocos que se puede leer , pero tb pasado con filtro, el grupo prisa manda y los Polancos herederos de polancos no hacen un periodismo crítico desde hace ya tiempo, así que esta vez, cantar glorias por estar en Kabul un periodista ,que es lo menos que debe hacer, estar en lugar para hablar sin teletipos de los corresponsales, que es muy bonito leer lo que otros escriben y cuentan , pero en la oficina. Por eso algo así como los polis de Chicago de los Años 30 habiendo otras similitudes con los que hacen un periodismo crítico con el ganster que roba bancos para vivir mejor y la gente encima les aplauden, lo siento pero esta vez prefiero el tema del Cine , hay un "remake" de "enemigo Público nº1" que no se lo puerden perder, está Cark Gable ,!! supremo!!.
y Casi toda la prensa que maneja opinión pues tiene mucho que ver con el Título de la Película ,,,,,,,vayan a verla no sean perezosos ,porque es tremendamente "instructiva" y ahí ya cada uno se instruye como crea conveniente.
Ahh se me olvidaba decir que johnny Depp está guapisimo!!!!

Estoy escuchando a Mercedes Cabrera, entrevistada por Juan Cruz. Difícil de desbloquear ese hieratismo de la entrevistada. Pero Juan tiene muchas tablas y aprieta las tuercas.
Una frase guai. "El día que los hombres sean libres, la política será una canción". Pues para ese día, me pido con tiempo Hey Jude, que aunque se revoque, cuando menos dura siete minutos.

Ángeles: Yo quería decir análisis económicos y geopolíticos buenos, no los habituales de las mesas redondas.

En cuanto a las mujeres en Afganistán, ocupan el lugar normal que les corresponde en ese modo de producción. Lo que quiero decir es que no se trata de hacer analogías automáticas con el machismo occidental, es otra cosa. Según el nivel social y el cónyuge, unas viven mejor y otras peor. Lo que está clarísimo es que ahora viven igual o incluso peor que cuando estaban los talibanes. Y eso que uno de los argumentos clave para la guerra de rapiña, al que adhirieron bobamente las feministas (especialmente en América del Norte), fue que había que ir a liberar a la mujer afgana...

Allí la situación de la mujer es canuta. Tapada de la cabeza a los pies, cara incluída y propiedad absoluta del hombre que la reduce a cosa o a ser inferior. El obscurantismo, corregido y aumentado y el patriarcalismo, elevado a ene. Todo lo que se haga por informar a pie de calle sobre lo que allí ocurre es de gran mérito. Sobre el perfeccionismo, hay que decir que la perfección empieza donde la nauseabunda falta de libertad a la que nos hayamos conformado, termina. Todavía hay gente que piensa en periodista y que ve el periodismo como un modo de expresión original. Las identidades, individuales y colectivas, se construyen a través de relatos. Aún si por alguna causa obviamos un aspecto de la realidad cernida por el análisis, el relato sigue siendo directamente proporcional a la credibilidad que otorgamos a nuestras palabras. Si creemos que es en vano, mejor buscarse la vida en otra cosa bien distinta.

Querido Juan: A mí el periodismo de Ramón Lobo me ha enseñado mucho. Justo lo que me parece relevante y lo que urge, es lo que él hace: contar. Dar cuenta de. Para análisis económicos y geopolíticos nos sobran las mesas redondas. Mirar por otros, en vez de otros, para otros, urge. Lobo es muy bueno y muy audaz.
Gracias por entrar al viernes de Cabaret en mi blog. Alguien me grabó hace muchos meses y como era día de desorden me atreví a ponerlo ahora. Los lectores descubrieron que era yo. No se los dije. Besos, Angeles

Claro, Maririu: no has dicho que no te guste, es que yo he aprovechado para decir que me gusta el Juan melancólico.
A veces yo también pienso en ese "para qué"
Un fuerte abrazo

Echo de menos sus artículos.
Me parecieron los de un arquero: un Guillermo Tell español en los umbrales del XXI.
Junto a expertos y catedráticos de otras materias, la flecha cortaba el aire sin rasgarlo, como se debe hacer con la pereza.
Y siempre ilustrando, para sin rozar el didactismo, permitirnnos asomar a las cuestiones que se debaten en las Tribunas.
Y no le veo, y no creo que tiene que ver con ese brillo que por exposición se pierde.

Querido Juan: estoy completamente de acuerdo. El trabajo de Ramón Lobo es excelente y fundamental.
Abrazos,

Diego

¿y donde está mi comentario señores periodistas del futuro?

Como Francisco Gómez, me uno a la admiración y doy mi apoyo contra el ataque que está sufriendo el Periodista Manu leguineche.
Mis felicitaciones a Ramón Lobo, porque da gusto leer sus escritos.
Y sintiéndolo mucho, no me van las versiones de Maná, en general.
Por ejemplo: Comprendí "rayando el sol" en la interpretación de Alba Heredia.


El olvido

----------------------
No esperes que te mire en la distancia
hacia atrás, permanece
con lo que te dejé, pasea
con mi fotografía traicionada,
yo seguiré marchando.
abriendo anchos caminos contra la sombra, haciendo
suave la tierra, repartiendo
la estrella para los que vienen.

Quédate en el camino.
Ha llegado la noche para ti.
Tal vez de madrugada
nos veremos de nuevo.

Ay gran amor, pequeña amada!

Pablo Neruda
Los versos del capitán

Mcjaramillo no he dicho que no me guste la melancolía o el Juan Cruz meláncolico pero...
Es necesario no sucumbir a todo lo que nos arrastra, ir hacia delante.
No sé para qué, la verdad.

Ramón Lobo escribe bien y sabe acercarnos con sensibilidad y sin cursilería al cotidiano de algunos personajes afganos significativos. Como él dice en su primera crónica, para entender en parte la cultura afgana se puede tomar un atajo viendo "El hombre que quiso reinar", de John Huston. Yo recomiendo esa película siempre que tengo ocasión y casi me la sé de memoria. La última vez que la vi, hace dos o tres años, fue justamente por razones pedagógicas, intentando que algunas personas comprendieran un poco mejor la historia de Afganistán. Hay que advertir que el espectador que no conozca los avatares de los imperios ruso y británico en la zona la verá como una buena película de aventuras, sin más.

Es una lástima que las crónicas de Ramón Lobo dejen el análisis económico y geopolítico de lado y se restrinjan prácticamente al retrato costumbrista. Quizá sea sólo lo que sepa hacer. En todo caso lo hace bien, sobre todo si se compara con la retahíla habitual de las agencias de prensa, cuyos despachos son simples copias de la propaganda preparada previamente por los servicios de inteligencia occidentales. En el país de los ciegos, el tuerto es rey.

Maestro Cruz,

El periodismo es vocación como la medicina, la religión o la enseñanza. La pasión y la entrega de sí mismo es la misión en la vida de todo aquel que realmente se identifica con la profesión elegida. La mediocridad la expresa el que hace las cosas por obligación, por la apreciación de su trabajo, o por el dinero que gana.
Bravo a Ramón Lobo por Los cuadernos de Kabul.

Maririu, a mí también me gusta mucho el Juan Cruz melancólico; debe de ser que yo también lo soy.

Angeles Mastretta es una grande escritora y además canta muy bien; y usted es un periodista escritor de los pies a la cabeza. ¡Qué lujo de gentes como ustedes!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a50f37e0970b

Listed below are links to weblogs that reference El futuro del periodismo es el buen periodismo:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal