Las preguntas de Galeano

Por: | 30 de septiembre de 2009

Hacía mucho tiempo que no escuchaba un aplauso tan cerrado, y tan largo, como el que recibió anoche en el Círculo de Bellas Artes el escritor uruguayo Eduardo Galeano, el autor de Las venas abiertas de América Latina. Había muchísima gente muy joven, y había todo tipo de público; desde el estrado, Galeano saludó a Marcos Ana, el ex preso del franquismo, y a José Ángel Ezcurra, el director de Triunfo, una revista fundamental para los que vivimos bajo el franquismo y para los latinoamericanos que vivieron aquí por exilio o por propia voluntad, entre ellos el propio Galeano. El autor uruguayo recibió la medalla de oro del Círculo, que le entregó su presidente, Juan Miguel Hernández de León. A mi me correspondió hacerle una entrevista pública, para la que preparé un largo cuestionario, a partir de sus libros. En uno de esos libros, el que contiene una antología de sus artículos o reportajes de prensa, encontré una larga lista de preguntas, precisamente. Me recordó esa lista aquella frase que el escritor ecuatoriano Jorge Enrique Adoum vio escrita en una pared ("la pared es la imprenta de los pobres",  dice Galeano) en Quito: "Cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas". Galeano me precisó la frase (que a mi me refirió Mario Benedetti, seguramente correcta, yo la deformé): "Cuando teníamos todas las respuestas nos cambiaron las preguntas". Bueno, pues esta retahíla de preguntas del propio Galeano fue la que le propuse ahora en el escenario. "Preguntando y preguntándome: este mundo nuestro, este matadero, este manicomio, ¿es obra de Dios o de los hombres? ¿Qué tiempo pasado ha parido este tiempo presente? ¿Por qué unos paíases se han hecho dueños de otros países, y unos dueños de otros hombres, y los hombres dueños de las mujeres, y las mujeres de los niños, y las cosas dueñas de las personas?" Galeano me escuchó releer sus propias preguntas, y al final me dijo: "Pues así es, exactamente". Un aplauso atronador acogió sus preguntas, y sus respuestas, acabó la conversación, y ya se llenó el escenario de lectores y amigos que le abrazaban como se abraza a un amigo recién llegado al pueblo o a una estrella de la canción. Firmó libros, atendió preguntas, y se fue yendo como si fuera el flautista de Hamelín. Las preguntas siguen ahí, intactas, para que las respondan la vida y el viento.

 Ah, la entrevista la colgarán en la radio del Círculo, creo, y la publicará el Círculo en la revista Minerva. Eso creo.

Hay 63 Comentarios

Maestro Cruz
Espero que las cosas se normalicen en el blog y haya un poquito más de comprensión entre todos nosotros y para el titular del blog un poco de cariño por su dedicación al blog y porque no creo que se merezca este cruce de incomprensiones y malos entendidos y como todos sabemos de que y porque nos interesamos más, pues eso cada uno por su lado y yo en particular por poner un ejemplo se a quien no debo ni nombrar ni volver a cruzar un solo comentario nunca más y me imagino que todos los demás lo mismo.Espero que se respete el que nos crucemos frases los que queramos y no produzca en otros que no les gusta ningún grave contratiempo y no sea motivo de chanza ó escarnio cada uno tiene su visión del blog y de la vida,aprovechando le envío un saludo a Dumi y le pido que se tranquilice y se dirija a los que la leemos con interés y no tenga ninguna cortapisa en seguir siendo ella y que no se preocupe la vida es muchas cosas y a muchos seres humanos no les caemos simpáticos, ni nos caen bien y no pasa nada mi niña.
Saludos Paco

Tengo ganas ya de que estrenen Hipatia, esa historia de una mujer que amó a la ciencia al Universo y a las letras es facisnante, no sé que hará Amenabar con esa película, confio en su buen hacer, es tb una época cristiana donde se acaba con el saber eclectico y cientifico, uma Mujer no era bien mirrada por la Iglesía Católica, y así quemaron la Biblioteca de Alejandria, que si alguien la ha visto ahora se reconocerá en la propia película.
Es eso una mujer asesinada por saber más de la cuenta, que pena me da la recreación de quemar la Biblioteca.Esperemos que los tiempos serán simples.

LOS HIJOS

Al borde del mar, donde la costa se abre y el río se vuelve mar, fueron hechos mis hijos. Verónica, en la vieja ensenada del Buceo, al amparo de unos troncos caídos. Claudio, en el barrio sur. Florencia, en la playa de Atlántida. Graciela y yo nos habíamos tomado el ómnibus que llevaba al casino de Atlántida. La plata no nos daba para terminar el mes, como siempre pasaba, y esa vez, hartos de pobrezas, resolvimos timbearnos el resto.
Sacamos pasaje de ida y vuelta, por las dudas. Si ganábamos, nos pasábamos el fin de semana en un buen hotel y después podíamos llegar a fin de mes sin vender nuestras reservas de libros de arte y botellas usadas. Si perdíamos, dormíamos en la playa.
Apostamos varios plenos, 17, 24, 32... Probamos con el cero. Chances. Color, calle, cuadro. No entendíamos nada de todo eso.
A la media hora no quedaba más que pelusa en el fondo de los bolsillos.
Entonces nos bañamos en el mar y nos dormimos abrazados en las arenas de Atlántida.
Con Verónica nos escribíamos cartas violentas.
Había silencios largos, a veces. Cada uno se quedaba esperando que el otro se bajara del caballo - y en el fondo cada uno sabía que el otro no se bajaría. Cuestión de estilo.
Verónica enciende el pucho a la Humphrey Bogart. Sostiene el fósforo mientras charla de lo que sea, como distraída, mirando para otro lado, y cuando la llama ya le está quemando las uñas la arrima, lenta, al cigarrillo. Alza una ceja, se acaricia la pera, y apaga la llamita echando una bocanada de humo por el costado de la boca.
Cuando estuvo a verme, en Buenos Aires, me dijo:
-Si vos y yo no fuéramos padre e hija, ya hace tiempo que nos habríamos separado.
Una noche se fue de farra con Marta y Eric. Verónica llevó a su muñeca de trapo, que se llama Anónima.
Cuando se despertó, pasado el mediodía, me contó:
-Anduvimos por ahí. Nos fuimos al Bárbaro y tornamos cerveza y comimos maní. Estaba linda la noche. Por suerte conseguimos la mesa de la ventana. Había buena música.
-¿Y Anónima?
-La colgamos de un gancho, en la pared, y pedimos cerveza para ella también. La cerveza le dio sueño.
-¿Se quedaron hasta muy tarde?
-Nos estuvimos queriendo -me dijo- hasta las tres de la madrugada.


De su libro "Días y noches de amor y guerra"


Conocí a Eduardo H. Galeano a finales de los setenta, cuando vivía en España. Su hija mayor, que vivió durante un tiempo en Barcelona, me habló de él. Sentía admiración por su padre.

Gracias, Juan, por acercarnos todos los días a esta ventana de letras.

Un abrazo.

Solo quise incidir en que pedimos a los demás las mismas cosas que no hacemos, de ahí mi nick .
Ud. aunque no quiera reconocerlo, llamó cobarde a John y a mí.
Recriminas que se alegre de que el blog entre en el fango, algo que yo no leo, al menos entre lineas y tu si. En cambio le ves ahogándose y ¿vistiéndose de mujer?.Vaya.
Y que ud. se salvara con los de 1ª clase, o no es eso lo que ha dicho tampoco?
¿De que clase somos los demás?
Vuelva a releer lo escrito y reconocerá donde nos equivocamos, todos.
Y no se sienta siempre atacada. Como ud. dice, no somos tan importantes.

Quisiera acabar con este comentario, como no sé quien es usted puede decir lo que crea conveniente, no se dirija a mi, no insulto ni condeno, ni usted ni yo somos tan importantes y si le apetece y le hace feliz puede llamarme lo que quiera yo dije una frase, no le llamé eso.No suelo jamás insultar, si me ha leído otras veces lo habrá visto, cosa que a mi si me lo hacen, pero si le soy sincera no está en mi ánimo discutir, me gustaría poder decir , comentar y ser repetada y yo igual. Siempre estoy dispuesta al diálogo normal sin descalificaciones. Es la verdad pero yo jamás he usado un nik que no corresponda a como me conocen mis amigos.
Ahora que si quiere decirme cobarde me da igual, me gustaría que las cosas fueran de otra manera, probablemente siempre me veo atacada y reaciono así, no está en mi ánimo nada que pueda molestar pero parece que si lo hago...en fin señor de nik largo, espero que nuestros encuentros, si los hay puedan ser cordiales.

Me temia su respuesta, señora.
Pero no me sorprende.
Hay muchas maneras de atacar, sin insultos.
Yo no tengo intencion de atacar ni discutir, solo dar una opinion, ¿puedo?
Por cierto, su nombre completo es su nick?
Es para no llamarla cobarde, tambien.
Ademas de prejuzgar, condena.

Perdón, se me ha olvidado decir que si quieren escuchar el audio de la charla que ayer dió Eduardo Galeano, podéis hacerlo en Alenarte I; uno de nuestros redactores nos ha enviado esta tarde el material.
Carlos Feral es redactor de nuestra Revista y nos suele informar de actos como éste:

http://alenar.wordpress.com/

Lees alguna vez sin prejuicios ???
Sin acritud, que me temo sus respuestas.
Siempre , naturalmente que tengo prejuicios con quien no respeta y molesta por lo menos a mi, y usted que se iventa ese nik es por no dar la cara? o tb se mete en una barca disfrazdo de señora, y va con toda la acritud que usted quiera echarle, otros ponen bienmesabe o dulce de leche pero en este tipo de respuestas pongo toda la acritud que tenga a mano, y a ser posible más.
Solo los cobardes se esconden.

Dumi
Sigo el blog con interes desde hace tiempo y observo que sueles criticar lo mismo que haces.
..."Por qué te va la vida en lo que cada uno quiera poner? solo es eso, cada uno dice lo que quiere" (sic)
Lees alguna vez sin prejuicios ???
Sin acritud, que me temo sus respuestas.

"En cuanto al tono general del blog, celebro comprobar que es cierto eso de que cuando se ha tocado fondo "the only way is up"."
John Doe siempre con tu manía de desearnos daños, siempre diciendo que este blog es como el tuyo, siempre con la envidia puesta en un blog teniendo tu otro que va a la deriva , que no entran más que cuatro gatos y quieres hundirnos, eso te dará a ti la felicidad?, si este blog de Juan "mira que te lo tengo dicho "...se hundiera en el fango bailarias y cantarias una jota por ejemplo? Por qué te va la vida en lo que cada uno quiera poner? solo es eso, cada uno dice lo que quiere, no creo que se hunda el Titanic ,de todas formas nos salvaramemos los de 1ª Clase. Di Caprio el pobre se hundirá solo, con más gente de 2ª o de 3ª no sé por dónde vas tu, pero la verdad te pegaría ser un miembro de la orqueta y ahogarte mientras tocas el Violin, sería tu acto de redención y hombría ,aunque sé que lo que harías es disfrazarte de señora y meterte en una Barca, por cobarde, pero bueno la vida y tu son así y no hay remedio.

Jo vinc d´un silenci

http://www.youtube.com/watch?v=h28A4mTF5Fk

Raimon: Diguem NO


http://www.youtube.com/watch?v=ioUTBL3dlnw

http://www.youtube.com/watch?v=QxeFEBSAOUs
Andaluces de Jaén - Paco Ibañez.
Estamos tocando fondo.


No sé si La Autoridad Portuaria de nuestro Puerto de La Luz y los del Patronato de Turismo tendrán conocimiento de este impagable video de YouTube de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en los años 60. Con una buena vista del "serepe" de imborrables recuerdos para los del barrio. Todos unos señores músicos en tartana detrás de un camello.

Saludos

http://www.youtube.com/watch?v=ZSkgAQzHkYo&feature=player_embedded#t=

Aunque hoy nos parezca una cursilada, en su tiempo estuvimos muy orgullosos de que los Shadows y Cliff Richard estuvieran en nuestra isla.

Si se fijan bien, en el muelle Santa Catalina aparece el correillo “La Palma”, o el “Viera y Clavijo”, o el Lanzarote, o yo que sé!!!

También observen que el hotel Don Juan no está construido y que la fuente del Parque allí ondea ella, en el mismo centro de la explanada.

En fin, quién volviera!!

Saludos cordiales.
Es una joya para el recuerdo, entre libro y libro, por ejemplo.

Querido Lector habitual:

Me toca muy de cerca tu comentario; digamos que para ello hay sobradas razones.
Tu problema me llama poderosamente la atención, mi santo. Al parecer, has amenazado de muerte a tu patrón, aunque tú dices que no ha existido tal amenaza pues sólo manifestabas un deseo -un tanto utópico por cierto- de matar a tu ex-patrón si los hipócritas pudieran ser asesinados como se "mata a los cerdos" (hace tan sólo un par de días, algunas seguidoras de la Bardot que dicen defender a una mujer sólo por ser mujer y además rubia, te habrían castrado).
¡Pero mi santo! Varias cosas. La primera: hay una regla que dice que para ganar hay que utilizar, de una forma u otra, las propias armas de tu enemigo. ¿Por qué quieres eliminar a un hipócrita avisándoselo? ¡Mi santo! ¡No! Lo eliminas de callado y que luego te lo prueben (y por si acaso, que te quiten lo bailado).
Además, que te quede claro, una amenaza siempre es un aviso -oral u escrito- de algo que, según pretende quien la profiere, sucederá a partir de ese momento. ¿Por qué extraño arte de birlibirloque crees entonces que decirle a alguien que tal o cual cosa le sucedería si las condiciones fueran otras, no es una amenaza en sí misma? No, mi viejo, perdona, pero lo amenazaste de frente. Ahí tu error.
Por ejemplo, mi estimado Lector habitual, yo podría haber llamado por teléfono a Eduardo Hughes Galeano en Montevideo durante los treinta y siete años que viví en esa ciudad (de los cuarenta y tres que tengo) y haberle dicho cosas como "chanta", "jodedor", "comenzaste como humorista en Marcha y te disfrazaste de escritor, cuando, primero que nadie, tú mismo sabías que no lo eras"; o haberle pedido a su hijo Claudio que le dijera a papá que siguiera con su condición de periodista, en la que sí, claro está, como persona inteligente (brillante diría yo), descollaba.
Pero no, mi estimado Lector habitual. Para jugarle en su propio terreno, hay que seguir leyendo a Onetti, a Hernández, a Martínez Moreno, a Salvador Puig, al propio Jorge Onetti -hijo del sagrado, cuya novela "Cualquiercosario" recomiendo-, y a tantos otros, pero continuar pensando que Galeano hace humor y que muchos lo festejan.

Por favor: no mates a nadie, Lector habitual; reíte, mi santo. Es más saludable y no hay juez que te persiga.

Eduardo Galeano, ¡ah!... "Amenazas, de siete a ocho, lo siento", qué bueno. Qué palabrudo: Los amos del mundo empujan el planeta hacia el abismo; se burlan de los burlados y estipulan darles una limosna de burla, como en el G-20. Los payasos del dinero imponen su voluntad como si esa fuera la voluntad del mundo... Pero oiga, si reír es de lo más económico y no cuesta nada; hágame reír y no me dé miserias. Me encanta ese hombre y me pregunto cómo podría ser su amiga, si ni siquiera me conoce y cómo podría ser mi amigo, si nisiquiera le conozco. "Cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas"; las putadas, contadas por él es como si fueran más fidedignas y menos deformadas por el tamiz de la interpretación de cada cual. La realidad tiene sus espejos deformantes, a los que de repente aparece alguien que sabe darles la vuelta para volver las cosas a su sitio.

Mientras Sen está pasadísimo desde hace un montón de años (afortunadamente, nos queda el IDH), Galeano no ha perdido ni un ápice de actualidad. Así que, eso, seguid el consejo y leed a Sen. Dormiréis más tranquilos, que es lo que importa. ¿Para qué complicarse la vida? Con crearse buena conciencia y visitar museos, basta.

Ferran: De tu comentario de ayer me pareció entender que hay que construir mitos y moral para transformar la sociedad… Yo creo que con la realidad basta: el problema es destaparla, porque todos los esfuerzos de la clase dirigente en el plano ideológico tienen precisamente como objetivo alterar la percepción de la realidad. No niego el poder del mito y me parece oportuno su estudio. Sin embargo, como el mito es una ilusión colectiva no puede ser el punto de partida del análisis social. No parece muy sensato tomar la ideología para explicar la estructura, puesto que la ideología emana de la estructura y no lo contrario. Si las revoluciones hubieran tenido menos mitos y más medios (o los hubieran empleado mejor), los resultados habrían sido muy distintos, eso me parece evidente.

Estamos todos impregnados de "falsa conciencia", es normal en una sociedad alienada, pero no por eso tenemos que celebrarlo, más bien deberíamos denunciarlo. En cuanto a la moral, suelo huir de ella como de la peste porque, según el momento histórico, tan bueno parece exterminar comunistas como matar rifeños. Prefiero que se vean las cosas como son, sin construcciones míticas o morales, no por un ansia positivista, sino porque sé que cuando las cosas se ven como lo que son mi clase sale ganando. Menos mitos y más realidad.

Cuando dices, hablando de BB, "¿Cómo no voy a tomarme muy en serio ... lo que son las construcciones de iconos de una generación? ", yo te contesto que, sin necesidad de ponerme obrerista, no veo a los españoles de los 50 y los 60 muy entusiasmados con BB. Si voy un poquito más lejos y pienso en los jornaleros andaluces de aquellos años, tampoco detecto mucha afición por la ninfa. No creo que se fueran a hacer la vendimia a Francia o que emigraran porque les excitaba el símbolo sexual galo. Y tampoco creo que tú pienses que ellos no cuentan en el cálculo de la "generación", sino que te quedas en la generación de una determinada categoría social. Si rascamos un poco, el mito "universal" se marchita rápido, como BB.

Maestro Cruz
Pues el descartar a un escritor por ser amigo de alguien ó por hacer declaraciones poco afortunadas no siempre ha sido una decisión muy afortunada y claro que Borges, Cela,Lorca, Márquez, V.Llosa,Neruda,Sastre no le caen bien a muchos pero su obra seguro que si resiste a la critica más exigente.
PD.Si no fuera una broma de mal gusto le diría al señor que juez le daría seguro la razón en su litigio.Espero tus atinadas opiniones Alena sobre el tema de ayer si quieres y lo consideras oportuno,sino paz y gloria

Saludos Paco


El todo o nada, hemipléjico según Ortega, divide el mundo entre “neocons” y “comunistas”. Si el Mendès-France al que Simone de Beauvoir tachaba de “derechista” inspira hoy a José Blanco, sólo es para titular la columna. Bachelet debe de ser el nuevo Mendès-France de l@s Simones del XXI, para quienes sólo hay lugar para entre Revolución y Régimen Burgués, como dice Vargas Llosa en “Libertad para los libres” sobre Günter Grass. ¡Pontificador Grass, quién te ha visto y quién te ve desde la admisión de tu pasado! El antaño formidable edificio intelectual de la Izquierda, que hizo avanzar a la Humanidad a su mejor momento, y al peor acaso, the best of times, the worst of times, se derrumba por dogmatismo, es decir, desprecio por la realidad. Yo me bajo con gusto en la estación Bachelet por la vía Nicolás Eyzaguirre y Andrés Velasco, no sigo hasta llegar al destino Galeano. Que Bachelet luego tenga que confesarse ante el Guardián de las Esencias por sus pecados de democracia burguesa en la entrega de la Ciudadanía Ilustre del Mercosur, es problema de Bachelet. Acerca de la remuneración de directivos, los últimos dos párrafos de esta crónica: http://abonnes.lemonde.fr/opinions/article/2009/09/19/soyons-archaiques-parlons-du-pib-par-pierre-antoine-delhommais_1242582_3232.html

No llego a la visión de ‘El evangelio según San Mateo’ de Pasolini en el Foro de Imágenes, pero me comeré entera ‘La voz humana’ de Rossellini. Agur.

Maestro Cruz
Por si sirve de algo.

La sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha revocado un pronunciamiento del juzgado de lo social número 3 de Girona que consideró que era motivo de despido disciplinario el insulto que profirió un empleado a su jefe. En concreto, le llamó "hijo de puta" durante una fuerte discusión en el trabajo.
En ocasiones, una ofensa verbal basta para efectuar un despido mientras que en otras, como en la sentencia, no es suficiente.


Saludos Paco

NECESITO QUE ME ACONSEJEN

El gerente de la empresa en la que he estado trabajando durante quince años hasta hace tres semanas, me ha emplazado a dilucidar en un próximo juicio el castigo que me corresponde por “haberle amenazado de muerte”, empleando sus propias palabras.

Sin embargo, lo cierto es que nunca he proferido tales amenazas contra él. Lo que sí hice fue advertirle -nunca amenazarle- que le mataría si el asesinato no estuviera penado, de la misma forma como es perfectamente lícito matar a un cerdo. De esta misma forma se lo dije. No le amenacé de muerte porque no soy un vulgar bravucón que hace uso de la palabra para intimidar a los demás. Lógicamente, jamás llevaré a cabo ninguna acción mientras la ley siga siendo tan severa con los que revientan vidas ajenas, aunque mi deseo obedezca a una causa tan loable como eliminar del mapa a un dañino hipócrita. Añado, de paso, que si de mí dependiera, borraría de un trabucazo a cada uno de los mentirosos e hipócritas que pueblan este mundo, y tendríamos de este modo un planeta mucho más higiénico. Infrapoblado, pero saneado. Y es que nada nos debería obligar a convivir con individuos cuyos genes no albergan más que podredumbre, y que gozan, a pesar de ello y muy a pesar nuestro, de un estado de impunidad permanente por la única razón de estar hechos de materia humana.

Ahora, este impresentable me está citando a juicio porque dice “haberse sentido amenazado” por mí. Es decir: por una pura percepción personal (sentirse de una forma u otra) ante un acto inexistente, porque ya digo que nunca hubo tal amenaza por mi parte.

Me gustaría saber si algún lector ha vivido un caso parecido al mío, ya sea porque le haya ocurrido a él mismo o a alguien de su entorno, y conocer, a ser posible, qué posibilidades hay de hacer que la balanza se decante hacia el lado de lo que es políticamente incorrecto para el vulgo, incluyendo jueces y demás burrócratas.


Muchas gracas por leerme.

¿Porqué Gaspard no puede leer a Galeano y yo sí puedo leer a Vargas Llosa?...
Ámbos son excelentes escritores, independientemente de sus opciones políticas.
No cerremos puertas; lo mismo perdemos posibilidades.
Saludos cordiales a quienes cordiales sean, y por supuesto a los becarios, por si aca...

Las retribuciones de los directivos están desbocadas. En los años 70 un directivo cobraba 40 veces más que un asalariado medio. Ahora gana 250 veces más. Creo, Gaspard, desde mi ignorancia general, que el mercado está demostrando necesitar límites. A ver cómo le ponemos puertas al campo. Lo digo por gravar a las grandes fortunas, y que no se fuguen.
Leeré a Amayrta Sen, I promiss, pero tú no te pierdas a Eduardo Galeano porque le guste al Gorila Rojo. Te lo digo por tu disfrute. Escribes muy bien.

http://www.youtube.com/watch?v=KZPCtHCpp94
Aquellas pequeñas cosas

Estás predicando en el desierto, Miguel. En el desierto de la travesía en que os encontráis. ¿Protestar? Tantos votantes del SPD se han ido a la izquierda como a la derecha. No entendéis nada. Mejor.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a602bac1970c

Listed below are links to weblogs that reference Las preguntas de Galeano:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal