Respuestas

Por: | 24 de septiembre de 2009

Agustín, debió haber algún problema técnico con tu comentario. Lo leí, me pareció interesante, y después dices que ha desaparecido. Intentaré averiguar qué ha sucedido. Si te lo hubieran borrado, cosa que sucede rara vez y tan solo si en el comentario se contienen insultos a terceros o alguien simula varias identidades para aparecer sucesivamente creando falsas discusiones, hubiera sido difícil que entraras otra vez, de modo que ha debido producirse un defecto técnico por el que yo te pido disculpas.

Dumi, me ha gustado reencontrarte en el blog después de años de nuestros encuentros laguneros. No te amohínes; parece que el destino de estos sitios es ese: crear un clima al que de pronto le entra un escalofrío. Ray Loriga hablaba de esto anoche en un encuentro con suscriptores de El País. Internet propicia muchas cosas, buenas y malas, y hay que convivir con ellas, si uno quiere comunicar también con aquellos que también quieren el clima que nos gusta.

No suelo responder. Leo el blog --es decir, lo que ustedes escriben-- cada día; a veces intervengo, cuando considero que algún dato no se corresponde con la realidad que yo conozco; me desagradan las desconsideraciones a terceros; las que se tienen conmigo no me importan tanto, porque ya me he acostumbrado. Si intervengo hoy con estas respuestas es acaso porque quisiera precisar mi estima por algo esencial en los intercambios: el respeto, la consideración por el otro, el sosiego y la armonía en el que debe desarrollarse cualquier conversación, en internet, en la casa o en la calle.

Y una sola cosa: sólo pido que retiren posts cuando se producen insultos a terceros, o cuando es manifiesta la desconsideración hacia personas que intervienen aquí. Esa es mi actitud, y yo también tengo mi libertad para ejercerla. Son pocas reglas; aquellos que no las consideren apropiadas tienen todo el ciberespacio para ejercer las suyas. Adelanto que ejerceré las mías con la misma pasión con que ejercen las suyas quienes intervienen aquí desde el ruido y desde la furia tan solo para que sobresalgan el ruido y la furia.

Hay 90 Comentarios

John: obviamente, no me refería a tí.

Peninsular (¿o debo llamarle DURACELL?):
No tengo ningún deseo de compartir con usted el minibar, así que buenas noches (para usted).
A todos los demás, que tengan un buen día.

Las comas es por culpa de un escritor. Me ha equivocado y necesito detox (desintoxicación).

Eso es una prueba: el collar. Y así que pruebo éste, maravilloso acuerdo, contigo un abrazo becario.

Y yo estoy clavado aquí, de vez en cuando.

Tiene toda la
Cruz, sr. Juan.

Jajajajaja. Cinta, me gustas.

Ahora sí que me he perdido... Peninsular: ¿podría citar a quién se refiere en sus comentarios?
Alena: también entendí su alusión a los becarios, aunque no haya dicho nada.

Maestro, maestro, maestro: explicaciones que son reglas, puntualizaciones, que recuerden e intenten dejar impresiones que tienen envidias, malicia, complejos,problemas con espíritu festivo. Así envío, explicaciones en toda regla.

La sensación de abandono que con frecuencia se da por alegría de decir cada día, responder con la música que nos deja una luz dolorida. Atroz asesinato que sucede. Y no parece justo, por otro lado, el reclamo de respeto, el cariño, la consideración, esta armonía, a nuestros ojos.
El final que se encuentra sin permiso -caso omiso-
repito: Permisooo! -ni puto caso-.
Toquemos claxon, y con el carro por encima.

Expresar el desacuerdo con respeto dedicado -en cristiano-dedicado.
Recortar y recortar no nos sacará de la calle. Hay que estar preparado. Vosotros,
superfluos e innecesarios, mejorando el pasado.

Puta hiriente, sabes bien que el contexto tampoco tiene apelación. De todas formas no tengo ni tiempo o intención. Con sosiego, respeto claro, y armonía, desde el primer día, mi peculiar visión en contradicción y no quita -como dices- más importancia que el litigio cordial, el abrazo.

Algún problema que sea técnico.Un comentario poco interesante -tras lo sucedido- y averiguo que rara vez lo han borrado, que difícilmente contiene disculpas.

Falsas respuestas después de estos años de encuentros, escalofríos, que propician un clima en el que escriben, conviven, intervienen, corresponden a las desconsideraciones que no importan tanto.

Buenas, malas y hasta regulares las realidades que no gustan, desagradan aunque importan. Tanto que acostumbran porque precisan la estima necesaria del intercambio.

Desarrollan una armonía, sosiego y el respeto de esa actitud en regla ¿mía o suya es la pasión, el ruido, la furia?

sí, lo hemos pillado muchos y también el estado de ánimo de perenne mala leche de quien lo escribe. Me repugnan los que se creen que están por encima.

:)

Doe, no creo que yo te llamara jamás puta... creo recordar que fue "pendó" en catalán, mucho menos hiriente, más suave divertido. Y el tocahuevos, sabes bien que en el contexto en que lo hice tampoco tiene la agresividad con la que restralla en tu apelación. De todas formas no tenía, ni tengo, ninguna intención de ofenderte, ni a tí ni a nadie, y si así ha sido te pido ahora mismo disculpas.
Y en cuanto a sumarme a quienes desean que aquí se se actúe con sosiego respeto y armonía, pues claro, desde el primer día que entré.
Y de mi peculiar visión de Doe, espíritu de contradición y de rebelde, pues si no es así o no te gusta, lo quitamos y ya está. Como bien dices tampoco tiene más importancia como para hacer de ello litigio alguno.
Saludos cordiales y, si lo aceptas, un buen abrazo.

Alena, suscribo las palabras de Paco... y las tuyas, colorá... coloraica te has puesto...
Un besotón.
Y el guiño ;)

Gracias Paco, hijo...
Ahora me pongo colorada.

Maestro Cruz
Querida Alena me sabe muy mal que te retiren cualquier comentario de los que tu atinadamente siempre nos dejas y me solidarizo, protesto pataleo y me cabreo un montón y agradezco tu finura y clase en la manera de decirle a quien no debió meter la tijera las cosas.Con tu contestación nos dices claramente que eres un ser humano con una sincera voluntad de opinar con sentido comun,elegancia,educación y algo muy importante con la honrada intención de dejar unas reflexiones que cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad agradece y ese seria el perfil de la mayoría de los que aquí entran y luego están los chulos piscina, lucecitas de occidente, sobrados y demás fauna entre los que se cuenta algún iluminado que vacila y quiere que le rían sus estupidas gracias pero esa es otra historia y son minorías parece ser obligadas en la democracia de los ciberespacios.
Saludos Paco

Catherine: me doy por "guiñada"...
;)...


A ver, a ver. No confundamos aserrín con pan rallado. Cuando adherí al comentario de Juan del día de hoy y apoyé su decisión de meter tijera a ciertas faltas de respeto, me refería claro está a la andanada de comentarios -groseros, insultantes- dirigidos a él y a su familia.
En el correr del día han surgido otros comentarios de blogueros en los que se hace referencia, de manera directa o indirecta, a Chapuza y a John Doe. Aclarando dijo el vasco y le echaba agua a la leche. No comparo ni por asomo la participación de Chapuza y de John Doe con la fugaz, irrespetuosa y cobarde aparición de trolls que nada proponen sino la mera destrucción desde el insulto anónimo.
Los comentarios de Chapuza y John Doe, ya lo he dicho, los veo cargados de ingenio y de humor, y no se les puede achacar el que piensen distinto de la mayoría y al mismo tiempo invocar la palabra respeto. Entiendo que la participación de ambos en este espacio es necesaria y hasta recomendable. Discrepar y exponer los argumentos es el fin de un sitio como éste.
Es mi humilde punto de vista.

Con tantos amigos estudiantes de medicina o médicos con sus canciones o historias verdes no me asusten algunas palabrotas. Es mucho peor decir tonterias o insultos de una manera que parece bien educada.
Aqui va un guino para Alena y Pepe y un beso para Paco.

Me perdí el turno de palabras del encuentro entre no suscriptores porque me dormí y no fui.
Porfa: si alguien sabe del blog de Ray Loriga, que lo diga.

SO TOCARAS PARA ENTRAR, D. Chávez:
"Llegaras a la supericie de los objetos pareciera líquida; mtería la mano en la primera palabra de esta frase y refrescaría tus sienes, para que vieras cómo los sueños son una avenida con mucha gente y no un callejón en sombras que corta.
Pusieras tu mano en mi hombro para acariciar las ganas de extender las sábanas sobre nosotros y que el día se hiciera corto como un trozo de manzana que no quita la sed, pero la peina. Entonces yo diría lo que esperas, para cerrar por fin la carta en la que le advertimos al miedo que va a quedarse solo, balbuceando en su rincón, y se abrieran las ventanas, para que la luz puliera el piso del comedor y nadie tuviera que salir al olvido ni al silencio.
Te sentarás a hablar y ya no habría para qué encender la televisión; tu película comeinza cuando abrías armarios desde que eras niña y todavía no cuentas cómo llegaste a descubrir que las abejas no hablan inglés. Te oiría hasta saber que ya no temblaría, que la carne y la tierra saben más de girasoles que de piedras y cómo el olor del pan tostado ilumina la puerta, como si tocaras para entrar y ya non irte. "

Dumi,
Gracias una vez más guapa. Ya me preocupaba poder tener un futuro de imagen auroleada al pie de un altar cuando lo mío más bien es andar suelta por el campo como una cabra locuela.
Te aclaro que con todo el dolor del alma, no pude comprar el libro pero saber que existe, ya me hace feliz.
Por supuesto que el cariño, a puñaos, oiga y tanto como sea necesario.
Y por hoy THE END, que una cosa es el uso y otra el abuso.
Un besooooooooo (mais longo que o fin que diría mi amor atlántico).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a5eaf855970c

Listed below are links to weblogs that reference Respuestas:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal