El pez en el agua

Por: | 23 de octubre de 2010

Muchos amigos me preguntan qué libro de Mario Vargas Llosa deberían leer del último premio Nobel de Literatura. Anoche recibí un mensaje de un antiguo amigo mío, traductor y profesor de español ahora en Quebec; ya había leído La verdad de las mentiras, que he recomendado aquí alguna vez, y que me parece uno de los grandes libros de Mario, donde está el Mario lector en todo su apogeo. Me pregunta qué más debe leer. Y esta vez le he aconsejado El pez en el agua; esa autobiografía tan peculiar apareció en un momento muy especial de la biografía personal (y política) de Vargas Llosa, y creo que de algún modo se quedó en la cuneta de sus libros. Y a mi me parece el mejor, el más lúcido, y también el más íntimo de sus libros. Se lo he aconsejado a este amigo, y se lo aconsejo a todos aquellos que quieran adentrarse en la obra de Mario Vargas Llosa. Por cierto, mañana, en EL PAIS Semanal, sale la prepublicación de su novela (El sueño del celta), centrada en todo lo que en ella escribe Vargas Llosa acerca de la maldad en la azarosa vida de Roger Casement, y además aparece el reportaje que hicimos con él en Nueva York Gorka Lejarcegui (excelentes fotografías de Mario en Manhattan) y yo mismo, que escribí el texto. Y ahora me voy a zambullir en Canarias, en un libro que debo acabar sobre mi tierra. Como aquel Georgia on my mind, ahora será para mi Canarias on my mind. Cuando salga de la zambullida les cuento. En cierto modo, siendo canario, y teniendo como tengo tanta estima por las islas en las que nací, es un poco como sentirme a partir de ahora, durante las horas que me quedan del fin de semana, un pez en el agua. No se pierdan el libro (de Mario).

Hay 43 Comentarios

Don Juan:
Leí antes de ayer su post acerca del alcalde de Valladolid y sentí que había tanto para decir sobre su recurrente preocupación por los insultos, que necesité pensar más profundante el comentario antes de dejarlo aquí. Así que ahi va este comentario atrasado que corresponde a "El sentido del insulto" para explicar que, el insulto, sí tiene sentido, y uno muy sano además.
Reniego de los que hacen de un comentario su propio post; me temo que voy a pecar, en este caso, de aquello que rechazo.
Bueno a lo que iba:
Sabemos que la naturaleza es sabia, también la naturaleza de caracter social, el insulto es parte de ella. Es decir: si existe es por alguna sabia razón.
El insulto es la expresión de un sentimiento que nos molesta, si ese sentimiento existe, debemos expresarlo y si la forma de expresarlo es el insulto, qué se le va a hacer (suena extraño, pero es así), porque las consecuencias de reprimir los sentimientos son peligrosamente insalubres (una de las tantas razones por los que much@s cabron@s que, en su casa, se la toman con su pareja e hijos, tiene que ver con estas cotidianas represiones, con aquello que no se ha expresado en el momento y lugar que correspondían. La estereotípicamente española crispación y mala leche también tiene qe ver con la represión).
El tema no está en educar las formas de expresión, sino en educar el fondo, los sentimientos mismos y, en eso, España lleva siglos de atraso. De más está decir que por más educaditos que tengamos los sentimientos, a no ser que seamos entes emocionalmente puros, el insulto sigue siendo un sano recurso de expresión de las emociones. Si SANO, o al menos el más sano que tenemos los imperfectos seres humanos cuando estamos enfadados o doloridos.
La verdad es que sorprende bastante -y harta mucho más- escuchar constantemente en este país a gente preparada (vale, preparada a medias, por lo dicho: en educación integral, educación de la personalidad, España lleva siglos de atraso, bueno, en realidad, directamente no educan en ese sentido) decir "lo importante son las formas", o como usted dice "los modos educados"; cuando, desde Sócrates para acá, sabemos que lo que importa es el fondo, no las formas: sí el fondo esta bien educado, las formas serán las adecuadas.
Mientras nosotros enseñamos a nuestros niños (no quiere decir que lo logremos) a SER agradecidos, en España se les enseña a DECIR gracias y con eso alcanza, creen que asi se convierten en personas educadas, confunden el PARECER con el SER, las FORMAS con el FONDO. Nosotros les enseñamos a SER amables, aquí a PARECERLO: a colgarse una falsa e insoportable sonrisa de plástico, unos modales sacados de su rígido Manual de Formas (toda la gente tiene los mismos modos y dice las mismas palabras a la hora de "actuar" la amabilidad) y se los quitan cuando logran el objetivo, ahi vuelve a aparecer el mal educado fondo español: la crispación, la mala leche, la falta de sincero interés por el otro. Ese es el primer paso que lleva a las distorsiones psicológicas que tanto se ven en esta sociedad: se reprimen los verdaderos sentimientos y pensamientos en pos de cumplir con lo que dice El Manual de Buenos Modos (¿?).
Para ilustrar un poco más, le dejo un artículo de El País de un tal John Healey que enfadó tanto a un amigo suyo y con el que, con sus más y sus menos, estoy deacuerdo: http://www.elpais.com/articulo/opinion/problema/grave/cine/espanol/elpepiopi/20100802elpepiopi_10/Tes.

Y, aquí, puede leer el enfado de su amigo:http://www.elboomeran.com/blog-post/8/9450/javier-rioyo/saber-callar/

Por eso en España asusta tanto el insulto, porque no esta en El Manual y lo que no está allí es el Gran Desconocido y se teme lo que se desconoce, porque el insulto rompe las formas, muestra el fondo y las "leyes no escritas" españolas, su educacion, su manual, le exige que repriman su esencia. La represión provoca inevitables trastornos píquicos; no debe extrañarnos, entonces, que España sea el adalid de la violencia de género y del consumo de drogas: por algún lado explota lo que nos impiden expresar CONCLUSIÓN: España no educa, enferma.

Respetar es SENTIR respeto, no DECIR frases respetuosas. No respetar a alguien no es ser mal educado: las personas bien educadas tenemos todo el derecho de no sentir respteo por aquel que consideramos que no se lo merece, pero nuestra educación NOS EXIGE expresarlo en un modo acorde a esos sentimientos, y si tiene que ser por medio del insulto, pues será; porque nuestras emociones serán la sana justificación de lo expresado.

Ahora sí, con respecto a la estupidez que dijo León de la Riva, creo que es eso: una estupidez que muestra lo que seguramente es, su verdadera personalidad, su escaso nivel intelectual; pero llevar esas palabras a lo que se está llevando, hasta entorpecer un hecho cultural tan importante como el festival de cine, me parece un despropósito, una muestra de la mala educación emocional imperante, es haber encontrado OTRO argumento para crisparse, porque prefieren reprimir lo que deberían expresarle pero su anacrónico manual no se lo permite, ¡si alcanzaba con decir: Mire Don León, usted es un estúpido, y solo un estúpido puede decir lo que usted dijo" (yo se lo hubiera dicho, porque soy una chica muy bien educadita)

Bibiana Fernández Simajovich


PD1: En la primera sesión que tuve con una psicóloga aquí en España por haber sido víctima de acoso laboral, me dijo -y eso que ella es española de to la vida- "¿cómo te vas a sentir bien aquí si la gente es analfabeta emocional?, vosotros venís un paso adelantados"

PD2: Dicho TOOODOOO esto, también quiero decir (y tengo todo el derecho de decir lo que realmente siento y pienso) que Ahído y Pajín me parecen dos bobas de atar, dos máquinas de hablar sin decir nada, de escupir discursos de manual, vacios, estereotipados (y no se me puede acusar de machista, porque si eso fuera la primera en saberlo sería yo y ya lo hubiera revertido, conozco mi fondo, tengo mi personalidad bien educada)

Magnífico el reportaje de hoy en 'EPS'. Su 'Piedra de toque' me ha gustado menos. Es muy probable que esa concepción del individualismo en USA explique parte del fenómeno populista, pero ni ha surgido milagrosamente (el 'Guardian' documentaba hace unas semanas la financiación por millonarios), ni el Estado garantiza la igualdad de oportunidades. Y menos si se va adelgazando. Es una temeridad lo que dice Vargas Llosa. La igualdad es una ficción que hay que ir haciéndola día a día más real.

En fin, ¿seguro que lo de PPOE no lo ha inventado Federico?
Chapuza, "liberal" significa cosas distintas a un lado y otro del Atlántico: Naomi Klein y Baverez, por ejemplo. Yo te recomiendo dos cosas: 1) que leas novelas y no apuntes sobre novelas, y 2) que dejes la propaganda barata, porque a otros les pagan para eso, como en Cubavisión, y te atengas a los hechos. Facts, dear boy, facts. En 2009, de los 1271 cíviles muertos en Afgnanistán, 557 fallecieron en atentados de la "insurgencia"; 69, en bombardeos de la OTAN. En Irak, de 109.032 muertos entre 2004 y 2009, 31.780 fallecieron por bombas de la "insurgencia" y 34.814 en los enfrentamientos entre chítas y sunitas. En Yugoslavia, 8.000 personas murieron en nueve días en Srebrenica de la mano de un hombre que, según Anguita, "tiene el defecto de ser de izquierdas". Milosevic se habría apuntado a las tesis PPOE. En fin, dos cosas más: lee si puedes, y quieres, 'Le président des riches', de Michel Pinçon y Monique Pinçon-Charlot, y 'Le quai de Ouistreham', de Florence Aubenas. Menos rebelión y más lectura.

Victorio, yo que tú no me cuidaría tanto de "esta gente" como dices, refiriéndote a los que no piensan como tú. Sería aconsejable que comenzaras a cuidarte del doble discurso,ese que seguramente tanto criticas a viva voz aunque termines adoptándolo. El tema versaba sobre los insultos y la tolerancia 0. Yo dije que gavriela y paco gómez habían insultado en sus comentarios y tú respondiste que no veías tales insultos. Te copié el comentario de gavriela en donde podías apreciar una muestra de los que yo decía (copiarte los insultos de paco llevaría páginas enteras). Has sacado el balón afuera. No respondiste. Vuelvo a preguntar, a ver si, ya que sabes leer muy bien, queda demostrado que cuando vosotros o vuestros amigos insultáis cambia la vara con que medís. ¿Has leído los comentarios insultantes de paco y de gavriela? ¿No son esos insultos los que tanto criticáis? ¿Por qué Juan no los ha borrado y sí borró otros nuestros que no contenían insultos?

Buenos días; en principio mostrar mí asombro por los comentarios. Queda patente que el odio, la envidia y la incultura es el lastre de ésta sociedad española.
Personalmente , como canario que soy, nunca le he considerado a usted Canario sino Tinerfeño - en ningún caso despectivamente -, no obstante si creo que es usted un intelectual dotado, capaz de recomendar lectura cualquiera.
Me parece insólito e insultante todos los comentarios políticos de uno y otro lado ante su recomendación, que no es otra cosa que la latente opinión del pueblo más civilizado y social de Europa( Suecia), con un giro de pensamiento hacia los hechos probados de la vida en sociedad y progreso.
Un cordial saludo de un isletero.

Dios te oiga, y que otros como Rajoy o Fidel respondan también por sus actos. Esto no ha hecho más que empezar.

Besitos, guapetón

Acuéstate, que estás muy delicadita y no te conviene trasnochar. En cuanto al juicio, no te preocupes, todos los responsables del PPOE (Solana, Aznar y compañía) tienen una plaza reservada en Núremberg. ¡Uy qué lapsus!, quise decir en Faluya.

Cuando juzguen a Rajoy por lo que ha pasado en Iraq igual te sigues riendo, simpático

A ver si os fusionáis de una vez y dejáis de engañar a la gente. Bueno, perdón, eso es imposible. En fin, por lo menos el nombre es muy sugerente: PPOE. Aunque quizá John os pida derechos de autor...

Vaya, Chapuza. De pronto te has convertido en defensor de Rajoy. Acuérdate de lo que decía tu amo:

MADRID, 28 de Abril 2004.- El secretario general del PP, Mariano Rajoy, comenzó su réplica al presidente del Gobierno acusándole de "habernos engañado" por varias razones que fue enumerando; la principal, haber decidido la retirada de tropas 24 horas después de jurar su cargo y sin haberlo consultado en el Parlamento. "La operación ya está en marcha, es un hecho consumado", criticó.

"Creíamos que debatiríamos su decisión antes de tomarla, pero nos ha vuelto a engañar", dijo Rajoy.

Por otro lado, recriminó a Zapatero que hubiera sido él quien "pidió a la Cámara un procedimiento para que no se pudiera votar" la retirada de las tropas en la sesión de este martes, antes de que el PP se negara por la mañana en la Junta de Portavoces del Congreso a plantear la votación. "Nos ha vuelto a engañar", reiteró.

Rajoy acusó a Zapatero de ser "insolidario con el pueblo iraquí" por abandonarlo a su suerte. Y, entonces, comenzó su batería de preguntas: "¿Me puede decir cómo el Gobierno español va a seguir apoyando la estabilidad y la democratización de Irak? ¿Podemos seguir participando en la reconstrucción de Irak si no están allí nuestras tropas? ¿Qué solución alternativa tiene? ¿Qué va a hacer usted en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas? Si la ONU aprueba una nueva resolución, ¿va usted a volver a mandar las tropas? ¿Se da cuenta del tremendo daño que supone la ruptura del compromiso, por ejemplo, para los polacos?"

En su segunda intervención, Rajoy reprochó a Zapatero que ni en esta ocasión ni en el debate de investidura respondiera a sus preguntas.

Además, el líder del PP responsabilizó al presidente de que de sus decisiones los terroristas hayan interpretado que el Gobierno español es voluble y fácil de chantajear. Y recordó que, después de anunciar la retirada de tropas de Irak, Al Qaeda amenazó a España por su presencia militar en Afganistán.

Rajoy manifestó su temor porque considera que la credibilidad de España ha quedado “dañada”. "Aunque usted no lo desee, parece que hacemos concesiones a los terroristas”, añadió.

Fuente: EL MUNDO

Yugoslavia, Irak, Afganistán y pronto Irán: PPOE.

¿PPOE?

En la guerra de Iraq nos metió Rajoy, tu amo, Chapuza.

Y en la de Afganistán nos metió tu amo Rajoy, también, Chapuza.

No te confundas, GUAPO

Efectivamente, Paco, tendremos que tener mucho cuidado con esta gente que no sabe leer. Como decimos por Canarias, la falta de ignorancia es tremenda.
Un saludo afectuoso y continúo dosfrutando de la maravillosa lluvia.

Sí, es todo muy raro: Asesinatos de los que nadie sabía nada, torturas de las que nadie sabía nada..., motivos para agredir de los que nadie sabía nada... Irak, Afganistán... PPOE. Todo, todo, rarísimo.

Gaspard: Aquí te dejo la referencia de un libro que debería interesarte. No lo he leído, pero ayer vi una entrevista con el autor y me pareció de obligada lectura para liberales como tú: Death of the Liberal Class, de Chris Hedges http://www.tvo.org/cfmx/tvoorg/theagenda/index.cfm?page_id=7

Qué raro que Chapuza no haya dicho nada del odioso capitalismo autor de las torturas y crímenes en la guerra de Iraq que hoy desvela Wikileaks, esos 15.000 asesinatos de los que no se sabía nada.

Sí, Chapuza, sí, la guerra de Iraq, Aznar, Rajoy, etc.

Raro, raro, raro, raro...

Pues hablando de Vargas Llosa, reproduzco un interesante artículo sobre él que seguro que le interesará al "amigo de Quebec":

11-10-2010
Contra la escritura letrada de Vargas Llosa
Luis Martín-Cabrera

No creo que el Premio Nobel de literatura o los premios literarios en general tengan ninguna legitimidad. No me interesa por tanto discutir si el premio Nobel de literatura a Vargas Llosa es justo o injusto, es simplemente tan arbitrario como todos los demás. Lo que me interesa explorar es el modo en el que amplios sectores de izquierda parecen asumir explícita o implícitamente que Vargas Llosa es un intelectual orgánico de la internacional neoliberal conservadora, un esbirro del imperio y, al mismo tiempo, el autor de algunas novelas de indudable valor literario. Algunos son incluso más específicos y añaden que sus mejores novelas son aquellas que publica en su primera época, antes de su ruptura con la revolución cubana y de abandonarse a un tipo de escritura eminentemente comercial y oportunista. Esta concepción de la obra de Vargas Llosa asume sin discutirlo nunca que el estilo, la calidad literaria o la literatura en general están al margen de la realidad, au dessus de la mêlé. Pero la literatura, como cualquier otro discurso, está no sólo inserta en la realidad, sino que es un modo de construir, conocer y atravesar esa realidad. Por eso, no hay estilo inocuo ni estética literaria que no esté siempre ya determinada por todas las tensiones del poder: el fondo y la forma son inseparables y están abocados a producir efectos ideológicos.
En América Latina, nadie como Ángel Rama entendió las estrechas conexiones de la literatura con las estructuras de poder, dominación y explotación que constituyen la historia de la región desde la colonia a la formación de los estados modernos. Rama teoriza las relaciones entre escritura y poder a partir de la figura del letrado, una singular versión del intelectual orgánico gramsciano. Para el crítico uruguayo, la escritura desempeña un papel fundamental en América Latina, porque desde la conquista en adelante, son sólo una minoría los intelectuales que tienen el privilegio de acceder a la escritura y lo hacen siempre en contraposición a las culturas orales precolombinas y sus particulares formas de entender el lenguaje y la historia. A partir de la independencia y con mayor ímpetu todavía con la llegada de la modernidad, el letrado latinoamericano se transforma en una suerte de mediador entre el Estado y las clases subalternas. El letrado es, por tanto, traductor y representante de las clases subalternas en su proceso de integración a los procesos de modernidad en América Latina. Esta particular singladura está en el corazón, por ejemplo, de toda la literatura indigenista del continente. El escritor indigenista está entre el Estado y las masas de indígenas tratando de imaginarles un lugar en el corazón de la patria tras siglos de invisibilidad, explotación y opresión. Esta importante y ambivalente posición de representantes de "los sin voz" que ocupan los escritores letrados en América Latina es crucial para entender la producción literaria y cultural.

En este sentido, cabe decir que Mario Vargas Llosa es un escritor letrado por definición y, no sólo eso, es un escritor letrado que siempre o casi siempre ha escrito a favor del poder de las clases dominantes, primero en América Latina y más tarde a nivel global. Esta adscripción al poder constituido se puede leer en novelas a priori tan alejadas de la política como La tía Julia y el escribidor (1977). La novela, escrita en clave autobiográfica, cuenta la historia de "Varguitas" un joven escritor latinoamericano que se inicia en la literatura y en el amor con una turgente tía suya, a pesar y contra los valores burgueses de su familia. Pero la novela es también la historia de Pedro Camacho, un “escribidor” boliviano de guiones de radionovela que inicia a “Varguitas” en la escritura. Al cabo de escribir tantos folletines, Camacho acaba volviéndose loco y produciendo un discurso delirante, donde el folletín, la realidad y la ficción se vuelven inoperativos. Por tanto, lo que está en juego no es sólo la iniciación del joven escritor, sino la autoridad del letrado sobre la cultura popular oral, lo que la novela produce es la distinción entre el escritor letrado con capital simbólico y el escribiente popular sin capital cultural ni legitimidad, el otro abyecto.

Esta obsesión por ejercer y reclamar la autoridad del escritor letrado sobre las clases subalternas aparece en infinidad de novelas de Vargas Llosa y llega a su clímax con la publicación de El Hablador (1987), novela que vuelve a mezclar dos planos narrativos y dos voces, la del hablador y la del escritor letrado. El “hablador” es una figura clave en las culturas indígenas de la Amazonía, porque es el encargado de preservar y actualizar la historia de la comunidad, una suerte de archivo oral andante. A medida que avanza la novela la contraposición entre oralidad y escritura se acentúa y se vuelve más violenta, hasta que descubrimos que, en realidad, el “hablador” es, Saúl Zuratas, un compañero de facultad del escritor/narrador. Zuratas, apodado “Mascarita” por una mancha oscura que le cubre la mitad de la cara y por su cabello endiablado y pelirrojo era famoso por su fealdad, era hijo de un judío y una criolla. Así de crudo y poco sofisticado: Zuratas se interesa en las culturas indígenas porque es feo. De hecho, la novela no es más una burda reactualización de la dicotomía civilización y barbarie que inaugura el Facundo del escritor argentino Domingo Faustino Sarmiento. Los indios, para Vargas Llosa, representan simplemente la barbarie y el atraso. Tal y como expresara con singular brutalidad en un artículo publicado en la revista norteamericana Harper’s: “Questions of Conquest: What Columbus Wrought and What He Did Not”, el precio que debe pagar Perú por el desarrollo y la modernidad es la extinción de sus culturas indígenas, porque éstas no son más que un lastre antimoderno e irracional.

Vargas Llosa, que seguramente es un lector ferviente de “Kafka y sus precursores”, sabe como Borges que todo escritor se inventa su propia genealogía literaria. Por eso, además de desplazar continuamente la oralidad, la cultura popular y el indigenismo, el escritor hispano-peruano, como lo llama El País , también está obsesionado por ejercer su autoridad y desplazar a otros escritores, sobre todo a aquéllos que han puesto su escritura a favor de la revolución y de los excluidos (los otros letrados). La guerra del fin del mundo (1981) es ejemplar en este sentido, porque se trata de una reescritura de la novela Os Sertoes (1902), del escritor brasileño, Euclides da Cunha. Las dos novelas cuentan la historia de Antonio Consejero, una especie de líder religioso-político de Canudos que forma una comunidad que suprime, entre otras cosas, el dinero y el sistema métrico decimal. Los rebeldes de Canudos, los más desposeídos y olvidados del Brasil, se resisten a la dominación del Estado liberal hasta que el ejército les aniquila. Sin embargo, mientras que Euclides da Cunha se esfuerza en intentar comprender Canudos como una forma de "contrarracionalidad" y resistencia al Estado liberal, Vargas Llosa construye a los rebeldes como obstinados místicos milenaristas y transforma a da Cunha en un periodista ciego. Apoyar la revolución produce ceguera política.

Pero no sólo son da Cunha o García Márquez, ningún escritor inquieta y preocupa tanto a Vargas Llosa como José María Arguedas. Arguedas era quechuahablante y su literatura, al contrario que la de Vargas Llosa, se movió siempre en una tensión entre dos mundos, dos lenguas y dos historias; El Zorro de arriba y el zorro de abajo, como tituló su última novela. Arguedas, como José Carlos Mariátegui aunque de manera diferente, no vio en las culturas indígenas una rémora, sino la posibilidad misma del comunismo incaico, de una sociedad y una modernidad asentadas sobre el comunitarismo y no sobre el genocidio cultural y físico de los indígenas. Si, como Borges imaginó en “La biblioteca de babel”, todo libro tiene su contralibro, sin duda el contralibro de la Ciudad y los Perros (1962) es Los ríos profundos (1956). Mientras que La ciudad y los perros es el relato iniciático de la burguesía limeña, Los ríos profundos es el relato iniciático de un sujeto cuzqueño radicalmente mestizo y utópicamente bicultural; mientras que la Ciudad y los perros está escrita en el español de la clase media limeña, Los ríos profundos está escrita un español liberado de sus trabas por la sintaxis del quechua; mientras el protagonista de La ciudad y los perros se debate entre sus amores y su solidaridad con “el esclavo”, Ernesto, el protagonista de Los ríos profundos , se identifica con la rebelión de las indias chicheras contra la opresión neocolonial; mientras que Arguedas se pegó dos tiros para firmar su última novela, desesperado por las contradicciones de la modernidad andina, Vargas Llosa gana el premio Nobel de literatura.

A Vargas Llosa le preocupa tanto Arguedas que escribió un panfleto infame, La utopía arcaica, cuya única función es desplazar a Arguedas del canon literario peruano para ponerse él. Los ejemplos podrían multiplicarse, podemos pensar muchas cosas de Vargas Llosa, pero no podemos decir, si somos lectores serios y rigurosos, que su literatura se hizo al margen de las voluntades de los poderosos; podemos pensar que es buena literatura, pero no podemos ignorar que su literatura se construyó sobre el desprecio más absoluto a las clases populares latinoamericanas.

(Para Daniel Noemi, por las conversaciones de literatura latinoamericana hasta altas horas de la madrugada en Toronto y por tantos años de lecturas y aprendizajes compartidos).

Luis Martín-Cabrera es profesor asistente del Departamento de Literatura de la Universidad de California, San Diego.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=114623&titular=contra-la-escritura-letrada-de-vargas-llosa-

Maestro Cruz
Victorio aquí lo que te compete es aguantar estoicamente, lo que te digan los que más saben y tu Victorio no sabes lo suficiente(sobre todo el leer, por favor)además eres educado y tienes la mala costumbre de enviarnos saludos a los malos, que somos analfabetos, rubias teñidas y los que nos tenemos que tomar pastillas por estar mal de la cabeza.Reportate y no hables de nada que no te manden los que saben leer y saben de todo más que tú, disfruta de la lluvia y no le lleves la contraria a los buenos, que se deben quedar si ó si y los demás a callar y que se quedaran en este blog,tan malo que escribe un señor que no sabe escribir y que dice cosas sin interés ,porque ellos , en un gesto humanitario, si hacen comentarios muy interesantes. Te envío un saludo cordial, pero ojo con llevarle la contraria a gente tan excelsa, no te acostumbres que dejo de saludarte.

Saludos Paco

Para Victorio: No creo que usted tenga que madarse a mudar. Tampoco soy quién para sugerirlo, así como ni a usted ni a los otros blogueros compete echar a los que no comparten vuestro punto de vista.
Sí le sugeriría que aprendiera a leer o al menos que fuera usted más objetivo a la hora de criticar a los que insultan. A continuación le copio el comentario de su graviela... ¿o sólo lee los que le convienen?

jon doe no tienes remedio, aquí siempre serás un cagaguitas largas. Siempre la estás cagando. bocaculi o bocaculo. Vete a esa playa a vocalizar y te aplaudirán tus fanes. Aquí no caes bien por lo que has ayudado a jocerlo todo. Asume tu espacio vital. No pierdas aquí más tiempo. Se valiente en el valiente sentido de la palabra. No jodás más.
Publicado por: graviela | 21/10/2010 0:01:08

Para Julieta. Si en el comentario firmado por graviela, al que manifiesto mi total apoyo, de ayer ayer 22 a las 18:06:13 hay insultos, me parece que Vd. necesita un curso de reciclaje de vocabulario castellano. Lo que ha hecho esta bloguera ha sido cantarle a Vdes. las verdades del barquero. Lo mejor que pueden hacer es coger los bártulos y, como decimos en Canarias, "mandarse a mudar" (marcharse a otro lugar donde les permitan incordiar al personal de turno) ¡Ya está bien!
Saludos afectuosos para graviela desde Tenerife Norte, con una lluvia maravillosa.

Para Enrique Estévez. La ciudad y los perros fue la que obtuvo el premio Biblioteca Breve de Seix Barral en 1962
La que obtuvo el mismo galardón literario en 1967 fue Cambio de piel, del mexicano Carlos Fuentes. También una gran novela. La recomiendo.
Un saludo afectuoso desde Tenerife, la isla del Teide.

Y de peor gusto es coger el rábano por las hojas...

Me parece de escaso gusto aprovechar la columna dedicada al libro ajeno para hacer publicidad del libro porpio.

Atentamente,

También la Casa verde, cómo no.

OSWALDO, coincidimos al ciento por ciento.

Oswaldo, no se olvide que La casa verde es una inmensa novela, con la que Vargas Llosa gano el premio Bibliteca Breve (creo que era este premio) en 1967, y quedó como finalista Juntacadáveres de Onetti, nada más ni nada menos.

De acuerdo, querido Juan. Intentaré leer El pez en el agua tal como me lo indicas, por los capítulos impares. Ya te diré algo. Pero cuidado, yo como escritor quizá sea mediocre; sin embargo, como lector quizá sea demasiado exigente, ya que, en lo literario, por mencionar algunos, me han educado autores como Homero, Virgilio, Horacio, Marcial, el realismo del Cantar del Cid, La Celestina, el Lazarillo, el Quijote, el Buscón, el gran Valle, Azorín, Baroja y hasta Cela si me apuráis.

¡Buen sábado noche!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133f548409b970b

Listed below are links to weblogs that reference El pez en el agua:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal