La fiesta del Chivo y la fiesta de Mario

Por: | 25 de octubre de 2010

Hace once años, cuando Günter Grass ganó el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa había entregado a Alfaguara, editorial para la que yo seguía trabajando, el manuscrito de La fiesta del Chivo. Me llevé las páginas, aún folios, de la voluminosa novela a Estocolmo, y en medio del ajetreo de aquellas jornadas en las que hice de acompañante del Nobel (Alfaguara era, y es, su editorial en español) y de periodista. Como ya estaba enganchado a La fiesta del Chivo, una de las grandes novelas de Vargas Llosa, deseaba cada día, fervientemente, que acabaran los actos relacionados con el premio para quedarme libre y seguir la lectura de aquella historia que relata la corrupción interminable del régimen medieval de Trujillo. Pues once años más tarde ahora estoy viajando a Estocolmo, invitado por el Instituto Cervantes, y rememoro, es inevitable, aquel momento espléndido de lector, cuando un libro me tenía agarrado por el cuello, pendiente de una historia cuyo desenlace conocíamos todos pero que Mario Vargas Llosa convirtió en una extraordinaria novela de suspense, por su manera de narrarla, por su modo de sorprenderse él mismo del desarrollo de los disparates del dictador. Estocolmo me espera, pues, y tremendo frío.

Hay 34 Comentarios

HEMEROTECA DEL BLOG:

"La fiesta del Chivo y la fiesta de Mario" (25-10-2010)

"Paco, puede parecer que lo que voy a decirte es un poco contradictorio, pero es mi opinión. Vargas Llosa proviene de un continente donde el nacionalismo ha hecho estragos. Llega a otro, Europa, donde ha provocado catástrofes, y donde ahora repunta. Y en España tenemos la mezcla perfecta. Nacionalismos de todos los colores, a cada cual peor. Odio el nacionalismo español, pero eso no hace que el nacionalismo de CiU y PNV sean mejores. Son excluyentes, paternalistas, se apropian de la patria, son mezquinos. Están podridos moralmente. No pueden ni decir España. Dicen "Estado español", que es, curiosamente, la forma en que se denominó España durante el franquismo, hasta la recuperación de la figura del Reino en el 68 ó 69. Los nacionalistas periféricos son sectarios, viven en un mundo que no entiendo, son unos pueblerinos, aunque vivan en pleno centro capitalino. Dicho esto, el nacionalismo español es el peor de todos, siendo los demás también malos. Por eso, desconfío de las críticas que se hacen a Euskadi o Catalunya, por eso no confío en López, por eso espero -aunque es un asunto que sólo os compete a vosotros, los catalanes- que CiU obtenga mayoría absoluta en noviembre, y que Rajoy necesite el apoyo de CiU en Madrid en 2012. Siendo consciente de que con Pujol quedó claro lo malo que es el nacionalismo. Pero se elige entre lo malo y lo peor, y no hay alternativa aparente. Preferiría que existiera un federalismo fuerte e ideológicamente transversal, como en Quebec, una reunión de socialdemócratas, liberales, democristianos, etc., pero no lo hay. No entiendo por qué Vargas Llosa apoya a UPyD, que es un caso único, un partido proclamado de centro-izquierda con un electorado marcadamente de derechas. Es una aberacción de sociología electoral. Ahora, abuchear a Rosa Díez y aplaudir a Carod Rovira, o viceversa, me parece demencial. Los nacionalistas no pueden evitar ser así. Por eso jamás les daré mi voto. Pueden resultar simpáticos, pero son venenosos. La gente, desde siempre, desde la locura de agosto de 1914, demuestra que es la nación es lo único por lo que están dispuestos a morir. Hoy ya nadie levanta la mano como voluntario para eso. Pero en el fondo, subsiste la imposibilidad de reconocer al otro su legitimidad política. No pueden ni aceptar que el país que los otros sienten como suyo se llama España. Insisto, el nacionalismo español es lo peor. Pero como tú sabrás perfectamente, tanto como yo, los otros nacionalistas no son mejores. De ahí a querer, como desean los nacionalistas españoles de Monarquía bananera de 'ABC' -y tantos votantes castellano-madrileño-extremeño-andaluces del PSOE- declarar inconstitucional el Estatut, blindar las competencias del Estado en la Constitución o liquidar el Concierto Económico hay un mundo. En alguna parte de ese mundo me encuentro, y supongo que Vargas Llosa, también. Es lo que desean tantos envidiosos, frustrados por el tercermundismo de su patria única e indivisible. Y, también, dicho esto, no entiendo por qué Vargas Llosa apoya a UPyD, tal vez el PP le resulta infumable."

Publicado por: Gaspard P.-A. | 27/10/2010 16:38:04

Critican a Marx quienes no lo han leído. Lo ha dicho el camarada bisoño. A su manera, claro, con referencias propias de quien vive la actualidad rosa de hace muchas temporadas. Y no lo han leído porque saben que descubrirán lo que es el capitalismo y les será más difícil seguir viviendo alienados después de "ver la explotación capitalista en la propia vida cotidiana" (generosa aclaración, Jutta, 26/10/2010 12:07:09, para una "señora" muy grosera). La cita que incluye el comentario de Chapuza (27/10/2010 0:41:46) es un ejemplo de lo que digo. Es imposible no estar de acuerdo.

También puede ser que cuando el camarada bisoño critica a quienes juzgan libros que no han leído esté pensando en un periodista-escritor-editor que contó durante años, en distintos medios y contextos, la decisiva influencia que tuvo en su vida un final del Ulysses ("ya no se puede más"), que su autor, James Joyce, nunca escribió. Si fuese así estaríamos ante un progreso notable del aspirante a hombre libre, pero lo dudo. ¿Qué pensáis?

PS: Abrazos y besos, camaradas, y no os perdáis el comentario de Sam (27/10/2010 12:37:46) en el siguiente post. ¡Fantástico!

Maestro Cruz
Gaspard creo que mezclas cosas, el querer la cultura de uno, no es malo,es malo rechazar la de otros y querer solo la tuya, yo soy gallego y tengo un idioma y cultura que no tiene nada que ver con la castellana, pero ni renuncio, ni rechazo a Cervantes, ni a la cultura hispana, ni a mis amigos castellanos, andaluces, aragoneses.Nada es malo en principio, los humanos lo hacemos malo ó bueno.Que vote a la Diez ó que la apoye demuestra lo poco fiable que es, en el tema político, este gran escritor.Es muy fácil estigmatizar a los nacionalistas y cargarles el mochuelo de todos lo malo, que le ocurre a nuestro país, pero es mucho peor los que se llenan la boca de denunciarlo y luego ellos venden un sistema uniforme de ideas y no admiten la diversidad y la riqueza de la diferencia.Me siento gallego,español,iberoamericano,europeo y ciudadano del mundo y no renuncio en principio a nada, rechazo las ideas excluyentes y totalitarias.
Saludos Paco

Paco, puede parecer que lo que voy a decirte es un poco contradictorio, pero es mi opinión. Vargas Llosa proviene de un continente donde el nacionalismo ha hecho estragos. Llega a otro, Europa, donde ha provocado catástrofes, y donde ahora repunta. Y en España tenemos la mezcla perfecta. Nacionalismos de todos los colores, a cada cual peor. Odio el nacionalismo español, pero eso no hace que el nacionalismo de CiU y PNV sean mejores. Son excluyentes, paternalistas, se apropian de la patria, son mezquinos. Están podridos moralmente. No pueden ni decir España. Dicen "Estado español", que es, curiosamente, la forma en que se denominó España durante el franquismo, hasta la recuperación de la figura del Reino en el 68 ó 69. Los nacionalistas periféricos son sectarios, viven en un mundo que no entiendo, son unos pueblerinos, aunque vivan en pleno centro capitalino. Dicho esto, el nacionalismo español es el peor de todos, siendo los demás también malos. Por eso, desconfío de las críticas que se hacen a Euskadi o Catalunya, por eso no confío en López, por eso espero -aunque es un asunto que sólo os compete a vosotros, los catalanes- que CiU obtenga mayoría absoluta en noviembre, y que Rajoy necesite el apoyo de CiU en Madrid en 2012. Siendo consciente de que con Pujol quedó claro lo malo que es el nacionalismo. Pero se elige entre lo malo y lo peor, y no hay alternativa aparente. Preferiría que existiera un federalismo fuerte e ideológicamente transversal, como en Quebec, una reunión de socialdemócratas, liberales, democristianos, etc., pero no lo hay. No entiendo por qué Vargas Llosa apoya a UPyD, que es un caso único, un partido proclamado de centro-izquierda con un electorado marcadamente de derechas. Es una aberacción de sociología electoral. Ahora, abuchear a Rosa Díez y aplaudir a Carod Rovira, o viceversa, me parece demencial. Los nacionalistas no pueden evitar ser así. Por eso jamás les daré mi voto. Pueden resultar simpáticos, pero son venenosos. La gente, desde siempre, desde la locura de agosto de 1914, demuestra que es la nación es lo único por lo que están dispuestos a morir. Hoy ya nadie levanta la mano como voluntario para eso. Pero en el fondo, subsiste la imposibilidad de reconocer al otro su legitimidad política. No pueden ni aceptar que el país que los otros sienten como suyo se llama España. Insisto, el nacionalismo español es lo peor. Pero como tú sabrás perfectamente, tanto como yo, los otros nacionalistas no son mejores. De ahí a querer, como desean los nacionalistas españoles de Monarquía bananera de 'ABC' -y tantos votantes castellano-madrileño-extremeño-andaluces del PSOE- declarar inconstitucional el Estatut, blindar las competencias del Estado en la Constitución o liquidar el Concierto Económico hay un mundo. En alguna parte de ese mundo me encuentro, y supongo que Vargas Llosa, también. Es lo que desean tantos envidiosos, frustrados por el tercermundismo de su patria única e indivisible. Y, también, dicho esto, no entiendo por qué Vargas Llosa apoya a UPyD, tal vez el PP le resulta infumable.

Maestro Cruz

Gaspard desde la admiración literaria profunda a MVLL y desde lo que siempre discutimos en este blog en otras ocasiones, el que la obra debe ser separada de la vida personal del creador para ser justos é imparciales, te dejo una perla de las muchas que ha dejado en estos últimos tiempos.

“Creo que, en última instancia, el nacionalismo está reñido con la democracia. Aunque hay que diferenciar el nacionalismo de pistoleros terroristas del nacionalismo burgués de CiU o del PNV. Pero si usted escarba en las raíces ideológicas del nacionalismo, éstas son un rechazo de las formas democráticas, un rechazo a la coexistencia en la diversidad, que es la esencia de la democracia. Por eso yo combato el nacionalismo en todas sus manifestaciones".declaraciones de M.Vargas Llosa en el periódico ABC

Este comentario dicho por algún dirigente del P.P. suena últimamente como normal, que incluso lo diga algún bloquero,pues es algo que no es raro en este país, pero que alguien que ha viajado y que sabe lo que significa y las consecuencias que acarrean en este país este tipo de declaraciones las haga,me temo que para tener contento a sus amigos derechistas ,no me parecen bien y me dan a entender que es muy reaccionario en sus pensamientos y muy excluyente o eres anti ó no eres demócrata, seguro que estoy equivocado, pero es lo que siento ó percibo de el, un ser humano que hace reportajes y denuncia situaciones en África por ejemplo, con una visión moderna y avanzada de como debería ser nuestra sociedad y luego declaraciones y aptitudes muy reaccionarias.

Saludos Paco

Paco, Vargas Llosa no es un reaccionario. Apoyó el matrimonio entre homosexuales y las ONG. Sánchez Dragó dijo que los cooperantes catalanes tenían merecido su secuestro. Vargas Llosa acaso apoya demasiado a las ONG, como solución para adelgazar al Estado. Habría que encontrar un punto medio.

Chapuza, la Escuela del Resentimiento no es una manipulación mía, es una marca registrada por Harold Bloom. Zola nunca leyó a tu santo de devoción, pero dijo cosas parecidas, y con más brío artístico, en una novela donde pone en boca de los personajes los mismos temas de conversación en un salón de la aristocracia del distrito VIII y en un burdel del II: "Et, comme chez la comtesse Sabine, on s’occupa longuement du comte de Bismarck. Vandeuvres répéta les mêmes phrases. Un instant, on fut de nouveau dans le salon des Muffat ; seules, les dames étaient changées." Puede parecer un poco machista la última frase, pero la novela va de mujeres fatales.

Maestro Cruz

Tienes razón Gaspard, en denunciar aptitudes tan nefastas, yo he criticado a Vargas por declaraciones que hace en política, que sigo creyendo que son muy reaccionarias y ahora en comparación con la barbaridad machista de Sánchez Dragó y la boutade de Pérez Reverte me parecen de hermanita de la caridad.
P.D.Todavia me rio de la ocurrencia, que inteligencia sobrenatural, la de de esta insigne patricia del blog llamada Claudia, unos días ingeniosa y otros brillante y siempre singular con sus múltiples nombre ja,ja,ja,.A mí tampoco me echa nadie del blog de momento.
Saludos Paco

Gaspard tiene razón en muchas cosas, aunque en otras manipule.

Voy a copiar y pegar, como aquel profesor becario que critica Antonio. Me pregunto, ¿a estas alturas, quién debe saber más matemáticas, Antonio o el becario? Porque eso es lo que realmente cuenta, no la interpretación del recuerdo que cualquiera podamos darle, incluido Antonio.

Dice Gaspard: "es mejor leer la novela que leer una crítica de la novela". Tiene toda la razón, siempre hay que ir a la raíz, ser radical. Luego añade que la crítica ha sido hecha por una "subcontrata de la Escuela del Resentimiento": eso es manipulación. Nuestro camarada aspirante Gasparov arrastra aún restos de burguesía rancia, de esa que dice que hay que enjuagar las lágrimas de los que se lamentan, pero que hay que eliminar a los que protestan, porque no son más que resentidos.

Te perdono, camarada Gasparov, porque luego has dicho algo muy sensato: "Se necesita la independencia de la duda, no la sumisión al dogma de fe". Yo espero que te apliques el cuento, sobre todo cuando se trata de sexo. El libro del Chivo me lo regaló una mujer del pasado ¡en francés!, así que no tuve que darle dinero a Vargas, pagué en especie. El que no compro seguro es el de Sánchez, por dos razones, que en el fondo es la misma: Sánchez es un tipo que no aguanto y no creo que sus fantasías eróticas sean mejores que las mías.

Camaradas y amigos de la Revolución, como el camarada Gasparov, bisoño aún, solamente ha hecho una tímida alusión a Marx, yo os dejo un pequeño texto de nuestro querido Carlitos que ha viajado muy bien en el tiempo:

"Mientras la aristocracia financiera hacía las leyes, regentaba la administración del Estado, disponía de todos los poderes públicos organizados y dominaba a la opinión pública mediante la situación de hecho y mediante la prensa, se repetía en todas las esferas, desde la corte hasta el café borgne [*], la misma prostitución, el mismo fraude descarado, el mismo afán por enriquecerse, no mediante la producción, sino mediante el escamoteo de la riqueza ajena ya creada. Y señaladamente en las cumbres de la sociedad burguesa se propagó el desenfreno por la satisfacción de los apetitos más malsanos y desordenados, que a cada paso chocaban con las mismas leyes de la burguesía; desenfreno en el que, por ley natural, va a buscar su satisfacción la riqueza procedente del juego, desenfreno por el que el placer se convierte en crápula y en el que confluyen el dinero, el lodo y la sangre. La aristocracia financiera, lo mismo en sus métodos de adquisición, que en sus placeres, no es más que el renacimiento del lumpemproletariado en las cumbres de la sociedad burguesa".

[*] Cafetín de mala nota. (N. de la Edit.)

Karl Marx, Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850

Hay Vargas a todas horas, en todo sitio, en las librerías exponen sus libros como si la librería fuera de Vargas, o el amo de la misma se llamara Vargas, o nadie hasta ahora hubiera leído a Vargas.Por si fuera poco, los del Tea Party estadounidenses no lo habrán leído tampoco, remedio este subsanado por el mismo Vargas Llosa.Ahora falta saber si los del Tea Party saben leer...

Es decir, que si no critica a los usamericanos, mal, y si los critica, también. Damned if you do, damned if you don't. Así no hay forma de equivocarse, camarada Lunacharsky, es la ventaja de la dialéctica. Vuelvo a decir que es mejor leer la novela que leer una crítica de la novela, sobre todo si la elabora una subcontrata de la Escuela del Resentimiento.
Podría Vargas Llosa haber elegido otro país, un poco más al oeste, pero se decidió por la República Dominicana. Trujillo era la concentración de todos los males. Del mismo modo que se han escrito muchas novelas que hablan de cosas pasadas, hay muchas formas de juzgar libros que no se han leído. Directa o indirectamente, como la Mazagatos. Con lo bien que el autor introduce al lector en la trama, a Uranita en esa pocilga. Qué costará leerlo.
Por cierto, Manuel Cruz, como siempre, excelente. Cada vez que la filosofía, la literatura o la ciencia se han adherido a la tentación totalitaria de la tesis úndecima, mal hemos acabado. En tiránicas camaraderías que apenas se diferenciaban de Trujillo por el envoltorio ideológico que se daban. Se necesita la independencia de la duda, no la sumisión al dogma de fe.

Luego está el amiguísimo de Javier Marías, Pérez-Reverte. Será buen escritor de novelas -no lo sé porque no lo he leído, yo lo reconozco-, pero sus columnas en papel o en internet son repugnantes, escatológicas. Llama "mierda" a un ministro saliente por llorar. Ya sabemos, los hombres no lloran, sólo las mujeres y los desviados, la Revolución no entra por el culo, como decía un camarada, etc. Pero lo mejor es que sale un diputado (no oficialista) a defender a Moratinos, y dice: "Cualquiera puede tener un momento de debilidad". Un "momento" y "debilidad". Una debilidad es algo malo, la supuesta "debilidad" del ministro constituyó sus lágrimas, ergo emociones=malo. Pero fue un "momento", nos dice el diputado. Porque las emociones están para ser reprimidas. Lo que hay que leer. En este único caso sí que estoy de acuerdo con Llamazares, que es el único que ha dicho algo con sentido. En cualquier caso, Pérez-Reverte o Sánchez-Dragó -ni que fuera culpa de los apellidos compuestos-, que ha sacado un "libro", no me atrevo a detallar la categoría del mismo, reconociendo que se acostó con tres "zorritas" en turismo sexual asiático, y que lo cuenta ahora, porque el delito ha prescrito, sí que son esa cosa que decía Pérez-Reverte. Lo de Sánchez-Dragó no sé si es un intento de imitar a Houellebecq y Levy -autores epistolares de 'Enemigos públicos'- o un ejercicio de aproximación a Trujillo.

Aquí le hablan, Señor Cruz.

http://lector-malherido.blogspot.com/2010/10/ines-y-la-alegria-de-almudena-grandes.html

J.D. Me recuerdas a un becario, profesor de Matematicas que se pasó todo el curso con los apuntes de la profesora que estaba de baja por maternidad.
Pasas todos los días copiando y pegando, los comentarios sobre el articulo de Juan Cruz, a unos les das vaselina, porque te interesa mantener su tesís y a los otros los maltratas de palabra, copiando y pegando.
Que poca personalidad.
No te equivocas nunca, porque nada de lo que escribe es tuyo.
Salud y Resistir.

Jose Javier, Por favor piensa un poco, se que te cuesta,por la contestación, pero si lo intentas veras que es facil, solo tienes que unir las ideas con letras.
Pero procurando que sean ideas tuyas, no copiar y pegar, queda feo.
Comprendes, no es tan dificil.
Salud y Resitir.

Así es, Max, el comentario de Chapuza es brillante, magnífico, hay que leerlo. Mantener posturas contradictorias evidencia el grado de credibilidad que merece quien lo hace. La fiesta del Chivo/la fiesta de Mario es/son "una bobada" a la que va un "periodista veterano" de PRISA "invitado por el Instituto Cervantes", es decir, pagado por los españoles de esa España que tiene ya un 20.8% de su población malviviendo por debajo del umbral de la pobreza.

La cifra proviene de la Encuesta de condiciones de Vida (ECV) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) http://plataformasinc.es/esl/Noticias/Crece-el-nivel-de-pobreza-en-Espana Se daba a conocer el día en que por enésima vez se decía aquí en un post que lo grave no es que nos roben, sino que llamemos ladrones a quienes nos roban. Que lo terrible no es que nos mientan, sino que llamemos mentirosos a quienes nos mienten.

En todo caso y sin cambiar de tema, me interesa saber la respuesta a la pregunta de Max, ¿son una o dos las fiestas? Y brillante, magnífica y perfecta la cita de Éluard ("...Ils n’étaient que quelques-uns / Ils furent foule soudain..."), querido Chapuza (24/10/2010 21:07:12), en el post del día 24.


Mira que te lo tengo dicho. No vayas tan al norte viniendo tu de tan al sur. EntreTenerife a Estocolmo caben al menos dos paralelos, y tu no estas hecho a vestir "plumas", eres mas de cholas. Espero que cuando llegues alla y la cara se te quede tan rigida como una puerta de acero inoxidable, al menos grites aquello de: Estocolmo... Mi Tierra natal. Te espere en Castellana 28 sin exito. Buen viaje.
Pablo M

El comentario no era de Mar sino de Max, Gómez. Ya ves que cuando no miras los nicks, estás de acuerdo con los camaradas. ¿No terminarás con nosotros, como el camarada Gasparov?


Maestro Cruz
Mar estoy de acuerdo en lo que dices, en todo. Antonio Corbalán estoy de acuerdo con tu apreciación y me encanta que levantes pasiones de niks ¿desconocidos ó no? No estáis solos en este blog y somos muchos los que apreciamos vuestra contribución.
Os envío un muy cordial saludo
Saludos Paco

¡Ja! ¡Qué bien funciona este negocio! Los clientes vienen sin que una los llame. ¡Tonio! Una delicia tu comentario. Ten en cuenta que también puedes despegar esos fracmentos, y te queda un regio frac. Me hubiera gustado conocer a tu maestro y preguntarle por qué tanto docmatismo.
Salute y resigtencia, dogtore... ¿No tendrás sangre italiana?

Besos, camaradas.

Chapuzas, con los mismos hilos con los que has escrito tu comentario, puedes decir lo contrario, solo tienes que copiar y pegar los fracmentos correctos para tal fin.
"Date un salto y crece" decía mi maestro cuando el alumno molestaba en clase, o usaba demasiada demagogia.
Salud y Resistir

Veramente brillante, magnífico el comentario de Chapuza. Obligada lectura!
Pregunto .... la fiesta del Chivo y la fiesta de Mario son dos fiestas diferentes o una sola?

Gracias Sr.Juan Cruz por la aclaración. Eso sí que está mejor. Saludos uruguayos, desde Montevideo
Renée

El premio Nobel es una bobada, como decía Juan en marzo en aquel post de título inequívoco, La bobada del Nobel, y frase lapidaria: "Mantener ese tópico de que no recibir el Nobel es una injusticia es demasiada justicia para el Nobel". Yo estoy muy de acuerdo con Juan, es más, considero que el Nobel, desde que se le concedió a personajes como Kissinger, es una condecoración infame. Y que cuando se lo dieron a Obama, la infamia se hizo tan ridícula que convirtió al jurado en una corte de los milagros. Se diría que, a fin de cuentas, la Historia le ha atizado una enorme bofetada al inventor de la dinamita.

En cuanto a La fiesta del chivo, puede haber muchas visiones sobre el tema. Como muestra, os dejo este extracto del pequeño ensayo que escribió en 2005 la novelista española Belén Gopegui titulado Literatura y política bajo el capitalismo. Es un texto que aconsejo a todos los amantes de la literatura y que se puede leer integralmente aquí: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=26876

"Hablemos entonces de lo que se entiende por literatura capitalista en la fase actual del capitalismo. Hablemos de un libro que se ha convertido en un estandarte de lo que sí debe hacerse, La fiesta del chivo de Vargas Llosa. A diferencia de lo sucedido con frecuencia en la época descrita por Francis Stonors Saunders en La guerra fría cultural, en estos momentos el capitalismo no necesita tanto explicitar sus demandas pero, si lo necesitara, habría formulado el encargo más o menos así: “Conviene que quien en su día defendió la literatura como una forma de insurrección permanente, y hoy está claramente al servicio del llamado neoliberalismo, escriba una novela sobre una dictadura latinoamericana. Conviene que se trate de una dictadura antigua, sobre la que ya se hayan cerrado teóricamente las heridas. Conviene distanciar esa dictadura de los Estados Unidos lo más posible aunque sin incurrir en mentiras gruesas puesto que hay hechos que ya son de dominio público.

Prestaría un gran servicio, desde el punto de vista de la escala de valores dominante, convirtiendo cualquier acto de resistencia en fruto de la inquina o la venganza personal. Se le sugiere, puesto que al fin y al cabo no le llevará mucho trabajo, haga de un personaje cercano a Trujillo un simpatizante de Fidel Castro. Alguien particularmente abyecto, por ejemplo el jefe de la policía política, el máximo torturador. Si la verdad histórica dice que ese hombre formó parte de una operación encubierta de la CIA contra Fidel Castro no la mencione, en este caso no es demasiado conocida.

No olvide la rentabilidad de sobrecargar su novela con violaciones, impotencia, miedo a ser acusado de “mariconería”, esto es, el cuerpo y en especial el sexo llevados a sus extremos más patéticos, morbo, a fin de cuentas, aun cuando recubierto de algún adjetivo barroco que permita a los lectores de clase media sentirse distintos y mejores que los lectores de novelas seriadas, y permita a la crítica traducir la palabra morbo por cosas como una penetrante mirada sobre el mal o una bajada a los infiernos. La economía, la política, la inteligencia, el interés, la capacidad de elegir, los argumentos que se emplean a la hora de ejercer esa capacidad, los trabajadores, los revolucionarios, los movimientos populares, todo esto debe estar ausente de su novela. Se trata de simplificar la condición humana hasta reducirla a dos o tres pasiones y traumas incontrolables.

El autor debe por último extremar sus críticas a Trujillo, que ya está muerto y bien muerto, para recuperar algo de la legitimidad que ha perdido en los últimos años sobre todo con respecto al público de América Latina. Se espera poder presentar al autor, un ideólogo del neoliberalismo, como crítico de un agente de los Estados Unidos; esto, unido a una gran campaña de promoción en América Latina, le conferirá nueva legitimidad, la que subyace en frases del tipo: “aunque no estamos siempre de acuerdo con sus artículos, como escritor es grande y llega hasta el fondo de las miserias humanas y de las dictaduras más crueles”.

Los encargos del capitalismo “están en el aire”, el autor los percibe con claridad ya sea si los reconoce de forma explícita o si los interioriza como su particular percepción de lo adecuado en ese momento. El capitalismo literario, en su fase actual, ha llevado hasta el límite la división burguesa entre lo público y lo privado como si esa división pudiera en verdad efectuarse. Y ha logrado que la inmensa mayoría de la literatura se retire a la esfera de lo privado: secretos familiares, pasiones escondidas, asesinatos de psicópatas, y que cuando en algún caso se aborden cuestiones públicas sea por la vía de privatizarlas como así ocurre con la política de Trujillo dictada por su próstata privada, o con las historias sobre la guerra civil española en donde el núcleo argumental se reduce a actos privados de amor u odio".

Para mi también ha sido una alegría el premio a Mario; le hice un humilde "homenaje" en mi blog. Enhorabuena por el reportaje del Semanal, yo elegí el chupe de camarones. Un saludo

Renée, no le dio Mario su libro a Gunter Grass. Esa copia era mía, y la leí yo. Grass no tuvo que ver con el asunto, sino incidentalmente. Saludos

MAESTRO CRUZ
Que disfrutes la estancia, fría de temperatura, calurosa de emociones.Esa sensación de sentirme atrapado por un libro, hace tiempo que no la siento y menos ahora con tanta novela seudohistorica de baja calidad y de muy pobre contenido Efectivamente Antonio es triste lo que denuncias y más triste que existan seres humanos de esa condición.
Saludos Paco

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133f552a3e3970b

Listed below are links to weblogs that reference La fiesta del Chivo y la fiesta de Mario:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal