El otro oficio

Por: | 09 de diciembre de 2010

Escribir es un oficio muy bello; pero no es el oficio más bello. Había una hora de la tarde, en torno a las cuatro, en que todo quedaba en silencio en casa; mi madre acababa de limpiar la cocina, y ya no había nadie. Entonces ella ponía su vieja cafetera en el fuego, en la cocina de gas que le había regalado mi tío Tomás, que había venido de Venezuela, y esperaba sentada, tarareando, que subiera aquel líquido negro que luego llenaba de olor la casa. Entonces ella se tomaba en silencio su taza de café, como si rindiera un homenaje a la paciencia. Asocio ese instante de mi madre (que yo vivía como de lejos, sabiendo que ella en ese momento sólo quería hacer eso, no hablar, no decir, no mirar a otro lado que al que le inspirara ese rato) con sus instantes más felices. Ella no tenía otro oficio que la casa, los hijos, el marido extraviado que nunca tenía horarios acomodados a los horarios del mundo; pero aquel era su oficio, lo ejercía con pureza y con abnegación, no lo planteaba como un sacrificio ni como un deber; formaba parte de su naturaleza, y dejaba que pasaran las horas, sin queja ni rabia, hasta que consideraba oportuno que la vida debía parar, y entonces esperaba a que subiera el café. Escribía cartas a una amiga que tuvo de mucho más joven, Anna de Laval, una vecina sueca a la que ahora he visto en Estocolmo; respondía a sus cartas con su letra larga, sin tropezones, y leía lo que podía en los periódicos que yo traía a casa. Había un momento, cuando cosía, en que escuchaba la radio, pero la escuchaba hablando, como si quisiera rectificar a cada instante lo que iba oyendo. Por la noche, cuando hubo televisión, miraba los telediarios con cierta desconfianza, como si la realidad que contaban fuera también la ficción de las novelas. Esa paciencia con que acogió la vida era también fortaleza, me dijo ahora su amiga de Estocolmo, que va a cumplir 79 años, y que entonces era como su amiga joven, la primera persona que nos regaló un libro, y estaba en sueco. No sé por qué ahora me acuerdo tanto de esos instantes; acaso sea porque piense, en lo más hondo de mi corazón, que no hay oficio más bello, más hermoso y más prolongado en los sentimientos que el oficio de ser madre. Uno le da la vuelta a tantas cosas, como para olvidar que en esos instantes de placer chiquito está la verdadera esencia de lo que estamos buscando.

Hay 78 Comentarios

No sé por qué ahora me acuerdo tanto de esos instantes; acaso sea porque piense, en lo más hondo de mi corazón, que no hay oficio más bello, más hermoso y más prolongado en los sentimientos que el oficio de ser madre.
......
m, su pensar... es un hombre ypiensa así bueno.. no es necesario sacar tarjeta roja como hacen algunos comentarios que he leído...
el lector lee y cada uno dice lo que le llega del escrito del autor... pues, nada
si tu palabra más bella y la que más te gusta es ... Ojala, pues nada tu padre... no... es hombre no puede tener el oficio má bello cosas de la naturaleza...
... al leerlo pensé dice lo que le sugiere ese ahora que escribe...
en o más hondo de su corazón le gusta el oficio de madre pero es hombre, m? vaya lo siento, pero bueno puedes hacer de madre nada te lo impide
.. en realidad al leerlo pensé qué pena le da su madre, sí sentí que sentías una inmensa tristeza por esa mujer, tu madre

lo he vuelto a leer y como lector la misma impresión... añora a supadre y le da pena su madre... m

La madre tres veces asesinada, felicito a ese blog: Aguila y Sol
así es... el oficio más bello del mundo es ser persona madre o padre. Ojala Octubre caray! le dedicaste un libro! uah!

sí, ese oficio tan bello de ser persona y esa madre por ejemplo acribillada por no quedarse en casa tomando café

m
en fin ... parece que hay muchos oficios diferentes que tienen un nombre: madre.... a mí me parece que no es un oficio ... es una decisión claro que hay tantos niños en los hospicios que parece que hay mujeres que no les gusta el oficio más bello del mundo
y que hay mujeres y hombres que luchan por sus hijos sin oficio, personas
ok! por ellos!
felicito el blog de Águila y Sol
por la realidad que expresa no por querer a las personas según sean hombres y mujeres y además se ciñan a su oficio cultural impuesto!
ok! por ese blog!

María Isabel, ayudar a vivir es algo tan complejo como para ceñirse solo al juego o a las obligaciones. Supongo que algunas de éstas se inculcan como juego y hacer de ellas algo no únicamente llevadero sino válvula de escape a otras preocupaciones más profundas. A veces, fregar cacharros alivia más tensiones que escribir. Así que, de acuerdo estoy con lo que se dice y no se cuenta en esta entrada. Y me reitero en la imagen del niño o de la niña sensibles ayudando a vivir.

Qué hermosas palabras en estos momentos!: ¡La madre! La querencia! ¡Y la palabra!Esto puede ser la felicidad

Gracias Michel | 11/12/2010 10:16:26, querido. Vaya metedura de pata el post! No han parado de salir cruzistas para salvar a Juan Cruz de sí mismo, cuando ha hecho lo mejor que podía en las circunstancias. Dijo lo que dijo, se arrepintió y reconoció que es un post "paternalista", "machista" y "nostalgia acrítica de tiempos peores". Los que no lo reconocen son sus fieles ... como si el post fuera suyo! Pero tienen el mismo problema con el blog.
Ayer dije que no tardaría en salir Juan Cruz a aplacarlos y vaya si tardó poco, censurando varios comentarios entre ellos el mío ... y hoy sábado un post sobre el respeto a los disidentes! Puestos a predicar una cosa y hacer la contraria, para cuándo un post sobre el respeto a la verdad?
p.d. Besos a todas y todos, camaradas y disidentes aquí y en las calles de Londres! No podéis leer ya el comentario censurado de Chapuza sobre eso ... espero que pronto podamos leer a John.

No comprendo como se puede querer sacar partido politico o hacer critica revolucionaria de un gesto bondadoso de un hijo hacia su Madre, al recordar una tarde de su niñez.
¿Tan mal estamos de generosidad, de solidaridad de efecto humanitario?.

Da tristeza pensar que tenemos unos vecinos que entran a casa solo para sacar defectos de lo que no entienden.
El amor de hijo, la añoranza de su niñez, cuando no tenia los conceptos politicos que hoy si tiene.
Verdaderamente debe ser muy triste vuestra realidad diaria, para dedicarse a entrar solamente para armar bulla, crispación y mala leche entre el resto de los bloguistas.
Vamos, que no es de recibo vuestra perdida del tiempo.
A los amigos de Juan Cruz quiero manifestaros que no le demos pavulo a semejantes desoficiados que disfruta con el mal ajeno.
Salud y Resistir.

Querida Jutta | 09/12/2010 10:33:34, te contesto al hilo de los comentarios de Montse | 10/12/2010 13:44:34 y Max | 10/12/2010 9:47:28. "El otro oficio" es el de la madre que "no tenía otro oficio que la casa", para Cruz ese es el "oficio más bello, más hermoso", el de madre-ama-de-casa. Es la visión de un hombre de la España de sotanas y uniformes; de ahí su arrepentimiento cuando un comentario le hizo ver que no quedaba nada bien en un periódico que se vende como símbolo PPrOgrE.

Han censurado el comentario de Chapuza que comentaba que John estaba de fiesta y pronto todos también! http://london.indymedia.org/
Abrazos a todos, camaradas y "las-los que no os habéis tragado la propaganda retrógrada del post".

(Me equivoqué de enlace)

¡Felicidades!, Mario Vargas Llosa


MAESTRO CRUZ

Hay dos maneras de conseguir la felicidad: una,hacerse el idiota,otra,serlo.
Enrique Jardiel Poncel
P.D.Algunos ni entrenandose varios años,pueden ser más ridiculos.
Saludos Paco

Sin queja ni rabia, también es cierto que los hijos sensibles (no los niños, porque los niños deben jugar, aunque desgraciadamente hay lugares en donde curran y mucho) además de currar en casa, pueden apreciar momentos como el que se describe en este post. Pueden ayudar a pasar la aspiradora, a limpiar el polvo, a freir las patatas, a hacer las camas, a planchar... sólo hay que enseñarlos. Pero a veces, también pueden ayudar a vivir, y, en ese momento, puede ser más importante, aunque estén los cacharros sin fregar.

No lo entiendo, francamente no entiendo que un escrito muy claro , de sus sensaciones, que comparte con nosotros, levante discursos de la mujer trabajadora, siempre ha trabajado la mujer, solo que todo ha sido más dificil para nosotras, dejemos eso, Juan aclara que tiene un recuerdo de su madre en unos momentos que el sabía eran suyos, y eso le reconfortaba, y viendo que el más bello oficio es el de escritos, igual diría un pintor o un investigador, sale de oficios tipificados para adentrarnos en un mundo de sensaciones y sentimientos, escrito como dije en mi 1º comentario que me trasladaba a Macondo, y nada más así de sencillo, así de tierno, así de nostálgico, comparte con los que leemos ese momento tan suyo, tan íntimo, que no entiendo nada de lo que dicen, porque todos tenemos recuerdos que nos marcan.

http://www.youtube.com/watch?v=qfRj0odGPoI

Serrat: De vez en cuando la vida....

Para los que dicen que Juan ha rectificado. Hombre, no. Yo creo que es imposible rectificar lo que ha sentido en un maginífico rapto del espíritu, sopena de caer en un Zapatero cualquiera, y Juan no es eso, al menos quiero pensar que no. Lo que yo creo que ha rectificado es el alcance al que se presta el título: "El otro oficio" - poco afortunado y que quizás lo desvírtúa-, no el contenido donde dibuja esa "iluminación nervaliana" que en el alma le ha dejado la huella amorosa de su madre. Y a esa cosa heideggeriana es absurdo nominarla de reaccionaria o de progresista. El recuerdo de la madre ausente mientras se toca con los proustianos sentidos una taza de te no es moral ni inmoral ni todo lo contrario. Que ello sirve para que exegetas aficionados suelten sus coplones en este foro. Libre es, mas también el hecho de constatar que "en una sola jornada mucho han hecho correr a la musa", lo que implica cierto grado de crueldad (con la musa).

Como mujer actual, madre, trabajadora, que comparte con su compañero de igual a igual, que no desconoce la realidad de discriminación de la mujer en muchas sociedades, leo este Post y me llega ese momento mágico que nos comparte el señor Cruz,

Ojalá cuando mis hijos crezcan, sientan al recordarme la sensación de hogar y seguridad que me llega en su relato, por supuesto, no podrán escribir que cosía o cocinaba o tenía un único oficio, a ellos les tocó vivir a una madre de otra época, pero lo que me encanta es el amor con que la describe en la realidad que a ella le tocó vivir.

“Say, you want a Revolutiooooon… you want to change de world… ooh right…!!”

http://www.youtube.com/watch?v=CzCjGgrewYY

Sí, ahora estas en presencia de la “revolución verde”, ahí lo tienes, ya lo viste ayer en la prensa mediática. La violencia bretona se apodera de las calles, miles de estudiantes, futuros cesantes, gracias al rebote “espiritual” del enfermo J. Lennon, gracias “progresistas”, socialistas, comunistas… gracias por llevar la violencia a la calle, ahí mismo en la tele vimos a miles de john does vaciándose del resentimiento social y odio que los embarga lo que suponen una injustita social. Y consideren que esta revolución de ayer fue solo de estudiantes llorando un miserable incremento de plata para lograr una licencia de algo para ganarse la vida. Esperen un poco más y ya veremos correr sangre por las alcantarillas, no tan solo UK sino en toda Europa. ¿Quieren Revolución? Si así es, entonces aguanten las pedradas, los escupitajos, los golpes, los gases-diarréticos y balas de goma. La revolución de J. Lennon ya está aquí! Y eso se llama socialismo!!

Hermoso, y de veras que escribir es un oficio muy bello, mira tú cómo logras con el buen uso de las palabras llevarnos a momentos tan recordados, tan añorados...

El pico más alto de amor: que significa el hijo...
Es la poética de la persona.

Soy mujer, tengo muchos oficios, como tantas otras mujeres, entre ellos, el de ser madre. Me conmovió este recuerdo tan bellamente escrito. Gracias señor Cruz.

No son historias cortas, son historias muy largas, que escapan del simplismo y los castillos ideológicos suspendidos en el aire. La cultura obrera es machista -no porque lo diga Godard, al que le han dicho muchas cosas, pero acusarlo de burgués... si ves la película, verás que demole el argumento capitalista, el argumento comunista, el argumento gauchista y llama a la lucha de clases; hablas sin haber visto la película- porque la clase obrera no escapa a la ideología de la hegemonía de la clase dominante, como no lo hacía respecto al proteccionismo, el racismo o el nacionalismo, que es el motivo por el cual el SPD votó los créditos de guerra, la SFIO entró en el gobierno de unidad nacional en Francia o Stalin apeló a Kutúzov para expulsar a los alemanes. La arrogancia de las ideologías y sus industrias culturales las llevan a la perdición, ocurrió con una y ocurrirá con la otra, no tiene mérito alguno proclamar día y noche la escatología. Quienes tiran extintores de este 30 pisos de altura o rompen los cristales de limusinas son una minoría. Es la decadencia del concepto de minoría, de vanguardia. Hace 100 años se asaltaban palacios y hoy se asaltan limusinas. Es una regresión al estilo anarquista, en que la minoría se desintegra en el grupúsculo de la secta que se lanza contra el rey o el emperador en la ópera o el carruaje, porque la mayoría no pagará ni 9.000 ni 9 libras por ir a la universidad; simplemente, no va a la universidad. Es llamativo que los que están organizando las manifestaciones sean estudiantes de Erasmus o programas internacionales, como es el caso de la LSE, con los griegos a la cabeza. Otra vez, la figura del anarquista extranjero, transplantación de prácticas marginales desde los países periféricos.

La cultura obrera es machista, igual que la burguesa. Forman parte del todo hegemónico; las declaraciones normativas confortan los sueños, no son reflejo de la realidad. Y no hay color, sólo hay datos. Algunos un poco difíciles de creer: por ejemplo, que la tasa de participación laboral femenina fuera el doble en Rusia que en Francia en 1975, al tiempo que las mujeres rusas dedicaban más horas a las tareas del hogar que las francesas (proporción de 6:1 respecto a los hombres en ambos casos). El trabajo informal, que no aparece en las estadísticas, es reprimido en unos países como un delito contrarrevolucionario y en otros permitido, incentivado o llevado a la superficie según las conveniencias. Hay países pobres donde la mujer trabaja obligada por los bajos ingresos de los hogares, y otros en los que casi tiene prohibido salir de casa. Hay países donde la inmigración es mayoritariamente femenina, y otros en los que es abrumadadoramente masculina. Hay países en que la liberación de la mujer se entendió a través de los anticonceptivos; otros en que se formuló como aborto masivo.

La Economía Política no es suficiente. No precede a todo. El exceso de producción no explica los modelos de organización social. Es una parte más de la explicación de cualquier situación. El especialista no ve más allá de su dedo. Seguramente, la mayor victoria de uno de los pilares de la ideología de la hegemonía, a saber, la división del conocimiento.

Leo en algún post de esos largos una frase que me salta a la vista, algo así como que la clase obrera no es "machista" y que no sé que de la Mujer en Rusia, no en la URSS sino en Rusia, Ite misa est.

Te devuelvo el abrazo, Max. No había caído en que el propio Sr. Cruz admitió la equivocación de publicar semejante cuadro representativo de la España más machista y retrógrada, pero el daño ya está hecho, fíjate cómo sigue saliendo gente a decir lo bonito que era. ¡Así nos van las cosas en eso y en todo!

Recordar situaciones através del olfato, del oído o del gusto, es algo inevitable que asociamos a sensaciones y sentimientos.
No se quiera buscar más porque de esa sensación a través del olfato se hilvana todos los recuerdos y sentimientos de nuestra vida, a veces con dulce melancolía porque ya no nos puede transportar a momentos que añoramos y soñamos.

Maestro Cruz
Me ha gustado el comentario y me ha recordado momentos vividos con mi querida madre gallega, otras interpretaciones(la de mi paisano Miguel la respeto,pero no veo lo que el dice)las respeto igualmente,otras ni que decir que por venir de quien vienen, no tienen ningún valor para mí.
P.D.¿Esto se convertirá en un blog de propaganda de cuatro gatos en busca del arca perdida, perdón de la revolución perdida?
Saludos Paco

Un niño sensible curra en casa. Un niño malcriado no.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0148c68c32a0970c

Listed below are links to weblogs that reference El otro oficio:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal