El que se tiene que ir y no se va

Por: | 22 de enero de 2011

Vi anoche, en el 24 Horas de Vicente Vallés, en Televisión Española, el video preparado por el Partido Popular para animar a sus militantes a proseguir la idea de que este país está vendido al pesimismo causado por ese diablo nefasto que nació en León. La metáfora es en claroscuro. Durante los años que vivimos, estos de Zapatero y el socialismo, los españoles vivimos en la oscuridad, ateridos de frío, con jaqueca a causa de los problemas que nos causa la persistencia en el poder de semejante peste; pero, en un momento determinado, es decir, dentro de nada, cuando esa oscuridad deje de aterirnos de frío, se abre una ventana y por ella entra un ventarrón de luz. Inmediatamente después sucesivos chorros de colores, en forma de reformas, austeridad, empleo y otras ilusiones convierten esas sonrisas en alegría, esas jaquecas en jolgorio, y así hasta que Rajoy dibuja en una pared el principio de otro mundo, que es el que nos espera en cuanto se acabe el martirio que estamos viviendo. Me fijé en las personas que había a mi alrededor; claro, el video es una metáfora que dura unos minutos, y las metáforas ya se sabe lo que son: subrayados de deseos, escaramuzas para que uno se transporte por un momento a otro universo distinto al universo terrenal que estamos viviendo. Tiene que ser eso, porque yo no advertí que, aunque estemos aún en tiempos de Zapatero, mis amigos fueran, en efecto, seres con la cara ceniza, sus chaquetas seguían teniendo los colores vivos que tuvieron mientras estuve con ellos, y sus ojos eran azules o verdes o negros, pero vivísimos. En el mismo espacio escuché lo que Aznar le dice a Zapatero para que se acabe este periodo gris e ignominioso: es el que se tiene que ir y no se va, basta de bromas, dice Aznar, basta de bromas como las del pinganillo. Si se va Zapatero, se deduce de esta estrategia de comunicación con la que se le da publicidad al futuro, se acabará la oscuridad. Y si se acaba el pinganillo este país será otra vez una nación. ¡Maldito pinganillo que nos divide! ¿Será tan fácil? Si fuera tan fácil, si fuera tan automático, no harían falta ni campañas electorales. Se quita a Zapatero, se quita el pinganillo, y a escuchar músicas celestiales, dirigidos todos por el color alegre de Rajoy, contrapunto feliz de ese cenizo de Zapatero. Pero claro, habrá campañas electorales, habrá más videos, y habrá más imágenes de España con dolor de cabeza, hasta que Aznar traiga de la mano al que tiene que venir y venga. O no, porque, claro, a la gente no la convences sólo con metáforas, algo tendrán que decir unos y otros de cómo nos sacan de veras de este mundo en el que la ceniza se alterna, obligatoriamente, con el color. Porque si no no estaríamos vivos, no nos moveríamos hasta que viniera el chorro de luz.

Hay 16 Comentarios

El título debería ser más bien "Los que se tienen que ir y no se van", que es lo que dice el magnífico comentario de Chapuza | 22/01/2011 23:14:45 con muchas más palabras para los que todavía necesitan que se les explique lo evidente.
Completamente de acuerdo con Max y Jutta (Max | 22/01/2011 18:47:21) en el post anterior, hay comparaciones que no es que sean odiosas, es que son indignantes. Y completamente de acuerdo también con el análisis perfecto que hace Anamari | 22/01/2011 20:11:19 en ese post.
Abrazos fuertes, camaradas.

Maestro Cruz
Decía el Maestro Saramago que su abuelo al despedirse de los arboles lloró,me imagino que aunque no lo nombres que Cabrera Infante siempre que estas en Londres te viene a la memoria. Hoy en tu comentario en El PAIS,Maestro Cruz vuelves a dejar un motivo de reflexión sobre la intolerancia imperante en este país, impulsada por un partido que vende intolerancia para obtener el poder.
P.D.Entran en ocasiones algún bloquero a llamarles a otros, cosas desagradables y luego ellos entran a no decir nada,como hoy en este blog

El "diablo nefasto" nació en Valladolid.
Firmado;un leonés

puterío intelectual finísimo. ?Que quiere decir esta frase? y como no sé en que parte de la burguesia me instalo, es una curiosidad.

Tendría que irse, le quedan apenas unos meses de legislatura. Está acabado. El otro no será mejor, pero, ¿peor? Imposible. Zapatero preside el gobierno más longevo de Occidente -y de los que más recortan el gasto público, no hace falta mirar a Little Britain-, con permiso del luxemburgués. Lo ideal sería que no obtuviera mayoría absoluta. Para que CiU pueda apretarle las tuercas a Rajoy. La pena es que la elección se reduzca a PP o PSOE. CiU debería presentarse en todas las circunscripciones, algunos votaríamos por primera vez en unas generales.

Todo el mundo sabe que la crisis española no es crisis española, sino crisis global. Así que por ahí no cuela el mensaje del PP. Ahora bien, está cantado, por ser ley de vida, que Zapatero perderá las elecciones, ya que a Zapatero también le está hundiendo la crisis, como a muchísimos españoles. Aunque no tenga él la culpa. Disculpen mi pesimismo.

P.D. Y disculpen mi atrevimiento, hoy en mi blog, por mi corrección de estilo a Arturo Pérez Reverte.

Si me atrevo a intervenir, cuando de política española se trata, es porque tengo nacionalidad por "Ley de Memoria histórica", además de llevar en mí los años de tardes enteras con mis abuelos, siempre con el mismo argumento: las ganas de volver de Abuela Dolores, las de quedarse de Abuelo José.
Y por ellos he seguido atenta lo que sucede allí.
Creo aún en Zapatero. Siempre es un clásico llover sobre mojado cuando al Presidente de turno le toca "bailar con la más fea". Y creo que no lo ha generado, se ha dado así, porque es un proceso rápido hasta instalarse ni -pese a la enorme necesidad- rápido de revertir. Me tomaría tal vez un gran atrevimiento si digo como lo he seguido e interpretado: en todo caso ha sido Zapater "y sus circunstancias"(de Ortega y Gasset). Pero quienes le atribuyen la responsabilidad de todas las adversidades, ¿se habrán planteado cómo lo hubiera manejado el PP, y no solo apuntanto a RAJOY sino a una extensión no interrumpida de Aznar... Creo que puesto así...
Una frase inventaron los militares en dictadura acá y creo que ha sído el único elemento útil y mas o menos sensato que se escuchó en todo su tiempo de regresión vida robada, en fin, y es: " EL QUE OLVIDA SU PASADO ESTÁ CONDENADO A REPETIRLO".
Ayer ví el abrazo Aznar - Rajoy y pensé que se empieza a trazar un regreso "golpe a golpe.Verso a verso".
Algo además sorprendente:¡AZNAR SE PUEDE REÍR! Siempre queda algo por descubrir... Saludos desde Montevideo, URUGUAY, Renée Domínguez Serres

Dado que no he aportado nada nuevo, si me gustaría destacar lo que no ha tenido nombre:
Y me refiero al haber pactado los presupuestos generales del Estado Español con aquellos que sin capucha se declararon no españoles. Quienes no acatando la Constitución, aprovecharon para atentar contra los Derchos Fundamentales. Los mismos que han pretendido acabar con el pueblo español y parte del vasco en cuanto detentan.
Resulta muy doloroso comprobar que por parte del Alto Comisariado de las Naciones Unidas no se haya abierto nota, aviso, o como cabría esperar expediente alguno.
En cuanto a quien se tiene que marchar, personalmente no tengo ninguna intención de echar a nadie. Y entiendo que, de hacerlo, se tiene que aplicar el principio de coherencia. No tiene sentido que se solicite la dimisión de un presidente si se deja a los responsables in situ.

A los que están no les he visto gobernar de acuerdo a la política que defienden. Cuando apresaron a Argentina en un "corralito" no alzaron su voz. Tampoco la alzaron por Mexico, mientras era devorada por la boa de la mafia, la delincuencia y el horror.
Sin embargo, hablaron de deuda histórica. Y no me parece mal que se reconozca siempre que no sea a costa de un pueblo que malvivía en la época, e iba tirando hace unos años.
A sus afiliados de pago y sindicatos les pareció bien dedicarse a formar a personas analfabetas o pudiendo haber logrado con mucho esfuerzo en sus países de origen el leer y el escribir, no percibieron material didáctico alguno que les permitiese vivir de su trabajo.
Durante la primera legislatura la gente me llegó a decir que apenas quedaban en Valencia camareros españoles. Pero los dueños de los establecimientos, no decían nada.
Después llegaron los chinos, arruinando definitivamente al pequeño comercio. Y es que los sueldos no dejaban de congelarse gracias al trabajo temporal y a los despidos no procedentes que inauguraron oficialmente hacia el 96.
Pero no había crisis.
Yo me pregunto por qué dicen crisis cuando se está en plena recesión no sólo económica sino de derechos fundamentales.
Pero no nos pudimos agarrar a la piedra (ladrillo), solución que propuso antaño otro dirigente, culpable absolutista y semidios español. Porque ni aún invocándolo a diario consiguieron que reapareciera para convertir el ladrillo en oro.
Pero tan locos estaban los empresarios que se dedicaban a construir sin parar y para más inri en la costa. Digo yo que alguien faltaría por venir. Emigrantes con bolsillos llenos de oro y piedras preciosas.
Los señores de la oposición se fueron de vacaciones. Sus mujeres salieron de casa para hablar del aborto. Y los profesionales se dedicaron a abuchear aquella parte de la Constitución que dice que todos somos iguales ante la ley, para evitar que se evidenciara que llevaban décadas incumpliéndola.
Esperaron todos, una vez sacado todo lo posible, a que desde otros países se nos llamara la atención.
Entonces sonaron casi sincronizados los abucheos contra Zapatero.
Pero al votante le da igual. Hace tiempo que le dijeron que cuando tocase, que lo anuncian, tenía que cambiarse la chaqueta. Y aunque no la tenían, hacían el gesto.
Nos quejamos, pero en realidad, es solamente eso lo que se nos pide: un gesto.

Mi queridísimo Juan,

Una metáfora que también asus, sobre todo viendo hablar a los que deben emitir otro discurso. Pero claro, rectificar ya se sabe de quién es...

Un abrazo enorme

No creo que los trabajadores con conciencia de clase, que son los que nos interesan a los comunistas, echen la culpa específicamente a Zapatero de lo que está pasando. Eso sí, perciben bien la osadía bobalicona, porque les suponen tontos, de esos gobernantes que con la crisis encima decían que la economía española estaba en la Champions League ( http://www.youtube.com/watch?v=kPyI3bYPuTg ), o que la salida de la crisis era inminente ( http://www.diariocritico.com/tv/video/7688/zapatero-crisis-economia-ue.html ) Uno de aquellos charlatanes que se paseaban por los pueblos en los años cincuenta lo haría mejor y nos haría mucha más gracia. Cuando se engaña, lo menos que se puede pedir es un poco de salero, pero con éstos no se puede uno ni reír, a menos que no sea por gansadas monjiles, ni encender un cigarrillo para evacuar gases hediondos. Hediondos como esas cloacas del poder que huelen tan mal como antes, porque en el fondo defecan los mismos. De repente todo el mundo fue demócrata, tomad nota, tunecinos.

La cuestión no es Zapatero, ni tampoco Rajoy. El asunto tiene más que ver con el Partido Populista de la Oligarquía Española, dividido en dos ramas como la propia burguesía: la ultramontana y la progresista. Las dos buscan desesperadamente hacer crecer indefinidamente la tasa de beneficio de sus capitales, y eso implica disputarse zonas de influencia entre ellas para convertirlas en lo que podríamos llamar mercados cautivos: es esa corrupción que rara vez se puede atacar en los tribunales, porque los que hacen las leyes, es decir, ellos mismos, no son completamente tontos. ¿Es corrupción que Teddy Bautista gane 250.000 euros anuales? Él cree que no, que está justificadísimo, y yo lo supongo sincero: ( http://www.elpais.com/articulo/cultura/Teddy/Bautista/revela/salario/afirma/gana/250000/euros/anuales/elpepucul/20110121elpepucul_5/Tes )

En la defensa de los privilegios siempre se es sincero. Uno cree que se los merece y la cultura burguesa le anima a que se lo crea. ¿Es sincero Zapatero? ¿Es sincero Rajoy? Claro que sí, los dos siguen consignas y están convencidísimos de que lo que hacen es lo mejor que se puede hacer. Y, mire usted, si no es así, da igual, porque yo defiendo lo mío. El privilegiado siempre tiene razón y al que le cuesta más imponerla, la razón digo, es al hombre común.

¿Y por qué hay dos burguesías? Bueno, haciendo honor a la verdad, burguesías hay muchas, y las fronteras entre ellas son elásticas y porosas. Pero, básicamente, los dos grupos principales tienen dos visiones ideológicas ligeramente diferentes de cómo extraer la mayor plusvalía posible del trabajador. Los ultramontanos fomentan la avaricia con peineta y abanico, para no sofocarse, y los progresistas la avaricia con traje futurista y aire acondicionado, que siempre termina estropeándose, como el brazo, de tanto darle al abanico.

Lo mismo nos da, que nos da lo mismo. Los unos y los otros robarán la plusvalía a los trabajadores y la intensidad del robo dependerá estrictamente de una sola cosa: la lucha de clases. La lucha cotidiana. Por eso los dos quieren lo mismo: que se vote y, una vez depositado el voto, no se luche todos los días para defender derechos elementales. ¿Pegaban más fuerte los "grises" o los "antidisturbios"? ¡Qué pregunta! Ahora el dolor es democrático, aunque por ingeniería social siempre afecte más a los de siempre. ¿Qué se puede hacer? Las leyes las hacen ellos y son democráticas, así que, a acatarlas. ¿O no? Todo ser racional distingue siempre entre lo legal y lo legítimo.

Por favor, no se priven los unos de organizar procesiones y romerías, y hasta ofrendas a estatuas, ni los otros de amañar concursos para jovenzuelos descerebrados y puterío intelectual finísimo. Organicen, organicen. Hasta en el amor adolescente el embeleso dura solo un rato.

Quien dibuja alegorías de muerte e insinúa delitos, es capaz de pensarlos y en su caso,hacerlos. En el pasado, gentuza como este david, ya lo hizo, golpe de estado y dictadura. Ahora no debemos ni hacerle caso, ni darle cobijo, ruego a Juan Cruz, elimine el comentario.Si los insultos estan prohibidos, esta injuria, este insulto moral,que califica al letrinero que lo vomita, debe ser retirado del blog

Hola Juan. Me ha gustado tu artículo de hoy "Lugar común la muerte". Comprendo que es difícil ser omnicomprensivo,sin embargo he echado mucho a faltar inevitablemente el recuerdo a la mirada tan especial de José Agustín Goytisolo. El también se siente y mucho como "gente que no muere". Mi hijo pequeño cuando canta su poema "El lobito bueno" me lo recuerda a cada instante. Un abrazo.

Que le cuenten el chiste del enano de Castilla.

La luz no es blanca, se descompone al atravesar un prisma. Yo veo un PP descompuesto de corruptos, ladrones, meapilas, codiciosos, que ya fue todas esas cosas, sigue siéndolas allí donde le dejan , y que espera la siguiente oportunidad para ejercer de lo mismo. A quién no veo es a Aznar, Ansar, Asnar o como quiera que se llame ese mal imitador.
Saludos.

MAESTRO CRUZ
Después lees las declaraciones de ese demócrata¿¿¿¿¿ de Oreja y te empiezas a imaginar un país con unos ajustes brutales (pregúntenle a Cameron) y a Rouco asesorando en temas de libertad individual,a un Trillo asesorando en temas de justicia y defensa,a Camps de ministro de economía ó de ministro de protocolo y fiestas patrias y a Mata de ministro de deporte(por su experiencia en construir el Palma Arena ó de ministro de agricultura a Fabra por su experiencia en pesticidas homologados
Saludos Paco

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0148c7e1c7b2970c

Listed below are links to weblogs that reference El que se tiene que ir y no se va:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal