Por qué se prefieren los trajes a cualquier otra cosa

Por: | 12 de febrero de 2011

La pregunta no es retórica ni obedece a ironía alguna. Responde a una curiosidad genuina. ¿Para qué querrían los políticos valencianos, incluido el presidente de la Generalitat, tantos trajes? ¿Por qué eligieron, entre todos los regalos que seguramente estarían a su disposición, las vestimentas gratuitas de las que se beneficiaron sus respectivos armarios? ¿Por qué no rechazaron esos regalos y reclamaron otros? ¿Por qué los aceptaron, en todo caso? ¿No tuvieron nunca duda de que ese regalo persistente respondería quizá a una voluntad explícita de compras de sus voluntades administrativas? Y, por cierto, ¿dónde están los trajes? ¿Los siguen usando? ¿Están aún en sus armarios? ¿Forman parte de alguna donación a un museo hipotético de trajes regalados, o de trajes, simplemente? ¿A qué se debe la reiterada voluntad de quitarle importancia a los regalos de los trajes, por parte de las personas a las que fueron regaladas estas prendas y también por parte de las jerarquías del partido al que pertenecen los señores regalados? ¿Por qué los trajes siempre fueron para hombres? ¿Hubo algún traje para mujer? ¿No hubo en esta trama nadie que pensara en otras prendas? Es cierto que hubo regalos, o de eso se habló, para la señora del presidente Camps, pero, ¿llegó a recibirlos? Y si fue así, ¿llegó a devolverlos? Estuve en la tienda de donde salían algunos de esos trajes, ante el Estadio Santiago Bernabeu. No compré nada, ni nada me regalaron, por supuesto, pero me imaginé allí las dudas que toda persona tiene ante su propio armario: qué traje he de usar hoy. Y, sobre todo, ¿para qué usar traje? Imagino esas dudas, pero los veo tan bien vestidos, con sus trajes, a los políticos valencianos implicados en este asunto, que me hago cargo de la satisfacción que debía darles que les vistieran otros, y gratis.

Notas: A Emilio González Déniz: he dicho en el Diario de Avisos, y lo diré mañana en La Provincia de Las Palmas y en La Opinión de Tenerife qué pienso de la ignorancia que manifiesta el Parlamento regional al designar, ¡por unanimidad!, al científico Blas Cabrera para protagonizar el Día de Las Letras Canarias de 2012. Veo que tú has dicho algo parecido en la prensa regional hoy. Pues eso pienso: falta de ignorancia.

A Pilar Garvona: No, no he borrado tu comentario. Debe haber algún problema técnico, lo siento. 

Hay 22 Comentarios

No tengo intención de responder a sus provocaciones pero aunque quisiera no podría porque no tiene ningún sentido lo que escriben sobre mis comentarios.

Ah, un apunte imprescindible sin el que estaría incompleta mi comunciación anterior... Yo, donde no se me quiere, no permanecería ni un segundo más. Por dignidad. Sí. Por pura dignidad. Pero, claro, entiendo que para algunos ésta representa a un santo que no se celebra ya.

Cuando veo ese empecinamiento en volver, una y otra vez, sobre la misma cuestión, de estos espontáneos foreros, presuntamente marginados en una especie de “injusticia histórica” de la que parece depender la libertad de expresión, no ya de este blog, o de este diario, sino de todo un país y acaso del mundo entero –según se desprende de su plañidera insistencia-, provocando –no entiendo que se pretenda otra cosa con esa cerril y persistente cantinela- un eterno “diálogo de besugos” que a nadie aprovecha y cuyo fin último es una absurda pérdida de tiempo. Cuando veo que primero lanzan la piedra y después esconden la mano, y cuando el cristal está roto se quejan de que entre el frío de la calle; quiero decir que infringen a propósito las reglas del juego y después protestan airadamente cuando se les saca tarjeta roja y tienen que abandonar el campo. Prostituyen la relación contractual, claramente sinalagmática, y luego la quieren limpia de polvo y paja y en vigor. A saber: quien entra en este blog está aceptando sus normas, pero boicotearlas de manera irrespetuosa, burlarse de su titular y demandar que encima se respete a quien comete tales tropelías, eso no se le ocurre ni al que asó la manteca. Ello me lleva a recordar aquellos versos de Sor Juana Inés de la Cruz:
Hombres necios que acusáis
a la mujer, sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.
Con esa misma ceguera están arremetiendo no solo ya contra el titular del blog sino contra todo aquel que no comulga con las incalificables (no en términos morales, sino en un sentido propio, dado que en tanto absurdas ni se comprenden ni, en consecuencia, se prestan a calificación racional alguna) acciones de los boicoteadores, que se desvían capciosamente del asunto planteado, rompen la armonía de un discurso compartido entre nobles participantes que no tienen por qué soportar sus desatinos extratemáticos, y, por si no tuvieran bastante, tornan lo que es incuestionablemente blanco en el reducido negro de sus caprichos. Una burda interpretación torticera de lo está a la vista de todos, que solo busca crear mala conciencia a propósito de la presunta marginación a la que dicen estar sometidos. Pero ¿quiénes son aquí los intolerantes? ¿Quiénes los manipuladores? De ahí la pertinencia de la redondilla sorjuanesca, fundamentalmente no para convencer a tan hostiles visitantes –misión imposible al día-, sino para que, ya que han venido, sepan de nuestra generosidad y no se vayan de vacío a sus blogs cavernarios y, de paso, pongan algo de cultura en sus desiertos caletres.

Este comentario ya ha sido publicado anteriormente el 12/02/2011 20:37:52.Nuevamente el 12/02/2011 23:01:18. Sigo sin “estar muy seguro” del porqué de su eliminación, por eso vuelvo a publicarlo.

Desde luego es el primer blog que leo en el que se suprimen unos comentarios con el pretexto de que son anónimos(?), siendo como es aquí que todo quisque es anónimo y sin rostro, aunque se llame Vicente García o Perico el de los Palotes.Solo faltaba fechar "un día de los blogs" para que el mundo no dejara de acercarse a lo hortera, noño e infantil que da la vida.Realmente encuentro absurdo escoger el principio de la censura, eliminar a los que no piensan igual que la grey (no digo ya a como lo hace uno mismo), viendo para colmo a los afines al patio encantadísimos de ver cómo han sido fulminados los anónimos(¡¡¡), con la amenaza de que así aparezcan de nuevo así se hará siempre...Se ve que molestaban.Desde luego se puede inventar cualquier cosa en Internet, está demostrado y comprobado que cada día nace una nueva barbaridad a la que asentimos con gusto y a la que hay que apuntarse,pero esto es lo último que conozco en la Red, un campo sin vallas ni puerta.No leeré aquí nunca más de un periodista que se queje cuando, por poner ejemplo, un Mariano Rajoy no quiera contestar a preguntas que les dirigan los periodistas; no quiero, querré pensar entonces, para alejarme de la locura ambiente, que Mariano puede tener el derecho de no contestar porque con esos periodistas preguntones pasa que no ha comido en su vida, porque son unos desconocidos, siendo lo más escandaloso no saber de qué madre o padre proceden.Un absurdo más, pero no será el último que lea ni escuche.¿Quién ha dicho que el mundo tenga que ser verosimil, coherente o razonable? ¿Quién ha dicho que alguien tenga que ser gracioso? ¿Quién ha dicho que Internet tenga que dejar de ser anónimo? Está bien censurar los insultos o malos modos( me temo que el mío esté catalogado en estos últimos), pero no creo se tengan que escapar lo malsonante de la grey afín, que sí se escapa por esta vez y han demostrado alguna otra vez más el contento de hoy y mañana y siempre ante actos como este.Y eso que también son anónimos...

Qué maravillosa forma tiene usted de poner en blanco y negro lo que muchos pensamos, me gustan mucho sus artículos, pero éste me ha encantado, y a quien le duela pues que se sobe ¡Aplausos!

Juan no te preocupen dónde andarán los trajes del valecianet pinturero y mangón, los han borrado y se los han llevado los de "seloque borrasteis". Qué guapos van por esa su playa vestidos de valenciano, tan pintureros que ni fotocopias del propio Camppssss...
Elena Izquierdo, hija, mírate bien esa paja que tienes en el ojo. Para mí que es una viga. Háztelo mirar, mujer.
Los revolucionarios de casino y frijuela que vienen a reventar este blog siguen pasaos de revoluciones. Sin norte ni sur.Tienen menos atractivo sus filípicas que un gazgarrio de acequia. A ver si crecen, carajos. Juan sólo insunúa que le gustaría que en el blog aparecieramos todos "cara a cara" con nuestros nombres como añoranza de lo que podría ser dialogar y aportar sin que nadie se esconda dando cuchilladas verbales irresponsables y del todo estúpidas. Creo yo. Y si no, no.

Antonio, ¿desde cuándo es una actitud dictatorial que una persona exprese una opinión en un blog de un periódico? Hasta ahora lo dictatorial había sido censurarla.

Maestro Cruz

A propósito del comentario del Maestro y de las acertadas en mi opinión razones que esgrime Antonio, dejo este poema que siempre es actual y que refleja una verdad de este país.

España, camisa blanca de mi esperanza,
reseca historia que nos abraza
con acercarse sólo a mirarla;
paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos,
donde sentarnos y conversar.
España, camisa blanca de mi esperanza,
la negra pena nos atenaza,
la pena deja plomo en las alas;
quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada,
cuando se enfrentan al ancho mar.
España, camisa blanca de mi esperanza,
a veces madre y siempre madrastra,
navaja, barro, clavel, espada;
la muerte siempre presente nos acompaña
en nuestras cosas más cotidianas
y al fin nos hace a todos igual.
España, camisa blanca de mi esperanza,
de fuera o dentro, dulce o amarga,
de olor a incienso de cal y caña;
¿quién puso el desasosiego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejó el hambre y se llevó el pan?
España, camisa blanca de mi esperanza,
aquí me tienes, nadie me manda;
quererte tanto me cuesta nada;
nos haces siempre a tu imagen y semejanza,
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.
Blas de Otero,

SALUDOS Y BUEN FIN DE SEMANA
Paco

MAESTRO CRUZ
¿Y por qué los ciudadanos les siguen votando a los presuntos chorizos por todo este país? ¿Estebanización ó intereses espurios para sacar tajada?
P.D.La libertad se gana y se disfruta, no se la mancilla
Saludos Paco

Cuando joven presté "Antología rota"de León Felipe a un amigo (¿amigo?) acratilla -entonces había muchos de estos elementos que iban de izquierdas por la vida pero enn realidad solo eran unos simples caras. Pasó el tiempo y le pregunté si había leído ya el libro. Pareció molestarse y a la semana me lo devolvió en tal estado que se diría había estado en Vietnam con él. Le censuré por el lamentable aspecto que tornable casi inservible el libro, y me respondió que la cultura pertenecía a todos. Y yo terminé la conversación con un contundente: ¡Ahora ya no pertenece a nadie, tú la has destrozado!
Este individuo, José Luis, me recuerda a aquel acratilla: viene y se aprovecha de un espacio ajeno, pretende hacernos comulgar con ruedas de molina, nos da la chapa con una propaganda que no queremos tolerar y que no hemos pedido, y a eso lo llama libertad. Hay que tener cara para llamarse de izquierdas y avasallar de esa manera al prójimo. Flaco favor le está haciendo a los que honestamente creen en la causa que él mancilla con actitudes tan dictatoriales e imposiciones tan distantes de la verdadera cultura de izquierdas. Despreciable, ya digo. Las cosas como son.

Juan, se podrá estar o no de acuerdo contigo, pero nadie te puede discutir tu tolerancia (utilizo el término en la más pura acepción clásica de la Historia del Pensamiento,) tu honradez y tu valentía. Creo haberlo dicho en otro momento y no soy dado a elogios.
No me pregunten por qué esto es así, sencillamente pienso que hay que estar ciego para no verlo.

En una España que va medio desnuda, medio desnutrida, medio deshabitada, medio desempleada, hacer tamaña exhibición de ostentación de veste gratuita, resulta tan inmoral como sisarle el cepillo al cura de una iglesia de barrio. Otra cosa es el reproche penal que merece este individuo por haber traficado con la influencia que le ha dado el pueblo al votarlo. El haber quebrado miserablemente su confianza. El haber concedido favores y dispendios con el caudal del bolsillo ajeno de la Administración. Piensa uno por qué está todavía ahí, como no se le cae la cara de vergüenza, y es duro contenerse, y votar, y pagar impuestos, y ejercer de ciudadano, y no de cafre y echarse al monte y oficiar de salteador de caminos. Individuos insolidarios que corrompen el entramado horizontal de la sociedad civil. Mubaraks provincianos que se benefician de las anchas espaldas de un sistema democrático que parece poder cargar con todo. Teodoros sin escrúpulos que lustran sus brillos sobre las alforjas saqueadas de los pueblos. Sin embargo, para poder mantener la salud, uno recorre al chiste y su relación con el inconsciente, que diría Freud, y ante tanta duda cartesiana, se queda la respuesta contundente de un pobre de los antiguos ante la impertinente pregunta de un pisaverde impenitente:
-¿No tiene usted frío?
-Para qué si no tengo abrigo.
A este paso, y si no le ponemos remedio, solo tomará café el señorito del casino provinciano, mientras que el ciudadano corriente tendrá que conformarse con unos sorbos de achicoria para tener algo caliente en el cuerpo (Paco Rabal en La Colmena), mientras espera en la plaza del pueblo a que lo escoja un manijero para ganarse el jornal.
P.S. Ese empecinamiento con Cuba de algún forero no es bueno en tanto parece una obsesión que nadie estamos obligados a soportar, precisamente si se está predicando lo contrario y se quiere dar ejemplo a gente que rompe la armonía del blog con cuestiones extrañas al asunto planteado. Se quiere ejercer de justiciero pero solo se ve la paja en el ojo ajeno y se ignora la viga en el propio. Lo siento. Yo entro en el blog asumiendo la cuestión de cabecera planteada por su titular, pero no la temática de un tercero que, a fuerza de repetirse, viene a convertirse en columna vertebral del debate oscureciendo la originaria que legítimamente se ha expuesto. Esto también es acabar con el blog. Romper su armonía. Si se trata de colaborar, pues colaboremos todos.

!Que humor¡ SUGERLE LUZMIL, que tristeza personas así.

señor Cruz es usted un pedante que quiere ignorar su insignificante pequeñez. No culpe a otros de lo que la madre naturaleza .eel ha negado a usted.

Con mucho gusto opino sobre tu elucubración en el tema que hoy expones, yo personalmente, entiendo, que en este caso, los trajes nos han servido de ejemplo o insignia, para que veamos la suciedad y la falsedad de este inacabable tráfico clandestino de favores, que se extiende por los cuatro costados de nuestro país, aunque bueno, el corazón también tiene mucho que explicar.
El traje es el atuendo con el que el hombre está más elegante.
Te felicito, Juan, por lo acertado de los temas.
Un saludo

Gracias Juan, me alegra coincidir. Saludos.

Comento sin haber leído el post, y aún a sabiendas de que este comentario será borrado, sólo para informar que he censurado a Juan Cruz. Juro que no volveré a leer nada suyo.
Es hermosa la libertad.

Los trajes son una señera de identidad de los individuos que los visten, son el aspecto exterior de la calidad humana que creen que irradian cuando los llevan puestos, son el arquetipo que los diferencia de otras clases sociales, la evidencia manifiesta de que pertenecen a otro orden social, Los trajes hechos a medida reivindican un comportamiento de onerosidad que obliga al que no va tan bien vestido a mirarse por un momento en el rolex que cuelga de la muñeca del bien vestido, es el uniforme de la fama y de la gloria de haber ascendido al cielo de los elegidos. Los trajes caros camuflan la interpretación del individuo que lo viste, El traje caro es mendaz por etimología, establece un vinculo muy especial con quien lo lleva, es el atuendo del super héroe que ha conquistado su cima a fuerza de musculatura social, es el espejo deformante donde casi nadie quita la vista y es el andamiaje del que cree en la distancia de los hombres. Solo es necesario un perfume caro para conseguir que el traje te eleve al cielo de los dioses de pedernal.
Yo soy alérgico a los trajes caros, me sientan fatal.

Excelente colección de interrogaciones retóricas, por su impagable ironía.

¿Y los zapatos? ¡Eso de los zapatos también da mucha gracia! Tannnnnnto zapato, ni que recorriera este valenciano cuatro maratones diarias, jeje, qué cosas.

Ser pijo es, más que una forma de vestir, pasarse la vida mirando para otro lado. ¡Saludos!

Juan, los "pijos" se manifiestan por el vestido y cuando hablan.
Dan la sensación de tener una goma en la boca.
Salud y Resistir.
PD Sí, el pueblo unido jamas será vencido.

Perdón, tenía que decir Pilar Gorbano. Lo siento.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0147e2873b40970b

Listed below are links to weblogs that reference Por qué se prefieren los trajes a cualquier otra cosa:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal