Como en Berna, pero ganando

Por: | 09 de marzo de 2011

Soy del Barça desde que era un niño; la primera impresión externa que azotó mi adolescencia fue la derrota del equipo en Berna, en la final de la Copa de Europa ante el Benfica, en 1963. Perdió el Barça, por tres goles a dos, después de un partido accidentadísimo que se jugó, como ocurría entonces, cuando aún había luz natural. Estuve lamentando esa derrota durante algunos días, y la vergüenza que produjo en mi ese fracaso futbolístico me hundió la moral hasta límites que hasta entonces no había conocido. Anoche pudo pasar una tragedia similar, pero tantos años después. ¿Qué tiene el fútbol que nos hace conservar esos sentimientos de pasión, derrota y victoria sucesivamente, y siempre con la misma intensidad con que uno lo vivió el primer día? Anoche pudo ocurrir perfectamente lo mismo que pasó en Berna: un equipo que se defiende bien, y que tiene como aliados la suerte e incluso la paciencia tozuda de atrincherarse, y delante hay un conjunto que trata de abrir espacios, lo logra finalmente, y en un momento determinado cae en el pozo de su propia mala suerte, agigantada por ese cabezazo inadecuado de uno de sus mejores futbolistas. Se heló el campo y nos helamos nosotros, los que lo veíamos en casa y tenemos esa pasión que dura desde la adolescencia; cuando acababa el partido y el resultado era próspero, se rozó otra vez el drama, y fue Mascheranno, que acabó cojo en ese lance precisamente, quien salvó a Valdés de un nuevo gol que hubiera sido decepcionante y decisivo. Finalmente, el Barça se salvó, tras un partido que ahora recordaremos como se recuerdan, en este plano de la vida, las gestas heroicas alimentadas por un sentimiento del que quizá los futbolistas no son conscientes, pero que resulta de las metáforas que desata ese deporte: todo el conjunto parecía batallar para que Busquets no lamentara toda su vida aquel cabezazo voluntario pero erróneo que dejó a Valdés (y al equipo) sumido en los abismos de la derrota. Cuando acabó el partido me llamó Manuel Vicent, el escritor mediterráneo, que a mediodía me había dicho que era del Valencia, del Villarreal y del Barça, por ese orden, y que anoche era del Barça en primer lugar. "¿Por qué ha de ser siempre el Barça un equipo al borde del drama?" Entonces no le respondí, me fui a escribir; pero ahora lo digo, es porque tiene instalado en el alma el espíritu de Berna. Lo que pasó es que anoche fue al revés, ganó la eliminitaria, pero nos dio un espectáculo parecido, de lucha y de patetismo. Hasta que celebraron el pitido final del controvertido árbitro y respiramos como si hubiéramos ganado, todos, la victoria del año. Vendrán más partidos así, pero lo que tiene el fútbol es que siempre parece que vamos a vivir una pasión nueva y definitiva. Es lo bueno del fútbol, por cierto, que lo de siempre es siempre una novedad. 

Hay 30 Comentarios

El Colectivo Documentalistas seguimos constatando que en este blog se ejerce una feroz y sistemática censura política contra la izquierda. No estamos dispuestos a consentirlo.
¡NO A LA CENSURA!
Abrazos, camaradas.

[Comentario recuperado]

Habrá quien diga que su adolescencia fue azotada por la visión de las bragas de la vecina, mucho más mayor que él y en su mejor momento lascivo, percibidas fugazmente mientras subía a toda prisa por la escalera de un inmueble construido para festejar los XXV Años de Paz. Otro dirá que el azote vino de la impresión que le produjo ver a su madre agonizante, con el vientre destrozado por las balas de un helicóptero americano lanzadas a ritmo de rock and roll. Pero para Juan, y quizá de ahí viene su singularidad, la primera impresión externa que golpeó su adolescencia fue la derrota del Barça en Berna. Teniendo en cuenta que hundió su "moral hasta límites que hasta entonces no había conocido", debió marcarle mucho. El temor irresistible de Juan ante la posibilidad de que anoche ocurriera una "tragedia similar" me hace sospechar que la marca fue indeleble y que está condenado a llevarla hasta la tumba. Quizá tenían razón los curas cuando decían que ciertos espectáculos pueden llevar a la perdición. Mientras la vecina hace mucho tiempo que se marchitó y la madre ya no es más que un pequeño esqueleto, la mercancía consigue mantener incólume su particular fetichismo: el espectáculo florece una y otra vez, lo que fue derrota se convierte en victoria y Juan puede imaginarse que vive una "pasión nueva y definitiva". Todo un ejemplo para los adolescentes.

En España, el espectáculo franquista continúa y hasta intenta renovarse: antes Rumasa, ahora Nueva Rumasa. Además, hoy El País nos ofrece una función muy bonita: las cartas que dirigió un facineroso de casa noble, como es normal en una monarquía, Ruíz Mateos, marqués de Olivara, a algunos de los hombres más poderosos del país, unos banqueros, como es normal en un capitalismo. Dice El País que las misivas son la prueba del engaño. No sé si el periódico, en su afán por el espectáculo informativo, habrá caído en la deducción elemental: si las cartas son la prueba del engaño y los destinatarios saben leer, los destinatarios son cómplices del delincuente. Dado quiénes son los destinatarios y quién es el remitente, que fueran cómplices también sería normal. Esperemos que la Justicia, a la vista de la información (o del espectáculo), inicie el correspondiente procedimiento contra los cómplices, entre los que se encuentra, si es verdad que el marqués le puso al corriente del entramado como dice una de las cartas, el propio presidente del Gobierno. Siendo el escribiente de casa noble, ¿lo sabía también el rey? Si la Justicia lo investigara, quizá lo averiguaría, pero eso en un capitalismo monárquico ya no sería normal. Esto sí que es un espectáculo y no lo del pobre Berlusconi. Que nadie se desasosiegue: habrá más. The show must go on.

Publicado por: José Luis | 09/03/2011 21:49:26

Como en Berna?

Satrústegui, Santillana, Quini, Arconada... Pues no. Usted disfrazado de Messi. Eso es ser moderno y lo demás, mandangas.

- Mamá, ¿me vas a seguir queriendo si no pienso como tú ?
- Por supuesto.
- Entonces soy de Nacional, y mi abuela está en el cielo.

Ayer fué día de doble festejo en resultados de fútbol.En Uruguay no solo he sido, ahora SE IMPONE SER DE PEÑAROL MAS QUE NUNCA por convivir con el Vicepresidente. Pero se tolera bien y si no TAMBIEN admirar al BARZA estar registrada en su web, recibir entonces sus notas. Y festejar "por todo lo profundo de mí sus -casi siempre- buenos resultados". Ya registré a mi sobrino menor -21 años- porque, también aurinegro-de peñarol- demuestra cada vez más interés y admiración por los culé.
Fuera de esto temo picar el campo con una pregunta: ¿EXISTE EN LA MUJER UNA PASIÓN AL MISMO GRADO QUE PARA LOS HOMBRES ES EL FÚTBOL?...
SALUDOS URUGUAYOS, RENÉE DOMÍNGUEZ

Los que hemos jugado al fútbol y amamos este maravilloso deporte, tenemos que felicitar al Barça. Fue infinitamente superior al Arsenal. Todo lo demás son tertulias de café y desconocimiento o fanatismo barato. Como decimos por Canarias: falta de ignorancia.
Y que conste que soy del Tenerife y del Madrid.
Saludos deportivos desde la isla del Teide.

Puedes tener razón, juanjo. A mí me encantaba antes el Barcelona. Cuando jugaba en Europa hasta me emocioné con el golazo de Ronald Koeman en aquella mítica final. Me gustaba Guardiola, Bakero...de verdad. Lo que pasa últimamente es que la soberbia se ha hecho dueña de club y afición, y repito, hay elementos extradeportivos en la trayectoria de ese club que no me gustan nada. Tal vez a eso se deba el efecto psicológico de que el Barça, actualmente, me caiga muy mal.
Por cierto, los únicos que no son soberbios son los jugadores y el entrenador, pero el entorno...pufff

Para los que se preguntan como pueden criticar a un Barcelona que juega como los ángeles:
Pues esto es un efecto psicológico que se basa en la incapacidad para aceptar una realidad ... por una baja dignidad y ética con sigo mismo y los demás ... es decir el síndrome del fracasado ... y muchos seguidores del madrid siguen esta corriente y ademas periodistas con etica se ven arrastrados bajo la premisas que genero el experimento de Milgram... en esencia personas q dan pena.

¿qué tendrá una que, habiendo mamado el fútbol desde pequeña a fuerza de tener un padre asturiano fanático de San Lorenzo de Almagro, nunca me ha enamorado?
El fútbol es una pasión que hace narrarlo en poesía; que se lo reflexiona en teorías metafísicas "tiene instalado en el alma el espíritu de Berna"
Buscaré una pasión que me haga escribir así
Relato absolutamente disfrutable de una pasión envidiable
Bibiana Fernández Simajovich

Qué feo estuvo eso de conectar el riego del césped tras el partido. Que tal gesto parta de una descontrolada minoría de la afición, es también feo, pero casi inevitable. Que parta del mismo club...sin palabras. Al Barça le viene grande la Copa de Europa, para ganarla y para perderla.

Visto está que el gran juego que exhibe el Barça dia sí y dia también levanta recelos en amplios sectores, mayormente madridistas, que argumentan ayudas arbitrales a su favor. Una de dos, o estáis cegados por vuestro fanatismo o no entendéis un carajo de futbol. Las dos factores juntos se deben dar, además, en muchos casos. A mi me parecen una irresponsabilidad tales afirmaciones, cuando la superioridad del Barça, como en el partido de ayer, fue clarísima. Juan Mari, relajate nene y disfruta del espectáculo. Yo disfruté de verdad del futbol del Madrid de la Quinta del Buitre y de los galácticos con Zidane, Ronaldo y cia., y al ver entonces a mi Barça, pues que quieres que te diga, ni fu ni fa...un poco como ahora el Madrid. No se si es que no tienes ni idea de futbol o resultas ser mas forofo que Mendoza, pero bueno, que se puede esperar de un elemento que dedica su tiempo a escribir un blog sobre el R.M. Me compadezco de ti, que vida mas triste....Es lo que tiene ver la paja en ojo ajeno y no ver la biga en el tuyo. No seáis resentidos madridistas, al final del futbol no se come y cada dia, el que puede, tiene que ir a trabajar....

El Arsenal ¿es ese equipo que dicen que juega como el Barça? Nunca he visto al Barça jugar así. El Arsenal jugó como el Inter el año pasado: mal, sucio y perdiendo el tiempo mientras el resultado le era favorable.
Al Inter, el año pasado, le regalaron la eliminatoria: un gol del Inter en claro fuera de juego en Milán, un gol legal anulado al Barça en Barcelona. Lo entrenaba Mourinho.

Mucho madridista en este blog con la vista sesgada: ninguno de ellos vió el penalty a Messi, el gol anulado injustamente en el partido anterior y sobre todo lo más importante que el Barcelona fué infinitamente superior al Arsenal quien no tiró a portería en todo el partido. En fin qué le vamos a hacer, este Barsa marcará un época, mientras os queda el consuelo de escuchar a un sr. tan prepotente y soberbio como Mou.

Hay un récord que también bate este Barça actual de datos memorables y envidiables cifras y que está pasando bastante desapercibido para los cantores notariales de sus increíbles hazañas. Raro es el partido que no acaba jugando en superioridad numérica contra sus respectivos adversarios. En cuanto la cosa se pone bien fea para sus intereses, siempre llega un árbitro caritativo que se suma entusiasta a su cruzada inventándose una sorprendente expulsión que empaña el sentido de la justicia y que deprecia y adultera uno de los campeonatos más prestigiosos del mundo.
Y ahí, con superioridad numérica, es cuando comienza a crecerse, a gustarse, a desbordar por la izquierda y la derecha, por el centro y por los laterales el Barcelona. Lo sufrió en el partido de ayer el Arsenal, como lo denunciaban con toda la razón del mundo su entrenador y sus jugadores al término del encuentro, pero es que el Barcelona ya juega tan habitualmente en superioridad numérica que no hay duda de que en lo que respecta a estas lides, sí que es el mejor equipo del mundo. Seguramente es porque sabiendo que eso sucede tan frecuentemente (lo advirtió Maurinho esta misma semana) ya ensayan estos partidos desparejos en sus sesiones de entrenamientos igual que se ensaya una tanda de penaltys.

***

Aparte del expulsado injustamente, tampoco jugó Cesc a pesar de salir cual fantasma al terreno de juego, ocupando una plaza en el once inicial del equipo inglés. Miento, en realidad, sí se le vió. Fue en la jugada del primer gol azulgrana que surgió precisamente de un precioso taconazo suyo entregado a un rival. Se ha probado -y le han colocado a la fuerza- tantas veces a Cesc la camiseta del Barcelona en público y en privado, que es natural que ayer sufriese un lapsus en el transcurso del encuentro y no supiera con certeza qué camiseta defendía en realidad, si la del Arsenal o la del Barça, como nos pareció a todos. Afortunadamente Cesc tiene tantos amigos en el Barcelona que al poco tiempo de este gol propiciado por su artístico taconazo, su colega de selección Busquets devolviéndole el favor decidió rematar en el lanzamiento de un corner contra su propia portería al más puro estilo Santillana, dejando a Puyol y Piqué bastante boquiabiertos en la grada. Eso es compañerismo con Cesc. También la demostración de que si los centrales titulares del Barça se lesionan tienen un central que ofrece todas las garantías del mundo, como se ha repetido en las previas del encuentro.

***

Sorprendentes también las declaraciones del educado y elegante señor Guardiola en los prolegómenos del encuentro acusando al entrenador del Arsenal de no desvelar con sinceridad qué jugadores del Arsenal estaban disponibles para jugar tras los problemas físicos sufridos en las competiciones domésticas inglesas de Cesc o Van Persie. Es curiosísimo que Guardiola, que no le perdona a Wenger, que el pasado verano no aceptase gustosamente desprenderse de Cesc, se crea en estos tiempos de entrenamientos a puerta cerrada con el derecho a que el entrenador del equipo adversario le comunique a él con antelación al partido tanto el parte médico de sus jugadores como la alineación que sacará a disputárselo. Pareciese que a Guardiola no le bastase con tener en su equipo a Messi, ocho campeones del mundo y la impepinable ayuda del árbitro para sacar los partidos adelante. Exige también a los entrenadores contrarios que le faciliten la alineación para que él pueda plantear mucho mejor los encuentros. Menos mal que no le pidió al entrenador foráneo que le soplase también a priori los detalles tácticos y la estrategia que pensaba utilizar en el transcurso del encuentro. Natural que Wenger al término del encuentro cuando se le acercase a saludarle le mandase el recado de que felicitase de su parte al árbitro. Por cierto, vimos en la celebración de los goles por parte de Guardiola, de una forma harto aparatosa y saltarina, que parece que ha superado definitiva y milagrosamente sus problemas cervicales. Nos alegramos.

http://diariodeunmadridista.blogspot.com

Yo sí me acordé, Dumi, aunque aquí no dije nada. Saludos.

Soy del Real Madrid desde que era un niño, acaso porque era de las pocas cosas de las que podías sentirte orgulloso de este país cuando te medías con otros países.
Lo de anoche fué más de lo mismo. El Barça jugando contra diez injustamente, el Barça marcando de penalti, en fín, más de lo mismo. A Alvez lo tenían que haber expulsado, es lo contrario de lo que se puede esperar de la nobleza de un deportista. Encerrona al Arsenal, pero ya estamos acostumbrados, desde hace tiempo, al trato privilegiado que se le da a un club politizado. No os preocupeis, el Real Madrid os espera en la Copa de Europa, esa competeción en la que aún estais a la altura del betún. El fútbol, es esto, pasión sin hipocresías.

Sr. Cruz:
Una puntualización. La final que menciona, corresponde a la temporada 1960-61. Con un resultado final de 3-2 para el Benifica. Para llegar a esta final, en octavos el Barcelona se clasificó a costa de el Real Madrid, con aquellos arbitrajes de infausta memoria para los blancos, de los britanicos Mr. Ellis y Mr. Leafe, donde este último anuló tres goles al Madrid, en el partido de vuelta, dos de ellos injustamente. Al final del choque, Di Stéfano, con un punto de amarga ironía, declaró: 'Deseo al Barça que no tenga nuestra desgracia'. Pues la tuvo.

Sr. Cruz,

Me encanta leer sus artículos. Felicidades por transmitir tanto en tan poco espacio y por hablar del Barça como un aficionado respetuoso con el equipo y con los demás. Otra lección de sabiduría futbolística.

Los que sentimos pasión por el fútbol lo disfrutamos y lo sufrimos. Es un acto más de la vida. Y es cierto lo que dice Juan, que todo parece haberse vivido ya pero que siempre es una novedad. Esos momentos en los que la adversidad te da un baño de agua fría (con un gol en propia meta, por ejemplo) se contraponen con otros de éxtasis colectivo cuando el equipo logra remontar la situación desdichada. Son sensaciones que vivimos en nuestra vida diaria, en nuestras relaciones familiares o profesionales, pero que cuando ocurren dentro del fútbol tienen un plus emocional difícil de explicar. Anoche volvió a ocurrir.
Lo demás, el arbitraje con sus rigurosidades de expulsión, con sus posibles penaltis en una u otra área… son ingredientes para la tertulia puramente futbolística. Igual que los comentarios que siempre tratan de justificar la victoria o la derrota con esos argumentos manidos. ¿Cómo se puede hablar de arbitrajes, decisiones discutibles o gaitas escocesas cuando sobre un campo de fútbol se derrocha tanto arte, tanta genialidad? Hay que ser muy mezquino para ello. O no gustarte el fútbol; pero el FÚTBOL con mayúsculas, sin colores, escudos ni banderas.

omg párrafos pls :(

Maestro Cruz
Tienes toda la razón Dumi y nadie te deberia insultar por decir una verdad.Un cordial saludo y mi solidaridad y apoyo a una causa tan justa.
Saludos Paco

Quizás no debo asombrarme ya de muchas cosas, ayer nadie recordó que era 8 de Marzo, martes de Carnaval, y de paso El Dia Internacional de la mujer trabajadora, me extrañó repito que no se hiciera mención porque las mujeres tenemos aún un largo camino para esa igualdad, tenemos un techo de cristal que nos hace ver lo de arriba dónde nunca llegamos aún, existe una violencia f´sica contra nosotras, nos matan, quizás porque creen que somos suyas, en el tercer mundo es escalofriante lo que debe pasar una mujer, con Burka o sin él, pero bueno, aún no jugamos al futbol, supongo que todo se andará, y ante un dia que debe existir para que se recuerde que hacemos el doble y no conseguimos ni la mitad, me encuentro que la angustia por si gana o pierde el Barça es superior a tener en cuenta que somos muy buenas en la Portería parando "Bolas".
Así que tendremos que exprimirno más para que los hombres vean que los que no sucede a nosotras es cosa de todos,incluso del Barça.Pues era eso lo que quería decir. Vale.
Y claro ahora me empezarán a insultar ,para no variar ,porque no tienen bastante insultando a la madre del árbitro.
Total si nos matan hoy o mañana que más dá somos mujeres, mujeres anónimas, no Rania o Noor de Jordania, verdad?

Maestro Cruz
Hoy después de la épica, al oír un resumen de lo dicho en las radios y televisiones de Madrid, por incluso colaboradores del diario AS.Quiero manifestar que lo que vimos ayer, es solo fútbol, nada más y que tomen tila.
Saludos Paco

Enhorabuena.

Llevaba mucho tiempo desconectada del fútbol, hasta que empezó el clamor de la selección y me asomé de nuevo, a ver qué pasaba. Reconozco que me enganché al equipo de "La Roja" con esa pasión que comentas. Me di cuenta, entonces, de que había mayoría del Barça, y de que es un equipazo. Pero en mi casa éramos del atleti (de Madrid). Nunca me importó mucho, pero si había que ser de alguno, yo tenía muy claro donde tenía que estar. Mi hermano y yo jugábamos al fútbol en el pasillo de mi casa. Los extremos eran las porterías. El era del Betis porque tenía un babi de rayas verdes y blancas y yo tenía un babi blanco. Me decía: Tú eres del Elche (supongo que el Elche tendría la camiseta blanca). Cuando de mayor me di cuenta del detalle me partía de la risa. Nunca metí mucha caña con este tema, no me va demasiado, pero mis hijos fueron también del atleti, y un día siendo uno de ellos muy pequeño, me dijo: ¿por qué nosotros siempre tenemos que ir con los que pierden?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e5fbdd835970c

Listed below are links to weblogs that reference Como en Berna, pero ganando:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal