El éxtasis

Por: | 19 de agosto de 2011

Uno de los análisis más ponderados y, desde mi punto de vista, más lúcidos que se han hecho de la presencia del Papa, pero no en España, en la sociedad en general, fue el que publicó ayer en El País Juan Arias. No es extraño. Arias, que ahora es corresponsal del periódico en Brasil, fue uno de los más destacados analistas del Concilio Vaticano II; escribió crónicas apasionantes de aquel momento crucial del cristianismo católico en el diario Pueblo, y luego fue durante años el periodista que contaba los secretos del Vaticano en las páginas de El País. Siguió las visitas de los sucesivos papas por el mundo, y escribió libros muy lúcidos sobre la política vaticana, además de otros que tienen que ver con la felicidad, la soledad o la escritura, a partir de experiencias que él ha compartido con otros. Es un hombre noble y muy bien informado, un poeta del periodismo, pues aquilata los adjetivos como si éstos hubiera que comprarlos en farmacias para usar muy delicadamente. Así que no resultó extraño que, coincidiendo con esta visita papal, fuera él quien pusiera de manifiesto las contradicciones que la conducta de Benedicto XVI y de sus antecesores plantea con respecto a la conducta de Cristo. El Vaticano es un Estado, persigue a los pecadores por pecados que no existían en la mente de Cristo, y se manifiesta en contra de libertades contra las que no habló nunca el fundador del cristianismo. Tenía en mente ese artículo cuando vi por la noche las imágenes del éxtasis que manifestaban vivir jóvenes de todo el mundo en el Madrid abarrotado de catolicismo. Y me pregunté del origen de ese éxtasis, la razón por la que un hombre provisto de esos ropajes que vienen a ser una usurpación de la sencillez que Jesús predicó desata entre los cristianos una admiración que debiera ser recóndita e íntima y ser referida, tan solo, al Dios en el que creen y al Cristo que está en la esencia de su fe. Reitero aquí, desde mi agnosticismo, el respeto que me producen todas las creencias que no comparto, y desde ese respeto me hago esas preguntas sobre el origen verdadero del éxtasis que anoche retransmitía la televisión.

Hay 30 Comentarios

No estoy de acuerdo con usted. Y me fastidia porque lo considero inteligente. Decir que el análisis de Juan Arias de la visita del Papa es “ponderado” (que procede con tacto y prudencia) es lo más alejado de la realidad de todo lo que he leído sobre lo escrito por Arias. En cambio, sí estoy de acuerdo en lo de “lúcido”, pero es que en Arias si es “lúcido” no puede ser “ponderado”. Arias en este tema es radical, nunca “ponderado”.

Mire; a usted le pueden producir “respeto” todas las creencias, y está en su derecho. Ignoro si es sincero o actúa con hipocresía en aras de lo políticamente correcto, eso allá usted y su conciencia.

A mí no me producen ningún respeto ninguna de las religiones monoteístas. Digo “religiones” no practicantes o seguidores. Ninguna de ellas. Me producen solo un vomitivo rechazo, y el más terrible horror.

Yo tengo familiares asesinados por estos que ahora a usted le producen “respeto”. Eso fue en la guerra civil, Fueron asesinados por ateos y herejes, aunque disfrazado como asesinatos “políticos”. Muchos lo fueron por su ateismo. Y usted lo sabe muy bien.

Comprendo que muchos pueden alegar que no tengo pruebas, más allá de toda duda razonable, que dirían, de que fueron asesinados por su ateismo. De acuerdo. En cambio les puedo mostrar otras pruebas, esta religión “respetable” asesinó, lo ahorcó, y eso sí es demostrable, a un maestro por hereje el 31 de julio de 1826. Ayer como quien dice. Se llamaba Cayetano Ripoll. ¿Me quiere explicar usted porque carajo tengo que “respetar” a estos tipos? No quiero mencionar que quien ha venido ahora como Papa, antes como responsable del Santo Oficio, en plata, Inquisición, ha estado a punto de santificar a uno de los mayores pederastas de los que hemos tenido noticia. ¿respeto? Y una mierda.

Me acongojo al ver las criticas por que el Papa (la iglesia) se meta en asuntos de España (aborto, bodas gais, educación, etc..), pero nosotros tenemos derecho a opinar sobre cualquier País si sus costumbres nos parecen incorrectas con nuestra forma de pensar o costumbres (no pongo ejemplos por lo delicado del tema).
Lo raro de la estaxis, es que no fuera debido al botellón o las drogas como estamos habituados a ver últimamente en España, ver tal magnitud de gente joven pasárselo bien sin que los servicios de urgencias estuvieran repletos y los vecinos no se quejen de la cantidad de excrementos y orín que suelen acompañar tales concentraciones, ver gente con la sonrisa puesta y no con gesto ido, ver respeto y convivencia, ver conversaciones y escuchar, ver gente cogida de la mano como cuando éramos niños, sin miedo pero con respeto. Es una pena que nuestros jóvenes ateos (NI NI) no tengan estas cualidades (no todos), que solo vivan para vivir, para la fiesta, para el dejar paso que voy, y que no tengan futuro (que aun no se andado cuenta aunque lo intuyan), es para tenerles envidia, pero no les tenemos envidia, ya que tenemos nuestros macro conciertos, los sanfermines, macro botellones, copas los jueves viernes y sábado, los mega mercados para comprar las ilusiones, pero cuando nos quedamos solos y no tenemos un ordenador para chatear, nos damos cuenta que nos falta ese estaxis.
Creemos en el bigban, en el psoe, en la república, en chueca, en vivir, hay quien cree en IU y en el 15-M, tenemos gente que cree que no cree en nada, pero creer, creemos todos de una forma u otra.

Brilhante o artigo do Juan Arias. Está aqui:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/pecados/Vaticano/elpepiopi/20110818elpepiopi_4/Tes

Estoy de acuerdo con vd, en que es uno de los mejores comentarios que se han escrito sobre estas jornadas. Magnifico y lúcido. Si esta en su mano Sr.Cruz, felicite al Sr.Arias. Y también darle las gracias por sus comentarios de todos los dias. Saludos

Una de las muchas contradicciones que tiene la jerarquía vaticana, es que se pasa la vida exigiendo -porque exigen-, respeto a sus creencias, mientras ellos no respetan a los que no piensan igual. Es insoportable la presión que ejercen sobre los asuntos civiles.

Me gustaría encontrar el artículo del que hablas, voy a buscarlo. Más que el Papa, a veces tengo la sensación de que los peregrinos han venido a ver a algún tipo de ídolo de masas tipo un cantante o un actor de Hollywood. Porque no es normal, la gente llora, grita... Ese éxtasis me parece más bien forzado y auspiciado por el sentimiento de grupo más que por el sentimiento de cristianismo. Y el sentimiento de grupo siempre debe preocupar.
.
http://periodistayenparo.blogspot.com/

Para éxtasis, el que hubieran experimentado viendo al papa, en un papa-tanque por su puesto, bajando por la avenida de la muerte, esquina con calle desolación, de cualquier campo de refugiados de Somalia.
Acompañando al pontífice, tropas de elite por si a los descerebrados se les ocurre liarla, y seguido por cientos de camiones, blancos, con el equivalente de la cuarta parte de lo que ha costado la juerga del JMJ, repletos de comida y medicina. Las caras de esas mujeres, inexplicablemente para nosotros cargadas de decenas de hijos, sería un éxtasis que, al menos a mi, me lo contagiarían.
Lo que he visto en televisión, adaptando hasta canciones de Lady Gaga, es una revolución de hormonas que allá por el año 60, cuando los Beatles me producían la misma pregunta, ¿Qué les pasara a estas?.
Saludos.

Estimado Juan Cruz, realmente no me asombra, no dejaba de ser un espectáculo en vivo sin paga de entradas. Quiero decir -por experiencia- que podía nuclear gentes por distintas razones, no necesariamente católicos, creyentes en Dios y practicantes de la religión, curiosos que siempre son muchos sacan sus fotos y las muestran como trofeos, amigos en grupo que quedaron allí por ser alguno católico y los demás como decimos acá "de piernas". Pero de pronto faltaron verdaderos católicos, creyentes en Dios, practicantes de la religión pero con serias discrepancias frente al Papa de momento.
También respeto todas las creencias, organizadas también, pero no me dicen nada los actos que congregan multitudes. Cuando vino otro Papa que llegó a Uruguay si bien yo estaba de viaje, me contaron de regreso mis padres de gentes amigos, vecinos, y familias con niños que fueron por ser fin de semana día lindo y de paseo, estos no católicos, que fue el esposo de mi hermana para llevar a sus chiquitos y la mía así mi hermana se podía quedar estudiando próxima a recibirse de médica. Y sí fue con dificultades de desplazamiento una colega de mamá llevando a su madre por ser católicas, realmente católicas. No pudo ir la suegra de mi hermana porque ya no se animaba a caminar sola, otra sra. realmente católica.
No todo lo que brilla es oro. Tal vez analizo las cosas con gran porcentage de escepticismo.
Que hablando de porcentage y refiriéndome solo al papa no a Dios ni católicos. Para esta visita donde no he notado más que el lamentable tono de sus dichos.El del aborto fue lo más. Ya no cuenta, el aborto pese a todo se hace y todos lo sabemos. Pero vuelvo a que para esto tal vez le hubiera resultado mejor evitarse el viaje, y haberse quedado tranquilo haciendo sus negocios-eclesiásticos,claro- en el Vaticano. ¿No?

Amor, amor, amor....

Harían bien EL PAÍS y sus columnistas en abandonar la soberbia y los prejuicios con que habitualmente se manifiestan sobre la religión católica, así como la amargura y el rencor que destilan. Déjense sorprender por el AMOR con mayúsculas.
¿Por qué les duele tanto la alegría de los jóvenes de todo el mundo que pueblan estos días Madrid?

Respetando profundamente las convicciones cristianas, una de las razones añadidas de ese éxtasis puede ser el mostrar poco a una persona en público.

Pasa con los políticos, cantantes, famosillos, etc. Cuanto menos aparecen en público, más es deseado un encuentro visual con el admirado. Por eso hay que medir bien dichas apariciones. Si se mostrara de forma humilde y aceptara un diálogo normal, sin escolta, perdería parte de su encanto. Hagan la prueba: salgan a la calle rodeado de fotógrafos y escoltas (de pego). Todo Dios preguntará quién es usted.

Estimado don Juan Cruz, le ruego que me permita hacer un comentario a propósito de sus palabras relativas a la religión católica y al Papa Benedicto, que se encuentra de visita en nuestro país.

Mire don Juan, yo pienso que una persona demócrata que defienda unos principios ideológicos que pretendan el entendimiento y la convivencia sociales tiene que ser muy respetuoso y ecuánime al enjuiciar el comportamiento de quienes se manifiestan "creyentes".

En mi modesta opinión, yo tengo el convencimiento pleno de que mis juicios personales acerca de las creencias religiosas que otros manifiestan o exhiben han de ser ponderados e inteligentes al extremo. Yo creo firmemente que tengo que la obligación moral de respetar el hecho de que haya personas que "crean" en dioses o en paraísos terrenales o ultraterrenales, sin complejos, sin reservas. Yo "creo" que mi prójimo tiene completo derecho a creer en lo que le dé la gana, y es por ello que no me cabe ni la más remota duda de que yo tengo que ser totalmente respetuoso con esa sensibilidad metafísica que a otros obsesiona o preocupa.

Si no pensase así, sería un fascista.

No veo ningún daño o perjuicio en que quienes creen en Dios y en la Iglesia católica manifiesten con alborozo su júbilo por el hecho de quien les "pastorea" (permítame la metáfora) venga de visita a mi país. Lo veo natural, lo veo normal, y por lo tanto lo admito, lo comprendo, lo tolero, y hasta me alegro de que mis semejantes sean libres de festejar sus creencias.

Porque tiene que ser así.

Y por ello, nada tengo que decir respecto a que si se ha gastado tanto o cuanto en esta vista. Se ha gastado lo que se tenía que gastar, NI MÁS NI MENOS.

Sin embargo, y dentro del mismo espíritu y esfuerzo que me supone empatizar y comprender lo que me es ajeno en el orden de mis sentimientos como ser humano, me creo también en el derecho pleno de poder hacer uso de mis libertades para expresar lo que pienso, no de la gente común y corriente que se manifiesta como "religiosa", sino de la persona y hechos del denominado "Papa" de la cristiandad que viene a mi tierra de visita.

Un señor que ha hecho observaciones críticas referentes a asuntos "privados" que no le conciernen, cuales pueden ser la legislación española en materia de aborto o de derechos civiles de homosexuales o de personas de otros colectivos marginados por la sociedad, es en mi opinión un "metomentodo", un entremetido, un cotilla, un "marujo", un listillo, y entonces yo a este señor le pido que se abstenga de emitir opiniones SOBRE ESPAÑA, asunto para el cual creo que no está capacitado para opinar, ya que ni es español NI SE LE ESPERA.

La lengua en el culo es una terapia muy recomendable que no hace falta recordar a teólogos ni a rabinos que pretenden conducirnos por el camino de la verdad... La lengua EN EL CULO, cuando vas a casa de tu vecino de visita, que para AIREAR LA MIERDA valemos todos...

Y dicho esto, permítame el siguiente atrevimiento: recomendaría a Su Santidad que vigilase ESTRECHAMENTE el comportamiento intolerable de pederastas indecentes y de otros criminales delincuentes que proliferan en los últimos años en el seno de su Iglesia católica, para VERGÜENZA Y BOCHORNO DE LA HUMANIDAD.

Lecciones de moral, pocas, por favor, que este país tiene las suficientes cicatrices y llagas abiertas en su conciencia como para que un charlatán MENTIROSO y PREPOTENTE venga A MÍ a dármelas (las lecciones de moral).

Sin otro particular, reciba un afectuoso saludo.

No voy a comentar dnada del éxtasis ni de la "figura" del Papa. Voy a hablar de la verguenza ajena que siento por la falta de educación,de respeto a cualquier persona sea cúal sea su credo. No desviemos el tema. La educación y el restepo son valores que se reflejan con "actos" y, los últimos cometidos por unos pocos "insensatos" nos dañan a TODOS los Españoles.
de

Supongo que para entender ese éxtasis hay que introducirse en la organización que establece la iglesia en la estructura mental de un católico de base. Me he fijado en esos jóvenes que vienen de todo el mundo y no se puede negar que sirven a un sentimiento común que yo no soy capaz de comprender, por eso sigo observando desde cierta distancia ese arrebato que sufren, no sin cierta expectación.
Recuerdo la iglesia de cuando era pequeño y los sortilegios inexplicables que el cura intentaba introducir en nuestras pequeñas mentes. Creo que esos sortilegios son los que fecundan esas manifestaciones y no hay que buscar demasiadas explicaciones que no atiendan a la impresionabilidad que la gente suele aceptar con demasiada facilidad.

Para el bloguero Francisco López: No puedo ignorarlo, porque me apasiona leer. Lo que le sugiero es que este no es un foro de creencias espirituales o religiosas. Yo tengo las mías`propias, y creo en la trascendencia espiritual del ser humano, pero no es éste el lugar para ponerme a predicar. Y le comunico que mi carne favorita es la de cordero, tanto el lechal de Castilla como el ternasco de Aragón.
Un saludo afectuoso desde Tenerife norte.

Esto va para Victorio, ud es que no tiene espiritu es solo de carne? si quiere le hablo de la carne de vaca, de toro y de todo esto, ud. no meleste a nadie, y si no le apetece mis comentarios no los lea, ignoreme

Con la visita del Papa a Madrid creo que ya se está mareando , no una perdiz, sino cientos de perdices. Aparte del comentario, magnífico por cierto, del pseudónimo "De blanco iba la novia" de las 13:49:49 me quedo con el más claro de todos: el de Mercedes de las 18:42:02 ¡Enhorabuena!
Para el bloguero Francisco López: hombre, por favor, no nos siga dando la vara con tanto discurso sobre las sectas, el agnosticismo, los ateos, la Biblia, ...........
Por favor, intervenga en foros religiosos, espirituales,.............
Un saludo desde Tenerife, la isla del Teide.

Miren el agnosticismo, los ateos, Dios los ha creado así ellos no son culpables de ser estos asi, igualmente los creyentes tambien Dios los ha creado así, por lo tanto yo no tengo nada en contra de ellos, ni de nadie, solo sé que el bien a mi se me ha dado por medio de fe, entonces en atencion a como fui creado, creyente, asi vivo, esto no quiere decir que todo sea verdad, igual que está la sombra y el sol, está el creyente y el no creyente, el creyente por fe cree en Dios, el no creyente solo sabe que hay sombra y sol, pero él no achaca a nadie la creación de esto. Bueno Amigos, esta es mi disertación al respecto, pero quien da la vida por la verdad, y no por el dinero, merece un respeto, Adiós colegas.

Ellos vivian como los pobres, asi vivian los cristianos de verdad, todo eso de los altares fue despues de su muerte, porque no saben que el amor no sirve al dinero, que el amor solo sirve a Dios, a la pobreza, Cristo no era rico sino pobre, aunque espiritualmente fuera rico, lo veían con los cuatro trapos que tenian y decían que va a ser este el Hijo de Dios, porque pensaban que el hijo de dios tenia que ser rico, pues se equivocaban, y ahora tambien se equivocan, el dinero es satanas, y el amor ds Dios, por eso el lujo no va con el pobre, pintan a un cristiano rico como no era Cristo, todo fue una mentira, la secta, salió de los mismos cristianos, pero se vendieron al dinero, y no son de los nuestros, los nuestros son martires, perseguidos y asesinados, esos son los nuestros, la gente que ve como actua la secta, dejan de creer, porque ven que lo que hacen no se corresponde con el cristianismo, sino que son una falsedad, por tanto es la secta. Pero en ningun momento representa a Cristo. Leen la palabra de Dios, pero no la cumplen ellos mismos. Por ello son la secta.

Mire sr. Cruz, una cosa esta clara, dar el espectaculo como lo dieron eso no es cristiano. Son palabras de la propia biblia, es decir el cristianismo no es un espectaculo ni ninguna juerga, Cristo no estuvo rodeado de los jefes de gobierno y de estado, fue sencillez, toda esta parafernalia es un cuento es una mentira, eso no es cristianismo, sino la secta.

Definición de éxtasis (RAE): "Estado del alma enteramente embargada por un sentimiento de admiración, alegría". Lo ha definido Ud muy bien, eso es lo que sienten y transmiten los cientos de miles de jóvenes que hoy recorren Madrid. No olvide que el Papa es el Representante de Jesús en la Tierra, y que esa alegría que supone su presencia va dirigida, en última instancia, a El. ¿Por qué supone Ud. que la admiración hacia Cristo sólo debería vivirse en la intimidad? Yo particularmente estoy encantada de ver las calles llenas de jóvenes de todo el mundo que caminan dejando a su paso una estela de alegría. No se haga preguntas suspicaces sobre "el origen verdadero del éxtasis". A veces es conveniente despojarse del cinismo y aceptar la alegría en los demás aunque no se comprenda ni se comparta.

Sr. Cruz déjese de tanto respeto que creo que no tiene y no manipule. La figura de Jesús Dios, no es la de los Papas hombres, uno vino a redimir y los otros a ejercer el poder de la iglesia para que no se olvide su mensaje.
Yo no soy creyente pero me molesta que usted no pierde una ocasión, para manipular y usa su inteligencia de una forma poco ética.

J.D No engañas a nadie que te conozca, puede que algún pardillo lo tenga manipulado, pero la verdad siempre triunfa y todos tus compañeros se darán cuenta de la manipulación.
Salud y Resistir.

Ahora el porvenir es la calle. Cada vez más, para más, el único porvenir es la calle. No os atreváis a decirnos qué debemos hacer y qué no en la calle. La calle, las calles, son ahora nuestras. Refugiaos en vuestras torres de marfil. Vuestros esbirros uniformados no custodian la entrada sino la salida.

PS: Besos y abrazos siempre, camaradas. ¡Hasta la victoria siempre!
Publicado por: John Doe | 19/08/2011 11:16:44

Que sarcasmo que un Publicista pro consumismo, con despacho, "conseguidor" de los caprichos del capitalismo y de especuladores, se erija en un Predicador de una fe nueva. La calle.
Salud y Resistir.

Juanito, no es necesario que te esfuerces en dar tantas muestras de respeto. Basta con que dejes de apoyar y promover las bandas de la porra del 15-m. Ya sabes, por eso de respetar los derechos constitucionales y la legalidad vigente, que siempre queda muy bien, aunque tú hagas como que no te hayas dado cuenta.
Ah, lo del éxtasis no lo dirás por tantas peregrinas a las que hicieron llorar con sus insultos y agresiones tus amigos golpistas de la banda de la porra del 15-m. Es que como debe hacer décadas que a ti no te pasan esas cosas, lo mismo andas confundido. En todo caso, comprendo que colaborar como periodista en arruinar a tantísimos conciudadanos no debe despertar demasiada alegría. ¿O sí? Quién sabe.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e8ac4ae0f970d

Listed below are links to weblogs that reference El éxtasis:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal