La maldad absoluta

Por: | 26 de agosto de 2011

La maldad es desearle mal a alguien y hacer algo para que sufra. La maldad absoluta es matarlo. El pueblo mexicano sufre desde hace años la maldad y la maldad absoluta. Ayer unos sicarios destruyeron el Casino Royale de Monterrey y hoy las cenizas son la expresion de la crueldad que cometieron: mataron a 54 personas, empleados o usuarios de aquellas instalaciones; rociaron con gasolina el inmueble y el humo asfixio a los concurrentes. Las cronicas recogen detalles dramaticos de todo el proceso, que se sigue con pavor y con naturalidad, pues ni es la primera masacre de estas caracteristicas mafiosas ni lamentablemente sera la ultima. Mexico vive en estado de sitio, los narcos se han apoderado de algunas de las mas importantes poblaciones y el temor a una escalada ya no tiene ni horizonte ni frontera. El presidente de un festival cultural que se celebra en Puebla (la casa natal de nuestra querida Angeles Mastretta) explica en la prensa de hoy las dificultades que estan teniendo organizaciones como la suya para traer aqui a artistas y a personalidades de la cultura, e imagino que reticencias parecidas hallaran otros organizadores de otros eventos. Digamos que esa es la punta de un drama mucho mas profundo, que es la inseguridad de los propios mexicanos, sometidos a este chantaje del que es capaz la organizacion minuciosa y despiadada del mal absoluto. Solidaridad con los mexicanos, sin duda, deben tener la seguridad nuestros amigos de que este drama cotidiano se vive en otros lugares como un drama propio, porque Mexico es tierra nuestra, nuestra sangre y no solo nuestra lengua: Mexico es lo mejor de nuestros sueños. La maldad absoluta quiere poner sombra (y humareda) sobre este pais. En la lucha contra la maldad, la esperanza de un pueblo admirable y generoso.  

Hay 61 Comentarios

También puede existir sufrimiento y algo de maldad cuando se provoca daño psicológico con un artículo crítico poco elaborado, torpemente dirigido hacia los responsables; con destinatario generalista (sin nombres) pues ninguno de ellos tienen buena fama.

La presunción de inocencia, otra vez más, a tomar por culo (porque me lo dijo Pepi) http://cort.as/19eG

Las palabras no matan, pero pueden herir.

Maldad...es asquerosamente asqueroso ver como esta palabra se apropia el mundo cada vez con más seguidores. Lo que está ocurriendo en México no tiene nombre pero creo que es más fácil también decir, pobres mexicanos lo que están sufriendo, a intentar parar entre todos este caos de una vez. La maldad se encuentra en todos lugares y en todos los poderes adquisitivos, no se olviden amigos.

LA MALDAD Facha-Progre es criticar la acción liberadora de EE.UU. en Irak y Afganistán contra las peores Dictaduras del planeta: Sadam Hussein y los Talibanes! y apoyar luego la acción de la OTAN en Libia contra Gadafi!! También es maldad Facha-Progre criticar a los Demócratas israelíes cuando se defienden, y apoyar a los Dictadores y Terroristas palestinos que los atacan para 'borrar Israel del mapa'! Es evidente que estos PROGRES son en realidad... MUGRES!!

La maldad es algo que se está apoderando de este mundo. Es realmente un espanto lo que está sucediendo en Mexico. Ojalá algún día pueda volver la paz. Les paso mi blog donde hablo de actualidad en diferentes paises. Yo lo analizo como servicio para los que piensan viajar a esos lugares: http://www.cursos-de-idioma.es/

Por cierto, Michel, permíteme añadir que tenéis toda la razón John y tú, esa MALDAD ABSOLUTA tiene nombre y es NARCOCAPITALISMO. Mirad qué artículo más completo he encontrado para los que les interese de veras el problema de México.

"El capitalismo del Siglo XXI: El Narcocapitalismo

Carlos A. Lucas | 13/9/2010

En Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, a agosto del 2010, se reportan 2,027 personas muertas violentamente y que por alguna causa, afecta mayormente a mujeres, en la llamada guerra de carteles (Juárez vs Sinaloa). Ellos disputan canales de distribución y mercado de drogas, armas y personas. De diciembre a la fecha, México acumula 28,000 muertes por causa del crimen organizado, de acuerdo al Gobierno federal. Masivas ejecuciones en una expresión extrema, de barbarie, demuestran la gravedad de este fenómeno y que ha estado afectando incluso a la región centroamericana, especialmente a Guatemala, fronteriza con Mexico.

México a su vez, tiene la desdicha de compartir patio con un vecino odiosamente compulsivo para todo tipo de consumo, pero en especial, ávido de drogas, armas y comercio sexual: Estados Unidos.

Es un mercado con cinco productos principales de demanda en drogas: Heroína, metanfetamina, marihuana, MDMA (3,4-metilenedioximetanfetamina, mejor conocida como éxtasis), CPD (drogas de prescripción médica) y cocaína. Esta última, muestra desde hace algunos años, síntomas de decadencia en el mercado de EEUU, como consecuencia de su desviación desde Colombia hacia Europa, o del aumento del consumo local, por ejemplo en Brasil y resto de países suramericanos. Oficinas federales de EEUU, reportan en cambio que la heroína ha ido aumentando en calidad de pureza y en precios más bajos, favoreciendo la expansión del consumo y su proliferación, orientado ahora hacia sectores rurales y suburbanos, lo que ha facilitado el movimiento de los abastecedores mexicanos, que han ido desplazando a proveedores colombianos o dominicanos.

La demanda se genera en Estados Unidos

El consumo promedio de drogas y sustancias ilícitas per cápita en EEUU se ha ido incrementando vertiginosamente. El Departamento de Justicia de ese país estima que en 2008, cerca de un 14.2 por ciento de individuos mayores de 12 años de edad, usaron drogas ese año. Eso implica unos 25.8 millones de personas consumiendo mariguana, unos 5.2 millones consumiendo cocaína y varios otros millones consumiendo el resto de drogas y medicamentos controlados (estimulantes, analgésicos, inhalantes, alucinógenos,etc.). Esto representa unas 1,626 toneladas métricas anuales.

Este es el portentoso mercado por el lado de la demanda, la fuerza que genera las actividades de producción, procesamiento, empaque, distribución y venta en el lado de los países productores o que forman parte de la cadena de distribución en las regiones geográficas relacionadas con Estados Unidos. Michael T.Walther, Director del Centro Nacional de Información sobre Drogas (National Drug Intelligence Center-NDIC), del Departamento de Justicia de EEUU, declaró sobre este mercado: “Se estima que solo el costo económico es de casi 215,000 millones de dólares anuales”. Nada despreciable.

El capital verdaderamente supranacional

Los canales de producción, procesamiento, empaque, mercadeo y ventas de las drogas, vinculan a una enorme red de organizaciones, personas, países, instituciones, cuya principal característica no es la transnacionalidad de sus movimientos (en el fondo, financieros), sino la supranacionalidad. Ya no se trata, por ello, de una simple exportación de capital de un país a otro, de la simple integración de estos procesos atendiendo las particularidades de los países, las leyes y las fronteras nacionales, sino de asegurar la reproducción ampliada de estos capitales trascendiendo, superando, las particularidades nacionales de cada parte de los procesos.

Un nuevo tipo de capital

Se trata entonces del funcionamiento de un tipo de capital especial, que ha logrado su mundialización de manera más efectiva que otras manifestaciones del Capital. Este es el narcocapital, el capital financiero que se reproduce y amplia en un nicho de mercado, basándose en la transgresión de leyes, reglamentos y normas jurídicas y en una estrategia de lucha armada y violenta de resguardo de esos intereses. Esta red de redes cuenta con sus propias fuerzas armadas, represivas y preventivas, intimidantes.

El flujo comercial de drogas en toda su cadena, va generando negocios colaterales que apuntalan esa reproducción de capital: las armas, necesarias para todo negocio ilegal, ilícito y perseguible de oficio en los diversos países, igual que los vehículos y otros bienes, son medios o herramientas al servicio de todo el proceso, pero al mismo tiempo se transforman en medios transables, en mercancías. Y atienden a un mercado también ilegal e ilícito, estableciendo conexiones y alianzas estratégicas con otras formas supranacionales, trasnacionales, internacionales, nacionales y locales del crimen y las trasgresiones.

Asimismo, por su relación con los movimientos transfronterizos, se ha generado un vínculo organizacional y comercial, con el tráfico de personas y con la trata de personas y niños, la mayor parte destinado al comercio sexual o a los trabajos forzados, nuevas formas de esclavitud. Asi, la cadena reproductiva y de ampliación de este segmento del capitalismo incluye drogas, armas, comercio sexual, contrabando. Peyorativamente, nos referimos a esta red de redes como “crimen organizado”, pero es justamente una rama del capitalismo que produce un fenómeno curioso: los excedentes, las ganancias que se va cristalizando son un hijo bastardo que nadie quiere reconocer. Nace permanentemente “de la nada” ese plusvalor, pero ¿hacia dónde dirigirse, cómo sobrevivir, como justificar que aparezca de pronto por allí, como brotado de la nada? La rama de blanqueo de capitales, de lavado de dinero, de re inyección a las esferas de reproducción legales y licitas es la aspiración de este capital, que quiere redimirse mientras sigue creciendo.

La complicidad entre parientes

Definitivamente que una parte sustancial de este capital logra su cometido de reinyectarse a las esferas legales de la reproducción y la acumulación y para ello va tejiendo redes de corrupción en las estructuras de gobierno y en segmentos de la empresa privada, especialmente bancos y financieras, pero también empresas de bienes raíces o hasta de aparente beneficencia social.

De hecho, todo el proceso reproductivo del narcocapital (ligado al comercio ilícito de armas, contrabando, trata de personas, comercio sexual) no se sostendría sin este retorno feliz de una parte sustantiva de los excedentes generados, del plusvalor en forma de capital en efectivo, a las esferas legales y lícitas del Capital. No hay nada mejor para un demonio como éste, que lograr reencarnar mas adelante, como un aplicado e inocente angelito. De eso se encarga toda una red de diputados, alcaldes, magistrados de las cortes de justicia, abogados, gestores, cambistas, grupos de inversión, banqueros, agentes, que se aseguran una reencarnación sin tropiezos.

La primera gran formulación anunciando al mundo la llegada de un nuevo sistema de organización social de la producción y las riquezas, el capitalismo, se la debemos a Adam Smith, que en su obra Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776), postuló que en este sistema era posible lograr una ganancia personal que al mismo tiempo significaba una mejora de la sociedad. Smith afirmó que el interés personal, la propiedad y la competencia en el mercado llevaría a los productores de alcanzar sus objetivos individuales, a un estado de bienestar social, como guiados “gracias a una mano invisible”.

Unas décadas adelante, un joven de 29 años, afirmaba: “El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies a la cabeza” (Carlos Marx. El manifiesto Comunista.1848). Actualmente, muchos dicen que ese inicio sangriento y despótico del capitalismo ya pasó, que ahora no sucede eso, ya contamos con cosas como la Responsabilidad Social Empresarial, las elecciones, la alternabilidad en el poder y con opciones como que un capitalista usaamericano, coreano, mexicano o japonés, sediento de mas ganancias, puede instalar su negocio en zona franca de otro país, pagar menos salarios y prestaciones que en el propio y vender sus productos como producidos en su país original, gracias a los tratados de Libre Comercio. Además, como muy bien explicó recientemente el Presidente Ortega de Nicaragua en la inauguración de una de estas modernas fábricas de maquila en Nindirí, Masaya, hasta le regalan bicicletas a sus trabajadores. ¿Qué más se puede desear? ….Entonces ya el capitalismo no “chorrea sangre y lodo por todos sus poros”. ¿O sí?

Nada más literal para la expresión de Marx, en referencia a esa rama del capital dedicada a la reproducción a base de drogas, contrabando, trata de personas, comercio sexual: El narco capital viene y permanece en el mundo “chorreando sangre y lodos por todos sus poros, desde los pies a la cabeza”, demostrando que no hay nada más terrible que ese ente supranacional del Capital, generado fundamentalmente por el surgimiento y crecimiento de esa demanda en el seno de los propios Estados Unidos de América (sin olvidar Europa y otros centros de demanda) y que amenaza con arrastrarnos a todos, si no sabemos actuar en todos los eslabones de este circuito de reproducción."

http://carloslucasblog.wordpress.com/

Disculpa, Michel, me equivoqué otra vez, lo que quería decir es que, según nuestros datos, sólo hablo si TÚ o cualquiera de vosotros habla. Nada interesante.

Según nuestros datos, Michel, sólo hablas si ÉL habla. Interesante.

Sí, apreciada Dumi, don José-María Hernández Rubio fue todo un personaje. No solamente tiró el sillón por la ventana del aula, también hizo de las suyas en varias ocasiones. La más "famosa" de ellas fue en una reunión a la que fue invitado. Saltándose el protocolo ocupó el lugar que le correspondía al Gobernador Civil de turno. Al indicarle que tenía que cambiarse de sitio, se negó en redondo y le dijo, al responsable de protocolo, la ya histórica y genial frase: "En España hay 50 Gobernadores Civiles, pero Catedráticos de Derecho Político solo hay 10 y yo soy uno de ellos" Y, por supuesto, se quedó sentado y no cambió de lugar. Genio y figura. Falleció en 1991
Un saludo para tí desde la isla de enfrente.

Hola Victorio, a mi tb me dió clase Hernández Rubio, excéntrico en sus posturas pero un hombre sabio y comprometido en aquellos momentos. Dicen, no sé si a ti tb te llegó o era una leyenda irbana, que le pusieron un sillón de esos que usaban los cátedros y él lo tiro por la ventana como rechazo a una institución entonces caduca, todos estábamos entonces en Pie de Guerra.
Lo que cuenta Juan, se lo oí a una mujer periodista española que vive en Ciudad de Juárez, es tremendo, tu vida no vale nada, contaba como en los restaurantes se tenían que poner cerca de la puerta del servicio para salir corriendo en caso de una "balazera".
Echo de menos más información sobre Méjico. pero bueno, si en ese pais como otros los sicarios se les conoce, algunos vienen a España a cumplir un "encargo" poe 3.000 Euros y se van en el dia.

Para el bloguero que firma con el pseudónimo analfabeto:
Antes que nada agradecerte tu amplia información sobre las declaraciones de ese antiguo narco y todo lo que rodea ese mundo tan terrible para México.
En la Universidad de La Laguna (Tenerife) tuvimos, en mis tiempos de estudiante, un magnífico catedrático de Derecho Político, Hernández Rubio, quien afirmaba que la guerra y el dinero han sido los descubrimientos más nefastos que ha hecho el hombre.
Efectivamente, la ambición por el dinero y todo lo que ello conlleva está llevando a México a un callejón sin salida. Ojalá encuentren pronto una solución y salgan de ahí cuanto antes.
Un saludo afectuoso desde Tenerife, Islas Canarias.

Para Victorio:
Me extiendo un poco mas, sobre lo que explicó el ex-narco.
Dijo que deliberadamente no se acababa con el narcotráfico, porque resultaba "negocio rentable para todos"
Para los productores e intermediaros, es obvio.
Para los políticos, porque así, en campaña, contaban con un argumento mas para sus promesas electorales.
Para los gobiernos, porque les servía, mientras que existiese el problema, de cortina de humo para distraer a la población de otros problemas que no querían o podían resolver.Además de publicidad al apuntarse un tanto, cuando de tanto en tanto ganaban alguna batallita aislada.
Para los medios, porque así "venden" noticias de gran impacto.
Para las fuerzas de seguridad, para así, contar con un presupuesto para mantener todo un aparato militar-policial, en funcionamiento, con equipamiento de armas, y dotación de personal que así seguían manteniendo su trabajo y fuente de ingresos, con un saldo en general de pocas bajas para ellos mismos,ya que los muertos los ponen en general, las propias bandas y la gente inocente del pueblo. etc., etc.
Como escribiera Jacinto Benavente en "Los intereses creados", éstos son tan fuertes, a niveles locales e internacionales, y se mueve tantísimo dinero, que cuando tantos ganan,¿ por qué habría de acabarse con una situación así?

John | 27/08/2011 20:19:46, qué alegría leerte, como siempre vas directamente a la raíz de la cuestión a todos los niveles, camarada, con tus síntesis elegantes y perfectas. Un periodista tiene, como bien dices, la oblicación de llamar a las cosas por su nombre. Copio a continuación un "testimonio" mexicano serio, un artículo sobre la estrategia del narcocapitalismo de alimentar mitos maléficos.

Abrazos y besos a todos y todas, camaradas. Hasta la victoria siempre! Venceremos!


El narcotráfico: una arma del imperio
Gilberto López y Rivas
La Jornada

Argenpress, en sus ediciones virtuales, puso a la venta el libro de Marcelo Colussi El narcotráfico: una arma del imperio (2010), cuya lectura resulta imprescindible para el análisis sobre el tema en el ámbito planetario y, en particular, para la comprensión de la trágica situación que vive actualmente nuestro país. Considerado su trabajo como "un aporte a un campo donde hay demasiada mentira", el autor sostiene que alrededor del narcotráfico hay una versión oficial, manejada incansablemente por los medios de comunicación masiva, y una realidad oculta.

Observando la magnitud descomunal del negocio de drogas ilícitas, afirma que el circuito comercial mueve unos 800 mil millones de dólares anuales, por arriba de la venta de petróleo pero por debajo de la de armas, que sigue siendo el mercado más redituable en todo el mundo. La hipótesis principal de Colussi radica en plantear que el poder hegemónico liderado por Estados Unidos ha encontrado en este nuevo campo de batalla un terreno fértil para prolongar y readecuar su estrategia de control universal. “Como lo ha encontrado también con el llamado ‘terrorismo’, nueva ‘plaga bíblica’ que ha posibilitado la nueva estrategia imperial de dominación militar unipolar con su iniciativa de guerras preventivas”.

Se sostiene que los mismos factores de poder que mueven la maquinaria social del capitalismo global crearon la oferta de estupefacientes, generaron la demanda, y "sobre la base de ese circuito tejieron el mito de unas maléficas mafias superpoderosas enfrentadas con la humanidad, causa de las angustias y zozobras de los honestos ciudadanos, motivo por el que está justificada una intervención policiaco-militar a escala planetaria".

Siguiendo una metodología de preguntas y respuestas, nuestro autor establece un interrogante clave: ¿quién se favorece con el tráfico de drogas ilegales? A lo que responde que para las grandes mayorías no hay beneficio alguno: el drogodependiente entra en un infierno en el que no más de 10 por ciento de quienes lo intentan logra recuperarse; sus familiares llevan una carga agobiante, pues la adicción envenena toda convivencia; a los agricultores que cultivan la materia prima en los países del sur sólo llega uno por ciento de los beneficios totales del negocio; entre los pueblos indígenas el pago en efectivo, la represión y la cultura delincuencial rompen con las estructuras de autogobiernos comunitarios; la economía campesina de autoconsumo es remplazada por una mercantilizada; la cultura del dinero fácil vinculado a la criminalidad se liga con un desgarramiento profundo de todo el tejido social, entrando en un proceso de descomposición y de guerra; todo el aparato del sicariato y el dedicado a la comercialización, sea la mula, el jíbaro o el capo, tiene una historia de vidas breves y fortunas efímeras (de unos pocos), en las que la muerte o la cárcel están siempre a la vuelta de la esquina. No es una economía sustentable. Es una historia sórdida de sufrimiento y dolor. "A los latinoamericanos nos queda la crisis, la guerra civil, los muertos, sociedades desgarradas y sólo algunos dólares que mueven las mafias locales".

Estas mafias –afirma Colussi–, sin con esto quitarles su cuota de responsabilidad, no son sino una pequeña parte de toda la cadena. Los mafiosos son unos comerciantes que hacen su trabajo y no pasan de ahí; ganan dinero, mucho dinero sin duda, pero no tienen el poder de decisión sobre los términos macro del asunto…Quienes hacen la gran fortuna, en definitiva, son los banqueros: “Esa masa enorme de dinero que mueve el negocio –que, por cierto, se traduce en poder, mucho poder político, poder social– también llega a otras esferas de acción: ese dinero es ‘lavado’ e ingresa a circuitos aceptados… No es ninguna novedad que existe toda una economía ‘limpia’ producto de las operaciones de blanqueo de los capitales del narcotráfico. Y son bancos ‘limpios’ y honorables los que proceden a hacer esas operaciones, los mismos que manejan el capital financiero trasnacional que hoy controla la economía mundial y a los que el sur pobre y dependiente adeuda cifras astronómicas en calidad de deuda externa”.

Pero además de un enorme negocio, el tráfico de drogas ilegales tiene otro significado: es utilizado como mecanismo de control de las sociedades. Es un dispositivo que permite una supervisión del colectivo por parte de la clase dominante. Se pasa a controlar a la sociedad en su conjunto, se la militariza, se tiene la excusa ideal para que el poder pueda mostrar los dientes. Una población asustada es mucho más manejable.

Por su parte, el imperialismo estadunidense viene aplicando en forma sostenida un supuesto combate al negocio de las drogas ilícitas, cuyo objetivo real es permitir a Estados Unidos intervenir donde lo desee, tenga intereses, o los mismos se vean afectados. Terminar con el consumo está absolutamente fuera de sus propósitos. Donde hay recursos que necesita explotar –petróleo, gas, minerales estratégicos, agua dulce, etcétera, y/o focos de resistencia popular, ahí aparece el "demonio" del narcotráfico. Ello es una política consustancial a sus planes de control global. Gracias a ella, el gobierno de Estados Unidos cuenta con una arma de dominación político-militar. En realidad, el supuesto combate al narcotráfico es el montaje de una sangrienta obra de teatro. Es un combate frontal contra el campo popular organizado, en el que en Colombia, y ahora en México, por ejemplo, las oligarquías y sus gobiernos se han supeditado dócilmente a las estrategias de Estados Unidos, siendo la plataforma para la contrainsurgencia, la criminalización de las resistencias, la militarización y paramilitarización de nuestros países. El consumo inducido de drogas es parte medular del mantenimiento del sistema capitalista, tanto como lo es la guerra, por lo que el autor plantea en su conclusión la misma disyuntiva de Rosa Luxemburgo: "socialismo o barbarie".

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/08/19/index.php?section=opinion&article=021a1pol

Para mi no hay mejores testimonios que los de las personas de Mexico que han dejado en este blog sus opiniones. Es de agradecer el nivel de conocimiento que tienen de las formas y la estructura que padece su país. Es un problema agudo porque por lo que parece están imbuidos demasiados representantes de la sociedad que debería velar por la salud y la seguridad ciudadanas. Y estoy de acuerdo con la definición de maldad absoluta a la que haces mención, porque ese desamparo tiene que ver más con el infierno en la vida que con la telurica manifestación de la vida que debe asistir a los ciudadanos.
Por mi parte mi solidaridad con el pueblo que desea vivir en una paz construida desde el rasgo más humano que nos une como seres.

La superstición y la religión recurren a la maldad para explicar el sufrimiento y la muerte. No les interesan las causas. No buscan soluciones. Fomentan la ignorancia y el sentimiento de impotencia ante una realidad que no quieren cambiar sino aprovechar.

"La organización minuciosa y despiadada del mal absoluto" en México se llama "narcocapitalismo". Lo mínimo que debe hacer un periodista es llamar a las cosas por su nombre. Para invocar al diablo ya están las brujas y los curas.

PS: Abrazos y besos siempre, camaradas. ¡Hasta la victoria siempre! ¡Venceremos!

¡Qué triste y auténtico el testimonio de esta mexicana de Monterrey, maría belén alonso, especialmente cuando escribe " ... sobre todo al tolerar la corrupción que tiene raíces muy profundizadas en esta nación y de la cual somos todos culpables".
Termina diciendo y pidiendo, esta sincera mujer, "Luz para México. Luz para Monterrey".
Ojalá que la encuentren pronto y terminen con esta corrupción que está hundiendo a esa gran nación.

soy mexicana, vivo en monterrey, y lo que voy a mencionar suena muy desagradable, pero lo que pasó el jueves por la tardé ya no me sorprendió, en una ciudad hasta hace 3 años tranquila, de las mas seguras del país, con cierta prosperidad económica, de repente aparecen escenas aterradoras de gente colgadas de los puentes peatonales, granadazos, explosiones, guerra entre carteles de la droga, asesinados todos los días, que nos pasó? ¿en que momento perdimos el control? Ya anteriormente habían amenazado a estos casinos con granadazos (y a muchos negocios mas) a plena luz del día aunque sin víctimas,exigiendo derecho de piso; por eso no me sorprende ese fuerte ataque, es tristísimo acostumbrarse a ser testigo de la violencia, salir con miedo a la calle, y la pregunta es ¿ que sigue? Hablar de culpables? El gobierno, los carteles, los consumidores de drogas, las armas automaticas que venden en Estados Unidos a cualquier persona, que ni siquiera el ejercito mexicano las tiene,la falta de educación, sobretodo al tolerar la corrupción que tiene raíces muy profundizadas en esta nación y de la cual somos culpables todos. Hay desesperanza en mi ciudad, así como en otras partes del mundo; somos víctimas de una guerra, pero la mayoría de los mexicanos somos buenas personas y solo espero, en lo colectivo, que las personas que toman las decisiones en este país se siente a dialogar y tomen acciones positivas para controlar los daños y en lo individual, creo que cada ciudadano mexicano debemos de reflexionar en nuestra conducta, comportamiento, en el futuro y estar preparados para cualquier escenario. Luz para México. Luz para Monterrey.

La tragedia en la que está sumergida la nación mexicana es un hecho que ha venido creciendo con los años. La corrupción política es inaudita y se resume en lo que se dice en México todos los dias: "el que no transa, no avanza". Un país que ha producido en menos de 20 años al hombre más rico del mundo gracias a esa corrupción sólo puede esperar los resultados que estamos viviendo. La nación azteca está ya a punto de ser un país fallido.

El firmante con el pseudónimo "analfabeto" de las 11:46:33 me ha dejado de piedra cuando escribe:
"Una vez, en un reportaje a cara oculta, un ex-narco, habló claramente y dijo que había intereses para no acabar con el narcotráfico, y lo explicó pormenorizadamente aunque en forma perfectamente sencilla y comprensible".
Si esto es así, ¿Cuándo se acabará con este cáncer que ya está extendido en la sociedad mexicana? Algo tendrán que hacer, y pronto, los ciudadanos mexicanos. ¡Ojalá que tomen el poder hombres de la talla de Benito Juárez, Emiliano Zapata .............!
Un saludo revolucionario desde Tenerife, la mayor de las Islas Canarias.

....leer la historia no es lo mismo que vivirla....en mexico nos esta tocando vivir lo que sin duda sera una de las paginas mas negras de nestra historia contemporanea, debemos tener valor y paciencia para cambiarla, el malvado enmigo es furtivo y esta inserto en todos los ambitos sociales y de poder del pais...no sera facil pero tenemos el deber moral de triunfar, y tu que estas haciendo para lograrlo???

¡Qué bonito discurso de cura de barrio!

Por supuesto queria decir: Pueblo Mejicano.
Salud y Resistir.

Mejico no se merece lo que estan haciendo sus politicos, sus cuerpos de seguridad y los narcotraficantes. Entre todos la estan desangrando. Mi solidaridad con el pueblo majicano.
Salud y Resistir.

Nos cuentan que las fuerzas armadas de un país, ejércitos, policías, gendarmerías, guardias civiles, están para proteger a la sociedad de sus enemigos, la experiencia nos muestra que tienen valor y demuestran efectividad a la hora de reprimir a manifestantes, a población indefensa, no voy aquí a hacer la larga lista de ejemplos que llenan cualquier memoria y atiborran las hemerotecas.
¿Qué pasa a la hora de actuar contra los maleantes oreganizados, los criminales armados, que tampoco son tantos y que tanto daño hacen a la mayoría de la población?
Se llevan una parte importante del presupuesto del estado y cobran regularmente sus salarios, y cuando no, hacen huelgas que respaldan con el arsenal puesto en sus manos, cosa que otras corporaciones no poseen, plagada está la historia del subcontinente hispanoamericano de golpes de estado antidemocráticos, para eso sí tienen valor.
Si resulta que sólo esperan las órdenes para actuar,¿qué poderosos intereses ocultos existen para que no lo hagan?
Una vez, en un reportaje, a cara oculta, un ex-narco, habló claramente y dijo que había intereses para no acabar con el narcotráfico, y lo explicó pormenorizadamente aunque en forma perfectamente sencilla y comprensible.
Sí hay guerras que se pueden declarar, no las habituales que plagan el planeta, se pueden declarar las guerras contra el crimen organizado como el que sufre México y otros países de la zona.
Acciones legales, sin paramilitares, sin fines ideológicos ni políticos en que resulta que se elimina a míseros aldeanos o indígenas inocentes, como ya ha pasado.
Es cuestión de intereses y voluntades,sólo hay que liberar al gato y dejarle cazar los ratones.

Soy mexicana y me da tristeza lo que pasa en mi país y ver que a los servidores públicos no les interesa en realidad lo que pasa. Lo único que les importa es llegar al poder y servirse con la cuchara grande hasta atragantarse, aunque a su alrededor muchas personas no reciban lo indispensable para vivir. La delincuencia en nuestro país está creciendo, así como la brecha entre los más ricos y los miserables; no existen casi oportunidades de empleo y la corrupción es muy grande. En todas partes ves que la gente actúa de acuerdo a lo que le conviene y nos hemos olvidado del valor civil. Creo que si realmente queremos hacer algo por nuestro país necesitamos tener un poco de civilidad, respeto y ética: "ponerse en los zapatos del otro", como dijo alguna vez Fernando Savater.

¡Como me duele mi país! Mi padre se iba todos los días a trabajar honestamente; mi madre me cocinaba lo que esta inmensa cultura nos regalo. Aqui respiro, aqui amo, aqui he aprendido a ser y no concibo otra manera de existir y estas cosas no caben en lo que siempre he amado. Pobre de Mexico.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e8af7f4ae970d

Listed below are links to weblogs that reference La maldad absoluta:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal