Guadalajara como metáfora

Por: | 29 de noviembre de 2011

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara cumple 25 años ahora, en plena ebullición, en la ciudad de la llanura, en un momento de gran preocupación mexicana por la seguridad y contra el terrorismo de los narcotraficantes, que de modo despiadado actúan en muchos lugares del país y que últimamente actúan también en Guadalajara. Esta vez, al contrario que en otras ocasiones, la vigilancia es evidente, policías armados, soldados, imagino, gente de la seguridad del Estado se sitúan en puntos estratégicos de los alrededores de la feria, y en la feria misma. Pero, ¿cómo reaccionan los mexicanos ante este asedio notable que los terroristas han logrado construir en un país que ya está hartísimo de esta innoble asedio que han organizado los bandidos para amedrentar y para prosperar en sus negocios mafiosos? Con tranquilidad, con aplomo, incluso con sentido del humor. Los narcoterroristas han conseguido lanzar al mundo la especie de que el temor paraliza México. El clima moral de los mexicanos, independientemente de las querellas políticas que animan este país en periodo preelectoral, es alto, debo decir que su literatura es cada día más pujante, las artes siguen mostrando al universo la enorme vitalidad de este país que desanudó las fronteras para hacerse universal. Y en ese plano se sitúa esta iniciativa de la Fil, cuyo equipo celebra ahora, con razón, haberse convertido en símbolo en el que cristalizan las ambiciones mexicanas de universalidad. México es una enorme biblioteca, sus grandes escritores dejaron un tesoro inmenso que ayer presentaba en la feria la ministra de Cultura, Consuelo Saizar, los coloquios públicos son en esta feria (y en cualquier lugar de México) concentraciones masivas de jóvenes y maduros lectores que se quieren encontrar, de frente, en una atmósfera que ya quisiera aquí la Feria del Libro (cualquier feria del libro) con los autores más diversos, a los que escuchan con atención y con reverencia o con disgusto, pero siempre con respeto. Ir a Guadalajara, de donde acabo de volver después de cuatro días frenéticos (por lo que vi, por lo que quisieron que hiciera, que hice con mucho gusto), es envolverse en una bandera metafórica de amor a los libros, de activo amor a los libros, que de muchas maneras están reflejando en EL PAIS mis compañeros Winston Manrique y Luis Prados, activos seguidores del mayor acontecimiento literario del mundo de la lengua española. En ningún sitio del mundo he visto esa vitalidad, ese entusiasmo exigente por saber más, por escuchar más, por acercarse de todas las maneras posibles a la cultura escrita. Y esa es una satisfacción muy grande en un mundo en el que la indiferencia cultural parece ser el sustitutivo de toda esperanza de entendimiento del alma de los otros.

Hay 1 Comentarios

Acá se dejaron unos comentarios que se han desaparecido.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef015393bf7a36970b

Listed below are links to weblogs that reference Guadalajara como metáfora:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup