Los aflorismos de Castilla del Pino

Por: | 15 de noviembre de 2011

Estuve anoche en el diálogo sobre los Aflorismos (Tusquets) de Carlos Castilla del Pino. Los fue recopilando entre 2002 hasta su muerte en Córdoba, en 2009. Y ayer la publicación congregó, en un acto de homenaje y sosiego, a varias decenas de sus seguidores o amigos, entre los que estaban su mujer, Celia, y su editora, Beatriz de Moura. Fue en la Librería Rafael Alberti. Lola Larumbe, la librera, alumbró el acto con el recuerdo reciente del paso por allí de Tomás Segovia, el poeta que se nos acaba de despedir en México y que tuvo en la Alberti su rincón. Y luego Juan Ángel Vela del Campo, crítico musical, amigo de largas excursiones y de discusiones intensas de Carlos, y Luis Landero, el escritor de Juegos de la edad tardía, hablaron largamente de estos aflorismos, aforismos que afloran, que dejó en su ordenador, al morir, el filósofo de la Casa del Olivo. Son explosiones deslumbrantes, y contenidas, de sus observaciones cotidianas, son, por decirlo así, su espejo al borde del camino, llenas de la sabiduría del escepticismo pero también de la luz del sarcasmo, con respecto a sí mismo, con respecto a otros. Es, como dijo Vela, aludiendo a uno de los 845 aforismos, un manifiesto sobre la convivencia: "Convivir: una forma de inteligencia", y, por tanto, una mirada sobre la muerte, sobre la voluntad de saber morir. Sobre la nada y el olvido, sobre la amistad, esa cosa tan recóndita, sobre la lectura y sobre el ego. "No te exhibas: que los demás te descubran". Podía ser, dijo Landero, "severo, ácido, difícil", pero tenía en su mirada, de inmediato, el abrazo inteligente, sutil, que lo hacía cercano y temible, pues el abrazo inteligente organiza también una especie de guerra de guerrillas para que el otro no introduzca, por el lado sosegado del encuentro, la nadería, la vaguedad, el chiste fácil o la tontería. Sus memorias, Pretérito imperfecto, Casa del Olivo, son obras mayores de su manera de ser, pues son, como evocó Beatriz de Moura refiriéndose a su carácter, su modo de conversar. "Carlos conversando". Recordar es curar, dijo alguien en aquel escenario. Y mientras estuve allí, esta tarde inaugural del vero otoño madrileño, cuando te entra por los pies la melancolía intensa de la estación, sentí como si hubiera estado conversando con el doctor Castilla y regresara a la calle menos perplejo, menos asustado, por el súbito y difícil tiempo de los lunes en que empieza a desatarse una tormenta que no se sabe de dónde viene. Al final el actor José Luis Pellicena le puso voz a algunos aforismos. Como si estuvieran convocando al amigo, allí se hizo una atmósfera muy especial, muy rara en estos tiempos en que hablar parece segar hierba que aún no ha nacido.   

Hay 11 Comentarios

Castilla ha dejado amigos por todo el planeta. En mi vida ha sido un padre, un mentor y un amigo, tan crítico como constructivo. Sus aflorismos, de los que me había hablado en Córdoba, dejan constancia de que siempre estará vivo en la memoria de esta humanidad que resiste.

Hay más flores que ideas pero menos pensamientos que rosas; así que no resulta extraño que los foros se llenen de flores y que, en los arriates al pie de las columnas, prospere el sinporqué. Quizá por esa razón, cuando muchos se reúnen a platicar, las palabras abunden tanto que incurran con manifiesta felicidad en la paradoja: la floración del ingenio en una frase concita la admiración de los que cultivan especies diversas de más enjundioso follaje, tan variadas y anacrónicas parecen vivir después de haber muerto o remorir después de haber nacido las ideas peregrinas sin que nadie las escuche o las lea. Un aforismo apenas levanta del suelo pero deja un raro aroma a inteligencia mistérica, a instante amortajado con lenguaje de pétalo caído. Borges paladeaba los dísticos de Angelus Silesisus con la misma fruición con que la mariquita muerde el color de las corolas; tal vez porque sólo un signo separaba esos aforismos rimados del nombre de los místicos; o tal vez porque, de la misma manera en que en las letras de rosa está la rosa, en la forma condensada de una idea, está todo un universo de sustancias por la simple evocación de la combinatoria con que la multitud surge del microcosmos. Castilla del Pino acaso decubriera además que la mente es, antes que materia trascendida, un jardín secreto del Palacio del Amor al que apenas alumbra la luz del atardecer. Allí, la mínima candela semejaría un aflorismo.


http://www.nationalgallery.org.uk/paintings/claude-the-enchanted-castle

"Y mientras estuve allí, esta tarde inaugural del vero otoño madrileño, cuando te entra por los pies la melancolía intensa de la estación, sentí como si hubiera estado conversando con el doctor Castilla y regresara a la calle menos perplejo, menos asustado, por el súbito y difícil tiempo de los lunes en que empieza a desatarse una tormenta que no se sabe de dónde viene."

Te agradezco tus excursos literarios sobre la cotidianeidad de tus artículos.

Un saludo,

Jonás.

Mañana hará 18 meses de la llegada de Gonzalo. Parece que el tiempo pasó muy rapido, como si fuese ayer de su esperada venida, y hoy ya sube los escalones del tobogán y se deja caer. Su sonrisa ilumina el nublado cielo de Cartagena. Salud y Resistir.
PD. Espero que Oliver disfrute de la nueva vida diaria, por descubrir

Buenas tardes Juan. Acabamos de publicar en nuestro canal en Youtube la entrevista que te hicimos en la biblioteca del Instituto Cervantes de Dublín. Esperamos que te guste. Aquí va el enlace: http://youtu.be/mjxxs3i9C-0 Abrazos desde Irlanda.

Claro uno que sirve a Dios, y que tenga que estar perseguido, y en carcel, pues asi es, no creereis que se les va rendir honores como se hacen a los de este mundo, somos pobres, nuestra riqueza es espiritual

Mientras tanto os voy a decir, que no creo en las personas que predican pero no cumplen lo que dicen. Se quedan en meras palabras solo palabras, por eso como no tienen obras, es una fe muerta, yo quiero la vida, en todo su esplendor, fijaros que Dios dice a sus siervos, que si de algo tienen que presumir es de estar en la carcel sin ser malhechores, y con persecución. Nada de enseñorearse, y rendirles honores.

Amigos, todo en este mundo tiene un por qué, todo tiene su razon de existir, otra cosa es que desconozcamos cual es.

Un buen obituario.
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Recuerdo cuando descubrí a Castilla del Pino en la Universidad de La Laguna, sus libros, su lectura y posterior comentarios que hacíamos entre nosotros, y es cierto esa frase "Que los demás te descubran", ácido, dificil,pero inteligente con los que querían.
Lo seguimos mucho tiempo, tanto, que es dificil no tener siempre su recuerdo en la mente.
Era, fue todo un descubrimiento, me pasa que muchas lecturas , muchos libros y autores hace ya mucho tiempo de conocerlos. personas que ahora descubren después de 20 ó 30 años leen con casi una exaltación de su encuentro, para muchos son como esos amigos de toda una vida, y me resulta sorprendente que se les haga alusión ahora, y algunos levantan palabras enardecidas como los seguidores de esos cantantes de ahora.
no sé si es mejor o no, algunos llevamos ya muchos autores en la mochila con la que andamos por la vida, menos mal que existe ya el e-book.
Debemos pensar que hemos caminado juntos, que nos hicimos amigos por un mismo nexo de unión y sobre todo porque nos preocupamos de hacer un recorido en compañía.
Gracias juan por traerme tantos recuerdos a mi memoria, me veo en el bar de Don salvador hablando con mucha gente que tu recordarás, y como decia un amigo, "La Universidad nació porque mucha gente joven íbamos a ese Bar y decidieron crear allí La uni", cosas de gente socarrona con mucho humor, pese a los que vivimos comprometidos,quizás por eso la recordamos con cariño"

Tienes mucha razón cuando dices "que vivimos unos tiempos en el que hablar, es como segar la hierba bajo los pies".
Incluso hasta la postura del conversador, se le nota irritado y dado a la contra de lo que escuche.
Salud y Resistir.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fc6915f6970d

Listed below are links to weblogs that reference Los aflorismos de Castilla del Pino:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal