La isla a mediodía

Por: | 17 de julio de 2012

La desgracia del fuego regresa a Canarias.

Adeje, en el sur de Tenerife, y luego La Palma y La Gomera. En 2007, cuando el gran incendio que se cebó en los montes del centro sur de Tenerife, vi, al salir de Teno, un trozo de madera que aún humeaba, después de que el fuego hubiera sido dominado por los bomberos, tras varios días de lucha.

Imaginé entonces que aquel rescoldo seguía allí como la metáfora misma del fuego, como un aviso, la alerta simbólica de lo que ahora pasa otra vez. Las islas son, por su propia configuración, rodeadas de agua y amenazadas por la sequía y por el verano caliente, teas que están en medio del océano beneficiándose de las brisas hasta que las brisas las traicionan y arden en medio de la desesperación de los habitantes que se extrañan de la violencia del aire quemándose.

El fuego es siempre la memoria del fuego, un incendio te evoca otros incendios. Aquel que convirtió Teno, el corazón prehistórico en el que confluyen el norte más extremo y el principio del sur, en un trozo de historia ardiendo ocurrió por estas fechas en 2007. En Madrid había un tiempo desapacible, el viento hacía intransitables las calles, el aire estaba lleno de malos presagios. Nosotros, Ángel Sánchez Harguindey, Marta Donada y yo mismo, almorzábamos con Rafael Azcona en un restaurante gallego. Rafael tenía los ojos extraños, una mirada que alternaba el silencio con una cierta dejadez melancólica que a todos nos extrañó en aquel hombre que hacía de su alma un secreto. Ángel insistió en llevarle a casa tras el almuerzo, y los otros dos hicimos lo propio. En medio del forcejeo, pues Azcona no quería irse antes que nosotros, quería esperar a que nos fuéramos, llegó la alerta: Tenerife se quemaba aquel mediodía. Me fui al periódico, me enviaron a la isla, a informar de aquel incendio que se cebó en Teno, como si quisiera morder en una metáfora, recorrí con la gente del Cabildo las zonas que ya habían sido arrasadas por el fuego, y luego seguí, en el mediodía iluminado aún por la siniestra belleza de las llamas, por las cordilleras aún incendiadas. En un momento determinado llamé a Rafael, quería saber qué sucedía, con su mirada, con su ánimo. Fue en ese momento cuando me contó, nos contó, que le habían detectado entonces la enfermedad de la que habría de morir algunos meses más tarde. Había sido la última vez que lo vimos, él se recluyó después en un silencio que casi no interrumpió nunca más. El verano empezaba entonces con tan malas noticias. Por eso ahora, este verano, estos incendios, el propio incendio tremendo de la vida, me traen el recuerdo de aquel último mediodía de la isla ardiendo.  

Hay 13 Comentarios

MAESTRO CRUZ
He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas;
he navegado en cien mares,
y atracado en cien riberas.
En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancólicos
borrachos de sombra negra,
y pedantones al paño
que miran, callan, y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.
Mala gente que camina
y va apestando la tierra...
Y en todas partes he visto
gentes que danzan o juegan,
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.
Nunca, si llegan a un sitio,
preguntan a dónde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja,
y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino;
donde no hay vino, agua fresca.
Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y en un día como tantos,
descansan bajo la tierra.
A.Machado
Saludos Paco

Lo siento mucho.
Mª Teresa Ronderos publica en su post los fundamentos ético- políticos de CAOI. El primero es: Defender la Madre Tierra.
Así es que me sumo a lo dicho: Cuándo aprenderemos

Para francisco gomez:

Oiga, no está usted harto de insultar y decir tonterías? Hace siglos que sigo este blog y es usted lo más negativo que hay aquí. Al menos los otros que usted insulta nos hacen reír. Por qué no se larga de una maldita vez? Perdone mi rudeza, pero es que estoy hasta el moño de verle por aquí.

Maestro Cruz

¿Pedirme en tal relación
parecer? Cosa excusada,
porque a mí todo me agrada,
si no es don Juan de Alarcón.
Versos de tírela son;
y así no hay que hacer espantos
si son cantones o cantos;
que es también cosa cruel
ponerle la culpa a él
de lo que la tienen tantos.
Lope de Vega

P.D.Esto que publica con mi nombre es cosecha propia del doberman que no puede pasar sin dejar su meadita

NO Publicado por: francisco gomez | 19/07/2012 14:17:52

Paco

Maestro Cruz
Dumi, cuídate mucho y cárgate de energía para lo que viene que espero que sea muy bueno para ti y todo lo que haces que por cierto es algo peligroso que lo sepas, escribir, hoy en día es altamente sospechoso en este país y si además eres gorda como tú ni te digo
Besos guapa, canariona de mis entretelas
Saludos Paco

Maestro Cruz

Desgraciadamente sigue el fuego y ya van 1000 hectáreas calcinadas. Alguien tendrá que explicar quien no ha cumplido su cometido, pues es recurrente cada año y algo se podrá hacer además de lamentarse
P.D.El doberman a salido y ha dejado su meadita.Un poco de por favor y aire cansino

Saludos Paco

Para calmar el fuego. Emocipnante, Armando Manzanero:


http://www.youtube.com/watch?v=yp6cB7BGj48

Canarias se quema, La Palma, La gomera, Tenerife, arden, tanta sequía y calor hacen que desalojen a los vecinos de Vilaflor, preciosa villa llena de Pinos y Curvas. Una Pena.

Solo la estupidez es mayor que la ignorancia.
Salud y Resistir.

Maestro Cruz


Cierto poeta, en forma peregrina
cuanto devota, se metió a romero,
con quien pudiera bien todo barbero
lavar la más llagada disciplina.

Era su benditísima esclavina,
en cuanto suya, de un hermoso cuero,
su báculo timón del más zorrero
bajel, que desde el Faro de Cecina

a Brindis, sin hacer agua, navega.
Este sin landre claudicante Roque,
de una venera justamente vano,

que en oro engasta, santa insignia,
aloque, a San Trago camina, donde llega:
que tanto anda el cojo como el sano.
Gongora


Saludos Paco

El fuego posee la belleza del descontrol, avanzando con los gases incandescentes en expansión casi logarítmica. La evocación del misterio frente a una fogata en el fondo triste del hogar de una cocina se torna terror cabalgando por las colinas crepitando palabras antiguas y olvidadas por los seres humanos que una vez en la prehistoria conocieron el timbre siniestro de esas palabras.
Tiene razón Francisco, estamos a la merced de la desidia por parte de las administraciones con nuestros bosques. Una vez más los recortes traen el certificado de defunción de una civilización que se va perdiendo y no sabemos si volverá.
Observar la voracidad de las llamas en los noticiarios me trae recuerdos de mis andanzas por los bosques de España a lo largo de mi vida, decenas y decenas de años de crecimiento a la merced de algún inepto o de un sátrapa venido desde las mismas calderas del infierno.
Lo siento Juan, como siento los incendios de la comunidad valenciana y los que se producen por estas fechas, no hay nada más hermoso que un bosque, bien sea de profundidad insondable o bien de matorrales henchidos de vida cobijando a reptiles y mamíferos.
Siento una profunda tristeza cuando veo esos incendios, una tristeza que tiene que ver con el oscuro misterio de mi propia vida, que descubrió secretos transcendentales en esos bosques, que descubrió en el silencio amodorrado por los sonidos del bosque el intranscendente sentido de la vida y la belleza de una sola vida inmersa en la naturaleza, en el universo que no perdona el que no aprendamos su lenguaje de sílabas oclusivas en nuestra memoria.
Tal vez esas sílabas son las que te hayan traído a la memoria el recuerdo de Rafael Azcona, silabas que son impronunciables pero crecen en el silencio de las horas.

Maestro Cruz
Me temo que este verano el tema de los incendios será terrible por el abandono y la desidia de las administraciones en el mantenimiento y prevención. Mando mi solidaridad y todo mi cariño a los chicharreros en estos terribles momentos en que su naturaleza se quema y se pierde.
P.D.Un recuerdo entrañable para el genio de Logroño que permanece en nuestras vidas con sus obras geniales
Saludos Paco

Los incendios son la destrucción de la naturaleza, la que nos enrraiza al suelo, a nuestros antepasados familiares y de la litratura esos que han viajado con nosotros escondidos entre la ropa interior de una maleta.
En el miedo, el dolor y la pesadumbre siempre aparece un soplo de esperanza, por eso miramos el horizonte, por sí apareciera algún rescoldo apagado cerca de un pequeño grupo de pinos o de verde de lo que fuera un extenso bosque.
Ante tanta desgracia, veraniega para las Islas solo me queda Juan que solidarizarme contigo y tus vecinos y desearos paz y sosiego para poder levantar el animo.
Salud y Resistir.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017616845a6f970c

Listed below are links to weblogs that reference La isla a mediodía:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal