El artista en busca de la idea

Por: | 18 de septiembre de 2012

La película de Fernando Trueba, El artista y la modelo, es una hermosa obra de arte, profunda y ligera a la vez, como quería los poemas Jorge Guillén y como concebía la escultura Eduardo Chillida. Asistí a una sesión de la Academia de Cine, previa al estreno; la sala estaba llena de artistas del cine y también había algunos directores y escritores. Y aplaudieron, hubo un gran aplauso. En el mundo de las artes los aplausos suelen ser tímidos o recatados y muchas veces se reservan por si acaso. Pero en esta ocasión hubo espontaneidad y alegría en ese aplauso. Alguien, un director de cine que ahora es también novelista, dijo a los que estaban cerca que daba gusto ver cómo el cine español, y en concreto esta película de Trueba, irrumpía a veces con dos o tres historias muy buenas en un año, y que eso desmentía el lugar común, instalado en las esferas de la cultura oficial, de que el cine español no sólo está en crisis sino que no merece la ayuda que se le presta. 

El artista y la modelo es una gran película que tiene la sencillez de las grandes ideas llevadas al cine con talento y entidad de obra de arte. Trata, además, de la idea que hay detrás de la obra de arte, cómo se va desarrollando ésta como work in progress en medio de la tragedia de la infertilidad del artista hasta que a éste le llega la idea, la idea, y ya el trabajo fluye como un acontecimiento del alma que no tiene fin. La idea, esta idea, se confunde en un instante sublime con el amor, que es a la vez la solución y la tragedia. El contexto de la película es sumamente dramático, la guerra mundial; en medio de la trama que junta al artista (Jean Rochefort, sublime aquí, como estuvo sublime en El marido de la peluquera) con la modelo (Aida Folch, tenue belleza acentuada por la risa, que no prodiga pero que la convierte en una cómplice feliz de la cámara de Trueba) aparece un personaje (Pierre Gamet), un soldado español de la resistencia en el que creí ver un trasfondo del joven Semprún batallando contra los nazis. Esa aparición de la realidad de lo que ocurre en el transcurso de la historia del artista y la modelo le sirve al director para resumir, en un trazo, algunas de las más conmovedoras historias de retaguardia que ocurren en todas las guerras.

Pero Trueba tiene la guerra como un contrapunto; subyace una historia de amor que se va desarrollando con la explosión de las estaciones (el verano, la primavera, el otoño) y con la cadencia de la propia obra de arte haciéndose en las manos del viejo escultor y en el rostro enfurruñado o feliz de la modelo. 

La sutileza del film permite vivir la película, rodada en blanco y negro, como un sueño propio, en el que uno va deslizándose como si estuviera leyendo un libro, con la misma inquieta placidez con la que uno se enfrenta a una obra clásica que ya vio pero que está viendo de nuevo porque en la memoria se conserva como el recuerdo de una extraña belleza.

Película de sentimientos, magistral reingreso de Fernando Trueba en el cine que él ama.

Hay 7 Comentarios

Estimado don Juan Cruz, con su permiso una palabra de recuerdo para Santiago Carrillo, un español de los pies a la cabeza, honesto, sencillo, valiente, justo. En mi memoria siempre quedará la imagen inolvidable de su abrazo con el rey. Hasta siempre Carrillo

Ha muerto Santiago Carrillo 6 meses después que mi padre y a la misma Edad.

http://www.youtube.com/watch?v=7WoauqesNjM&feature=plcp

¿Cuánto le costó la entrada, Señor Cruz?

El lugar común: Wert dice ser partidario de "la subvención de la cultura y no de la cultura de la subvención". Qué persona común estará de acuerdo con que se defraude, se "compre" taquilla para obtener dinero público, en que se subvencionen decenas de películas que no llegan a estrenarse, en fin, con los desastres de la política clientelista de ayudas al cine en las últimas décadas.
Ahora no hay dinero para casi nada, y menos para los proyectos de cine; malo sería quitar camas de hospital para hacer películas, pero sigue habiendo cientos de medidas que los políticos podrían tomar para favorecer al cine español, desde limitar el doblaje, como hacen en Portugal, hasta dejar de cobrar por rodar en la calle, por ejemplo, y no entro en leyes de mecenazgo que quién sabe si servirán para algo. Los dirigentes son los que tienen que pensar, aclarar los resultados que han producido las distintas políticas y promover las más eficaces. Para eso cobran.
Veremos la peli.

Hoy me vais a permitir compartir una historia que viene como anillo al dedo al tema que trata Juan en su post.

Es una historia real de un chico que le envía un email a un Gran compositor de música pidiéndole ayuda con una chica.

http://www.hispasonic.com/foros/increible-contestacion-musico-fan/411577#post3375228

Por favor utilizar el enlace y leed primero lo que le pide el chico al compositor y luego mirad el video que este compositor ha creado a raíz de recibir el email de ese chico desesperado.

A veces hay que mirar muy cerca, muy próximo para encontrar una Idea.

http://www.youtube.com/watch?v=bBc8Oh4kA2U&feature=plcp

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017d3c201698970c

Listed below are links to weblogs that reference El artista en busca de la idea:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal