Sombra y luz de Shakespeare

Por: | 16 de abril de 2014

Recomiendo los artículos que hoy publica EL PAÍS en torno al aniversario 450 de William Shakespeare. Javier Marías, Marcos Ordóñez... Volver a Shakespeare es algo que se hace cada día, como se pone de manifiesto en estos textos que el periódico dedica al gran bardo... Me detengo en el de Marías especialmente porque contiene, en cierta manera, una apelación a la lectura de los clásicos: Shakespeare, Cervantes, Dante, Proust, Faulkner, Montaigne, Conrad, Hölderlin... Son la luz de la escritura de todos los tiempos, y deberían ser también la luz de los escritores que siguen escribiendo ya lejos de aquellas sombras. Pero, apunta Marías, da la impresión de que han sido difuminados para que no perturben a quienes prefieren pensar que con sus obras de inaugura la literatura. Lo que Marías hace, también, es apuntar una lista de lecturas obligatorias para aquellos que quieran adentrarse, con la humildad imprescindible, en el mundo de la escritura. Y lean a Marcos Ordóñez; sus artículos teatrales, en Babelia y fuera del suplemento, no son sólo refrescantes reflexiones teatrales, sino excelente materia de aprendizaje sobre cómo debe escribirse de literatura en los periódicos. 

Hay 6 Comentarios

Me alegra que vuelvan las entradas de este blog nutritivo. Gracias.

Yo cuando los fantasmas toma vacaciones y llenan las calles, me marcho a la montaña o la playa solitaria.
Salud y Resistir.

Decía Hölderling que "el hombre es un dios cuando sueña y un animal cuando piensa". Puesto que todos podemos soñar, ¿por qué los sueños de un mendigo han de ser menos valiosos, menos divinos que los de un aristócrata? No sé si estarán de acuerdo conmigo pero las obras de Shakespeare a menudo me han parecido la plasmación de un mundo onírico en palabras, una suerte de relato soñado que alguien con un don verbal incalculable plasmó sin las restricciones de una realidad mojigata o limitada.
Lo cierto es que no importa demasiado, más allá de las puntillosas precisiones del erudito, si el autor de Hamlet era noble o plebeyo, oxoniense o autodidacta, cortesano o comediante; el hecho es que quien usó el nombre de Shakespeare escribió las obras de Shakespeare, fuera el estragado marido de Anne Hathaway o el seductor de Anne Vavasour. Quienquiera que fuese, pobre o rico, villano o terrateniente, conocedor de la naturaleza humana por experiencia directa o por referencias librescas, soñó despierto con las obras a las que Shakespeare dio filiación.
Pero cabe hacerse una pregunta: si el autor no fuera el comediante William, ¿habría renunciado de forma tan rotunda y drástica a sus sueños?; ¿habría dejado tras de sí los sueños propios sólo para que su nombre no cargara con el sanbenito de pertenecer a un hombre que aspiró a soñar ante los otros? Por lo demás, quien escribiera “O, that this too too solid flesh would melt/thaw and resolve itself into a dew!" bien puede que quisiera precisamente eso aquí transcrito para ascender a la inmortalidad: convertir su demasiado sólida materia en rocío, transparente, efímero, de manera que sus sueños existieran traspasando la sustancia y la identidad, más allá de él mismo.
O tal vez, simplemente, William se cansó de soñar a Shakespeare y renunció a los sueños para vivir feliz en espera del anonimato. Que su esperanza resultara vana parecería tan irónico como que quien quisiera esconderse tras William pudiera ser, al,cabo, descubierto.

Javier Marías, es la primera parada que hago los fines de semana en el suplemento.
Es un placer su literatura, clásica, moderna y fluida sin dejarse detalles del mundo en el que vivimos, lleno de escondites y trampas, para que no nos demos cuenta de los manejos de los que nos Gobiernan, sin recato y con todo el morro.
El País lo tengo encima de la mesa, lo leeré.
Salud y Resistir

Gracias por tus palabras y tu generosidad, Juan.

Maestro Cruz

Marías con sus libros y su columna es una ventana abierta al saber.Leer a los clásicos siempre es gratificante y cuando vuelves a releerlos siempre descubres matices nuevos.

Saludos Paco

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01a73dabc166970d

Listed below are links to weblogs that reference Sombra y luz de Shakespeare:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal