Máximo y la amistad

Por: | 23 de mayo de 2014

1396516958_681109_1396517142_noticia_normalLa amistad está basada en el reconocimiento. El afecto une a los hombres más allá de la muerte y de otras incidencias de la vida. Ayer un ingente número de amigos que conocieron bien al diplomático y escritor Máximo Cajal se reunieron en Madrid para dar testimonio de lo que querían a este hombre que puso sus principios por delante de las obligaciones de sus destinos como embajador o cónsul de España. Por ese carácter indomable, basado en la razón más que en el exabrupto, lo quisieron todos, y algunos por eso mismo lo persiguieron. Él siempre respondió con dignidad, y eso dijeron sus amigos. Máximo Cajal murió el último 2 de abril y nadie lo olvida. La sala, en la Fundación Carlos de Amberes, estaba repleta de caras que fueron habituales en las reuniones de Bea y de Max, y en todos los parlamentos, que fueron numerosos, se puso de manifiesto la dignidad como columna vertebral de la humanidad de este diplomático que dejó por donde pasó, y también por las almas que lo compartieron, testimonio indeleble de sensatez y rigor. Había gente sentada en el suelo, personas de distintas generaciones que aprendió de él sensibilidad y tino. Fue una tarde emocionante en la que era posible percibir la elegancia con la que él cultivó ese sentimiento que está en la base de la vida. La amistad fue su legado, junto con sus libros y con sus reflexiones sobre España, el mundo, la mezquindad internacional. Inolvidable persona.

 

FOTO: ULY MARTÍN

Hay 6 Comentarios

Don Antonio:
Ud. sabe tan bien como yo –aunque también es posible que no; posibilidad, sin embargo, remota en este wikimundo de hoy- que la “nueva izquierda” no tiene nada de nueva. Es más, no sólo carece de la menor traza de modernidad sino que podría muy bien pasar por una transposición anacrónica de la forma más caduca y desprestigiada de la “vieja izquierda”, aquella que sembrara la corrupción, la miseria, la tiranía y la represión desde La Habana hasta Vladivostok, desde Pionjang hasta Harare. Incluso la misma pretensión de novedad, la misma impostación de frescura callejera y de “decencia” proletaria parece un resabio de aquellos cantos de sirena con que hace tantos, tantos años la burocrática intelectualidad orgánica de los antediluvianos partidos comunistas consiguieran seducir a los menos avisados, más ingenuos o simplemente más desesperados. Sí, es una suerte de retorno de la impostura basada en el mensaje milagrero asociado a la palabra socialismo: Utopía con añadidos de Jauja; una importura demagógica que no se tiene el empacho en ofrecer como si fuera algo sin estrenar, prístino incluso de toda probatura, hasta la misma perspectiva real que no muestra sino el arapiento aspecto de la catástrofe bolivariana. Pero, al cabo, tampoco es de extrañar que aún cunda el espejismo sovientizante en un país como el nuestro en el que, sin rubor alguno medra algo que se atreve a seguir llamándose “Partido Comunista”. Lo cierto es que hasta la referencia que hace ud. a aquel mundo previo al desvelamiento de la impostura socialista lleva consigo la respuesta a su propia perplejidad.


Juan se que no tiene nada que ver con tu tema, pero no puedo dejar de comentar la noticia, pues nos ataca a nuestra forma de ver el libro y la sociedad que hasta ahora nos rodeaba, autor, editor, imprenta, librería y lector, todo será distinto, puro monopolio del libro.

LUCHA DE TITANES Y HUNDIMIENTO DEL RESTO DE EDITORIALES.
Ya la empleó en 2010, cuando Macmillan intentó cambiar las reglas del juego. Y todo indica que Amazon ha decidido volver a tirar de la conocida como “opción nuclear”. Ante la oposición de la más pequeña de las Cinco Grandes Editoriales de EE UU (Hachette Group Book, filial del grupo francés Hachette) a aceptar que Amazon aumente su margen de beneficios a su costa, el gigante del comercio online ha decidido suprimir el botón de “encargar por adelantado con un solo clic”. No solo eso. Además, ha impuesto en la venta de sus libros electrónicos plazos de entrega de “tres a cinco semanas”.
La traducción económica para Hachette —o cualquier gran editorial— del comportamiento abusivo de Amazon —considerado por la hoy juez del Tribunal Supremo de EE UU Sonia Sotomayor como un monopsonio, que a diferencia del monopolio se centra en lo que el vendedor compra y no en lo que vende— es catastrófica y obliga a la editorial de turno a planificar a ciegas. Cuando Amazon ofrece en su página a los futuros compradores la opción de encargar por adelantado, Hachette puede ajustar su tirada a la demanda prevista. Ahora está sin brújula.
Editar libros es de atrevidos y de valientes tal como esta la sociedad.
Salud y Resistir

Observo un tanto sorprendido la cantidad de epítetos contra Podemos, y sobre todo a Pablo Iglesias.
Da la sensación que hemos olvidados la pinta que teníamos cuando en el 82 luchábamos pegado carteles en las calles y repasábamos, pues nos los arrancaban, y por fin se gano las elecciones,
Todos éramos como Pablo, con el pelo largo, con coletas, con trajes de pana, con pantalones vaqueros y camisas a cuadros, nadie llevaba traje de lana ni conocíamos lo que era una corbata y meno hacer el nudo, y ahora porque un grupo de jóvenes de 35 años nos traen el mismo mensaje, seremos honrados, no mentiremos, los ciudadanos serán todos iguales ante la Ley, ante la sanidad, ante la educación, una educación pública y gratuita y una sanidad universal, se le echan encima y se le insulta que si son bocheviques , que sin son chavistas, etc. ( nosotros en Cartagena estamos haciendo barcos para Venezuela) .
En fin esta derecha y estos políticos que pasaron por socialistas pero ahora se bañan en aguas de la CAIXA y la TELEFONICA y la Repsol, ha perdido la memoria y no lo saben, necesitan urgentemente que se lo hagan ver.
Amigos, vecinos y sosias de estas persona ayudarles son unos pobres desmemoriados, tendrá todo los millones que le estén pagando las multinacionales, pero son como decía Cafrune: "POBRECITO MI PATRÓN PIENSA QUE EL POBRE SOY YO".
Salud y Resistir.

Preciosa y elegante también la semblanza de este personaje. Aunque lo que voy a decir sea una simpleza,en esa foto tiene una expresión simpática y bonachona.
Leí el artículo del país y solo me quedó la curiosidad por un párrafo que no entendí:
"Jubilado ya, iba en autobús a los sitios hasta cuando ya estaba hecho unos zorros y contemplaba con fascinación la risa algo desgarrada y las ocurrencias de Bea, su mujer. Hacía décadas que había torcido su carrera para seguirla a todos lados y para convencerla de que hiciera ella lo propio. Fue una batalla de voluntades y amores espléndida de ver. Una batalla entre el pesimismo y las campanillas"
¿unos zorros? ¿Torcer su carrera para seguirla? ¿Por qué? ¿Dónde?

Yo de Máximo tengo el recuerdo de un día muy triste, el asalto a la embajada en donde estaba destinado.
Fueron dos días pendiente de unos funcionarios que se portaron muy bien con los acogidos a la embajada.
Descanse en Paz, y vi la esquela en El País.
Salud y Resistir.

Una despedida de respeto.

http://casaquerida.com/2014/05/22/una-pista-de-hielo-armado/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01a73dc9b78b970d

Listed below are links to weblogs that reference Máximo y la amistad:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal