El oficio. 6. El buen artículo de Javier Cercas

Por: | 15 de septiembre de 2014

Buen artículo el que publicó ayer en EL PAÍS Semanal Javier Cercas. Trataba de "las semejanzas y diferencias entre la situación escocesa y la catalana". Sus últimas palabras eran una pregunta: "¿Existe alguna posibilidad de construir con una cultura política idéntica un país distinto y mejor? Ustedes dirán".

Era un buen artículo porque presentaba datos y hechos, y establecía comparaciones que desarmaban las certezas que hay entre nosotros con la elegancia de un articulista acostumbrado a debatir, seguramente también consigo mismo.

El periódico presentó en letras grandes este destacado de lo que decía Cercas en su texto: "En España apenas intercambiamos otra cosa que gritos, mentiras y ataques personales". Como si su descripción necesitara corolario, en seguida que aparecieron en las redes sociales tanto ese destacado como el artículo propiamente dicho la persona de Javier Cercas (y no sólo su texto) fue objeto de gritos y ataques personales. Es lo que hay. Los artículos de opinión, como es natural, reflejan opiniones, que no impiden la existencia de otras visiones del mismo asunto. Lo que Cercas dice es muy cierto: "En España apenas intercambiamos otra cosa que gritos, mentiras y ataques personales". Para muestra, su propio botón: ante sus argumentos (datos, leyes, o ausencia de leyes, comparaciones nítidas y nítidamente demsontadas), borrón y cuenta nueva. Cállese, señor Cercas.

¿Por qué arremeten contra Cercas? Porque lo que dice no está en el ´mainstream`, choca con lo que se lee en ciertos ámbitos del país y choca de pleno con lo que es hábito en las redes sociales, donde abunda más el escoramiento que la reflexión, y él exponía, con una discreción realmente admirable, la sustancia de sus preguntas sin arremeter contra los que piensan de manera distinta, planteando cuestiones que están en la mente de todos pero que unos no dicen porque no resulta ahora políticamente correcto y que otros contradicen porque la naturaleza de sus argumentos ya es tan sólida que no permite posiciones contradictorias.

A Cercas le hubiera venido bien, según muchos de los que se expresaron en seguida en las redes sociales, quedarse callado, como un ciudadano sumiso al lugar común que ahora comanda; como optó por exponer lo que piensa (y lo que lleva pensando) no soportaron la posibilidad de que prosperara una discusión sin "ataques personales", y ahí surgieron, de todo tipo.

Era, ya digo, un buen artículo. Es muy corriente escuchar ahora que un artículo es bueno, o se dice que es bueno, porque nos ha gustado, o porque dice lo que queremos que diga, no sólo porque esté bien escrito y exprese con claridad los argumentos y las preguntas de que debe estar dotada toda columna. El artículo de Cercas es por su propia naturaleza polémico, porque es conocido que él está en contra de una de las partes del conflicto Cataluña-España (sí a seguir juntos, no a seguir juntos: él está a favor del sí). Pero tanto en este como en otros textos anteriores él esgrime razones (sus razones) teniendo en cuenta las de los contrarios. ¿Por qué se arremete contra él si lo que hace es lo que siempre fue la esencia de las opiniones, que es la expresión de la independencia de criterio? 

Pues porque existe la tendencia a descalificar al otro antes de que éste comience a hablar. Pasa con artículos de un extremo y otro del espectro: antes de empezar a leer, ya sabes qué te vas a encontrar; y generalmente te encuentras lugares comunes que alimentan la argumentación a favor de la tesis habitual de aquellos articulistas que buscan en el lector o en el oyente la aprobación de los que ya están convencidos de que las cosas son blancas o negras.

En este caso Cercas, defensor del no a la independencia catalana, explica su experiencia en Escocia, a partir de sus viajes frecuentes a Edimburgo, explica cómo son las leyes británicas y cómo son las leyes españolas, señala hasta qué punto las propuestas electorales de Salmond (el primer ministro escocés) y de Mas (el presidente de la Generalitat) no tienen nada que ver en puridad, y define finalmente las culturas políticas que han generado las historias de ambos territorios, el británico y el español. Su conclusión es una pregunta, y esta invitación: "Ustedes dirán".

El tono del artículo tenía esa manera de ser, era discreto, no era altisonante, y además reclamaba lo que no existe: sosiego, ausencia de "gritos, mentiras y ataques personales" para dirimir una cuestión tan delicada (y tan compleja) sin otras interferencias que las del intercambio de ideas e incluso de sentimientos. Pues a esta apelación contra el grito fue a la que se agarraron muchos de los comunicantes de la red para poner de vuelta y media a Javier Cercas y para darle, desgraciadamente, la razón a su descripción de lo que pasa tan frecuentemente en este país que antes que el desacuerdo prefiere la bronca.

 

Hay 51 Comentarios

Desde Andalucía, con este apellido catalán que llevo, con familia vasca, madrileña, castellana y catalana no entiendo el interés por no querer estar. Me parece bien que se consulte a todos los españoles. Yo si los catalanes no quieren estar no tengo problemas en votar que no, vamos que se vayan mañana.Me parece que están contaminados hasta el tuétano. Desde aquí se ve todo con más perspectiva. Por ciertto me encanta que en España coexistan las 4 lenguas.Lo que no veo es que se haga estandarte de la misma para plantear ser diferente

Soy un gran lector de Javier Cercas, me apasiona su estilo claro y preciso tanto en novelas, ensayos como en artículos. Respecto a su último artículo quisiera decir que por más clarividente que sea interpretando lo que sucede entre Escocia y Catalunya, la realidad es la que es. Creo que votando saldríamos de dudas, opinar es menos preciso.

Decía Cercas que el derecho a decidir es una mentira, que no existía. ¿ Qué han hecho entonces los escoceses ?

Una cosa es indiscutible, Hanna, Llach entona infinitamente mejor que Cercas, ¡dónde va a parar!, pero acéptame que una cosa es la poesía lírica y muy otra la prosa a secas.

Gracias por sus enlaces. Lo que echa en falta, atribúyalo, dadas sus convicciones, a mi condición de español, que según usted tiene muy bien sabido me sitúa "infinitamente" por debajo de las, supongo, igualmente infinitas virtudes catalanas.

Imagino naturalmente que los ejemplos que puse antes, y como ya le decía, lo son de "burlita fina", aunque por desgracia ni Boadella ni yo mismo ni quienes, no apoyando las posturas políticas del señor Mas y su gobierno, quedan por ello condenados sin apelación a ser enemigos de la libertad (ni Javier Cercas, que sin duda por ello no ha captado la irónica finura de las barbaridades que a su respecto se han dicho en las redes sociales y demás), tengamos la capacidad de apreciarla como merece. Qué le vamos a hacer si somos así de limitados.

Amigo Pedro: Recuerde que ya en mi primer comentario ponía por delante que se me terminaron las palabras para ese tipo de debate, que me quedaban la música y el sentido del humor. Y es por ello que, con el debido respeto, pero desde mi muy personal idiosincrasia al tiempo, echo a faltar al final de su comentario algo sympa, por ejemplo: para muestra de sus peregrinas teorías -sectarias-, Hanna, un botón, este mío pleno de solemnidad, reiterándome o manteniéndome en mis trece, erre que erre. Un cordial saludo, Pedro.
.
La música: Somniem
.
https://www.youtube.com/watch?v=bJSa6itd5KU

Margallo, general en jefe, ministro de Exteriores e Interiores a la vez, tres en uno, amenaza con suspender la autonomía de Catalunya. "¡Enseñad los dientes, españoles, hostia!» (vid. "No sé si me explico"), España os necesita (el PP os necesita para tapar al tiempo la corrupción de los políticos catalanes y la propia. Miguel Arias Cañete, responsable de Cambio Climático en Europa, ordenó vender a la carrera sus acciones en empresas petroleras, en razón de que a Europa la líaban algo las dos caras de Jano).
.
Tribunal de Justicia Internacional de la Haya, 2010:
“Declaramos que no existe en Derecho Internacional ninguna norma que prohíba las declaraciones unilaterales de independencia. Declaramos que, cuando hay contradicción entre la legalidad constitucional de un Estado y la voluntad democrática prevalece esta segunda. Y declaramos que, en una sociedad democrática, a diferencia de una dictadura, no es la ley la que determina la voluntad de los ciudadanos sino que es esta la que crea y modifica cuando sea necesario la legalidad"
.
Claro es que España lleva ochenta años con la democracia secuestrada, y aunque no lo parezca, a juzgar por la alegría con la que parte de la ciudadanía y las elites 'intelectuales' defienden a los sucesivos gobiernos que la mantienen secuestrada.

No, mi buena amiga Hanna, yo no creo que nadie sea "Cataluña" ni que nadie sea "España". Lo que sí creo es que su afirmación de que, cito, "gritos, mentiras y ataques personales en un clima de histeria que no excluye el matonismo, pero sí cualquier esfuerzo por entender al discrepante" (...) si tratamos de ser imparciales, deberíamos admitir que (...) es cosa propia de España y en infinito menor grado de Catalunya, donde cuestiones como esta se resuelven más bien con ironía y burlita fina", es un puro disparate sectario; mis ejemplos no tenían otra finalidad que ilustrar un poco esa afirmación.

Y gracias por su preocupación por mi salud; pero le aseguro que mi pulso es perfectamente regular, y que desde luego no se altera por cosas tan nimias como el sectarismo de algunos; aviados estaríamos.

¿En qué se parecen Artur Mas y Rajoy? Respuesta: se parecen en todo. Son iguales. Igualitos. Son dos tramposos. A ver si abrimos los ojos, señores españoles, señores catalanes, señores vascos, etc.... ¿Vamos a despertar de una vez o vamos a seguir permitiendo que esta casta de corruptos desangre nuestras vidas con su voracidad inagotable de dinero, de vicio, de corrupción? Artur Mas está sintiendo lo mismo que Rajoy: en cuanto salga del poder se empezarán a levantar las alfombras, y cuando se levanten todos veremos la MIERDA que han dejado debajo de la alfombra, todos veremos lo CERDOS y desastrosos que fueron con la higiene que se les encomendó... Artur Mas está cagao de pánico. Pánico a la verdad de la corrupción escandalosa de su partido. Verdad que saldrá a la luz en el momento en que él deje de gobernar el timón. Hasta sus propios correligionarios, los que no tengan "manchas" de corrupción en su expediente irán a por él... ¿Por qué Duran se apartó de Mas? ¿No os lo preguntáis? Pronto vais a saber el por qué. La convocatoria del referéndum es el principio del fin. Desde el momento en que lo convoque Artur Mas dejará de dirigir el proceso. ¿Qué va a ocurrir? ¿Una guerra civil? Artur Mas es capaz de llevar a Cataluña a una guerra civil, a una desgracia, a una catástrofe, antes de permitir que otros levanten las alfombras. Si el partido Esquerra Republicana de Catalunya estuviese actuando con honestidad lo primero que tendría que hacer es solicitar urgentemente la apertura de una Comisión de Investigación en el Parlament por los casos de corrupción de las ITV's, el Palau y otros. La misma Comisión de Investigación que solicitó en su momento, y que sorpresivamente retiró, tras haberse puesto de acuerdo Junqueras con Mas, en un pacto secreto, sin luz ni taquígrafos. Esto es muy sucio. Yo os pido a los catalanes honestos y nobles, que sois la mayoría, la inmensa mayoría, que no os dejéis pisar ni manipular por un puñado de corruptos indeseables que están llevando a Cataluña a la desgracia. No seáis tontos, no les permitáis que sigan haciendo lo que les da la gana. Sacad los dientes, empezad a protestar, a EXIGIR, solo hace falta dar cuatro voces para que estas ratas salgan huyendo despavoridas... No seáis tontos, nos os dejéis joder más, que nos tienen jodidos a todos. Y a los españoles os pido lo mismo: despertad de una vez, no deis vuestro voto a canallas, a ladrones, ¡enseñad los dientes, españoles, hostia!

Comparto totalmente con el Sr. Juan Cruz la queja por la falta de debate y el excesivo exabrupto. Es un mal endémico y que viene de de lejos.
Pero, por el resto se engaña:
. ¿Cercas está fuera del pensamiento mayoritario? En El País hay una mayoría abrumadora de artículos críticos con la independencia (algunos son radicalmente críticos y otros moderamdamente, pero todos críticos) y muy pocos favorables. Ni le cuento lo que pasa en ABC, La Razón, El Mundo, etc. Así que decir que Cercas está en tierra de nadie... hombre es muy curioso
. Claro que los artículos hay que poner razones y criterio propio. Pero también analizar bien. Y el artículo 'Escocia y nosotros' es un artículo considerablemente simple y simplista. Cuándo se hacen artículos simplistas se recogen críticas simplistas, esa es una gran verdad

Contesto al comentarista que firma como "per si de cas | 16/09/2014 1:37:41": La reforma que se hizo de la Constitución en tiempo del Gobierno de ZP no alteró las reglas del juego, ya que contó con el quorum suficiente para ser llevada a efecto. Se hizo observando escrupulosamente los procedimientos establecidos en la propia Constitución para su reforma. Es más, contó con el apoyó de partidos políticos como el del señor Mas. Y por eso quienes estábamos, como yo, en contra de esa reforma, nos tenemos que aguantar. Artur Mas estaba a favor de esa reforma, me parece recordar. Yo estaba y estoy en contra de ella, pero eso no quiere decir que la reforma haya roto la legalidad, ya que fue acordada por una mayoría parlamentaria suficiente para hacerla dentro de la ley. Pero, mire, le voy a decir más para que vea usted lo equivocado que está. En el supuesto de que esa reforma hubiese alterado las reglas del juego, de que se hubiese hecho a la fuerza, aun en tal caso, lo que ahora pretende Artur Mas (un referéndum sobre soberanía excluyendo al pueblo español) seguiría siendo igual de nulo e imposible. Es como si usted me dice que por el hecho de que alguien haya matado a otro eso le legitima a usted para matar. Usted no tiene derecho a matar, en ningún caso, ¿lo comprende? Usted no tiene "derecho a decidir" por sí solo lo que compete decidir a una pluralidad de personas, ¿lo comprende? Por eso el reférendum, cuando se impugne, será suspendido, y no se podrá celebrar. ¿Por qué no esperan ustedes a ver qué contesta el Tribunal Constitucional, en lugar de anticiparse a esa resolución, y dar por hecho que va a ser contraria a sus intereses? ¿Por qué no esperan a leer los argumentos que el Tribunal Constitucional ofrecerá para motivar su resolución? ¿Por qué no convocan ustedes de una vez ya el dichoso referéndum, para que el Tribunal Constitucional pueda dictaminar su legalidad, y poner en claro ante el mundo entero con argumentos jurídicos el por qué de su legitimidad o ilegitimidad? ¿Cuántos años hace ya que anunció el referéndum el señor Mas, y no lo convoca? ¿Por qué tienen miedo a lo que los tribunales resuelvan, conforme a derecho, a la vista de todos? ¿Quiere que yo le conteste? Ustedes tienen miedo porque saben que no tienen razón. Ustedes saben que Artur Mas está haciendo trampa, que es un tramposo. No den ustedes por bueno lo que se hace con trampa, o con ignorancia, con empecinamiento ignorante. Sean ustedes exigentes con políticos como Artur Mas que se meten a hacer reformas sin saber lo que hacen, sin saber lo que dicen, sin saber por dónde pisan... Porque son gentes -usted lo sabe perfectamente- que están más preocupados por otras cosas, como por ejemplo tapar la corrupción escandalosa de ese partido llamado CiU, una auténtica cueva de ladrones -usted lo sabe, no se haga el tonto-, una cueva de corrupción que debería estar siendo investigada en el Parlament de Catalunya, cosa que está impidiendo el señor Junqueras, que está dispuesto a perdonar la corrupción a CiU a cambio de que Mas se suicide políticamente liderando un proceso ilegal e ilegítimo. Usted y TODA CATALUÑA saben que esto es así, y por eso a quienes somos de izquierdas de verdad no nos queda otro remedio que apoyar al Gobierno del PP ante el ataque ilegítimo que proviene de la cueva de ladrones... ¿Lo comprende usted? Este proceso no puede estar dirigido por corruptos, ni de un lado ni del otro. Los corruptos tienen que desaparecer de la vida política. Si no lo hacen por las buenas lo harán por las malas. No se puede tolerar la corrupción, ni a Artur Mas, ni a Pujol, ni a Bárcenas, ni a nadie. Por ahí hay que empezar para arreglar los problemas: hay que depurar A FONDO toda la corrupción que enferma nuestro sistema político. Que no quede un solo corrupto en la política. Que devuelvan íntegramente lo robado al pueblo, con los intereses y las sanciones que procedan. A FONDO, sin que quede ni uno solo impune. Cueste lo que cueste, pase lo que pase. Eso es lo que tenemos que exigir los españoles, los catalanes, todos... Y después, cuando los corruptos y las mafias abandonen NUESTRAS instituciones políticas, nosotros encontraremos las fórmulas necesarias para solucionar todos los problemas, y para dar satisfacción a las aspiraciones de todos, cuando sean legítimas. Dejen ustedes ya de proteger a corruptos. Empiecen a exigir limpieza a sus políticos, no consientan que ERC traicione a su electorado aliándose con CiU para salvar la cara y la cartera de un puñado de ladrones indecentes... ¿Me entendió usted? Gracias.

Ja t'has explicat, pero m'avorreixo de sempre el mateix, així que seré breu, és a dir: ya te has explicado, pero me aburro de siempre lo mismo, así que seré breve. La reforma de la Constitución que hizo el gobierno de ZP, con el espaldarazo del PP, y sin consultar al pueblo soberano, es más, casi a sus espadas, o justo contra ellos, ¿no alteraba las reglas del juego, verdad? Poner la deuda, sin duda, odiosa, al menos una buena parte de ella, por delante del pan, el trabajo, la salud, etc., de los ciudadanos, ¿qué era? ¿Cómo podríamos llamar a eso para satisfacer al tiempo a los catalanes y a los españoles, di?

Posiblemente mi intervención provocará el grito y la repulsa de quienes están a favor de la celebración del referéndum. Trataré de explicarme muy brevemente.

La celebración del referéndum que se pretende por parte de algunos en Cataluña es contraria a lo dispuesto en la Constitución, y por lo tanto es anticonstitucional. Esto es una verdad completamente objetiva, ya que hasta los propios impulsores de ese referéndum y de la legislación "ad hoc" que se está produciendo para intentar darle un encaje del ordenamiento jurídico reconocen de antemano que el Tribunal Constitucional va a declarar la inconstitucionalidad de todo este proyecto.

¿Por qué estamos ante este problema, ante este "atasco"?

En mi opinión el problema procede de la introducción en el debate de un elemento falso que algunos han dado por válido, llegando a considerarlo una verdad sagrada e inamovible. Ese elemento es el falso "derecho a decidir". Objetivamente, positivamente, no existe el derecho a decidir. Y menos aún cuando la "decisión" va encaminada a la revocación de los pactos alcanzados, a la alteración de las reglas del juego pactadas libremente. Por el contrario sí existe el principio jurídico denominado "pacta sunt servanda", que viene a decir que el contenido de los pactos obliga a quienes acuerdan cerrar el pacto.
La Constitución es un pacto. Un pacto legítimo, democrático y libre. No puede ser alterado por la voluntad de una de las partes, unilateralmente.

La Constitución no es un contrato matrimonial, como erróneamente creen los señores Mas o Junqueras; un contrato que se revoca a instancia de parte. La Constitución prevé otras formas de modificación o extinción, formalidades ineludibles cuando se pretende una reforma.

El inexistente "derecho a decidir", que no está formulado en ninguna ley o tratado, y que no aplica en "parte alguna del mundo conocido ni del extranjero", como humorísticamente señala en su artículo Javier Cercas, no puede ser alegado en este tema del referéndum soberanista de Cataluña. Ese falso derecho está enturbiando la percepción del problema para los nacionalistas. Hay que aclarar las cosas convenientemente.

La posición del Gobierno es la única que cabe adoptar cuando se está reclamando algo en base a un derecho inexistente, el "derecho a decidir". El Gobierno no puede por sí mismo modificar la Constitución. Esto tiene que hacerse pactando, no imponiendo.

El señor Mas trató de imponer al Gobierno unas condiciones imposibles, cuando dijo que celebraría el referéndum "sí o sí". Eso, aparte de ilegal, no es admisible en una democracia. Eso no es lo que se ha hecho en Escocia, donde se ha sabido llegar a acuerdos que han permitido la celebración del referéndum, acuerdos logrados gracias a que ambas partes han cedido en algo ante las pretensiones del contrario. Sin embargo en España la postura inicial del "sí o sí" del señor Mas cerró todas las puertas al diálogo, al consenso, a los acuerdos, a las mutuas cesiones. El señor Mas no cede nada. El señor Mas impone.

De ahí el fracaso rotundo del proceso soberanista, un proceso manejado por alguien manifiestamente incompetente para gestionar un tema de esta envergadura. Y ya no digamos la actitud del señor Junqueras diciendo que no va a respetar la legalidad española.

¿Eso es civilizado, europeo, británico, nórdico? ¿Amenazar con "saltarse la legalidad"? Eso, permítanme que lo diga, es empecinamiento irracional, eso es, con perdón, zafiedad política, y de ahí vienen las frustraciones, los disgustos, los problemas...

El proceso está mal llevado. El señor Mas desoyó el consejo de quienes le advirtieron de que el camino emprendido era erróneo, que la situación catalana nada tenía que ver con la de Escocia o la de Quebec, y que esto es un tema que se tiene que desarrollar por cauces propios en los que hay varios sujetos de derecho implicados, sujetos que deben ser oídos porque también tienen derecho a decidir en el asunto.

Todavía el señor Mas está a tiempo de una salida airosa, reconociendo el error, buscando tender los puentes del entendimiento que hacen falta para encontrar las soluciones civilizadas que los problemas requieren. ¿Lo hará? Mucho me temo que no, que su orgullo, su cerrazón y su desconocimiento de lo que se trae entre manos no le van a dejar abrir los ojos a la verdad, que es mucho más sencilla de lo que él piensa. De continuar por el camino equivocado por el que va le garantizo el descalabro completo, y es una lástima, es una pena que en el siglo XXI sigamos así.

Gracias por su atención.

Sólo recordaré una frase que dijo este señor cercas "Estoy preocupado por el demonio del nacionalismo. El nacionalismo catalán, como todos, es una utopía asesina"...no soy nacionalista, pero sí catalán y el comentario de este señor hizo que me incorporara al movimiento independentista catalán. Hay personajes que valoran su imagen con pocas palabras.

Buenas noches Sr. Cruz. En primer lugar, agradecer su artículo porque este me llevó a leer el del Sr. Cercas de ayer. Pero a partir de ahí, una breve consideración: El artículo de ayer es demasiado tendencioso para ser una opinión, y creo que contribuye a que "en España apenas intercambiamos otra cosa que gritos, mentiras y ataques personales..."
En Catalunya lo que pedimos es simplemente ser preguntados. Y los partidos que están a favor de este punto, tan simple como democrático, superan ampliamente la mayoría en el Parlamento. La doble pregunta no busca más que aunar al máximo número de partidos a favor de esto. Por ejemplo, un socialista catalán puede decir si a la primera pregunta y decir no a la segunda para proponer una España federal. El resultado final, si al final la constitución nos lo permite, será otra historia.
Las políticas catalana y española tampoco son tan idénticas como fuerza el Sr. Cercas, porque aquí, derecha e izquierda se unen para dar respuesta a un pueblo que desde hace tres años se une para pedir un cambio. No se trata de una idea política inculcada al pueblo, sino todo lo contrario. Y esta unión para hacer lee la política un instrumento del ciudadano no se lee en España, donde se dice que la constitución no puede ser modificada porque una vez redactada, no se puede variar más que para beneficiar a los mercados. En fin, Ustedes dirán, pero no les escucharán.

Yo diría que el artículo de Cercas era centrado, que no centrista. Eso que a veces nos impide ver los árboles del bosque por ponernos en extremos, él, ha logrado ver el problema desde lugares mas cercanos: se ha centrado; cualidad que se echa mucho de menos. Cercas conoce la fórmula de lis mínimos cuadrados, y Juan Cruz también.

¡Vaya, maestro Cruz! Mi comentario hará el número 35 en su entrada de hoy, así que enhorabuena. Si es que no hay nada como hablar de un tema original, escasamente tratado en los medios, para que nos volquemos en el mismo. ¡Felicidades!

Recomiendo a los secesionistas que tengan paciencia y esperen poco más de un año a las elecciones generales, donde la composición del Congreso de los Diputados les será propicia. PODEMOS, nacionalistas varios más el PSOE, favorable a la consulta a condición de que sea legal, dispondrán del quórum suficiente para modificar la Constitución. De tal manera, Cataluña se convertirá en un Estado independiente y soberano con todas las de lay y será reconocida en la Unión Europea, la OTAN y la ONU sin problemas.

«Jordi Pujol Ferrusola queda libre sin medidas cautelares tras declarar 5 horas ante Ruz». The question! Y de Bárcenas, ¿quién habla? Curiosamente, solo nos acuna con prisa la jueza Alaya, vaya.

Aquí, en el País Valenciano, cuando la famiglia quiere colarnos otra más, pero aun peor, tipo el indulto para Carlos Fabra, ¡nada menos!, lleva a la prensa 'el conflicto' valenciano-catalán, el 'origen' del valenciano, los ingredientes de la paella, el Per Ofrenar, la cuatribarrada o la senyera, y los blaveros -españolistas enmascarados- acuden como moscas a la miel. El resto de ciudadanos... ¡se aguanta como en Fallas! A Spain le conviene convertir las cuestiones más sencillas en jaulas de grillos. Remedio: huir de la trampa, leer, ir al cine o al teatro, escuchar música, charlar con los amigos, dormir la siesta, en fin, aguantar el chaparrón a la espera de que se alcance una educación cumplida para todos, y para caminar en esa dirección, conviene desalojar del poder cuanto antes a las mafias ágrafas. Quizá ocurra antes de lo que soñamos, amics.

Ustedes dirán. Final y siempre inicio. Mas fue un inicio a un final que ahora es principio sin final. Volvemos a empezar. Elecciones, una vez más. Siguiente órdago del Sr. Mas, y ¿es que usted no puede gobernar para todos, con todos y entre todos por el bien de todos?
Ustedes votarán.

Con el mayor respeto para quienes disientan de mi reflexión y apreciaciones manifiesto lo siguiente: Ni Euskadi ni Cataluña valen una contienda civil que como sabemos solo trae dolor, lágrimas, sufrimiento y ruina material. Lo mismo creo deben pensar los catalanes españoles. Los fanáticos independentistas que en su delirio sin remedio son partidarios de esa deriva es más que posible estimen que por ese territorio catalán, si fuese preciso, hay que derramar hasta la última gota de su sangre. Pero no la de los españoles que no estemos de acuerdo con sus irracionales pretensiones. En todo caso, allá cada cual con su conciencia. Dicen que el encaje catalán tiene mal adecuación en la España restante. ¡¡¡ Qué se le va a hacer !!! Si los vascos y catalanes creen que España se derretirá -desintegrará- tal como le pasó a Yugoslavia deben estar en un gran error. Incluso si Navarra se suma a los despropósitos independentistas quedan catorce regiones que no se apartarán del territorio nacional. España continuará siendo una nación de mediana potencia en lo económico, en lo humano y en lo social. Pero así es como la queremos quienes no compartimos los "ardores" guerreros de las supuestas independencias donde por aparecer ante el mundo como diferentes al resto de los españoles les agrada vivir de la forma a como mejor creen les irá. En el caso catalán, la masa borreguil no cae en la cuenta de que sus dirigentes utilizan esa vía de escape para eludir todos los grandes chanchullos económicos en los que han estado envueltos, están y seguirán estándolo porque forma parte de su seny e idiosincracia. Por supuesto, puede que haya más de un treinta por ciento de catalanes y vascos que sin dejar de serlo también se identifican como españoles. A este numeroso grupo de catalanes y vascos españoles les aguarda una dificil andadura en sus relaciones humanas allá donde vivan. Y eso sí que debe ser amargo y frustrante. Siendo españoles se tendrán que resignar a vivir como extranjeros mal vistos en aquellas comunidades donde nacieron y que por mor de unos cuantos dirigentes sin escrúpulos tendrán que padecer vejaciones y humillaciones sin cuento. Me ha costado mucho llegar a esta reflexión. Pero, en todo caso, me atrevo a exponer que si catalanes y vascos desean la independencia de sus comunidades no piensen que al resto de los españoles nos faltará el pan nuestro de cada día. No lloraremos por ellos y sí, en cambio, por el resto de españoles que tengan que continuar viviendo en territorios tan hostiles con España. Doy por descontado -¡ aunque vayan ustedes a saber !- que tendrán que asumir el costo de su decisión y mantenimiento de la misma.

"Se equivocaba en: 1. No hace falta haber sido independientes, poseer una hitoria previa, para decretar una independencia. Léase el caso de Argentina, Brasil, EEUU;"

¿Entonces para que narices dando la murga con 1714 durante los últimos años y la (presunta) perdida de independencia?. Sí, ahora se ha suavizado aquello porque saben que no se sostenía para ningún historiador (no pagado) nacional o extranjero. Que este "proceso" ya ha nacido mal...

Cataluña o Catalonia, ya demuestra con su cambio de nombre no poseer ningún respeto hacia su lengua que tanto aman. Los nacionalismos, todos han sido producto del desalojo de la unidad de un país, y así les ha ido.
En el caso de Cataluña, viene fastidiando a España desde tiempos inmemorables, y cada vez, que han sacado los pies del tiesto, España ha perdido, una vez fue Portugal y la otra el Rosellón.
Para mí, la diada, es la conmemoración de una cobarde rendición incondicional ante el primer Bribón (perdón, quise decir Borbón) que venía a reinar en España.
La desestabilización de España, ha sido siempre su máxima aspiración, así como vivir mejor a costa de España.
Su plañidera conducta, ha sido su lema y de ahí esta rabieta que no me gusta nada, y que, no acabará en noviembre.
Ya comienzan como en 1931, se denominan Nación Republicana de Izquierda de Cataluña. Que un servidor sepa, la República no es patrimonio de la izquierda ni de la derecha, llanamente es un modo de gobierno que a mí me gusta, siempre que se respeten los derechos de todos los republicanos sean éstos, de la facción política y del credo al qué pertenezcan.
Regresando al 1931, dicha proclamación, al igual que la actual, Carece de referéndum necesario.
En cualquier caso, respeto la voluntad del pueblo catalán, aunque ésta, esté absolutamente influenciada por políticos sin escrúpulos y los cuáles solo buscan su beneficio y notoriedad privados.
Pepe Pardo.
.

¿Cómo puede decir que el artículo del sr.Cercas es un buen artículo, cuando contiene un montón de mentiras? No de opiniones discutibles: de mentiras comprobables sobre hechos comprobables.

Diga ud., sr. Cruz, que el artículo del sr. Cercas le ha gustado. Pero un artículo, aunque sea de opinión, no puede estar lleno de mentiras y ser un buen artículo.

En fin, el mismo sr. Cruz lo dice:
"Es muy corriente escuchar ahora que un artículo es bueno, o se dice que es bueno, porque nos ha gustado, o porque dice lo que queremos que diga,"

Eso es exactamente lo que ud. hace, sr. Cruz. Ni más ni menos.

Quizás debería ud. haber escuchado a los que criticaban al sr. Cercas (lo hicieran "gritando" o no) a ver si tenían razón, y no haberse quedado con que el artíclo del sr. Cercas es bueno porque a ud. le gusta. P

Y por cierto, con este artículo ud. también está diciendo que muchos otros artículos del sr. Cercas no son buenos. Porque el sr. Cercas en no pocas ocasiones se ha dedicado a decir mentiras (bueno, eso también lo hace en ése), arremetiendo contra los que piensan de manera distinta con descalificaciones. Claro que quizás ud. tampoco lo ve así, y considera que el sr. Cercas nunca hace eso. Sería coherente con la visión tan sesgada que tiene ud. del artículo al que se refiere. Lo que decíamos de que un artículo es bueno porque le gusta lo que dice, ¿verdad?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b7c6e05b50970b

Listed below are links to weblogs that reference El oficio. 6. El buen artículo de Javier Cercas:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal