Diario nocturno

Blog de Justo Navarro desde Málaga

Sobre el blog

La política municipal interesaba mucho a los grandes escritores de novela negra. Cosecha roja, de Dashiell Hammett, cuenta la guerra por el control de una ciudad, asunto que implica a autoridades, policías y bandidos, ciudadanos al margen. Jim Thompson, en 1.280 almas, hizo la crónica de la campaña electoral del sheriff Nick Corey, incluyendo espléndidos ejemplos de mítines políticos. Los partidos parecen empeñados en imitar el modelo Hammett-Thompson, y por el momento se ocupan menos de la vida habitual en las ciudades, que de posibles delitos ligados al negocio inmobiliario o a la manipulación del censo electoral.

Autores

Justo Navarro (Granada, 1953) ha publicado novelas como Accidentes íntimos, La casa del padre, El alma del controlador aéreo y F. (Premio Ciudad de Barcelona, 2004), todas en Anagrama. En la misma editorial acaba de aparecer Finalmusik. Escribe una columna los domingos en las páginas andaluzas de EL PAÍS.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« abril 2007 | Inicio

28 mayo, 2007 - 11:00 - EL PAÍS

28/05/07

No, en Jaén capital no habrá alcalde del PP, sino alcaldesa del PSOE con apoyo de IU. Una de las cosas buenas del sistema electoral en los ayuntamientos es que permite, después del voto de los ciudadanos, la conversación política para formar gobierno en el municipio si ningún grupo alcanza la mayoría absoluta. Esto, a mi juicio, enriquece a los partidos, los abre a argumentos distintos de los suyos, gracias al diálogo y compromiso que deben establecer con programas ajenos.

Por lo demás, las elecciones han dejado el panorama más o menos intacto: PSOE y PP seguirán bipartidariamente ensimismados. Uno y otro encontrarán razones en los resultados para insistir en seguir siendo idénticos a sí mismos, es decir, previsibles, aburridamente previsibles, peligrosamente previsibles: un latazo poco convincente para los no convencidos de una y otra parte, pero bastante arriesgado para todos. Como dice ese "Poor Boy" que oía ayer en estos comentarios el amigo desconocido Pep: "Todos los días puedes decir / dónde han pasado la noche". Me temo que sé lo que van a decir el PP y el PSOE todos los días que vienen.

Volviendo a las cercanías: a pesar de la derrota del PP en Alhendín (Granada) después de un caso de corrupción municipal, en lugares ejemplares como Alhaurín el Grande (PP) y Mijas (PSOE) el electorado ha apoyado masivamente el modelo vigente de construcción destructiva y gobierno municipal implicado directa e irregularmente en los negocios inmobiliarios. Es nuestro modelo de vida, o como diría un dirigente, "de crecimiento sostenible".

Música de despedida, con mi profundo agradecimiento a mis comentaristas por sus ideas, por sus músicas: "El tiempo de las cerezas", tocado al piano por Giovanni Mirabassi. Me lo regaló en Nerja Rogelio López Cuenca. El disco se llama "Avanti!" 

27 mayo, 2007 - 20:56 - EL PAÍS

27/05/07

Estoy siguiendo los sondeos y parece que después de las elecciones todo seguirá como antes de las elecciones, aunque cada vez vote menos gente en las elecciones: Málaga, Jaén, Granada, Almería, para el PP. El bipartidismo se consolida, la obtinación de los dos partidos bipartidistas se consolidará también. Los dos habrán comprobado que tienen razón, o que tienen las mismas razones que tenían esta mañana. El clima seguirá siendo raro y pesado, y lo que sigue siendo raro y pesado cada vez es más raro y más pesado.

Es decir: era verdad que estas municipales eran un primer asalto de las autonómicas y las generales del año que viene, y es verdad que la campaña sólo acaba de empezar.

Espero los resultados con música, un disco de Mojave 3: "Out of Tune". Me lo regaló en Valencia un día que llovía Sergio Suárez.

26 mayo, 2007 - 21:33 - EL PAÍS

26/05/07

La campaña de las municipales ha caído en el tiempo de las primeras comuniones y en los estudios de fotógrafo se ven los retratos de los niños vestidos para la comunión con cara de candidatos a las alcaldías del futuro, mirando a la cámara con mayor o menor convencimiento, tal como se ve en los carteles de las figuras de los distintos partidos. Me he entretenido esta tarde mirando estas cosas.

Y he repasado otra vez los papeles que tengo de los partidos, su política en cuestión de aparcamientos y parques y urbanización y alcantarillado y jardines en extinción y ambulatorios y colegios y centros recreativos, vida inmediata, local, que ni siquiera es exclusiva de los dos grandes partidos egocéntricamente bipartidistas, sino de 72 grupos distintos en la provincia de Granada, 55 en la de Málaga, 34 en la de Almería y 31 en la de Jaén. Sobre estos asuntos me toca votar mañana.

Me figuro que el día de reflexión sirve para que todos los candidatos descansen antes de presentar la cara que tienen preparada para después de saber los resultados electorales. Los más previsores tendrán listas dos caras, por lo menos, para ganar y para perder.

Esta noche tampoco tengo música, y lo siento.

25 mayo, 2007 - 21:23 - EL PAÍS

25/05/07

Me voy al día de reflexión electoral, meditabundo, después de leer el comentario a mi comentario de anoche en el que un señor, dando órdenes y no razones, lanza la consigna de difundir la ecuación "Votar PSOE=Votar ETA".

Si algún partido cree esto, es para preocuparse. Ese partido podría simplificar la ecuación, dejar PSOE=ETA, exigir la puesta fuera de la ley y la detención de todos los votantes que no le gustan. No es una idea nueva esa de declarar proscritos a todos los adversarios políticos, aunque sean millones.

He intentado mantener una conversación política, pero la política tiene inevitablemente una cara áspera, de pelea. Doy un paseo por el pueblo donde vivo, entre Málaga y Granada, y encuentro que, en una de las calles principales, una que lleva el nombre de uno de los santos del lugar, San Miguel, sólo sobreviven intactos los carteles del alcalde, del PP. Han plegado una pancarta del candidato socialista, arrancado todos los retratos del de IU en una tira de 12 carteles, y han agujereado quince carteles con la efigie del candidato del PA en otra guirnalda electoral, trabajo de verdadera artesanía iconoclasta, porque era difícil, en alto, arrancar exclusivamente el trozo con la efigie del candidato. A su lado, intacto e impasible, permanece un cartelón del alcalde-candidato del PP, que no necesitaría tanto celo destructor y quizá lo encuentre poco elegante: todo el mundo da por hecho que ganará por mayoría absoluta.

24 mayo, 2007 - 20:19 - EL PAÍS

24/05/07

Hoy publica EL PAÍS nuevas postales mediterráneas, la visión de los acantilados de Aguadulce, en Roquetas de Mar, Almería, tal como son ahora, playas invadidas por las construcciones y obras incipientes trepando por el monte desbravado, y una premonición informática de lo que será el futuro: un espeluznante Nuevo Orden inmobiliario, sólo 600 viviendas. La foto es de Francisco Bonilla.

Ahora entiendo porque los partidos han hecho hincapié en lo policiaco-judicial, en los casos de prevaricación y cohecho municipales. Hablando de lo manifiestamente escandaloso, evitan lo verdaderamente acuciante, lo rutinario, lo normal: los planes de ordenación urbana vigentes, las cesiones de suelo público a la propiedad privada, asuntos que pueden ser transformados mediante la actuación política. El Ayuntamiento de Roquetas lo gobierna el PP, pero el Gobierno socialista de la Junta andaluza no ha frenado sus decisiones, probablemente porque los acuerdos del Ayuntamiento no choquen con los planes de ordenación urbana de la zona. De estos asuntos concretos, del presente y para el futuro, hablan pocos. Parece preferible hablar siempre de policías y ladrones, de novelerías, aunque sean reales.

Están consiguiendo convertir la política en un caso permanente de televisión rosinegra.

Esta noche suena una cancioncilla de Schumann: "Eres bella como una flor, tan pura y hermosa... Te miro y me da pena... Te protegería con mis manos..." Una cosa cursi, evidentemente.

23 mayo, 2007 - 21:33 - EL PAÍS

23/05/07

Pep oye en su comentario a mi comentario de ayer música de Frank Zappa, y yo me acuerdo de un disco de Zappa, creo que se llamaba "Rats", en cuya portada el músico aparecía saliendo o asomándose al mundo desde una tumba. Parece que todos nos hemos asomado tan sorprendidos como Zappa a la pavorosa foto de Mijas, al oeste de Málaga, que publicaba hoy EL PAÍS en su primera página.

La foto excelente de Julián Rojas ha venido a recordarnos que la urbanización monstruosa no ha sido fruto de la improvisación, del azar, de la alternancia de gobiernos municipales en desacuerdo: ha sido una obra de muchos años, dirigida en el caso de Mijas por el PSOE, único gobernante desde 1979, que ha demostrado constancia, una gran determinación y una contundente coherencia en su hacer de casi 30 años. No le cabe quejarse de que ha heredado un mundo poco aceptable, pero puede alardear de que dejará una herencia indestructible.

Ya en 1988 el paisaje de Mijas no pasaba desapercibido a los viajeros. Jean Daniel, gran periodista, antiguo director de Le Nouvel Observateur, el 4 de abril de 1988, en Mijas, anotaba en su diario: "Horrible, espantoso suburbio marítimo entre Málaga, Torremolinos y ese pueblo reconstruido a la andaluza. Lo que los hombres pueden hacer a la naturaleza... cómo pueden mostrarse indignos de ella". (Jean Daniel, "Con el tiempo. Diarios 1970-1989", Seix Barral, Barcelona, 1999. Trad. Ester Rippa.)

Esta noche me entretengo con una canción tonta, agradable, mediocre y bonita: "Heaven's in your eyes", de Louis Eliot. 

22 mayo, 2007 - 20:38 - EL PAÍS

22/05/07

Estas elecciones me demuestran que los humanos somos seres esencialmente volubles. En la campaña de Granada los partidos hablan de regenerar o reconstruir la Vega, las fértiles huertas que rodeaban la ciudad, hoy cementizadas, como en la Edad Media eran arrasadas por cada avanzadilla del enemigo invasor de turno. Lo interesante es que los partidos que hablan de regenerar o reconstruir son los mismos que, alternándose, han gobernado mientras la Vega era irreparablemente liquidada. Me acuerdo de esto cuando leo lo que comentaba Rita Sánchez ayer, en esta página: cuando se carguen Nerja, soñarán con reconstruirla.

Nerja está entre Málaga y Granada, famosa por sus cuevas, su Balcón de Europa, la serie televisiva Verano Azul. Miguel Bueno comentaba, también ayer, que, poco a poco, verá toda su vega urbanizada. Las huertas de Nerja se van convirtiendo en suelo urbano, asfaltado. La vía complementaria del asfalto es un gran campo de golf. La mayoría del pueblo está por el campo de golf, en unos terrenos agrícolas espléndidos, donde además quedan restos de un ingenio de azúcar y un excelente acueducto de finales del siglo XIX... La candidatura socialista a la alcaldía de Nerja está fervorosamente a favor del  campo de golf: lo lleva en su programa.  Pero, no menos fervorosamente, el actual gobierno de la Junta de Andalucía, socialista, impidió que, bajo la alcaldía del PP, se hiciera el campo de golf. Estas cosas desorientan, o me desorientan a mí.

Hay una canción de Los Planetas que me gusta bastante: "Pesadilla en el parque de atracciones". Es, aunque no lo parezca, una especie de bolero mutante.

21 mayo, 2007 - 21:22 - EL PAÍS

21/05/07

El artista Rogelio López Cuenca me cuenta una visión desde el autobús que recorre la costa este de Málaga, hacia Granada. A la altura de Mezquitilla encontró una valla electoral con el eslogan "Haremos más", que poéticamente, es decir, con una coherencia especial, habían plantado exactamente al lado de otra que anunciaba "Villas, apartamentos, campos de golf", de modo que el viajero se sentía fortalecido por la promesa "Haremos más... Villas, apartamentos, campos de golf". Estas cosas produce la fusión muy natural en la zona de propaganda politica y propaganda inmobiliaria.

El científico Miguel Delibes, en la inauguración en Sevilla de un congreso sobre la conservación de la naturaleza, dice que en la campaña electoral no se habla del medio ambiente. Pero yo veo que el centro, mudo o enfáticamente ruidoso, de la campaña es precisamente el medio ambiente, la urbanización masiva, quiero decir, el negocio desaforado de la urbanización masiva. En otro tiempo, la gente huía del campo. Ahora se dedica industriosamente a arrasarlo.

Pero esto se ve ya como un asunto resuelto, o irresoluble, work in progress sin fin por el momento. Recibo propaganda en el buzón, del PP, una carta doble de Rajoy y Arenas, "Confianza en el futuro", dicen. Arenas enseña los dientes sonriendo y Rajoy cierra la boca sonriente. Rajoy y Arenas sobrevuelan las elecciones municipales como si ya las hubieran ganado, y se anuncian para las autonómicas y las generales, la gran final, dentro de unos meses.

No he podido oír las últimas músicas que me recomiendan los amigos desconocidos que comentan estos comentarios: Jorge Pardo, Jacques Dutronc. Y no, no tengo piano, ayer tocaba el piano mental con Bola de Nieve, mental también Bola de Nieve, porque ni siquiera encontré su disco, "No puedo ser feliz", que era lo que quería oír. Esta noche pongo a Ray Ventura & Ses Collégiens, "Tout va très bien".

20 mayo, 2007 - 21:07 - EL PAÍS

20/05/07

Las encuestas vaticinan la repetición de mayorías absolutas del PP en las elecciones del domingo que viene. Así que los votantes no tienen en cuenta que ese partido haya sido últimamente bastante vehemente, muy poco moderado, por decirlo así. Puede que la indiferencia de los ciudadanos a esos signos de intemperancia continua obedezca a que los alcaldes se han mantenido a distancia de la pelea nacional, como si el propio PP dispusiera de caras distintas que maneja de acuerdo con sus distintos intereses electorales.

Hay cosas que encuentro desmoralizadoras en esta campaña. Gallardón, alcalde de Madrid, dice en un mitin que la riqueza que genera su ciudad sirve para hacer carreteras en Andalucía y colegios en Extremadura. Me parece un disparate como concepto de la Hacienda pública, como idea de España, de Madrid, de Andalucía y de Extremadura. Chaves, el secretario general del PSOE andaluz, dice en un mitin en Málaga: "¿Es que acaso he traído el metro a Málaga pensando que iba a ser una alcaldesa socialista? Lo he traído con un alcalde del PP, pensando en todos los ciudadanos de Málaga". Oigo hablar de políticos que llevan metros o puentes o museos a las tierras sobre las que mandan, y esa idea de la política con políticos abastecedores o donadores de prodigios para sus pueblos me desmoraliza tanto como las absurdas ideas de Gallardón sobre la Hacienda estatal.

Hoy me pongo al piano y canto, afónico, "No puedo ser feliz", de Bola de Nieve.

19 mayo, 2007 - 16:47 - EL PAÍS

19/05/07

La campaña electoral es larga, demasiado larga, porque, además de los días reglamentarios, empieza antes del inicio oficial, y dura meses. Yo creo que se hace así para que los candidatos se cansen, se pongan en evidencia, se queden roncos, cedan ante las tentaciones y trampas que les ofrecen los rivales, pierdan el temple y la máscara, o simplemente se duerman ante el ruido del río de propaganda de sí mismos.

     Entonces los partidos intentan crear una progresiva tensión de pesquisa policiaca, y, al oeste de Málaga, denuncian amenazas físicas y atentados contra el alma, es decir, contra el honor. En pueblos montañosos de Granada descubren manipulaciones fraudulentas del censo. La lógica de la emoción me recuerda las películas de la Hammer, compañía cinematográfica inglesa de los años 50 y 60, especialista en películas de suspense, de miedo y monstruos. Esta campaña quiere ser emocionante, pero sin miedo ni monstruos, sólo rutina sensacionalista, vana.

     Almería pasa por un gran momento. Que el equipo de fútbol conquiste la primera división me parece un óptimo indicador de posiblidades económicas. En Almería hay tres partidos de derechas. Parece Polonia, donde prácticamente sólo hay derechas.

     Hoy pongo la canción Warsaw (Varsovia), de Joy Division.     

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal