La cocina de vida&artes

La cocina de vida&artes

La sección de vida&artes analiza en profundidad los debates y tendencias sociales que más inquietan a los ciudadanos. Este blog nace para compartir con nuestros usuarios el proceso de generación de esta serie de artículos, avanzando los temas en los que estamos trabajando y pidiendo propuestas para futuro. Os invitamos a participar en el proceso.

¿Hay sexismo en las empresas?

Por: | 17 de febrero de 2012

1299625202_850215_0000000000_sumario_normal
La europarlamentaria alemana Franziska Brantner. / VINCENT KESSLER (REUTERS)

A punto está de cumplirse el ultimátum que la Unión Europea dio a las empresas para que incorporaran a mujeres directivas. Desde que la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, amenazó con emprender medidas legislativas si las empresas no se animaban a sentar a más mujeres en sus consejos de administración, apenas una decena de grandes compañías han firmado el compromiso público de hacerlo.

Mientras, aunque a pequeños pasos, son los Gobiernos de los países miembros quienes han optado por aprobar leyes que imponen una cuota mínima de féminas en los órganos de decisión de sus empresas: Francia, Holanda, Italia y Bélgica.

Pero parece que, a pesar de las iniciativas –que piden unos resultados escalonados en el tiempo-- y de los buenos propósitos, el techo de cristal del sector empresarial sigue estando muy duro. Y no parece que la situación económica haya ayudado a ablandarlo. Y es que la crisis es el argumento de algunas empresas para dejar las cosas como están.

Las mujeres apenas representan, de media, el 12% de los puestos de los consejos de administración en el sector privado. Y solo un 3% de las empresas están dirigidas por una mujer. Porcentajes que respaldan, para muchos, la intención de que más que una autorregulación lo que hace falta es una regulación clara que obligue a las empresas a incluir a más mujeres en sus órganos de dirección. ¿Autorregulación o cuotas obligatorias?

En EL PAÍS estamos recopilando los ingredientes para un Vida y Artes que analizará si son necesarios estos mecanismos y si la escasa presencia de las mujeres en los puestos más representativos del sector empresarial es un síntoma de sexismo. También queremos examinar si las mujeres que han llegado a romper el techo de cristal, o a rozarlo, lo tienen más difícil que sus compañeros.

¿Cómo son las cosas en vuestras empresa? ¿Lo tienen igual de fácil los hombres y las mujeres para llegar arriba? Nos gustaría que nos contárais vuestras experiencias y las de vuestro entorno. ¿Has conseguido llegar arriba? ¿Qué dificultades has encontrado? ¿No has conseguido romper el techo de cristal? ¿Por qué?

En Noruega, donde durante años se intentó que las empresas se autorregularan para ir derribando poco a poco las barreras que impedían que las mujeres llegasen a los puestos directivos, el Gobierno optó finalmente por establecer cuotas obligatorias (un 40%) ante la falta de resultados. Allí, las cúpulas de las empresas se habían convertido en clubes de hombres –lo que los noruegos llamaron ‘gutte klubben grei’ (club de los hombres grises)--, que solo llamaban a otros hombres para los puestos vacantes. ¿Pasa algo similar en tu empresa? Cuéntanos tu testimonio.

Hay 51 Comentarios

Tendria yo que volver a nacer para hacer un comentatio como " soy lider de ..bla bla ..." y menos para decir la tonteria del baño de secretarias. Quien te crees que eres NN ? ¿Nos ilustras a las secretarias -aqui dos con sendos masters y 3 idiomas- como son nuestros baños?

Pobrecita NN ,investigadora lider de grupo,relegada a la zona de lavabos de las secretarias,que humillacion!! Guapa te dieron de beber de tu propia medicina.

Yo trabajo en construccion y es obvio que no hay mujeres. Pero creo que hay trabajo en cual las mujeres no quieren, como construccion. Soy hombre, y creo que una mujer y un hombre debe estar pagado el mismo, pero las estadisticas no da cuenta de preferencia del trabajo.

En publicidad y marketing, ámbito en el que trabajo, es sorprendente que la gran mayoría de trabajadores son mujeres, mientras que en los despachos solo hay señores viejos y con corbata. Y esto ocurre desde la universidad, en Ciencias de la Información (Periodismo, Publicidad y Comunicación) la mayoría de los estudiantes son mujeres, pero solo basta echar un vistazo a los directores de medios y agencias para darse cuenta de que las mujeres están para arrimar el hombro pero nunca para tomar decisiones.

Por cierto, ¿El País incluirá en ese Vida y Artes que prepara un análisis de su junta directiva?

En publicidad y marketing, ámbito en el que trabajo, es sorprendente que la gran mayoría de trabajadores son mujeres, mientras que en los despachos solo hay señores viejos y con corbata. Y esto ocurre desde la universidad, en Ciencias de la Información (Periodismo, Publicidad y Comunicación) la mayoría de los estudiantes son mujeres, pero solo basta echar un vistazo a los directores de medios y agencias para darse cuenta de que las mujeres están para arrimar el hombro pero nunca para tomar decisiones.

Por cierto, ¿El País incluirá en ese Vida y Artes que prepara un análisis de su junta directiva?

A AES (por el nombre debes ser facha) El problema es que SI les importa Y MUCHO si lo eres. Conozco amigos que han tenido que renunciar a las vacaciones por boda o a los días libres por hospitalización, o a no incluir a su cónyuje en el seguro para que no se sepa. Es un techo de cristal. Eso por no incluir que tu madido pueda ir a recogerte o tener que estar escuchando hasta el último detalle de la vida de tus compañeros durante años y que no sepan siquiera que estas casado.

Al homosexual RSM; ¿A quién demonios le importa cual es su orientación sexual? ¿Acosa Ud. a los compañeros en el trabajo? Si no, ¿Qué nos importa su complejo al respecto? Trabaje como el resto y punto. Si no, siempre le quedarán Abercrombie o Calvin Klein. A Laura, guapa, diría, habiendo trabajado como jefe de jefecitos como los suyos, y con mayoría de directores subordinados mujeres (lo que no gustaba a los machos hispanos subordinados a ellas, admito, cosa que me tenía sin cuidado), designadas por mí (por que hacían las cosas mejor que los toreros de papier mache a su cargo) diría que quizás el tema es más sencillo; Ud. puede no dar el tipo. Y hablo de una multinacional. Como decían en otra en la cual trabajé hace años, "excelente en su cargo, no propuesto para ascender". So simple... Más alto, más duro, en una empresa de verdad (no es el caso en las españolas, que son más bien clubes de amigos, donde el criterio es el enchufe; parientes, amigos, conocidos, y pare Ud. de contar; así le va al pobre país que habitamos). Siempre con excepciones, pero menores. En una organización real, la carga es dura, y no todos están hechos para eso. Y es así, no es un desmedro para la persona, simplemente, no da la talla. Sobre los cupos obligatorios, no concuerdo; ¿Por qué debo aceptar a una inútil simplemente por cuota y por que viste falda? Es un abuso, como todas las discriminaciones positivas (mi experiencia USA en universidades, por ejemplo) llevadas al extremo. Eso no es aprovechar capacidades, es pura demagogia de la más barata.

diamantes que tanto os gustan que os regalen.... ¿En qué mundo pijo, vives?


Para missleli:

Me recuerdas a bibiana aido,que en vez de profundizar y erradicar tanto el machismo como el feminismo,ella se preocupa por que sepamos decir miembros y miembras.
Pero si quieres hilo en este aspecto,dejemos tb der ver la palabra machismo como algo horroso y el feminismo como algo maravilloso.Las dos palabras son un error

Empecemos por las profesiones que terminan en "o" y no en "a"... Las mujeres somos ingenierAs... arquitectAs... psicólogAs... licenciadAs... juezAs... senadorAs... etc. etc. Dejémonos de IngenierO Fulanita... por favor! Es un comienzo importante para disolver el "sexismo" y "machismo" profesional entre nosotras mismas, no os parece?

Soy hombre y me parece fatal que una mujer que integre un cargo de responsabilidad gane menos que un hombre,estoy de acuerdo totalmente en que ser persiguan esas cosas y que se penalizen.

Pero pienso que la desigualdad esta,en que la mujer no quiere la igualdad plena.A mi parecer mientras la mujer no rechaze que se distinga entre hombre y mujer en por ejemplo temas como la custodia de los niños en casos de separación,que tengan distintos baremos al entrar en policia,bomberos,ejercitos. etc no se llegara a la igualdad plena.
La igualdad tiene que ser integra y plena en todos los aspectos y igual que no deberia de consertirse que un medico gane mas que una medica,por ser mujer,tampoco deberia consertirse que una mujer que mida 1.60 pueda ser policia nacional y que un hombre no pueda serlo con esa misma estatura.No hay discriminación positiva,TODO LO QUE DISTINGA,ES DISCRIMINACION

España está dominada por hombres de traje gris, es muy dificil ver mujeres en puestos directivos y eso,creo, contribuye al atraso economico del pais.

En la administración hay discriminación positiva. ¡Vaya oxímon!

Un dato que no deja lugar a dudas del sexismo en las empresas públicas. En los puestos que se ganan por oposicición (jueces, médico/as, profesores, secretario/as, administrativo/as, forenses, arquitecto/as, etc...), es decir, por medio de una prueba objetiva, las mujeres ocupan un porcentaje igual o superior al de los hombres. En los puestos de libre designación las mujeres ocupan un porcentaje sensiblemente inferior.

Claro a las mujeres que les gustan los trapos hechos por niños en el tercer mundo sin pensar en las condiciones de trabajo de estos son una minoría.

Claro que lo hay, como en el resto de la sociedad. Mi experiencia en dos multinacionales (estadounidenses, cotizadas) me dejó pésimo sabor de boca: en una me descartaron para un puesto medio porque decidieron contratar a alguien con "más presencia", es decir, a un hombre (así me lo hicieron saber). En la segunda, era la única mujer hasta mi despido, a partir de entonces sólo hay dos mujeres (recepcionista y office manager), el resto son todos hombres y las últimas contrataciones siguen esa línea. Por supuesto que me han preguntado si tengo hijos en las entrevistas de trabajo, a lo que contesto enseguida "si, pero no son un problema". Afortunadamente desde que cambié de sector y trabajo en una empresa de internet, el panorama es otro y no he encontrado ningún obstáculo por ser mujer.

Lo de la dichosa conciliación no lo considero un obstáculo, me parece normal que si una pretende progresar en el trabajo cuente con ayuda en casa, sino es imposible. Así me crie yo (con una madre trabajando a alto nivel) y así crío a mis hijos. Pretender ascender en la carrera laboral y estar en casa a las 4 de la tarde me parece un delirio.

¿No entiendes lo de gay?
Se nota que no lo eres: el 86 % no lo saben en su trabajos, significa que tienes todo lo malo de una minoría, sin nada de sus ventajas y todos lo peros de ser hombre.

No HAY NADA hoy en día que impida libremente decidir a una mujer a qué quiere dedicar su vida: 1) exclusivamente a su familia; 2) compaginar familia y trabajo; 3) exclusivamente a su trabajo.

En Europa se distribuyen 20-60-20 en sendos grupos, por decisión PROPIA.

No esperemos que TODAS las mujeres elijan la opción 3, por eso tampoco pretendamos que haya paridad en las empresas.

Tampoco esperemos que las empresas (entes productivos) decidan poner en sus puestos directivos al grupo 2. Por eso las mujeres optan en su mayoría a trabajos de media jornada, es su decisión LIBRE.

Si nos regimos por esto, y aplicamos un criterio de "paridad" una tasa SANA de penetración de la mujer en puestos directivos es del 20%

Otra cosa, es que las mujeres no sepan lo que quieren, por que les han comido la olla con esto de la productividad, cuando muchas estarían la mar de contentas en casa... en lugar de luchar por un sueño que más tarde no pueden cumplir.

Añado: Baja OPCIONAL por maternidad desde el día 1 del embarazo, hay que cuidar a las mujeres y sus puestos de trabajo, las que quieran.

Yo tuve un cargo de alta responsabilidad en una empresa pública de 6 mil trabajadores que me duró muy poco, apenas 2 años. No fui capaz de soportar la ignorancia, la falta de formación, la incompetencia, además de la grosería y prepotencia del equipo con el que tuve que trabajar. Mis dos jefes eran tíos. Uno de ellos era un sádico de modos estalinistas que siempre estaba dispuesto a humillarte. El otro era un cínico aparentemente condescendiente que delegaba en el anterior tipo cabrón. Me tuve que largar porque no aguantaba ser una correveidile peor tratada que una interna filipina. No me querían como a una persona, querían un ente bien mandado que dijera sí a todo y nunca cuestionase lo que ellos decían. Sólo necesitaban alguien que, en la cadena de mando, transmitiera sus órdenes. Me ninguneaban permanentemente tomando decisiones que me correspondían e ignorándome. Otras veces me daban mucho más trabajo del que podía asumir y me hacían trabajar a destajo días y días. ¿Son así todos los jefes cuando llegas a los puestos altos? ¿Maltratan así a todas las tías? ¿Tratan así también a todos los tíos? No lo sé. Juraría que no. A mí me pagaban mucho, o a mí me lo parecía. Más de 80 mil al año. Pero lo dejé. Muchas noches llegaba llorando a casa por la noche y me daba asco a mí misma. No me compensaba.

Lo del gay no lo acabo de entender. No se ve a primera vista. Tampoco se pone en una solicitud. Y nadie le pregunta si cuida a los niños si no lo cuenta o no los tiene

@ Publicado por: RSM | 17/02/2012 17:37:42
hay hombres con cochazos, rolex .. ¿y ? ¿qué quieres decir con eso. Eso es una minoría. Y los diamantes igual los compran unos para mostrar su poder a otrios/as

Yo soy ingeniera de caminos, y llevo ya diez anyos trabajando fuera de Espanya. Ni durante mi carrera ni durante mi vida profesional me he sentido discriminada. Eso si, he estudiado y trabajado enormemente. He trabajado incluso en paises musulmanes, donde a pesar del asombro de los hombres que trabajaban para mi, nunca he tenido ningun percance. Ale, manos a la obra.

mmmm

Pues si esta mal para la mujer, para el gay...

Hay sexismo en las empresas porque hay sexismo en la sociedad y a todos nos parece, desgraciadamente, normal.
Cuando una mujer llega a un puesto alto en la empresa, igual que en la sociedad, siempre sale algún comentario relativo a su estado civil, su maternidad o una explicación de cómo ha llegado a ese puesto, comentarios y explicaciones que no las oigo cuando en el mismo puesto hay un hombre. ¿Por qué no se dice de un hombre que llega a un puesto de responsabilidad su situación civil o si cuida a los hijos o si tiene ayuda de la familia? En una entrevista a Angels Barceló (periodista a la que sigo desde que estaba en Tele5) se le preguntaba cómo llevó el trabajar en Madrid y tener la familia en Barcelona a lo que contestó con algo similar a "me ayudaron mis padres porque era una buena oportunidad, etc" ¿Le preguntarían lo mismo si el entrevistado, es un suponer, fuese Iñaki Gabilondo? No me digan la respuesta que la sabemos todos y el otro 5% no dice la verdad. Mientras no cambiemos la forma de pensar desde nuestro interior más íntimo, el resto es un intento, aunque no del todo vano, de cambiar las cosas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este blog es una obra colectiva en la que participan los periodistas de la sección de Sociedad de EL PAÍS. Los artículos de esta serie son elaborados por una extensa red de redactores, corresponsales y colaboradores del periódico.

Archivo

octubre 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal