La cocina de vida&artes

La cocina de vida&artes

La sección de vida&artes analiza en profundidad los debates y tendencias sociales que más inquietan a los ciudadanos. Este blog nace para compartir con nuestros usuarios el proceso de generación de esta serie de artículos, avanzando los temas en los que estamos trabajando y pidiendo propuestas para futuro. Os invitamos a participar en el proceso.

Sobre los autores

Este blog es una obra colectiva en la que participan los periodistas de la sección de Sociedad de EL PAÍS. Los artículos de esta serie son elaborados por una extensa red de redactores, corresponsales y colaboradores del periódico.

Archivo

octubre 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

¿Quién pone freno a los abusos de las telefónicas?

Por: | 16 de mayo de 2012

7040724
Penalizaciones excesivas por anular contratos con compromiso de permanencia. Centros de atención al cliente ineficientes y a miles de kilómetros de distancia. Altas en servicios no solicitados. Envíos de facturas después de solicitar la baja. Cobro por llamadas o conexiones no realizadas… El catálogo de quejas contra las compañías de telefonía y acceso a Internet es extenso y bien conocido, pero las autoridades no parecen capaces de poner freno a las prácticas abusivas de un sector que acapara la mitad del total de las reclamaciones registradas en las oficinas de consumo en España.

En EL PAÍS estamos cocinando un Vida&Artes para analizar la situación y dar voz a todos los frentes implicados: consumidores, compañías, autoridades competentes. Queremos conocer casos que ilustren los principales problemas del sector y exponer las propuestas de los expertos para reducir los conflictos.

¿Conoces algún caso ilustrativo? ¿Es fácil o difícil reclamar? ¿Crees que las leyes y los organismos de consumo protegen suficientemente al consumidor? Envíanos tu comentario.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal