La Doctora Shora

La Doctora Shora

Un espacio en donde la medicina se asoma en sus múltiples formas: Para asombrarnos con sus maravillas, para concienciarnos con sus limitaciones, para aprender con sus descubrimientos y para cuidarnos con sus conocimientos. Porque si la salud es lo más importante, conocer las herramientas con las que podemos mantenerla es indispensable.

Cuando catar la orina te confirmaba una diabetes…

Por: | 26 de octubre de 2011

OrinaEn la actualidad, diagnosticar una diabetes es una tarea relativamente sencilla. Los signos y síntomas suelen ser bastante evidentes cuando ya está establecida (sed, gran volumen de micción, cansancio, pérdida de peso…) y confirmarlo mediante una prueba de glucosa en sangre es coser y cantar. Sin embargo, hace siglos cuando no existían pruebas de laboratorio para cuantificar la glucosa, confirmar el diagnóstico era algo más complejo, artesanal y… repugnante.

Pese a que prácticamente todo el mundo conoce en qué consiste esta enfermedad tan frecuente, pocas personas saben cual es el peculiar origen del término diabetes mellitus (que es el nombre rimbombante y científico para referirnos a la diabetes convencional -tipo I, II y gestacional- y distinguirla de otras muy distintas como la diabetes insípida).

Pues bien, el significado griego de “diabetes mellitus” vendría a ser algo así como “sifón endulzado con miel”. El término “sifón” es una forma muy expresiva para referirse a la gran cantidad de orina que eliminan los diabéticos y “endulzado con miel” se refiere al característico sabor dulce que tiene la orina de éstos. Uno de los principales signos que provoca una elevada cantidad de glucosa en sangre es que cierto porcentaje de este azúcar termina eliminándose por la orina (algo que no suele suceder en condiciones normales). Como además la glucosa necesita mucha agua para eliminarse a través del pis, se elimina gran volumen de ésta lo cual es el signo más típico de la esta enfermedad: Mear a chorro cada dos por tres o, dicho de forma más fina: diabetes; un término que se utilizó por primera vez en el siglo II de la mano del médico griego Areteo de Capadocia.

Por otro lado, que la orina se apellidara cariñosamente “endulzada con miel” implicaba directamente que alguien había comprobado su sabor previamente (desde luego, qué dura es la ciencia a veces). El valeroso descubridor del pis dulce (del que tenemos constancia escrita) fue Thomas Willis en el siglo XVII. Desafortunadamente, Willis no llegó a saber por qué exactamente la orina de los diabéticos era, de vez en cuando, dulce (sí, ahora algunos se estarán preguntando cuántas catas tuvo que hacer hasta llegar al descubrimiento) pero su aporte a la medicina quedó para la posteridad al describir la orina del diabético como “maravillosamente dulce, como si estuviera aderezada de miel o azúcar“.

Años más tarde, cuándo ya se supo exactamente que el culpable de esta orina dulce era la glucosa, la confirmación del diagnóstico de la diabetes mellitus se realizaba probando la orina del paciente. De esta forma, se distinguía de otras enfermedades que cursaban con una orina abundante pero que no tenían ese sabor dulce característico como la diabetes insípida (que se llama precisamente insípida porque en los tiempos en los que se diagnosticaba probando la orina, ésta no tenía sabor dulce).

Siglos después, cuando los análisis por laboratorio de la glucosa en sangre se extendieron por doquier, los médicos se libraron de la cata del pis y sólo nos ha quedado como remanente de esta práctica tan gustosa el rimbombante nombre de diabetes mellitus. Hoy en día, además, con los edulcorantes no podría uno fiarse del antiguo método diagnóstico: Se eliminan por la orina y provocan también un sabor muy dulce. Además, los diabéticos tipo II muestran signos evidentes cuando ya se encuentran en las fases más avanzadas de la enfermedad (entre ellas la orina dulce). Así que donde esté la fiabilidad de una buena prueba de laboratorio que se quiten los mejores catadores.

Hay 16 Comentarios

Buen tema

¿Y no era más fácil esperar a ver si se acercaban insectos como las moscas?

joder..

De hecho la diabetes se ha vuelto cada vez más en el mundo, y cada vez más con los casos con síntomas diferentes, por ejemplo, el tipo 1 era común en personas jóvenes, niños y adolescentes, y ahora los casos cada vez más común en adultos jóvenes, hasta 30 años.
Y el tipo 2 generalmente afecta a personas en edades más avanzadas, y en la actualidad llega a más personas nuevas, a partir de 30.
Hay otros medios de diagnóstico de laboratorio, anteriormente utilizados, también interesantes. Tales como el uso del sapo en la prueba de embarazo....
Felicitaciones por tu blog, voy a ser un lector habitual, y soy de Brasil.
Gracias.

Angel Renaro:

Sí, hay textos antiguos sobre la orina dulce gracias a la observación del comportamiento de las hormigas ante ella. Sin embargo, no fue hasta Thomas Willis que este fenómeno se relacionó con la diabetes (que tenemos constancia, claro).

Adaman: Ya sabes, un primo mío me lo contó :P

Ramón: Es muy acertado tu comentario. De hecho, por eso comenté en el artículo lo de "Los signos y síntomas suelen ser bastante evidentes cuando ya está establecida". La diabetes tipo 2 tiene un comienzo muy insidioso que es fácil que pase desapercibido. Voy a aclararlo más para que no haya confusión. Gracias.

Se probo la orina despues de observar que atrae un grupo de hormigas. Hay informes de esto en el antiguo egito, que se menciona la orina dulce.

"Hoy en día, además, con los edulcorantes no podría uno fiarse del antiguo método diagnóstico: Se eliminan por la orina y provocan también un sabor muy dulce."

¿Cómo lo sabes? ;)

Deberiamos aclarar que en la diabetes tipo 2, la más común hoy en dia, de hecho una de las enfermedades cuya incidencia y prevalencia más está aumentando, produce un aumento en la producción de orina, la "orina dulce", cuando la enfermedad ya está tan avanzada que desborda la capacid de los riñones de reabsorber la glucosa que filtran.
Eso suele ocurrir cuando ya se tiene la enfermedad años, y cuando ya se han producido patologías secundarias que se podrian haber evitado si se hubiera diagnsticado antes. Nadie debe esperar a tener ese sintoma para mirarse el "azucar".

Cuando entraba un estudiantes en practicas en el laboratorio en el que trabajaba, le hacíamos la bromita; "para analizar la orina, va a este aparato, luego se mira al microscopio, y por ultimo se cata a ver si es dulce" acto seguido, metíamos el dedo índice en la orina y rápidamente nos chupábamos el dedo corazón. No solían darse cuenta de que el dedo era distinto y la cara de circunstancias era para fotografiar...

Recuerdo esas anécdotas en la facultad...

http://schaeffers30.blogspot.com/

Diabetico:

Diabetes se puede definir etimológicamente tanto como “sifón” como “traspasar, atravesar, etc”:

http://dicciomed.eusal.es/palabra/diabetes

Hay que contrastar antes de comentar.

Eso de sifón endulzado con miel no sé de donde se lo saca la doctora.
La palabra Diabetes proviene del griego y no significa sifón, dia betes, quiere decir literalmente pasar a través, y hacía referencia a que se pensaba que los enfermos de diabetes no eran capaz de aprovechar el agua que bebían y estas pasaba a través de su cuerpo sin que este pudiera aprovechar sus beneficios hidratantes.
Hay que contrastar un poco antes de escribir, aunque sea echar un ojo a la wikipedia.

Tal vez debería incluirse esa prueba en el selectivo. Lo médicos tal vez tendrian más vocación, aunque como todo en medicina nada es perfecto. Un paciente conocido de hecho tiene los dos tipos de diabetes.

En los diabeticos no solo la orina es dulce.

un presidente de la india llamado "nenru" ( se escribe parecido), paso a la posteridad porque todos los días lo primero que hacia al levantarse era tomar un vaso de su propia orina.

No passa ná. La orina es un líquido coloro, oloroso y (puede que) sabroso.

Otras prácticas realizadas por los antiguos galenos eran muuucho más agresivas para el propio físico y no digamos para el paciente paciente. ¿Hablamos de la cauterización de las hemorroides, que en mi pueblo los más finos llaman almorroides? Pues con fierro candente -se supone que el facul usaría tenazas o alicates- se quemaban esas venillas, o tomatillos, sangrantes. FFffffff...

Hoy toca diabetes para dummies (El término “sifón” es una forma muy expresiva para referirse a la gran cantidad de orina que eliminan los diabéticos y “endulzado con miel” se refiere al característico sabor dulce que tiene la orina de éstos). ¡Hala, y de aquí a la facul de Medicina! ¡Adelante, Husckies!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Esther Samper

"Shora" (Esther Samper) es médica y divulgadora científica especializada en temas de salud. Su principal objetivo: acercar la medicina a todos los públicos y en todas sus formas (avances médicos, consejos de salud, tratamientos, prevención...).

Archivo

junio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal