La Doctora Shora

La Doctora Shora

Un espacio en donde la medicina se asoma en sus múltiples formas: Para asombrarnos con sus maravillas, para concienciarnos con sus limitaciones, para aprender con sus descubrimientos y para cuidarnos con sus conocimientos. Porque si la salud es lo más importante, conocer las herramientas con las que podemos mantenerla es indispensable.

Los certificados médicos más absurdos

Por: | 14 de octubre de 2011

BurocraciaDesde fuera, la labor del médico suele percibirse con una visión muy romántica (en algunos casos particulares, también satánica): El galeno atiende al paciente, charla con él para deducir un diagnóstico, pide algunas pruebas si hacen falta, le pauta un tratamiento y, si es necesario, se hace un seguimiento. Así es, en teoría y en general, el día a día del médico.

Sin embargo, pocas personas fuera del ámbito sanitario se dan cuenta de que prácticamente todos los pasos anteriores van acompañados de sus correspondientes papeleos. De hecho, a no pocos les sorprenderá el siguiente dato: ¿Sabían que, de media, un 33% del tiempo del médico de cabecera en España lo dedica a la burocracia cuando usted acude a consulta?

Rellenar informes, historias clínicas, recetas, certificados, solicitudes, partes… El papeleo constante ocupa una gran parte de la rutina del médico y la tarea es aún mayor entre los médicos de atención primaria. Tanto es así, que en los últimos años se han formado varios grupos e iniciativas Antiburocracia para intentar frenar el aumento constante de los papelitos a rellenar.

Sin lugar a dudas, es necesario y beneficioso para el paciente dejar por escrito algunas de las tareas médicas (la historia clínica, por ejemplo, es un documento fundamental) pero una cosa es eso y otra la proliferación de documentos absurdos que entorpecen la labor médica en lugar de beneficiarla. Aquí podemos englobar a los archiconocidos justificantes de asistencia y, sobre todo, a múltiples certificados médicos solicitados por causas rocambolescas.

Y es que la presión “burrocracil” no viene sólo desde los gestores y la administración sino también desde la sociedad. Quién no se lo crea que lea los siguientes ejemplos:

  • “Solicitud de certificado que justifique que una niña de religión musulmana no puede comer cerdo”

 

  • “Petición de grupo sanguíneo para acudir a la guardería”

 

  • “Certificado de ausencia de déficit de audición para ingresar en la Escuela de Música"

 

  • “Solicitud por parte de determinado consulado, de “aptitud para contraer matrimonio”"

 

  • “Certificado de padecer alergia solar que justifique la colocación de luna tintada delantera en su vehículo tuneado, antes de pasar la ITV”

 

  • “Certificado de padecer hipertensión arterial para no asistir a una mesa electoral como presidente”

 

  • “Un paciente de 15 años solicita certificado de que padece un herpes labial para no presentarse al examen de saxo”

 

  • “Panadera pide justificante para no utilizar gorrito por una dermatitis del cuero cabelludo, aunque en un alarde de sinceridad confiesa que lo que pasa es que se le estropea el peinado”…


Pueden leer más sobre la burocracia en las consultas y más ejemplos llamativos en la genial presentación de la Dra. Rosado en: Papeles en las consultas. Muchas gracias al Dr. Casado por dármelo a conocer mediante Twitter.

Hay 41 Comentarios

Completamente de acuerdo con lo subscrito en esta sección por:Fernando G, Lukács,Marta,Agus, Carlos Pérez-Herrero.Estas personas sí hablan con conocimiento de causa.

Me llama por teléfono un papá que necesita un informe médico sobre como actuar en caso que le de alergia a su hija en un campamento, firmado. Ya me habia un pedido un papel que justificara alergia a qué tiene (a gramíneas).
Se lo exigían segun relata él los coordinadores del campamento. Mi respuesta fue simple, en caso de alergia, acudir al centro de salud más cercano a la brevedad. Obviamente no le di ningun "informe médico".
No seria para nada absurdo que me preguntara cómo actuar, pero ¿un informe médico?. Y encima me insistía.
Otro certificado, un chico (19 años, totalmente sano) que para el mismo centro donde iba a practicar equitacion y esgrima, me exigía dos certificados oficiales distintos firmados (repito, para el mismo centro y con la misma historia clínica).
Es lo que dice la Sra. Esther Samper, falta total de sentido común.

Bueno, estamos leyendo un blog, no una tesis. A mí me ha parecido refrescante, divertido. Claro que una parte de lo que la autora describe como "burocracia" forma parte del quehacer médico, pero no deja de ser papeleo. O "tecleo" ante un ordenador, que todavía introduce otra barrera ante el paciente. Y en cuanto a lo "anecdótico" de la burocracia, a mí sí me exigieron para iniciar los papeleos antes de casarme un certificado de “aptitud para contraer matrimonio”. Que comenzó con un papel firmado por un testigo (¡qué se sabría él, pobrecillo!), en el cual mi conocido venía a decir que estaba seguro de que yo no estaba casado. Vamos, que no iba a producirse bigamia. ¿En qué recóndito país me lo pidieron? En Alemania. Y no hace tanto.

Con todo el respecto, se producen en todo leyendas urbanas que pasan a ser reales cuando se repiten una y otra vez.
¿Quien ha dicho que es el 33%? ¿Donde lo pone?
¿Si yo digo que no es más del 5% puede extenderse como verdad nueva?
Yo trabajo como Médico de Familia. En mis 197 consultas del presente año, he visto a 6003 pacientes, con una media de 30 diarios y con una duración media de consulta de 4 horas y 36 minutos.
En lo que va de año no he tenido que hacer ningún informe absurdo de este tipo.
Los partes de confirmación es hacer un click a un icono de impresora después de preguntar al paciente que tal está.. y el justificante de consulta es dos segundos exactos, haciendo dos click.
Esto con una Historia Clínica Electrónica y sin receta electrónica todavía.
Que me ha permitido automatizar lo que era burocracia, rellenar papeles de baja y recetas en papel.
La mejora ha sido tremenda en estos últimos años, y ha dejado tiempo, no mucho, pero ha dejado, para hacer algó más que escribir..
Y sin embargo lo que yo veo es a gente que añora el no tener que pensar. Al menos en medicina general.
Mi consulta está a tu disposición.
Y hacer informes, que no rellenar, registrar en la historia clínica lo que hacemos y han hecho con nuestros pacientes, prescribir medicamentos si son necesarios, y cumplimentar partes son precisamente nuestro trabajo. Y estas dos últimas cosas están tan automatizadas que lo que ha puesto en evidencia es a quien no quiere hacer lo otro.

En los centros públicos de Educación Infantil y Primaria los maestros también dedican bastante tiempo a tareas burocráticas, más ahora, cuando con la excusa de la crisis han eliminado los auxiliares administrativos de muchísimos colegios. Ya ven, aparte de enseñar, los docentes también hacen de administrativos, cuidadores, médicos, enfermeros, pintores de brocha gorda, carpinteros, psicólogos, cerrajeros, madres y padres, consejeros matrimoniales, asesores financieros, albañiles...

El post denota poco conocimiento de los conceptos. La mayor parte de lo que se ha denominado "burocracia" son actos médicos en toda regla ¿registrar lo diagnosticado no es un acto médico? ¿solicitar pruebas complementarias tampoco? ¿y prescribir?. Por el mismo razonamiento tendríamos que llegar a la absurda conclusión que un investigador de la medicina, como la autora del post, no es médico puesto que no realiza actos estrictamente de asistencia médica como auscultar o tomar la tensión.
Fuera de lo anterior quedan dos elementos más:
- Altas, bajas, e informes oficiales de incapacidad, están en relación con necesidades administrativas del paciente sustentadas en sus derechos como ciudadano, que otros órganos de las administracions requieren al médico en tanto que ÚNICO conocedor objetivo de la situación de no-salud del paciente. Podíamos considerarlo burocracia en un sentido muy amplio del término, pero es ineludible y no existe alternativa para ello.
- Certificados "misceláneos". Son completamente anecdóticos. Están presentados en el post como anécdota que hace categoría, y es una forma de tomar el rábano por las hojas. El médico del sistema público de salud no tiene obligación de realizarlos. Si accede a hacerlos, no tiene derecho a quejarse.

Cuando un ciudadano se pone enfermo y acude a un centro de salud solicita: asitencia sanitaria, un diagnóstico, un tratamiento, un certificado o baja. Dedicar un 30% de tiempo a labores burocráticas es dedicar menos tiempo a escuchar y atender al paciente. El delito es que ese % se puede disminuir. Por ejemplo en Cataluña disponen de receta electrónica eficaz, eso ahorra visitas a pacientes y cede tiempo de los médicos para asistencia. Los ciudadanos de Madrid siguen esperando...
Más ejemplos de mejora en http://apxii.wordpress.com/

Yo soy profesor universitario y sufro ese mismo proceso de burocratización, que roba tiempo y concentración de forma miserable.

Pues, a los jueces se les concede la ayuda y asistencia de los tecnicos judiciarios, los escribientes juramentados, esas cosas.
Bien podería de haber algo así, desde que pudiera hacer la vida de los medicos - y de los pacientes - más llevadera y más productiva en su mister específico.

En mi opinión, se mezclan muchos conceptos y se genera confusión. Ni la historia clínica, ni los informes ni las recetas son tareas burocráticas. Son actos médicos fundamentales como parte del proceso de diagnóstico y tratamiento, que jamás debe realizar un profesional que no tenga la formación adecuada. Actualmente se debate la posibilidad de que las enfermeras pauten un grupo restringido de tratamientos y sobre ello hay opiniones controvertidas, aunque creo que mayoritariamente favorables. Pero las enfermeras no son "escribientes", son profesionales del cuidado de la salud y no secretarias del médico. Respecto al asunto de los certificados, me parece completamente anecdótico. Los médicos, los médicos del sistema público no tienen que atender ese tipo de demandas (está incluso regulado) sino que para ello, los colegios de médicos ofrecen este servicio, bajo pago, ya que son demandas que no responden a un problema de salud, sino a un requerimiento administrativo arbitrario.

Para: Carlos Pérez Herrero | 14/10/2011 15:15:18 : Por supuesto que todo ese papeleo es necesario!! ¿Pero no sería mejor que al lado del médico hubiera un administrativo especializado en términos médicos que pudiera ocuparse de eso? Yo recuerdo cuando era niña que el médico al que íbamos tenía una enfermera y era ella la que, siguiendo las instrucciones del médico, rellenaba las recetas, nos daba los volantes para los especialistas, nos daba las citas posteriores, nos hacía los justificantes y demás papeleos en una salita adjunta a a la consulta. Mientras, el iba atendiendo al paciente siguiente, al que la enfermera y no el, había llamado a la consulta. ¿No sería más eficiente pagar al administrativo sueldo de administrativo por trabajo administrativo y al médico sueldo de médico por trabajo de médico? Yo creo que sí: estamos pagando al médico igual cuando opera que cuando hace trabajo administrativo para el que, por supuesto, no están formados y, por lo tanto, no son tan eficaces.

Y si el médico no actualiza la historia clínica del paciente con los datos resultantes de la consulta, los diagnósticos y las prescripciones, quién lo va a hacer? A veces el caso es protestar, pero la "burocracia" hace falta. ¿Si tu médico se muere quien continua tu tratamiento sin saber nada de ti?

Considerar burocracia en sentido peyorativo, como aquí se hace, la historia clínica, la prescripción de medicamentos o la petición de pruebas complementarias es frívolo. Cómo deberían hacerse las prescripciones? por telepatía? y cómo se debería hacer para que el radiólogo sepa que el clínico quiere una radio de torax y no de rodilla o cuello? debería averiguarlo en un bola de cristal?... Y la historia clínica está en la esencia de la calidad en la atención médica... Documentar la historia clínica, prescribir, requerir pruebas complementarias es actividad médica, charlar con el paciente puede serlo o no,... todo eso se podrá hacer de manera más o menos eficiente, con más o menos rozamientos y, obviamente, lo deseable es lo segundo... pero es actividad médica y hacerlo bien o mal no es indiferente para la evolución del paciente

medicos, si, pero también maestros y profesores, investigadores de todas las ramas...básicamente cualquiera que trabaje bajo el yugo estatal dedica más tiempo del que debería (y para el que no está formado) a las labores burocráticas. La consecuencia inmediata es que se es menos efectivo, menos productivo...y la razón es una estructura obsoleta en RRHH con carencias importantísimas en puestos de enlace y una organización pensada para la familia del siglo XIX

El justificante más freak que me han pedido: el que solicitaba la pareja de una paciente con asma en el que se asegurase que fumar en casa de verdad era perjudicial para el asma. Sin palabras.
Lo curioso es que vivimos en un país en el que una chica puede abortar sola a los 16 años pero necesita un justificante si falta a clase. Hay algo que chirria.

¿Y quien no tiene una parte buracratica en su trabajo?.
Lo que tienen que hacer es optimizar su tiempo trabajo incluido la parte administrativa. ¿Por cierto? ¿El tiempo de retraso a incorporarse a su consulta está incluido en parte burocratica? ¿Y el de la atención a visitadores médicos?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Esther Samper

"Shora" (Esther Samper) es médica y divulgadora científica especializada en temas de salud. Su principal objetivo: acercar la medicina a todos los públicos y en todas sus formas (avances médicos, consejos de salud, tratamientos, prevención...).

Archivo

junio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal