Cembrero

Sobre el autor

, corresponsal en Bruselas desde 2005 y periodista en EL PAÍS desde 1982 en las redacciones de Barcelona y Madrid. Ha dedicado especial atención a los temas económicos, sociales, energía y a las finanzas de las autonomías.

Eskup

Archivo

junio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Los bancos públicos son los que están salvando Europa

Por: | 14 de junio de 2012

A los dirigentes conservadores que dominan en las principales instituciones y Gobiernos europeos no les gusta hablar de banca pública. Pero la realidad es que son las instituciones públicas tanto europeas como nacionales las únicas que están saneando los destrozos producidos por la banca privada y facilitando crédito a las pequeñas y medianas empresas.

Las últimas líneas de liquidez concedidas por el Banco Central Europeo (BCE) de más de un billón de euros al 1% de interés y a tres años son las que han facilitado el oxígeno vital a más de 800 bancos europeos especialmente a las entidades españolas. Todo el sistema bancario español se sostiene sustancialmente por la liquidez del BCE, que por otra parte se ha convertido en la institución más relevante de la UE.

El Banco Europeo de Inversiones, (BEI) otra institución pública de la Unión cerró el año pasado su balance con un capital de 42.500 millones de euros y una cartera de préstamos de 424.000 millones, 60.000 millones de los cuales fueron concedidos el año pasado. España fue el principal receptor de estas líneas de crédito, unos 9.000 millones, que representan el 14,9% del total. La UE quiere ampliar el capital del BEI en unos 10.000 millones de euros lo que le permitiría aumentar su capacidad crediticia en unos 60.000 millones o hasta 100.000 vien do su trayectoria histórica.  Existe un plan de cofinanciar proyectos de inversión garantizados por el BEI que permitiría movilizar hasta 180.000 millones de inversión.

En España, el ICO prestó el año pasado unos 21.000 millones a 250.000 autónomos y otras empresas.

Los bancos públicos europeos tienen la máxima solvencia obteniendo parte de su financiación fuera de la UE. El BEI, por ejemplo, capta el 46% de sus fondos fuera de Europa.

A riesgo de verse como un análisis maniqueo, la realidad es que la banca pública en Europa es la que nos saca las castañas del fuego mientras que la privada es la que nos ha llevado a una ruina que nos empobrecerá colectivamente durante  una década. 

Hay que reconocer cuanto antes el papel y eficiencia de las instituciones financieras públicas, incluidos los nuevos fondos de rescate de la UE también dedicados en buena parte a salvar bancos quebrados y minimizar el peso, poder e influencia de las entidades privadas. Esta es la tarea más urgente para iniciar una recuperación económica sostenible y recuperar la confianza de los ciudadanos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal