Cembrero

Sobre el autor

, corresponsal en Bruselas desde 2005 y periodista en EL PAÍS desde 1982 en las redacciones de Barcelona y Madrid. Ha dedicado especial atención a los temas económicos, sociales, energía y a las finanzas de las autonomías.

Eskup

Archivo

junio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Las cooperativas resisten mejor la crisis

Por: | 22 de junio de 2012

Las crisis económica está provocando una masiva destrucción de empleo que ha supuesto la pérdida de más de tres millones de empleos. Pero este desmantelamiento de la actividad económica ha sido muy distinto en función del tipo de organización empresarial. Si se considera el periodo comprendido entre marzo de 2012 y el mismo mes de 2008 se observa que el empleo en las cooperativas ha caído un 9,6%, lo que represneta un ritmo mucho menor que las pérdidas sufridas por los asalariados del sector privado en los mismos años, que vieron reducir su número en un 19,5%. Estas cifras fueron facilitadas por José Luis Monzón, catedrático de Economía de la Universidad de Valencia y presidente del CIRIEC España (Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa en las XIV Jornadas de Investigadores en economía social y cooperativa celebradas estos días en San Sebastián.

José Luis Monzón destacó que en algunos territorios como la Comunidad Autónoma del País Vasco, el empleo en el sector de las cooperativas se ha mantenido prácticamente en su totalidad, "mejor dicho sólo registró una pérdida del 1 por mil". Euskadi cuenta con la experiencia más exitosa del cooperativismo moderno, la Corporación Mondragón, que ocupa a 83.859 personas, el 45% en el sector industrial, y que no ha cesado de crear puestos de trabajo en España y en países en desarrollo a pesar de la crisis.

Las cooperativas dan trabajo en España a 384.000 millones de personas directamente pero si se consideran todos los empleos vinculados a las actividades del tercer sector, el número de ocupados asciende a 2,5 millones de personas, según Juan Antonio Pedreño, presidente de CEPES, (Confederación Empresarial Española de la Economía Social).

Ante el panorama de más de cinco millones de parados y la amenaza de perder otros 630.000 empleos este año, según las previsiones de la propia Adminsitración, el Gobierno debería explorar la forma de apoyar estas formas de organización empresarial como las cooperativas o las sociedades anónimas laborables que resultan mucho más resistentes y exitosas ante la crisis. Los resultados son bien claros. El Gobierno no debería perderse en consideraciones ideológicas y apoyar firmemente las instituciones de economía social, basadas en la particicipación, la solidaridad y la democracia y que resultan mucho eficientes desde el punto de vista económico y más armoniosas para el desarrollo social y humano.

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal