La novia de papá

13 ene 2011

Mi jefa

Por: Paloma Bravo

Estresada

 
Me escribe Pepa (nombre falso, claro) y me pide que cuente su historia y, a la vez, me exige tratamiento de testigo protegido.

Pepa tiene una jefa que es mujer y es madre.

Pepa está jodida.

Pepa no tiene hijos y sí muchas aficiones. Me sugiere que cite el macramé, supongo que para despistar, y yo lo cito aunque me parece innecesario: a Pepa no le hacen falta excusas para querer irse de la oficina cada tarde.

Y es que la jefa de Pepa gana más que su marido, tiene un enorme coche de empresa y una gran canguro (esto no lo sé, pero prefiero imaginarlo así, por sus hijos, por pura humanidad).

¿Y eso qué tiene que ver? Pues que la jefa de Pepa convoca reuniones a las seis de la tarde, se entretiene, se complica (sospechan todos que a propósito) y... las empieza a las nueve de la noche a la voz de:

Total, mis hijos ya estarán acostados cuando llegue a casa, así que mejor avanzamos".

- ¿¡Y los demás!? Egoísta, tirana, mala persona...

Según me cuenta Pepa, eso es lo que gritan ella y sus compañeros, pero, claro, lo gritan en silencio.

- Y aunque nos atreviéramos en alto. Una vez, Marcos se lo dijo clarito: "Oye, Pilar, ¿por qué no seguimos mañana, que estamos todos cansados y tenemos cosas que hacer en casa?".

"...Primero le miró con cara de no entender ni media palabra, y luego le emplazó para discutir su sugerencia al día siguiente. No lo despidió, no. Pero le explicó que ella trabajaba duro para que sus hijos fueran a los mejores colegios, tuvieran ropa de marca (sic) y pudieran veranear en el extranjero. Que se aplicara el cuento y que nadie le iba a decir a ella cómo gestionar equipos. Que si no le gustaba ahí tenía la puerta."

Pues vaya con Pilar. No sé si es tan elegante como Meryl Streep en "El diablo viste de Prada", pero, desde luego, es igual de cabrona (perdón, M., los insultos a veces no son palabrotas, sino la única descripción posible).

Esta Pilar (nombre real) tiene otros bonitos detalles con sus empleados. Por ejemplo, si no le gusta el trabajo que le presentan, no argumenta su discrepancia, para qué, simplemente grita "¡Vaya mierda!", y lo aparta de un manotazo. Crítica constructiva, que se llama.

Ahora, que tiene iPad, les ha contado a sus "chicos" (así los llama, chicos, para aniñarlos, atontarlos y controlarlos, supongo), que cuando llega a casa, ya muy de noche, se sienta a ver la tele con su marido y saca la tableta: "Así aprovecho".

¿Aprovecha el qué? ¿Que tiene un iPad y él no? ¿Es parte de un juego preliminar perverso o algo?

Aprovecha y manda mails que Pepa y sus compañeros deben haber leído a las 8 de la mañana, cuando su jefa empieza a reclamar las respuestas.

Maja chica, que dirían en el norte.

Hace años, pocos, no más de cuatro, recorrí una fábrica en un pueblecito chino (un pueblecito de siete millones de habitantes). Los trabajadores tenían un colchón en la oficina y, una vez al día, se les permitía colocarlo debajo de sus mesas para echarse una siesta.

Supongo que a la jefa de Pepa le parecería mal: "¿Por qué necesitan dormir?".

Pepa ha pensado en cambiar de trabajo, pero le gusta el que tiene.

Pepa ha intentado hablar con el jefe de su jefa: inútil, a él le va bien ese statu quo (todos trabajan 18 horas diarias y encima culpan a otra).

Pepa ha intentado desdoblarse y desconectar (o sea, dormir y hacer macramé virtualmente mientras está con su jefa).

Pepa cree haberlo intentando todo.

Y, ahora, os preguntaréis por qué escribo esta entrada, si yo no puedo darle a Pepa soluciones.

Hombre... Le he sugerido que le busque un tipo joven y musculoso que entretenga a Pilar. Pero no lo puedo decir muy alto porque mi amigo M. (de verdad que siento que no me deje dar su nombre; es un tipo de mucho prestigio y no le gusta que se sepa nuestra amistad) no me deja hacer chistes sexuales.

O sea que tenéis razón, que no puedo darle a Pepa soluciones. Pero también existe el desahogo por persona interpuesta.

Aquí está y, a partir de este momento, abro oficialmente el buzón de sugerencias.

P.D.: no digo a qué se dedica Pepa porque es totalmente irrelevante. Ninguna profesión justifica la estupidez mandona de su jefa.

 

 


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 53 Comentarios

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

Con jefes asi, solo hay una solucion (la doy porque la he utilizado) y se llama el planton general. Si todos los trabajadores estan igual de descontentos, pues simplemente que paren, que no cumplan. Una empresa no puede despedir a todos los trabajadores, entonces veran como su jefe si que pone cartas al asunto.
El poder siempre esta en manos del mas debil, pero normalmente no nos damos cuenta. Uno solo no puede hacer nada, pero golpeando todos juntos.....
Animo "Pepa" estamos contigo

Mi jefe es parecido, solo que yo igual me voy a las seis. Tengo la deferencia de cogerle el móvil a cualquier hora, pero no mas que eso, e igual ya me fastidia, sobre todo cuando me pilla haciendo tareas domésticas y parece que le estuviera hablando de encuentros con extraterrestres, no tiene idea de lo que es poner una lavadora... Pero en cuanto se queja o se pone como ejemplo, mi respuesta es "vale, consigue que me paguen como a ti y yo haré lo que haces tu".

Cuando entré a trabajar en mi actual empresa se me informó del horario laboral, según el cual salgo a las 6 de la tarde (además, tenemos máquina de fichar, así que nuestros horarios de entrada y salida están registrados hasta el segundo); en consecuencia, comencé a salir todos los días a la hora señalada. No pasaron ni 10 días cuando mi "responsable" me llamó a capítulo para preguntarme que qué estaba haciendo, que por qué no me quedaba más tiempo al igual que hacían todos en la empresa. Mi contestación: "¿Estoy incumpliendo el horario? Cuando lo incumpla, me lo dices y me quedo el tiempo que haya dejado de de "permanecer" en la empresa, mientras tanto no sé qué sentido tiene esta conversación. Y, lo que es más importante, ¿saco o no saco adelante mi trabajo? ¿cumplo o no cumplo con mis tareas y objetivos?".
Desde entonces, periodicamente recibo "toques" por mi indisciplina horaria (en realidad, cumplo estrictamente el horario laboral, los indisciplinados son ellos que no lo cumplen) y mis incentivos y promoción profesional se ven afectados por mi "rebeldía"; eso sí, disfruto de tiempo para estar con mi familia.
Parece que determinados "capataces" (llamarlos jefes es denigrar la categoría) ponen en directa relación la capacidad de estar horas calentando la silla con el rendimiento laboral. Yo, mientras nadie me demuestre lo contrario, seguiré considerando que lo importante es sacar adelante los objetivos y las tareas asignadas, y no estar y estar en la empresa.

Me quedé con las ganas de preguntarte una cosa, Paz.... respecto de tu consejo para Pepa respecto de su jefa Pilar :"Hombre... Le he sugerido que le busque un tipo joven y musculoso que entretenga a Pilar." Me pregunto si en vez de Pilar hubiera sido Pablo, le hubieras sugerido "que le busque una tia joven y exhuberante que entretenga a Pablo"?
Y como crees que te hubiera puesto el respetable si te hubieras atrevido a tal herejía? Es sólo un comentario, pero parece que fuera políticamente correcto proponer que "la jefa" se busque un rollito para que deje de molestar, pero si fuera jefe...¿estaría igual de bien??? Por otro lado, el que más y el que menos hemos sufrido jefes así, y ya depende de si estás o no en situación de explicarle que a tí te pagan 8 horas, y vas a currar 8 horas. Y si no le gusta, que hable con los sindicatos. Eso se podía hacer cuando no había tanto paro, es verdad. Ahora sólo nos queda desahogarnos... :(

Da igual si es jefe o jefa, es un perfil de gerente muy claro. La soluciön: ser valientes y hacerse respetar. Toda propuesta (sobre todo si es de forma rutunaria) a partir de las cinco de la tarde se deniega y punto. No hay que temer el despido porque si todos los compañeros se unen, ¿qué van a hacer, despedir a todo el departamento? Ahí quedaría en evidencia esta jea y su falta de gestión y motivación hacia sus empleados.
Yo he trabajado muchos años en el extranjero y nunca nadie, empezando por los jefes, se quedaba en la oficina más allá del horario establecido. Y el trabajo salía adelante. Eso sí, nos tomábamos el café en la mesa en 5 min no estábamos de charla media hora para el descanso. Aquí es que nos va el rollo social en el curro y luego pasa esto, que hay que echarle más horas para hacer lo que no se hizo en horario laboral.
Por cierto, Paloma, que me encanta tu blog :)
Besos y saludos para todos. Buen fin de semana !!

Llevo 20 años trabajando en una multinacional nordica. A ninguno de los jefes extranjeros se le ocurre que la gente se tenga que quedar despues de la hora estipulada (salvo en momentos muy, muy puntuales), eso seria que hay un fallo en la organizacion. Unicamente hay un director de departamento español y es solo en ese departamento donde los curritos se quienen que quedar diariamente dos y tres horas mas que el resto. Resumen para el resto de la empresa, este jefe no sabe organizar su departamento y se aburre en casa.

La solución no es tan difícil. Se mira el horario laboral en el contrato y a la hora qué corresponda todos se van a casa. Lo que hay que hacer es sacar el trabajo adelante no pasar horas en la oficina.

¡Panda de vagos y maleantes!! 44 entradas de blog, y 41 de ellas en horario laboral!!! Si es que os dan poco látigo!!! Yo si os iba a enderezar!!! Así anda el país: entre no dar un palo al agua y ver Telahinco o Gangrena 3, tenéis el seso apollardado...

Se puede llamar Pilar, o Isabel... La conozco. Es lamentable que muchas mujerres en vez de aporftar, hayan decidido ser como los hombres, en su peor aspecto.
La que yo conozco era así, sintió la atracción del poder, del dinero, los viajes, los hoteles caros, los restaurantes carisimos, la tarjeta de empresa,, se echo un amante, la pilló su marido y la mandó... donde debía estar. Con sus iguales.

Por la descripción que has dado, creo que conozco a esa mujer.

¿Y por qué tiene que tener "una gran canguro" y no a su marido que será el padre de sus hijos que los cuide y los tenga genialmente educados y criados? Se te nota el rejo m´ijo

Conozco esa experiencia, un jefe que tuve en el pasado obraba igual y cuando prentendí cobrar las horas extra, me contestó estupefacto; ¿qué horas?, mi respuesta fue, ninguna no te preocupes y como dejé de hacerlas inmediatamente al mes me despidió.

Ahora trabajo muchas horas, pero porque me compensa, me pagan y nadie me exije hacerlas, así que a tu amiga le quedan dos opciones, si le gusta mucho el trabajo, entonces aceptar que es así y aprender a no enfadarse, y la otra es salir a su hora antes de la reunion alegando compromisos personales, o el tiempo extra trabajado tomarselo en compensación en horas libres.

Por experiencia la confrontación no lleva a ninguna solucion satisfactoria con los jefes, a veces has de hacerte fuerte en tu posición y darte a respetar, y si no lo entienden lo mejor es que te despidan, ningun trabajo vale la pena como para perder la salud y la ilusión.

es conocido el caso de un español que se fué afuera a trabajar y quiso causar una gran impresión en su nueva empresa, así que decidió echar un par de horas extras más cada día en su despacho. Sus jefes le dejaron hacer, pero a las dos semanas le llamaron preguntándole qué problema tenía. Avergonzado tuvo que escuchar que un empleado que dedica dos horas más que el resto de sus compañeros a sacar adelante su trabajo diario es un empleado ineficaz e inadaptado.

¡Ah! ¿Pero vosotros teneís jefes? Y si los teneís, que así lo parece ¿les permitís que os traten así? Y si lo haceís ¿os quejaís de esta manera sin decir nada? Y para acabar, en España dicen que la productividad es muy baja en comparación con otros países de la OCDE. Por lo que contaís, estaís en el curro de sol a sol amargados, ¿haciendo qué? Porque a veces los jefes podrían tener sus razones para tratar a sus subordinados tal y como explicaís algunos de vosotros. Yo trabajo fuera de España. A nadie se le ocurriría bajo ningún concepto jamás exigir nada mas allá de lo estipulado en el contrato. A las 5 a la calle. A los ogros ya ni los consideran contratables. Piden referencias. Vosotros teneís domadores de leones. Los jefes son aquí unos empleados mas que cumplen con sus obligaciones de objetivos y no se les ocurre abusar de nadie porque, entre otras cosas, son educados y además pueden ir a la cárcel. Y encima, a pesar de un horario tan reducido, "nine to five" resulta que la productividad es muy alta. Siento decirlo, pero España tiene un poblema grave de competividad y mala leche.

hola, pues nada os dejo aqui una duda que tengo,
la verdad es q me la hice hace poco.

se que los cañamones son unas semillitas que comen los pajaros,
las venden en tiendas de animales.

lo se xq mi abuela lo compra.

pero por un comentario de oidas escuche que son droga....

y tengo la duda de si es droga o no

porque mi ancianita abuela
los compra los frie y le exa sal creo
y se los come ella como si fuesen pipas. mas o menos
yo tambien los he probado.tan ricos...

pero son droga????
me entere ayer.....


MI ABUELA SE ESTA DROGANDO!!!???
jajaja

se lo he comentado a mis padres y dicen q eso no es verdad....pero
no lo se....


si alguien sabe algo....que me lo diga!

Esta señora es el típico producto de la transición a la UE,que hace que mucha gente que hoy es mando a nivel área,sea un desastre desde el punto de vista gerencial.Y hablo de empresas grandes.Trabajé casi toda mi vida para multinacionales enormes en países varios,y en un entorno así,yo llego a las nueve de la noche,o me voy,y la veo con su corte alrededor,y más vale que tenga una buena explicación,por que si no su fitness report a fin de semestre le hará llorar.Aquí su jefe es tan inútil como ella;lo que no se hizo en horario,tienes un problema,de asignación de objetivos,de recursos,lo que sea,pero más probablemente de gerenciamiento.Este perfil es más que común en España,y forma parte del esquema perverso éticamente hablando,de pagas nueces,tienes monos,más una educación universitaria insuficiente o deficiente,más una mentalidad de campesinos paletos a veces apabullante en empresarios y mandos.Y de manejo de equipos,esta mujer,nada.

Tu caso es el típico. Es un campo de batalla donde los curritos pierden sí o sí. Así que es fácil lo que tienes que hacer: Ir a ganar la batalla en vez de ir a perderla. Cada día que la pierdas pierdes salud, tiempo y la paciencia de los tuyos. Tú sabrás si te compensa cambiar las cosas.

Esa Jefa sin duda tiene problemas sicologicos a parte de personales, despues culpara a los profesores de que sus nenes son un desartre social y su marido se lo hace con otra . . . :. Entrando en arena, irse de la empresa es una posibilidad. Hacer una accion conjunta y solidaria TODOS los afectados, tipo carta de dimision firmada por TODOS seria la solucion, pero ahi esta el problema, en mi experiencia se le corta la cabeza al cabecilla y los demas se esconden como conejos asustados. La gente suele carecer de solidaridad. Asi que la solucion practica, salva tu cabeza y sino jodete!! Hay un provervio chino que dice: "sientate a esperar y veras correr la cabeza de tu enemigo" lo que no dice es cuanto tiempo deberias esperar!

no veo ningun problema que esta "señora" ( hay muchos jefes/as que se comportan igual) se comporte de esta manera.no me preocupa la gente que se somete a este infierno por muchos años , solo por mantener un empleo.yo he trabajado 45 años ,empece con 12 en el campo y eso en los años 60 era muy duro , he trabajado en la construccion en la pintura en fabrica en oficina .....y nunca les he permitido a mis jefes superar la linea que separa a un jefe de un trabador,en definitiva el jefe es un trabador mas.asi que si nos dejamos denigrar es culpa nuestra y por favor no me vengan con que si tienes familia ,deudas...

¿No han probado hacer un sindicato?, ¿o afiliarse a uno ya existente?, ¿o denuncias anónimas a las autoridades laborales?, ¿o a las de la Seguridad Social?... ¿o ya de plano poner una tachuela en el asiento de la jefa?
(como mínimo escupir -por turnos- en la taza del café de la monstruo).

No me ha gustado que precisamente lo único real que nos cuentas es que es una jefA. Ya que te lo has inventado casi todo -a nombres me refiero- podríamos haber puesto como ejemplo que se trata de un jefE.
Me gusta como escribes pero no es la primera vez que nos dejas a medias, me gustaría que si de algo no nos lo puedes contar todo, pues no nos cuentes nada.
Yo también podría contar muchas cosas de mi jefa o jefe, también me planteo si tendría que dejar o no el trabajo -porque me hace la vida imposible- pero siempre llego a la misma conclusión: NO PUEDO, porque lo necesito.
No se le pueden dar consejos a tu amiga, es ella la que tiene que valorar las circunstancias y tomar una u otra decisión.
Saludos

Yo propongo que el tipo musculoso la meta de hostias. ¿Encima de cabrona la vas a dar una buena recompensa sexual? Mejor las hostias a no ser que se declare abiertamente masoquista, que con la descripción aportada sería totalmente posible.

Pues como posible solución escribir un documento conjunto entre todos los afectados por la jefa y enviárselo a la dirección de la empresa, argumentando el danyo tanto personal como profesional (uno no puede rendir mucho cuando se siente menospreciado y explotado) que esa mujer está haciendo en el grupo de trabajo.

Un poquito cutre el articulito, muy flojo en estilo, o sólo me lo parece a mi. No sé, corregirme si me equivoco.

P.D Sin acritud

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal