La novia de papá

03 ene 2011

Principios y principismos

Por: Paloma Bravo

Reyes-magos

  
Mi amigo M., el de los tacos, se ríe de mí. Él es ateo y yo no (o sí, o no, o no lo sé), pero le hacen gracia mis principios.

La culpa es mía por consultarle:

- Tú que no crees, M., ¿qué hacemos en una casa laica? ¿Cuándo les damos los regalos a las niñas? Yo he pensado que el 1 de enero, para que estrenen el año con síntomas de cariño.

- Sol, eres una ridícula.

Mi amigo M., claro, pone el Belén y, aunque también es apátrida, prefiere los regalos en Reyes porque es "más español".

Viva la coherencia.

Y yo, es cierto, soy una ridícula. Me he dedicado a preguntar a todo el mundo en una búsqueda inútil de respuestas. No he conseguido razonamientos sensatos, y sólo puedo aceptar uno pragmático: "haz regalos en Nochebuena, que tienen más tiempo de vacaciones para jugar... ¡Y deja ya el tema, Sol, que eres un coñazo!".

- Ya, pero es que estas niñas no saben nada de lo que pasó aquella noche según el Antiguo Testamento. Ni yo, en realidad, que no me acuerdo bien si es el Antiguo o el Nuevo.

- ¿Y qué más da? ¿Las quieres convertir en unas freakies que no reciben regalos porque su madrastra es laica?

- No, claro.

Pues eso, mis niñas tienen regalos. Porque me lo ha ordenado su madre, porque los he comprado yo y porque, si no, me quedo sin amigos.

¿Que qué dice su padre? Que sí, que los tengan; que confía en mí, "ciegamente, Sol, compra lo que quieras, dáselos cuando quieras, no me rayes".

Y mi madre: "Sol, tu posición es delicada. No son tus hijas, aunque sean tus principios. No querrás que te cojan manía por un progresismo mal entendido. Hazles regalos en Navidad, en Reyes, siempre que puedas, siempre que quieras. Porque sí. Porque son las hijas de Pablo. Y, sobre todo, porque las quieres".

Y sus abuelos: "Sol, que nos viene mal salir, que son muchos nietos. ¿Te ocupas tú que tienes tan buen gusto?".

O sea, que tengo buen gusto, cara de pringada y unos principios poco sólidos-

Y, después de la entrega, después de esa orgía de consumo y pseudoreligiosidad.. ¿cómo les explico que los Reyes no existen, que el consumismo es malo, que la sostenibilidad es un mito, que...?

No se lo explico, claro. Renuncio a mis principios. Como todos. Así vamos.

 

P.D.: después de esta humillante confesión pública, lo mínimo que podría hacer mi amigo M. es invitarme a su casa a ver el Belén, que si tengo que ir a Cortylandia, grito.

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 20 Comentarios

Y la otra mitad de la cultura occidental ¿en qué se funda?

Es facil, se los entregas en Reyes, porque los reyes existieron sin ninguna duda, ó en todo caso esa version es mejor que cualquier historia que te inventes. Lees un poco sobre el Antiguo y el Nuevo testamento, basicamente porque sobre estos libros se funda la mitad de la cultura occidental (al menos de la escolástica hasta hoy), y verás como todo es más sencillo, (mejor no me atrevo a decir, a pesar de Santo Tomás).

Ja, ja, Sara, lo leo porque admiro a Paloma Bravo y me suelen gustar sus entradas.

Pero hay días en que se le nota demasiado que anda escasa de tiempo y que cuelga la primera cosa que se le ocurre

¡No hay que dejarla! ¡Que se lo curre!

Como decían en Fama ¿no quieres Fama, Paloma?
¡Pues la Fama cuestaaaaa!

a "maximo pradera" a mi tu comentario si que me parece ridículo.
A mi el post me ha parecido muy gracioso y plantea un conflicto muy actual con mucho sentido del humor.
Pero si tú no tienes sentido del humor ¿porqué lees este blog? ridículo!

Todo la entrada del blog de hoy es un poco ridícula, no sólo el personaje de Sol.

Igual que uno es de la ciudad de donde hace el bachillerato, uno SABE SIEMPRE cuando entregar los regalos a los niños:

1) bien en la fecha en que éstos se lo piden (se lo exigen, diría yo)

2) bien en la fecha en que a uno se los han entregado de pequeño.

Pretender que nos creamos que el personaje de Sol atraviesa una especie de crisis pseudoreligiosa por la fecha de entrega de los regalos navideños (en la que llega a cuestionarse el Antiguo y el Nuevo Testamento) ni es creíble, ni es gracioso, ni es HUMANO.

Sólo sirve para rellenar un blog a toda prisa.

¿Renunciar a los principios? No, sobre todo a los kantianos.
¿Renunciar al principismo, a la aplicación dogmática de principios caiga quien caiga y me cueste lo que me cueste? Vaya lío si no se renuncia... Recipe for disaster...

Y los reyes existen. And, yes, Virginia, there is a Santa Claus!


sí, siempre es mejor educarlos en el consumo que en el catolicismo

Yo soy ateo pero me encanta poner el Belén y regalar el día de Reyes. Lo trato como una tradición. Lo he convertido en una mitología hogareña. Todos los años los Reyes traen regalos a los niños y como no voy a educarlos en el catolicismo, la historia del niñito Jesus, mientras mis hijos sean pequeños, será la de una pareja pobre hace 2000 años qeu se vio obligada a dar a luz a su hijo en la calle y por ello los Reyes Magos acudieron a darle los regalos. Así mantengo mi estilo republicano y ateo y convierto la idea cristiana en un mito sobre la bondad, el ayudar, etc. Igualito que en la realidad, pero sin carga "religiosa".

Yo tengo -a estas alturas del partido- pocos principios... hoy me ocupo mas de mis finales.
En cuanto a los valores... pues a veces mis valores valen mas y a veces menos (al fin y al cabo son valores solamente).
Si acaso, cuando tengo que tomar una decisión apretada, humedezco el dedo índice con la primera saliva de la mañana, y por la ventana que da al este (orientada a la salida del sol... o sea; hacia ti) espero a que el viento me de una señal. Nunca me ha fallado, o al menos no mas de las que hubiera tenido razonando todo el día.

Yo me he propuesto este año hacer lo que yo quiera con este tipo de cosas: si me apetece regalar, regalo, si me apetece hacer una merienda en casa, la hago...luego que los demás hagan tambien lo que crean oportuno.

No se si te preocupa más que tu hijo piense libremente en un futuro, o que lo que vaya a pensar libremente no te guste y haya podido ser culpa tuya.

Mi principios son ofrecer a mis hijos los mismos principios con los que me crié y luego aceptar que hagan con ellos lo que quieran como hice yo. Intuyo que casi siempre sale bien.

Yo lo que veo es que sobra el consultarle a todo el mundo qué tienes que hacer con tu vida. Mucho principio, pero poco fin.

Uno puede tener principios, pero no vive en una burbuja. En el contacto con otras personas y en la vivencia de situaciones habituales o no a esos principios no les queda más remedio que ceder un poquito de terreno para que todas las piezas puedan encajar (son cosas que estoy aprendiendo estudiando la carrera de Derecho). Feliz Año Nuevo!

En mi tierra tenemos opción laica i pràctica: hacemos "cagar" al Tió por Navidad, y así los únicos principios a saltarse son los "sostenibles"... pero por Navidad esos principios ya se pillan vacaciones solitos...

Viendo la deriva de este diario, no me extrañaría que el Belén fuera Belén Esteban.

Lo bueno de esto es que ahora ya sabes que en el caso de q tuvieras hijos con él y te separaras los regalos de tus niños y la decisión de cuando dárselos, los elegiría la nueva novia de papá ... no pasa nada.
¿es un tío muy jeta o un buen hombre q no tiene pasta para comprarle todo lo que querría a sus niñas y no sabe como decírtelo?

Mujer, no te rayes. Nosotros somos laicos, ambos, y en casa hay árbol de Navidad, Belén (porque somos "apanioles", para esto y cuando ganamos mundiales), Papá Noel y Reyes. Si algún plasta me pregunta por mis principios yo les hablo de los druidas, el Solsticio de Invierno y las Saturnales, a ver si se van a creer que tienen la exclusiva, el celebrar el año nuevo con la familia está ya dentro de nuestros genes de tan antiguo que nos viene. Me gustan estas fiestas, tener más contacto con la familia y los amigos, los regalos y las caritas de felicidad de los niños.

"Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros"
Yo este año he comprado árbol...y no aguantaría ni medio debate al defenderlo. Pero quería verme a mí mismo comprando un árbol de navidad. Yo que ni de pequeño tenía en casa...que éramos más de Belén. Será por eso???

Desde luego lo del padre de tus "hijastras" tiene delito. Son sus hijas y pasa, son sus hijas y estás tú más preocupada que él... permiteme una maldad mañanera... con respecto a las niñas le consulta casi todo a la madre de sus hijas o a ti?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal