La novia de papá

12 feb 2011

¿Nido vacío? Las ganas...

Por: Paloma Bravo

Salvetti_nido_radica

Mi madre está llorando de la risa y yo me desespero.

"Es mi sobrina favorita, pero vive en otro planeta".

Habla, creo, de mi prima Itziar.

- Mamá, ¿te explicas y te dejas de reír? ¿Me lo cuentas y nos reímos las dos? ¿Me piro hasta que se te pase?

- Ay, Sol...

Y sigue llorando.

- Es que me ha llamado Itziar. Preocupada. Que si su madre... Que...

Mi madre tiene una risa torrencial que se desata con las meteduras de pata de sus hijos y los libros de Tom Sharpe. Y es contagiosa.

Pero yo soy una cotilla impaciente y, a tirones, le consigo arrancar la historia. Resulta que mis primas (Itziar, Leire y Ainhoa, de nombre y origen navarro, a mucha honra), sobrinas carnales de mi padre, sobrinas elegidas de mi madre, hace ya tiempo que no viven en casa de mis tíos, de sus padres.

Tiempo de verdad, quiero decir. Unos diez años.

Pero ahora, cuando Itziar está embarazada, es cuando le entra la angustia: "que sí, tía, que sí, que mi madre no lo quiere reconocer pero me he informado. Al principio creí que estaba deprimida, pero lo que tiene es el síndrome del nido vacío".

Y hasta le ha enviado varios links de documentación a mi madre, con un par.

Y a mi madre le entra otro ataque.

Mi tía Arantxa es una mujer excepcional. Activa, buena, brillante. Y sí, adora su familia, y no, no ha trabajado ni trabaja fuera de casa, pero nunca ha dejado de tener su vida: su marido, sus amigos, sus planes.

A mi madre le hace gracia todo porque la llamada de Itziar ha tenido un "timing" perfecto: "Justo acababa de colgar a su madre. Resulta que tus tíos han decidido cambiar la cerradura de casa. Están hartos de que sus hijas entren sin avisar y de que les saqueen la nevera, que vayan a su casa a leer el periódico y a tomar coca-cola. Dicen que les van a pillar haciendo cualquier cosa. O que, simplemente, les van a interrumpir en plena vida..."

- O sea, que el nido vacío no está vacío y además es propiedad privada.

- Hombre, claro.

- Tú no estás deprimida, ¿no, mamá?

- No, Sol. Yo estoy feliz de que estéis por ahí, que sois todos muy plastas. Y si no cambio la cerradura es porque pierdo las llaves.

- Mira qué maja...

- ¡Venga, Sol, vete a tu casa!

 

P:D.: Este post está dedicado a Maite y a su madre.


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 13 Comentarios

Ayy dios, como me identifico con tu madre y con tu tía y eso que mis hijos tienen todos veinti pocos, pero claro yo divorciada y con más de cuarenta...¡que ganas de tener un nido vacío!

Gracias Lara por lo de perdidasnecesarioas

Esto es como lo de no querer cumplir años...si es lo mejor que hay...es síntoma de vivir!!
Pues lo mismo con lo de que los hijos se vayan de casa. Eso significa que tienen su vida, que los padres han sido capaces de inculcarles ese don de la independencia y saber sacarse las castañas del fuego solos.
Todo tiene algo positivo y es que hay que estar orgullosos de haber sabido educar bien a los hijos para enfrentarse al mundo por ellos mismos.
Eso si, los domingos, a comer paella en casa de mami.

No me importa que mis hijas tengan llave de mi casa
...lo que no quisiera es que mi mujer consiga una.

Sol, díle a tu generariz que hemos encontrado muy interesantes sus comentarios en la comeptencia (si se peude nombrar, Yo Dona)

Pasaba por aquí y me he quedado.
Estupendo blog y estupendas reflexiones!
gracias!

Sol,

dile a Itziar que lo que su madre tiene no es ese síndrome, sino el de la tercera edad. La potencialidad de abuelo la tenemos muchos, pero hasta que está encima....

LARA tiene hip hip hipo

:-)

Si es que los padres, además de padres, también son personas con su vida privada (como los hijos). Y ése es un concepto que a veces a los hijos les cuesta aceptar a veces. :)

lo siento se me ha quedado el dedo enganchado

El nido vacio se llena con cosas nuevas. La vida suele ser asi, perdemos cosas para ganar otras. Son pérdidasnecesarias.
Un beso

El nido vacio se llena con cosas nuevas. La vida suele ser asi, perdemos cosas para ganar otras. Son pérdidasnecesarias.
Un beso

El nido vacio se llena con cosas nuevas. La vida suele ser asi, perdemos cosas para ganar otras. Son pérdidasnecesarias.
Un beso

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal