La novia de papá

10 feb 2011

Sin papeles

Por: Paloma Bravo

Las.Vegas.Wedding.Photographer_full

(La foto es de Trey Tomsik. El precipicio, me temo, es de la pareja retratada).

Tengo un amigo excepcional: científica, empresarial, personal, emocional, política e intelectualmente. Está a punto de celebrar su cuarto aniversario de boda y él lo tenía claro: "Mira, Sol, a los gays de mi generación nos toca casarnos para consolidar un derecho. Luego, los siguientes que hagan lo que quieran".

No es mi caso, claro.

A mí nadie me ha negado el derecho a casarme con un hombre. Y, por lo tanto, no me da la gana de ejercerlo.

Al fin y al cabo -¡sorpresa!- yo ya me casé: en Las Vegas, sin disfraz de Elvis, sin convalidar los papeles. Con un exnovio motero.

(Esto no es un argumento para no casarme, es sólo una confesión impulsada por la nostalgia.)

Lo que quiero decir es que yo no me quiero casar con Pablo. Y no porque no le quiera.

- Sol, no te hagas...

(Pablo vivió en México un par de años y le salen los modismos de repente, a veces pegados a sus raíces machistas; y con esto no quiero decir nada sobre México, sino sobre el machismo impostado de Pablo que asoma cuando cree que puede colar).

- Mira, eres como todas. Todas queréis casaros, te pongas como te pongas. Tú dices que no porque te crees más lista, más progre, más tú. Pero fíjate que tenías tanta prisa que te casaste a los 20.

- Claro que me casé. Y me emborraché, y me tiré en paracaídas, y tomé drogas... Hice un montón de tonterías con cierto control. La prueba es que me casé sin consecuencias y sin romper nada.

- Hombre, Sol, le rompiste el corazón a Álvaro.

Un consejo: nunca dejéis que vuestras parejas conozcan a vuestros exnovios. Pablo y Álvaro (uno de mis ex, justo ese motero con el que me casé) se han hecho colegas por temas de trabajo. Yo no sé si le rompí el corazón, es más, juraría que su único corazón sigue funcionando con gasolina, pero es cierto que desde que lo dejamos no tiene pareja conocida y que, de vez en cuando, me toca irme con él de copas y escuchar sus historietas.

Sigo.

Pablo insiste en que soy como todas. El típico argumento masculino: "Dices que no para que yo te persiga y te convenza. Dices que no para que yo tenga ganas".

- Pues, la verdad, me da una enorme pereza que me persigas. Y más pereza todavía que tengas ganas de casarte. Pero, como lo que de verdad me mata de pereza es discutir, tú sigue con todas esas certezas y, mientras, seguimos sin casarnos.

Y aquí la liamos, porque a los tíos no les gusta nada que discutas como ellos: es decir, dándoles aparentemente la razón, sin discutir y, al mismo tiempo, sin modificar tu actitud ni tus argumentos. 

Así que Pablo se mustia durante unas semanas, con sus días malos y sus noches peores, tristón y silencioso.

"Como una mujer, vaya", me dice mi amigo Koldo cuando se lo cuento: "Cásate con él, Sol, no seas borde".

- Pero si yo no quiero y él tampoco quiere.

Como mi madre ya tiene club de fans en este blog, acudo a ella. Mi madre es una mujer inteligente, discreta y... Cuando quiere, bastante directa. "Sol, por favor, si vais a tener un hijo, os casáis, y si hace falta me echas a mí la culpa, le dices a Pablo que soy una clásica".

- Mamá, tú te has perdido los últimos 20 años. Los hijos de padres sin papeles no son parias ni nada parecido. No les miran mal en los colegios. ¿Te busco unas estadísticas para que te quedes tranquila?

- Que sí, Sol, pero tú te casas. Y lo haces por mí.

Para que veais que mi madre no es perfecta y que yo soy cabezota: no me caso, no, que no es por nada, pero me da pereza.

Mientras tanto, Pablo se ha informado: se lo ha currado para que le asignen en la redacción un reportaje sobre los derechos de "las parejas de hecho" según las distintas Comunidades Autónomas. Me va citando temas de pensiones, hospitales, asignación de vivienda... Y desconecto.

Sigue.

Y le corto: "Pablo, para separarse da igual si eres pareja de hecho, matrimonio o sin papeles. Hay que ir a un abogado o a un mediador y luego a un juez, así que..."

 - Sol...- con tonillo de impaciencia.

- ¿Me quieres decir algo con ese tono?

- ¿Y tú a mí? ¿Me dices ya que te quieres casar? Que puedes ir en vaqueros a la boda y seguir siendo guay, pero te quieres casar, que eres como todas...

- Pablo...

- Sol...

A partir de aquí voy a identificar las líneas de diálogo como en las obras de teatro para que no sea confuso:

Sol:  ¿Cuántos años llevamos viviendo juntos?

Pablo: Demasiados.

Sol: ¿Y tú crees que te quiero, Pablo?

Pablo: Uhmmm... Sol, no seas condescendiente.  Que yo no sé si me quiero casar, pero creo que tú sí quieres.

Sol: Si quisiera, sería contigo.

Pablo: ¿Y quieres?

Sol: Pablo, please, que más casados no podemos estar con la maldita hipoteca a medias...

A partir de aquí, agotamos el diálogo verbal y entramos en el corporal. Y lo inicio yo porque necesito callarle o estallaré de pura frustración.

Esta conversación ocurrió hace meses. Convencí a Pablo de que no querer casarme con él no era no quererlo. No lo convencí de que no todas las mujeres queremos casarnos, lo siento, no tengo tanto poder.

Y os hago otra confesión: si Pablo hubiera querido casarse de verdad, sin dudas, con argumentos sólidos y bien explicados (montar una gran fiesta con nuestra gente, tener 15 días de vacaciones para ir a Bali...), me habría hecho dudar.

Pero si era por reprocharme toda la vida que yo sí quería, por si acaso, por celos, por su madre, por el mundo, por su ex... Pues no.

En realidad, mi postura tampoco es sólida ni razonada: no me quiero casar, simplemente, porque me da mucha pereza (lo sé; es la enésima vez que repito el argumento, pero no tengo otro).

Cada uno que haga lo que quiera.

Y a mi amigo el del principio, a mi amigo Juan, que siga tan maravilloso y que disfrute de su chico y de su casa nueva con los hijos que le van a llegar prontito del otro lado del mundo.

 



Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 26 Comentarios

¡Yo no me quería casar!, llevo 15 años con mi pareja, pero hemos hecho en 15 años muchas cosas (económicas) juntos y por lo tanto nos decidimos a casarnos, (por lo civil, sin invitados, en vaqueros, sin anillos...) ya que lo que si teníamos claro es no tener problemas con las familias si nos pasara algo a alguno de los dos.
Según lo dicho, queda claro que pienso que si existiera un motivo para los interesados, si es necesario formalizar para evitar "problemas" o "crearlos"

Tengo 45 años, llevo 20 años de convivencia con mi compañero y padre de mis dos hijos, todos los fin de año es tradicion las uvas y que mi compañero me pregunte si me quiero casar siempre oye la misma respuesta de casamiento: NO cada año que pasa es peor porque se van juntando a dicha propuesta mis hijos, mis amigas. Pero yo lo tengo claro, JAMAS dejaré de ser soltera, va contra mis principios y mi ética.besos

prueba de negrita

No le hagas caso a tu madre, que yo se lo hice y fue mal: UNA Y NO MÁS, SAN NICOLÁS.

Me quedo con: "Y aquí la liamos, porque a los tíos no les gusta nada que discutas como ellos: es decir, dándoles aparentemente la razón, sin discutir y, al mismo tiempo, sin modificar tu actitud ni tus argumentos. " Ayy si las mujeres aprendieramos a discutir así...que bien nos iría.

No le hagas caso a tu madre, que yo me casé por ella y al final fue mal...UNA Y NO MÁS, SANTO TOMÁS.

Lo que más me ha gustado:
"Y aquí la liamos, porque a los tíos no les gusta nada que discutas como ellos: es decir, dándoles aparentemente la razón, sin discutir y, al mismo tiempo, sin modificar tu actitud ni tus argumentos." Ayyy si las mujeres aprendieramos a discutir así...qué bien nos iría.

@Amanda No es tanta chorrada mi entrada de hoy. Gracias a la negrita, Paloma puede matizar sus ideas mejor que nosotros, dando más peso a algunas oraciones que a otras. Luego que no se queje de que nuestros comentarios son demasiado básicos. No disponemos de sus mismas herramientas. Yo necesitaría también cursiva ¿tú no?
¡CUR-SI-VA, CUR-SI-VA!

Yo: -Pues estoy de acuerdo en que los homosexuales se casen.
Padre Toño: -Yo también.
Yo: -¡Ja!, ¿como dice eso?... ¡su institución se opone!
Padre Toño: --Si, pero yo en lo personal no.
Yo: -O sea que usted cree en la dignidad de las personas, en que es una preferencia o en la carga genética... ¿o en qué?
Padre Toño: -No. En nada de eso. Yo lo que digo es que si tantas ganas tienen, pues que se casen y se jodan como lo hacen los heterosexuales.
Yo: -¡Órale!... ¿y entonces lo del celibato?...
Padre Toño: -¿Porqué crees que lo defiendo tanto?... es un baluarte que tiene que permanecer. Ahora, que eso no quita que cada tanto visite a mis "sobrinos"... ¡jajaja!


PD (1): ¡Pablo en México se la ha de haber pasado padre!... yo me la pasé muy bien en España (a pesar de que ya iba casado).
PD(2): el Padre Toño tiene el mismo tamaño de bromista que el que tiene como magnífica persona.

Vaya Le Parisién, si no pones algo a diario rrrrevientas, aunque sea una sandez... Con todo mi amor, q es mucho, te digo: GET A LIFE!!!!

Pues a mi me pasa lo mismo, también me da una pereza horrorosa el follón -por no hablar de los gastos por sencillísimo que lo hagas si no lo haces absolutamente en secreto- pero también tiene sus ventajas. Por ejemplo: proteger a mi pareja.
No somos eternos y nunca se sabe lo que puede suceder. Así mi actual mujer estará más protegida si yo falto y su situación de trabajo actual sigue siendo igual de mala. Y, por ejemplo, tendría acceso a la sanidad pública, cosa que si se te ha acabado el paro no tienes, una pensión de viudedad si yo falto...
¿Que no son razones de enamorado? Discrepo. El amor no es solo pasión y follar como locos por mucho que eso nos guste a todos. Cuando te haces mayor, divorcio incluido, y ya has pasado por eso en otra relación hay cosas que también valoras y creo que la otra parte también. ¿O es que solo importa el otro si vive contigo? Y no me digáis que es lo mismo si te das de alta en el registro de parejas de hecho porque, al menos en Madrid, no es así. Las consecuencias legales o al menos la económicas no son las mismas que yo sepa.
En resumen, que nos vamos a casar -eso sí, de una manera muy sencilla- a pesar de que el follón me da calambre. Pero es que, lo juro, además estamos enamorados...

A mí también me daba mucha pereza lo de las bodas (especialemnte la mía, si se daba el caso) La cuestión es que mi chico es estupendo, y se lo merece todo. ¿Quieres que nos casemos? Pues nos casamos!! Y aquí estoy, metida en faena... Confieso que la pereza se ha esfumado y que estoy disfrutando con los preparativos. Quién me iba a decir a mí que esto sería divertido... Me caso en junio y estoy contenta.

A mi me ha gustado lo de "agotamos el diálogo verbal y entramos en el corporal"

@Paloma ¿Cual es el criterio que usas para meter negrita en tus textos?

¿Por qué tus lectores no podemos meter negrita también?

¡Queremos negritaaaaaaa! ¡Yaaaaa! ¡NE-GRI-TA, NE-GRI-TA!

A Alejandra, como no pude contestarla ayer procedo hoy:
Estimada Alejandra, el gusto es mío, no hace falta que se disculpe por opinar –aunque no vaya con usted el asunto-, pues este blog, creo, entre otras muchas cosas está “colgado” en un sitio de libre acceso como es El País para eso mismo; opinar libremente. Tampoco tengo intención de ir en su contra, pues de igual modo ni la conozco, ni sé con quién va ni donde está ni si fue alguna vez a algún lado, pero sí le puedo explicar muy gustosamente el significado que tiene ser “pija” (o pijo), además de manifestarle muy respetuosamente algunas aclaraciones sobre lo que escribí ayer y sobre lo que contestó vos. Vayamos por partes.
En primer lugar, le intentaré aclarar el significado de “pija”. Según la primera acepción del DRAE (que es la que a mí me interesa) lo describe así: pijo, ja. (De or. inc.). adj. despect. coloq. Dicho de una persona: Que en su vestuario, modales, lenguaje, etc., manifiesta gustos propios de una clase social acomodada.
No me negará usted que está descripción le va como al pelo a Sol, que no a Paloma pues no tengo el gusto de conocer, pero sí creo reconocer en esta definición a su personaje –Sol- por lo que escribe de ella en su blog y en su libro. Por tanto, mis comentarios iban dirigidos a Sol y no a Paloma, por lo que también creo entender que su defensa iba dirigida a este personaje de ficción y no al real, al que ya aclaró que no conoce, pues si no es así no se entendería ninguna defensa con argumentos de cierto peso.
En cuanto a la reflexión que hace sobre las mujeres me encantaría hacerle algunas consideraciones: claro que hay mujeres (y personas) que rompen con esquemas preestablecidos, estereotipos y prejuicios. Los esquemas que describe sobre las mujeres guapas o feas creo están más que superados, por lo menos en lo que se refiere a España y creo que más bien va en función de la educación recibida. Por otra parte, no me hecho una imagen de cómo es Sol aunque después de ver en fotografías a su autora podría bien establecer cierta similitud de parecido físico. Aún así, el gusto es libre y no diré, por pura caballerosidad, si Paloma me parece guapa o fea. Pero lo que si me atrevo a decir tanto de su personaje como de su autora es que poseen ambas una inteligencia bastante por encima de la media. Cosa que en ningún momento puse en duda en mis cometarios de ayer.
Lo de “progre” es un término que utilizamos acá para definir a personas de corte socialdemócrata. No encuentro nada malo en ello y le aseguro que no lo dije con ánimo de ofender si no en definir. Pero lo que sí me parece atrevido y hasta insultante es que Sol se declare anarquista. Que quiere que le diga, el anarquismo es una cosa muy seria con muchos años de historia y con una ideología, forma de vida y objetivos muy bien definidos con los que no se debería trivializar de manera tan superficial. De ahí mi afirmación de que tan solo es pura pose.
Decirle para terminar que entendiendo a este blog como un juego a dos bandas (lectores-autora) mi comentario tan solo tenía la inocente intención de entrar en el juego. Espero no haberla aburrido -pero si aclarado- con mis comentarios y perdone usted mi torpe redacción. Mis estudios son de los más primarios y mis conocimientos son en su mayoría autodidactas.


Saludos cordiales.


Sol, da tanta pereza casarse como divorciarse o separarse si no se está casado. Con la cantidad de papeleo que hay que hacer, el reparto de cosas, la custodia de los niños... mejor echarse un/una amante.

yo me casé por la iglesia, lo que no significa que fuese un bodorrio (100 invitados es una cifra muy discretita para las bodas que veo que montan el resto de conocidos). Me casé porque quería formalizar mi relación con mi novio, pero me parece estupendo que haya gente que decida no casarse, aunque no entiendo por qué en esos casos pierden privilegios que yo sí tengo por haber firmado un papel (días de permiso por enfermedad, toma de decisiones en caso de necesidad, ...)

Casarse puede ser un grito. De amor. Como el de tu amigo Juan que no solo ejerció un derecho. Como firma " Poemas de amor".

Pues otra perezosa... Aunque casada. Me explico:
Me case en agosto del anyo pasado. En vaqueros, por lo civil, sin anillos, con nuestro hijo...
Vivo en africa. Mi marido es africano.
Con un peque, siempre estuvimos de acuerdo que habia que formalizar la situacion.
No teniamos la opcion de optar a registro pareja de hecho.
En lo que nunca nos pusimos de acuerdo es en "el como". El, mi marido, queria dos bodas a lo grande, una aqui, otra en espanya... y a mi eso me daba (y me sigue dando) tal pereza que al final lo resolvimos por la via rapida... en el juzgado, un viernes, dos amigos como testigos, el peque con nosotros, salimos a comer los cinco, y para casa... ni viaje (esto reconozco que si que lo echo de menos), ni honeymoon, ni historias...
Sol, otra vez mas... no sabes como te entiendo

Si no es el tema boda, sera el tema hijos, sino sera porque te casaste con el/ella si sabias que..... sino sera... sera....
Yo estoy casado, y contento de estarlo, y me case con mi mujer cuando todo el mundo dejo de preguntar e intentar organizar nuestras vidas.
Solo espero saber seguir siendo igual, cuando el que este al otro lado, sea uno de mis hijos. Espero saber mantenerme al margen y no hacer lo que a mi no me gusta ahora.

P.D. Muy buena la foto. Efectivamente, casarse en un salto al vacio, nunca sabes si el paracaidas se va a abrir :)

Pues yo me casé por lo civil y sin traje de novia, principalmente por joder a mi suegra (lo de casarme, no el hacerlo por lo civil), que no me quería nada. Y así sigue, sin quererme, claro que yo tampoco la quiero a ella. Y nunca me refiero a él como marido, sino como pareja, compañero o padre de mi hija... O sencillamente por su nombre. Y en mi día a día y en mi convivencia el papel que firmé no me sirve para nada, igual que si no lo hubiese firmado.

Sería divertido...una boda en las Vegas....y cuando llegas a España..te dicen tu matrimonio no es válido....de nuevo a empezar jajaja

Casarse solo por enfermedad o accidente.. que dolor.. hay quien desea casarse y no puede, solo por manifestar amor..

Pues yo lo entiendo, a mi también me da mucha pereza, además en mi familia están todos divorciados...y no que piense que es genético, si no que no sirve para mucho. Y la verdad que en parejas heterosexuales hacerse pareja de hecho me parece una chorrada, que es casi lo mismo, pues te casas y ya está!
Es verdad que el único motivo por el que me pienso lo de "nos casamos o no" es el del caso de enfermedad o accidente. Por lo demás no nos ponemos de acuerdo, asi que... seguimos sin casarnos.

Pues yo lo entiendo, a mi también me da mucha pereza, además en mi familia están todos divorciados...y no que piense que es genético, si no que no sirve para mucho. Y la verdad que en parejas heterosexuales hacerse pareja de hecho me parece una chorrada, que es casi lo mismo, pues te casas y ya está!
Es verdad que el único motivo por el que me pienso lo de "nos casamos o no" es el del caso de enfermedad o accidente. Por lo demás no nos ponemos de acuerdo, asi que... seguimos sin casarnos.

Casarse??
Yo quiero, pero a la vez no quiero....
me da mucha pereza!
tengo un niño de un año, y estamos pensando en ponernos a por el segundo. La verdad que prima más que la boda.
mi madre se traumó cuando le dije que iba a ser abuela, y eso que ya estaba avisada de que podía ocurrir. Me dijo, de tu hermano me esperaba algo así, de tí no. Su hijo se casó y le montó el bodorrio tipical spanish de 250 invitados. Ahora me dice a mí, no te cases, si total, ya tienes a tu hijo.

Pero sí, es una lata que tu pareja esté en el hospital por una operación y que no te correspondan días, por no tener un papel. O que fallezca un familiar y una de lo mismo.

PD (el primer blog al que sigo diariamente, enhorabuena, y gracias por pegarte la paliza de poner una entrada cada día)

:o)) A veces diría que el blog lo he escrito yo. Divertido! Gracias!
Aunque últimamente he encontrado una razón para casarse: que no sean tus padres los que decidan en caso de accidente o enfermedad, sino tu pareja... Y eso, no es poco.

Bueno, estoy de acuerdo con tu amigo, sí que creo que ante un derecho tan, por desgracia, recientemente adquirido, hay que ejercerlo a tope para que se consolide, vamos, como con las abdominales, trabajarlas hasta que florezca la tableta de chocolate.
Yo me casé con un hijo de casi 3 años pululando por la ceremonia. No hace falta montar un bodorrio, y sí, da pereza, pero a mí, ya que nos casábamos, sí me apetecía una fiesta un poco especial y hacer un viajecito con la excusa.
El tema de las parejas de hecho va por comunidades, cosa que todavía no entiendo, y en Madrid, por lo menos, es más sencillo casarte que registrarte, porque además no tiene muchos efectos, por lo menos hace unos años que fue cuando lo miré con mi pareja.
El tema de los hijos, habiéndolo reconocido, tienen los mismos derechos que los habidos en el matrimonio. Ventaja del matrimonio, no le toca ir a la madre recién parida al registro, os aseguro que joroba bastante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal